Informática musical

Kazrog lanza Recabinet 3

Kazrog ha lanzado la tercera versión de Recabinet, un efecto virtual orientado a la simulación de altavoces para bajo y guitarra.

Recabinet 3 cuenta con un total de 20 altavoces virtuales, ocho opciones de micros diferentes y procesamiento a dos canales internos. Integra un ecualizador de dos bandas para cada canal y varias opciones para controlar el posicionamiento de los micros. Cada ecualizador ofrece también filtros pasa altas y pasa bajas, además de control de ganancia general. 

Recabinet está disponible ahora mismo desde la web oficial a un precio de $129,99. Funciona tanto en Windows como en Mac y soporta formato VST, AU y RTAS. 

Miguel Isaza
EL AUTOR

Miguel se define como un oyente e investigador que relaciona la filosofía, el arte, el diseño y la tecnología del sonido. Vive en Medellín (Colombia) y es el fundador de varios proyectos relacionados con el diseño sonoro, como Infinite Grain, ÉTER, Designing Sound y Sonic Terrain.

¿Te gustó este artículo?
0
Comentarios
  • #1 por Tony Correa el 16/02/2011
    Por ese precio podria traer unos cuantos impulsos mas.
  • #2 por cormiacrucorax el 16/02/2011
    Eso depende Tony... lo q más suele fallar en programas como Amplitube o Guitar Rig(a parte de una simulación creíble de las cualidades de las válvulas y de las propiedades de la saturación por volumen... aunque Fractal Audio parece haber solucionado esto)es la simulación de las pantallas, los micros (y su posicionamiento) y los recintos donde se graban. Osea, tienes razón, si no aporta nada nuevo es caro y sin un uso real... pero si se acercan más a la realidad que hasta ahora en los aspectos mencionados... Bienvenido sea!!!
  • #3 por Dr. Josef el 16/02/2011
    Una caca de la vaca.
    Muy bonito el diseño, pero los impulsos se han obtenido de la misma manera que se viene haciendo desde hace un montón de años.
    Innovación cero y sonido cero patatero.
    Esto suena incluso peor que los impulsos que se pueden encontrar de manera gratuita. Ni graves ni agudos ni nada. Más plano que la llanura de Senegal.