Informática musical

Sound Doodle para Mac, un juguete virtual para manipular sonidos

El desarrollador y diseñador de sonido Andrew Spitz ha lanzado Sound Doodle para Mac, una aplicación gratuita que permite procesar y manipular sonidos mediante garabatos y formas inusuales de control.

La aplicación dispone de opciones básicas de edición y procesamiento, incluyendo reversa, variación de pitch, entre otros. Pero la cosa no se queda ahí. En el sistema se han incluido cuatro módulos de efectos, los cuales pueden ser conectados literlamente haciendo garabatos en la aplicación. Además cada uno de los módulos ofrece su única forma de controlar los procesos.

Efectos incluidos

  • Tapz - Delay multi-tap estéreo con control de cada tap con deslizadores de color.
  • Verbz - Reverb con control gráfico
  • Rez - Filtros combi y resonadores
  • Grainz - Procesamiento granular con un sistema especial para control de "partículas"

Y por si fuera poco, los efectos pueden ser mezclados de forma gráfica en un mezclador dedicado. Más que interesante para cualquier interesado en procesar sus sonidos de una forma única, y de paso muy divertida.

Sound Doodle  y puede descargarse ahora mismo desde la web oficial. Funciona únicamente en Mac.

Miguel Isaza
EL AUTOR

Miguel se define como un oyente e investigador que relaciona la filosofía, el arte, el diseño y la tecnología del sonido. Vive en Medellín (Colombia) y es el fundador de varios proyectos relacionados con el diseño sonoro, como Infinite Grain, ÉTER, Designing Sound y Sonic Terrain.

¿Te gustó este artículo?
0
Comentarios
  • #1 por gcgproducciones el 29/03/2011
    Probemos...
  • #2 por capitan chistorra el 29/03/2011
    interesante
  • #3 por avegauda el 29/03/2011
    muy divertido!
  • #4 por metcom el 29/03/2011
    "juguete virtual para manipular sonidos" muy curioso, muy curioso :-k
  • #5 por monosonic el 30/03/2011
    La puta! solo para mac!y pinta alucinante...
  • #6 por plumber el 31/03/2011
    tiene toooda la pinta de estar hecho en Max/Msp
    Un parche divertido, tendré que fuchicarle más.