Grabación

Review de Audio-Technica ATH-M60x, auriculares profesionales de monitorización

Audio Technica ATH-M60x

Descubrí la marca japonesa Audio-Technica a mediados de los 2000, cuando empezaba a hacer mis primeras grabaciones en estudio, y me sorprendió muy gratamente un pequeño micro de lápiz llamado AT450. Aluciné con la calidad del sonido en relación a su precio. De ahí fui interesándome más y más por sus productos, hasta contar hoy en día con una amplia variedad de microfonía dinámica, de condensador e incluso inalámbrica en nuestro fondo de armario para estudio y directo.

Los Audio-Technica ATH-M60x, que he podido analizar a fondo, son unos auriculares profesionales de monitorización, con un sonido preciso y gran comodidad, muy apropiados para largas sesiones en el estudio y aplicaciones móviles, como giras o broadcasting. recibieron este pasado enero un Premio a la Excelencia Técnica y Creatividad en el NAMM Show y es un producto relativamente nuevo —lleva apenas un año en el mercado—. 

Primeras sensaciones 

Los auriculares vienen acompañados de una bolsa protectora para su transporte y almacenaje, y tres opciones de cable desconectable: dos cables rectos de 1,2 y 3m, y un cable espiral extensible entre esas mismas medidas.

En las manos, la construcción es muy sólida: son compactos, ligeros (apenas 200 g) y los materiales tanto plásticos como metálicos transmiten sensación premium. Me gusta que no tengan la movilidad 360º de otros modelos de la serie Mx, que a menudo se hacen un poco complicados de colocar cuando una aurícula queda girada.

Lo primero que realmente me llamó la atención es el tamaño de las almohadillas. Son sorprendentemente pequeñas para lo que uno está acostumbrado a ver en auriculares cerrados. Al colocármelos, no llegan a cubrirme completamente la oreja (me sobresale el lóbulo por debajo). A pesar de ello, son muy cómodos y el aislamiento acústico es espectacular

Cotejando opiniones con compañeros, sí he de decir que pueden ser incómodos para algunas personas: uno de ellos a los pocos minutos ya notaba molestias en la zona del tubérculo auricular… si se traslada esto a la posibilidad de estar bastantes horas escuchando música, podría llegar a ser un problema para él. Si sois de usar tallas grandes en general, os recomendaría una prueba antes.

Sea como sea, entiendo que Audio Technica ha buscado un compromiso entre tamaño y comodidad, y lo cierto es que para aplicaciones móviles son ideales por tamaño y peso. 

ATH-M60x cables

Especificaciones

Tipo Cerrados dinámicos
Diámetro del driver 45 mm
Imán Neodimio
Bobina CCAW (alambre de aluminio revestido de cobre)
Respuesta en frecuencia 15 - 28.000 Hz
Potencia máxima de entrada 1.600 mW a 1 kHz
Sensibilidad 102 dB
Impedancia 38 ohms
Peso 200 g sin cable ni conector

Al lío: ¿cómo suenan?

La pregunta que me hago siempre al “testear” un producto es ¿para qué es? Puede parecer obvio, pero es indispensable tener muy clara la aplicación real de cualquier producto para poder concentrarse en lo que realmente necesitas saber, y dar una opinión válida y útil. 

Para mí, unos buenos auriculares de monitorización deben ser capaces de transmitirme toda la información que me transmiten mis monitores en el estudio, esto es: planos de mezcla, ecualización, espacialidad… además de aportarme detalles extra en cuanto a matices que me pudiesen haber pasado desapercibidos en mi escucha habitual, y la sensación única de inmersión que sólo proporcionan, obviamente, los cascos. Si me planteo unos cascos para llevármelos de bolo, doy también mucha importancia a la construcción compacta y robusta, el tamaño y peso, el aislamiento y la resistencia de los materiales.

En un mundo ideal, sería genial encontrar unos cascos que me permitiesen mezclar un disco con la tranquilidad que tengo en la sala de mi estudio. Podría optimizar mucho más el tiempo que paso fuera por motivos profesionales. Pero, hasta el momento, nunca había encontrado el producto que me transmitiese esa sensación… insisto, hasta ahora. Después de un par de semanas  no solamente escuchando música, sino revisando las mezclas de mis últimas  producciones, puedo decir que me atrevería a mezclar un disco usando solamente los ATH-M60x, y creo que el resultado podría ser tan digno como el del resto de mis trabajos. No soy de tirarme así a la piscina, pero es la sensación sincera que tengo a día de hoy. Me explico: a nivel de respuesta de frecuencia, se asemejan muchísimo a la escucha “plana” que todos buscamos en nuestros monitores de referencia (pongo plana entre comillas, porque es un término un poco usado a la ligera y que a veces lleva a confusión). Esto se traduce en una excelente definición en todo el espectro de frecuencias medias y medio-agudas. Tal vez noto una pequeña caída sobre los 300-400 Hz, zona que en mis mezclas ya suelo tener bastante controlada, aunque no está de más tenerlo en cuenta de cara a evitar pecar de un exceso de energía en esa zona. No percibo un realce artificial en frecuencias agudas, típico en auriculares o sistemas hi-fi, y se nota ese punto ligeramente “hiriente” para los oídos en la zona de 3 - 4 Khz que, al menos a mí, me transmite cualquier escucha plana.

Audio Technica ATH-M60x

Hasta aquí, todo muy muy correcto. Pero sin duda, lo que más me gusta de los ATH-M60x: hay una definición excelente en la zona de graves e incluso subgraves. Repito: ¡excelente! Hasta ahora nunca he usado unos cascos que me permitan notar esa definición en esa zona del espectro, incluso a un volumen bajo o medio. Llevo muchos años trabajando con subwoofer en el estudio, para mi es indispensable sentir la zona baja del espectro de manera precisa y definida. Y los M60x me permiten tachar por fin ese factor de la lista de handycaps a la hora de mezclar correctamente cualquier canción con auriculares.

Más aspectos destacados: partiendo del mismo volumen de salida de la fuente de audio, suenan más fuerte que cualquier otro auricular de los que tenemos por el estudio. Entiendo que esto se debe a una muy baja impedancia de entrada (38 Ohmios). No es de por sí algo positivo o negativo, simplemente es algo que hemos percibido y que, por poner un ejemplo práctico, nos permite escuchar música des del móvil a un muy buen nivel sin necesidad de subir el volumen demasiado, evitando así posible distorsión.

Por último: destacar nuevamente el excelente aislamiento acústico. No es necesario tener los auriculares a todo volumen para sentirte completamente aislado del ruido exterior. Muy recomendable para largas horas de escucha y esencial para aplicaciones en directo. Lo mismo ocurre con el aislamiento de dentro hacia afuera, muy interesante cuando grabamos músicos que necesitan la claqueta a todo volumen y tocan muy flojo (esa terrible combinación que tantos dolores de cabeza ha dado, seguro que muchos sabéis de qué hablo).

Conclusiones

Importante: ten en cuenta que si estás acostumbrado a un sonido más hi-fi, con agudos súper brillantes y subgraves exagerados, tal vez no te gustará como suenan, y deberías escoger otro tipo de producto. Asimismo, si eres de tallas XL, te recomiendo que te desplaces a una tienda física y los pruebes: tal vez el tamaño de estos cascos no sea el ideal para tí.

Para mi, son una excelente elección si lo que buscas son unos cascos de referencia para tus mezclas y grabaciones, así como unos buenos compañeros de viaje para tus giras. Sin duda son uno de los mejores productos que he probado hasta el momento, y con un precio de venta a público que ronda los 180€, creo que tienen una de las mejores relaciones calidad precio en el mercado actual.

 

Enlace al fabricante | Audio-Technica ATH-M60x

Gerard Cabot
EL AUTOR

Casi 20 años sobre los escenarios y técnico de sonido profesional desde hace una década. Copropietario de Sònica y Red Factory Studio. Enamorado del rock en todas sus vertientes.

¿Te gustó este artículo?
10
Hispasonic en InstagramSíguenos
Comentarios

Regístrate o para poder comentar