Asumir lo invisible: ceguera, oído absoluto y el escape de la burbuja visual

"Para la mayoría de las personas, los sonidos son invisibles, y mi trabajo, mi misión es hacerlos visibles. Cierra tus ojos y escucha un poco; permítete a ti mismo ser transportado por el sonido y escapar de esa burbuja visual que lo toma absolutamente todo y que de vez en cuando"

Hay historias que merecen ser escuchadas y replicadas una y otra vez, como la del uruguayo Juan Pablo Culasso, de la que hace unos años me enteré debido a su participación en una conferencia asombrosa que os comparto a continuación, donde lo invisible se hacía vida pura en el sonido a través de una experiencia de escucha única y bastante inspiradora.

Culasso se presenta como un grabador de sonidos, dedicado especialmente a los sonidos de especies de la naturaleza. Es ciego de nacimiento, lo cual, según cuenta, lo llevó a desarrollar de una forma más profunda su percepción auditiva, logrando una impresionante habilidad para reconocer los sonidos, sumergido en su experiencia acusmática, sin siluetas visuales respecto a las fuentes, pero con una claridad impresionante sobre los sonidos en sí.

"Yo trato de capturar la esencia de estos lugares (naturales). Si voy a una selva tropical, quiero grabar la lluvia, el trueno, etc. Aquellos sonidos que sean realmente emblemáticos de esos lugares"

Esto se refleja de entrada en su forma de aprovechar la grabación de campo, la cual según cuenta, lo cautivó desde los 12 años, y desde su adolescencia no ha parado de hacerlo–. Esta práctica es aquí ante todo un proceso de escucha, de localización, atención e identificación de los sonidos, especialmente las aves, que son su mayor afición y de las cuales logra distinguir más de 400 especies diferentes, solo con escucharlas.

Y con distinguir hablo de un oído absoluto capaz de identificar las notas y las secuencias melódico-rítmicas del canto de las aves que escucha, como se puede apreciar en el siguiente video. Esta facultad lo llevó incluso a participar en Nat Geo en un programa llamado Super Cerebros, donde le hicieron tributo a su trabajo mediante una exploración de sus actividades resultado de la capacidad que, según cuenta, ha desarrollado naturalmente durante años.

Su ejercicio de escucha es riguroso y expandido. “Me dejo guiar por mis oídos” dice; y enfatizo en eso de "guiarse", porque como bien comenta, su habilidad lo ha conducido en la vida, y no llegó así no más, sino que la fue desarrollando progresivamente conforme iba explorando ese reino de lo auditivo que cada día conforma más activamente su realidad. Sin duda un ejemplo para todo aquella persona con oídos, capaz de invitarse a la escucha en su perspectiva más activa y atenta, de paso encontrando cierta plasticidad en la capacidad de la escucha que abre un sin fin de nuevos caminos para el oyente.

Es interesante también cómo remarca la importancia no de la mera grabación, sino de la contemplación misma de los sonidos, la detención en la oscuridad, una marcada fijación a lo invisible, que bellamente expresa cuando dice que "cada grabación es una historia", y no porque sea una construcción narrativa de sonidos en el tiempo, sino ante todo porque proviene de la experiencia de la escucha, de la vivencia misma del sonido, donde "dejamos de ser un mero espectador" y nos identificamos como procesos activos dentro de la dinámica misma del paisaje sonoro.

"Para mi oír está dentro de cada persona, solo que es algo que está adormecido"

Y… ¿Qué tanto nos preocupamos por “despertarlo”? ¿Qué tan invisibles somos? ¿Qué tanto escuchamos sin más? ¿Cómo desarrollamos nuestro sentido de la audición? ¿Cuanto pasamos en la oscuridad del universo sonoro? ¿Realmente conocemos el sonido cómo podríamos? ¿Te has preguntado cómo alcanzar más profundamente la escucha?

Hemos de cerrar los ojos más a menudo.

Miguel Isaza
EL AUTOR

Miguel se define como un oyente e investigador que relaciona la filosofía, el arte, el diseño y la tecnología del sonido. Vive en Medellín (Colombia) y es el fundador de varios proyectos relacionados con el diseño sonoro, como Infinite Grain, ÉTER, Designing Sound y Sonic Terrain.

¿Te gustó este artículo?
11
Comentarios
  • #1 por rod_zero el 07/08/2015
    yo por eso si perdiera algo sería la vista, para concentrar todo en mi oido.

    A veces me gusta tocar con las luces apagadas para alcanzar un efecto similar.
    2
  • #2 por vagar el 07/08/2015
    Experiencia impactante y aleccionadora, gracias por compartirla.

    Al impartir clases de educación del oído he experimentado alguna vez con reducir la iluminación de la sala para favorecer la concentración auditiva.

    Vivimos en una sociedad visualmente abrumadora, llena de estímulos que pelean violentamente por nuestra atención. A veces conviene desenchufar y poner nuestra atención en la información que recibimos a través del resto de los sentidos.

    En un músico es vital ser capaz de poner el tímpano en carne viva, ser todo oídos. Si además es intérprete, la concentración en las sensaciones corporales es también fundamental.
    1
  • #3 por carlitus el 07/08/2015
    El chiste fué bueno.
    :hispasonic:

    Por acaso , no me sorprede. Mi amigo Miquel era no visual. Menudo oido tenía , tiene.

    Una imagen puede ser un sonido, o un paisage sonoro., para los que vemos., solo si atendemos.
    Lo tuyo es fácil, lo tienes todo.; imagen / sonido. (se lo preguntaré a miqui).

    ¿Dónde vés la imagen..? Si podés explicarte para videntes.

    Gracies, nen. Cienabrassos.
  • #4 por Danbeg el 08/08/2015
    Impresionante!
  • #5 por Julius@Wikter el 08/08/2015
    Sin duda, la vista es demasiado lenta tiene que abarcar demasiado y depende de la luz, la velocidad y sensibilidad del oído es muchísimo más bestial, y por desgracia nos centramos demasiado en los umbrales de sordera... gracias por el artículo!
    1
  • avatar
    #6 por --533905-- el 10/08/2015
    #5

    ¿La vista lenta? Es mucho más rápida que el oído, por eso vemos el rayo antes de escuchar el trueno.

    ¿Sensibilidad inferior? Si, sólamente 340 Terahercios de espectro respecto a los menos de 20 Kilohercios.

    ¿Depender de la luz? Pues claro, la luz visible a una intensidad perceptible, al igual que el oído depende del espectro de frecuencias y la intensidad.

    El aparato visual en el ser humano es muchísimo más avanzado que el auditivo.
  • avatar
    #7 por --533905-- el 10/08/2015
    #1

    El hecho de quedarse ciego no implica volverse un superdotado con el oído, son casos muy puntuales, un hecho muy romántico típico de Hollywood. La realidad es que quedarse ciego es una p*tada como una casa y por lo general la vista es el sentido que más preocuparía a la gente perder.

    Hay muchas encuestas sobre ello, y por lo general entre el 70-80% preferiría ser sordo a ciego.


    Aunque si que es cierto que los ciegos desarrollan más otros sentidos lo de este hombre es lo menos habitual

    Es como pensar que el hecho de nacer autista te va a convertir en un genio de las matemáticas y te forrarás en Las Vegas contando cartas.
    1
  • #8 por PHONORAMIKA el 11/08/2015
    Increible el tio! Vaya descubrimiento de personaje, gracias por compartir estos videos.
    1
  • #9 por iglú el 12/08/2015
    Es posible que FBT tenga razón diciendo que la vista es más sensible y rápida. Pero pienso que eso no favorece a procesar razonablemente el estímulo. Es mucho más fácil pensar escuchando que pensar viendo. Por eso pienso que el escuchar es mucho más importante que el ver, permite mucho mas interiorizar el mensaje, con mas facilididad.
  • #10 por jBetances el 12/08/2015
    #6

    1.No es que el ojo es más sensible que el oído porque primero se vea el trueno. Es que la luz viaja más rápido que el sonido.

    2. El espectro visible es de apenas una octava cuando mucho. El espectro audible es de 10 octavas.

    3. Es verdad. La vista es mucho más avanzada que el oído, pero nada tiene que ver con los argumentos que esgrimes.
  • #11 por JLC el 13/08/2015
    muchas gracias
    1
  • #12 por Julius@Wikter el 14/08/2015
    #6
    - El ojo funciona mal la mitad del día, necesita luz, sirve para analizar el entorno, el entorno por sí mismo no emite luz.
    Cierto, tenemos linternas y hay seres vivos que emiten luz.
    - Percibe a escasos 1/15 de segundo, es decir, cambios más rápidos no los puede interpretar.
    - Como ya han comentado, la amplitud del espectro que percibimos visualmente es muy reducida.
    - Apenas tenemos un cono de 180º con la vista, y no podemos mirar a varios objetos a la vez a nuestro alrededor.

    No dudo que haya insectos que dominen mejor el arte de la visión que el ser humano, pero está claro que a nosotros se nos desarrollaron mejor ciertos sentidos, quizás los relacionados con el estar escondidos y no ser presas, con trabajar en grupo y con identificar peligros, un rayo entre ellos: el tacto, el olfato, el oído y la inteligencia, pero que los sepamos usar correctamente no depende del código genético, sinó del último "sentido" o habilidad.

    En resumen, la vista en la naturaleza te da ciertos datos, pero por lo general, la vista acaba siguiendo al oído: oyes un pájaro y luego lo buscas. Oyes algo que cae, miras. Difícilmente se da la situación inversa... bueno, sí: en internet. Primero miras, tocas, y luego escuchas, totalmente al revés.
  • #13 por Optimuff Prime el 14/08/2015
    Me parece una estupidez hacer un campeonato dialéctico en torno a si es mejor la visión que el oído o viceversa...
    Son más sexy las morenas? Las pelirrojas? Las rubias?...
    Pero qué manera de llevar las cosas a extremos.
    Amén de que algunos argumentos que defienden la supuesta superioridad del oído frente a la vista son, además de infantiles, inexactas.
    Me gustaría ver a un ciego conducir un coche.
    Me gustaría ver a un sordo en un sitio peligroso, como una selva o una guerra moderna...
    Ambos sentidos son diferentes y ambos son geniales!
    Barça/Madrid, PP/Psoe, Blanco/Negro... Siempre buscando la confrontación.
    Me quedo con el mensaje inmediato del artículo: Unos ojos cerrados pueden favorecer que escuches con mayor atención.
    Punto.
    Porque ni oye el oído, ni ve el ojo.
    Ambas percepciones se llevan a cabo en diferentes zonas del mísmo sitio: NUESTRO CEREBRO!
    1
  • #14 por Julius@Wikter el 14/08/2015
    Son maneras de ver las cosas...