El oído te engaña: mezcla (también) con la vista

07/05/2012 por Antonio Escobar

El sentido del oído funciona de forma comparativa y es adaptativo, por lo que compensa lo que escucha todo el tiempo. Es fácil hacer la prueba. Escucha durante varios minutos tu canción favorita re-ecualizada con los agudos muy exagerados. Al poco rato te acostumbrarás y cuando vuelvas a dejar la ecualización plana verás como todo te suena carente de agudos.

Cuando llevas muchas horas trabajando, o cuando el entorno no es el más conveniente, el oído tiende a cansarse por lo que uno de los métodos más sencillos para ir controlando el proceso es basarnos en otro sentido, en este caso la vista. Para ello, existen algunas herramientas muy útiles, entre las que destacan los analizadores de espectro.

Esta entrada es parte del temario de los dos workshops exclusivos de mezcla para música electrónica y mezcla para música acústica que impartiré el mes que viene en Madrid. Más información en http://antipop.es/blog/index.php/2012/05/workshop2012/

El analizador de espectro es una herramienta que sirve para monitorizar qué frecuencias y en qué proporción está sonando en un intervalo de tiempo dado. Generalmente, consiste en una gráfica en la que en el eje Y se representa en dB, siendo el valor máximo 0 dB, y en el X la frecuencia, típicamente entre 20 Hz y 20 Khz a una frecuencia de muestro de 44.1 Khz.

La distribución de las frecuencias en el eje X suele ser logarítmica, dado que el oído humano no reacciona de igual manera a todo el espectro, siendo más sensible a las frecuencias agudas que a las graves. Si observáis el gráfico, más de la mitad del espacio es dedicado al rango 20 Hz-1Khz, mientras que en el resto se aglutina todo el rango 1Khz-20Khz.

Otro truco que usan los analizadores de espectro es el rebalanceo de la señal que muestran, compensando los extremos del espectro. Una gráfica típica sin compensar sería algo así:

Como podéis observar, el espectro tiene mucha más información en graves que en agudos, lo que hace que tenga un aspecto de “pendiente decreciente”, que dificultad la legibilidad. Para compensar esto, algunos programas incorporan un parámetro denominado “pendiente” (slope). Aquí un ejemplo con un ajuste de +4.5 dB:

De esta forma es más sencillo entender y comparar el contenido espectral visualmente.

Analizar y comparar espectros es una forma muy interesante de ver si tu mezcla se va a trasladar correctamente o si sigue las convenciones de cierto estilo, pero NUNCA debe sustituir al oído. Aunque esto da para más de un artículo.

0
Comentarios
  • #1 por Endika el 07/05/2012
    Muy bueno! otra cosa que estaria de lujo seria un tutorial para aprender a configurar el Penguin audio meter como analizador externo al secuenciador...
  • #2 por Antonio Escobar el 07/05/2012
    Para eso puedes usar SPAN, que además es gratis.
  • #3 por -EaRDRuM- el 07/05/2012
    Gracias Antonio!! Creo que esto es una regla basica en la mezcla que todo el mundo debe tener en cuenta. :ook:
  • #4 por ranks el 07/05/2012
    Para eso está el descanso. Es VITAL que se pare a descansar cada x tiempo cuando se trabaja, y no trabajar a niveles de volumen muy elevados, salvo en ocasiones para chequear, ya que agota más rápido nuestro oído...al fin y al cabo es un músculo y si estás todo el rato haciendo pesas no te pones más fuerte, sino que te desgastas y no regenera nuevo tejido. El oído es igual. Es cierto que una referencia gráfica es de mucha ayuda, pero lo que debe prevalecer en nuestro criterio siempre es la oreja, eso sí, descansada. No he dicho nada nuevo, simplemente es algo que todo el mundo sabe o debería saber...
  • #5 por Sabishii el 07/05/2012
    Aunque nunca debe sustituir el oido. Para mi es un vicio mezclar y mirar el espectro cada unos tantos minutos :ook: Y es que el proceso de mezcla no dura de 2 a 3 minutos si no de varios minutos, horas y hasta dias(en caso extremo). No puedo confiarle todas esas jornadas a mis pobres oidos.

    Mi mezcla seria un asco aparte de que no tengo del todo talento para esto :desdentado:

    Saludoos desde Chile Antonio. See Yaaa 8-)
  • #5 por guerryjazz el 07/05/2012
    interesante, quien tuviera 400 pavos para ir a esas clases..
  • #7 por PFL el 07/05/2012
    Hola Antonio, gracias por tu articulo. El título genial, atrae al debate.
    Yo añadiría un truco, a mí me funciona. En sesiones de mezcla suelo antes de trabajar y en diferentes momentos durante el proceso es "equalizarme" los oídos, como digo yo. Se trata un poco de lo mismo pero fijándome en los resultados del analizador antes y compararlos después. También me pongo un cd de música de referencia de vez en cuando, para saber y comparar si mis oídos están sufriendo algún tipo de mala costumbre. Todo esto sin duda lo hago como referencia y no me baso al 100 por 100 de los resultados, solo como una guía más en determinados momentos.

    También puede ser bueno comparar dichas curvas con un cd de otro artista que te haya gustado su sonido para tu producción. Puede ser a veces una buena referencia, teniendo en cuenta por supuesto todas las diferencias que conlleva cada una.

    Saludos.
  • #8 por Antonio Escobar el 07/05/2012
    Sí, coincido en que descansar y usar referencias son otros trucos fundamentales (más importante descansar).
  • #9 por ivandruping el 07/05/2012
    ¡Que pedazo de verdad! Sobre todo, cuando has destrozado un tema por rizar el rizo por causa de la memoria auditiva. Como citan algunos, un oído fatigado es fatal.

    Muchas veces menos es más...
  • avatar
    #10 por --26171-- el 07/05/2012
    Yo trabajo (restauración) casi más visualmente que de oído.
  • #11 por Endika el 07/05/2012
    Gracias Antonio , tienes razon con el SPAN sera igual de bueno.
  • #12 por josubepau el 07/05/2012
    Genial, muchas gracias por el artículo. No es muy completo, pero por lo menos es un punto de partida para adentrarse en el tema, seguir informándose y desarrollar los conocimientos sobre el tema. Intento hacer grabaciones caseras y este tipo de aplicaciones me resultan interesantes y altamente útiles. Algún link de confianza para el Span? No encuentro la aplicación de la que habláis. Gracias.
  • #13 por Antonio Escobar el 07/05/2012
  • #14 por PedroAntonio el 07/05/2012
    Muy bueno Antonio,,,,tus post siempre de obligada lectura.

    Un saludo.
  • #15 por Plexus el 07/05/2012
    Buen articulo. Yo desde hace tiempo que tanto un analizador de espectro como un analizador de onda son fijos en mi monitor secundario. Cada cierto tiempo, vistazo :D

    Me ahorra muuucho tiempo en el master final si durante la producción vas ajustando sobre la marcha las freqs que mas canten.
  • #16 por paosciante el 07/05/2012
    curioso... siempre había leído que mezclar con los ojos es un muy mal vicio. Yo suelo usar el analyzer del ChannelEq de Logic (jeje, me hace el apaño)... aún así, cuando mezclo no sé lo que hago la mitad del tiempo...
  • #17 por ArquitectoAcero el 07/05/2012
    Excelente aportación.
    No hace mucho se me ocurrió en otro post decir que el analisis visual del espectro sonico era una muy buena herramienta y alguno se me tiró al cuello despreciando esta forma de trabajo y diciendo que el oido lo era TODO.
    Saludos,
  • #18 por Sr. Brocoli el 07/05/2012
    Yo sigo opinando lo mismo, que a veces el uso de la vista perjudica más que ayuda. Hay que dejar descansar el oído, o si estás mezclando batería cambiarse a mezclar guitarras u otro instrumento, aunque de igual manera ya estás distorsionado por el vicio del oído. Recomiendo escuchar cd's maestros dentro del estilo para ver si necesitan un descanso tus oídos. Simplemente es eso y si tienes que hacer la mezcla "para ayer" pues ponte con efectos u otra cosa o sigue con EQ's pero sabiendo que al día siguiente tienes que volver a echarle una escucha y de seguro notarás que hacen falta algunas correcciones.
  • #19 por answer el 07/05/2012
    Hola, antonio!
    Tengo una pregunta, comentas que el oido es: "más sensible distinguiendo frecuencias graves que agudas". ¿eso no sería al revés?, bueno, más que al revés, sería más sensible a las medias/altas. De ahí la descompensación gráfica en las partes bajas. Necesitarían mas volumen para poder percibirlas al mismo nivel que las medias por ejemplo.. ¿O me estoy equivocando en algo?
    Saludos y gracias por el artículo!
  • #20 por Antonio Escobar el 07/05/2012
    Si te fijas, usamos la mayor parte del espectrómetro para el rango de 20 Hz a 1 Khz, eso es porque podemos distinguir más MATICES entre esas frecuencias, lo que no quita que necesitemos más energía en los graves para una percepción equivalente en los agudos.
  • #21 por Pablo Isidro (Ginnko) el 07/05/2012
    Muy util, es algo que deduje hace tiempo cuando tendía a subir la ecualización de los agudos en el master.

    Ahora vigilo de no caer en esa trampa cuando masterizo :D
  • #22 por Juan de Dios Martín el 07/05/2012
    :bananaguit:
  • #23 por J.Gabriel Navalón el 07/05/2012
    Pues es un gran consejo, es de gran ayuda para complementar a lo que oímos, que puede ser engañoso... yo de un tiempo hasta hoy miro mucho el analizador de espectro de mi equipo, sobre todo con mezclas en las que llevo mucho tiempo, cuando no lo hago siempre tiendo a recargar los graves en exceso sin darme cuenta.

    Si que es cierto que el cerebro "desconecta" de forma automática determinadas frecuencias muy constantes, de ese modo nos acostumbramos cuando vivimos cerca de las vias del tren, ó pasamos mucho tiempo en una fábrica, desconectamos esas frecuencias molestas para permitirnos prestar más atencion a otras.

    Muy bueno éste hilo!! :birras:
  • #24 por buendiainside el 07/05/2012
    Muy útil y clarificador, gracias.

    En mi caso, utilizar un DAW me enseñó a visualizar la música que hacía, al igual que, en su época, visualizaba un "tetris" en cualquier parte... :mrgreen:
    Lo mismo desde que usé por primera vez un analizador. Es una gran herramienta y muy reveladora, sobre todo en esos momentos que sobrecargamos nuestros oídos, aunque también preferiría descansar y volver a analizar en reposo. ;)

    Saludos.
  • #25 por igny el 07/05/2012
    Todo un lujo. Muchas gracias por las aportaciones.

    Salut