2

Marshall Bluesbreaker MKI

Opiniones de usuario (1)
  • Raul Cabezali
    5
    Opinión de Raul Cabezali el 23/09/2018

    Lo mejor: Sonido de overdrive clásico, con un matiz marshallero muy interesante.

    Lo peor: La tapa de la pila suele perderse. Polaridad invertida.

    Otra necroreview... (cuántas llevo ya?)

    Remontémonos a principios de los 90. En el Corte Inglés me compro un ecualizador hi-fi Pioneer para el equipo de música a un precio de risa, puesto que estaba en exposición y lo estaban liquidando. Me costó 10.000 pesetas frente a las 30.000 pesetas o más que costaba nuevo.
    Lo llevo a mi casa, lo conecto, funciona de escándalo, todo bien, pero resulta que el formato es de rack 19" y mi equipo de música es formato "midi", un poco más pequeño, por lo que no cabe en el mueble y lo tengo de poner en la estantería aparte. Como obsesivo-compulsivo que soy, eso de tenerlo "fuera" me estresa, por lo que, a pesar de que me gusta cómo suena y todo lo demás, decido que no quiero tenerlo.
    Mi amigo Diego - gran músico y bajista, que por entonces estaba haciendo de guitarrista con la banda sevillana Strange Fruit - me ofrece venderme el pedal de marras. En ese momento se me ocurre ofrecerle el cambio, y acepta, por lo que pasa a engordar mi colección de cacharros de ruido para la guitarra.

    Pero vamos a lo que vamos: se trata de un pedal de overdrive de Marshall, de una línea de pedales que sacaron a principios de los noventa, entre los que destacaban el the Guv'nor, el Shred Master y el que nos ocupa, el Bluesbreaker. Éste era el menos "bruto" de la gama, con sonidos más aprropiados para blues o rock de raíces.

    Viene en un formato comparativamente grande comparado con el típico Boss, en una robusta carcasa de metal a prueba de todo. Lo único "malo" es la tapa de la pila de 9V, que no encaja bien y que tiene una facilidad enorme para perderse. Dispone de tres controles, los típicos drive, tone y level, los jacks de entrada y salida y la conexión para el adaptador. Aquí hay un punto negativo, y es que la polaridad es la contraria a los típicos pedales de Boss, así que no podrás ponerlo en daisy chain con el típico adaptador y otros pedales, necesitando un adaptador aparte (o bien una fuente de alimentación que permita invertir la polaridad). De todas formas también puedes usarlo con la pila de 9V, y, puesto que el consumo es ínfimo, la pila te puede durar meses de uso sin problemas.

    En cuanto al sonido, puedes tener desde un ligero overdrive hasta una distorsión muy transparente y moderada. Una delicia. Puedes usarlo como booster si lo conectas al loop de efectos del ampli con Level a tope y Drive al mínimo. Cuando está activado colorea ligeramente el ampli, "marshallizándolo" si se trata de un fender o similares.

    Los MK1 como el ex-mío se encuentran muy cotizados de segunda mano, sin que un servidor le encuentre la razón (salvo nostalgia de friquis y comercio de humo).

    Lo malvendí por la mitad de su cotización porque me hacía falta la pasta. Ni lo echo de menos, ni lo echo de más, pero hoy en día hubiera preferido no venderlo, aunque fuera para tenerlo en una vitrina. Putas perras.