Oberheim Matrix 1000

COMPARTE ESTE PRODUCTO
5,00 / 5
3 opiniones
Oberheim Matrix 1000
Oberheim Matrix 1000 Oberheim Matrix 1000

Descripción

El Oberheim Matrix 1000 es un módulo de una unidad de rack que contiene la misma arquitectura de síntesis que el Matrix 6, pero sin controles para editar el sonido. Ofrece un motor de 6 voces y 12 DCOs (dos por voz), un filtro pasobajo resonante y 2 LFOs (más uno para efecto de vibrato).

Almacena 1.000 patches (de ahí su nombre), de los cuales 800 son presets, y 200 pueden ser utilizados por el usuario para guardar sus sonidos.

Estuvo en producción de 1987 a 1994.

Opiniones de usuario

  • 5

    Lo mejor: Robustez y simplicidad operacional. su estructura de síntesis y.. ¡Su sonido!

    Lo peor: Microprocesador un tanto lento para manejar sysex en tiempo real. Pantalla minimalista

    Aquí tenemos otro ganador en potencia y es que este módulo es todo un clásico Oberheim series Matrix que cabe en una simple unidad de rack de altura.

    Ha sido un sintetizador muy infravalorado durante mucho tiempo debido a su "intimidante" y minimalista intefaz de usuario. El tiempo siempre da la razón y aquí tenemos un sintetizador ganador en muchos aspectos.

    Su sonido es bastante Oberheim, muy característico, resultón, aveces grandilocuente y pegadizo si lo procesas adecuadamente.

    No hay que dejarse intimidar por su minísculo panel operacional, pues con un editor de sistemas exclusivos podremos acceder a todo el potencial que ofrece y es muchoo.

    Nos ofrece pleno control y manejo bajo Midi, aunque hay que tener en cuenta que algunos parámetros en tiempo real suele manejarlos con cierta latencia debido a el diseño de la cpu que se usó para controlar el sinte. Existen algunas modificaciones del firmware para corregir algunos de estos problemas e incluso se está trabajando en mejorar la respuesta y añadir funciones nuevas mediante un hack de su EPROM.

    No voy a descibir las características técnicas porque para eso cualquiera puede mirar la ficha pero si que puedo agumentar que este sintetizador es un completo as en la manga porque es un sintetizador analógico con control digital que suena realmente potente y pocos sintes tienen una matriz de modulación tan completa como la que ofrece la serie Matrix.

    Sintetizador recomendable para programadores, no tanto para novatos o iniciciados aunque tiene 1000 sonidos que pueden ayudar a cualquiera que solo pretenda acceder al sonido Oberheim por un precio un tanto ridículo.


    Resumiendo: Sinte muy apetecible.
    Completísimo sistema de síntesis sustractiva de 2 osciladores con FM y sincronía de osciladores, PWM, ondas variables y cantidad de fuentes y destinos de modulación para hacer todos los sonidos que te puedas imaginar analógicos y de otro tipo.

    Si no te intimidan los sistemas exclusivos y pasas por alto su control minimalista te aportará miles de horas de satisfacción.
  • 5

    Lo mejor: Compacto y completísimo

    Lo peor: el ruido del transformador, pero es subsanable

    La reseña de Soyuz lo dice todo, en lo único que difiero es que si se pueden hacer barridos de filtro rápidos asignándolo a la rueda de modulación/pitch wheel del controlador midi externo, incluso con los mas básicos.
    Esto y mucho mas es posible a través de software's de edición, en mi caso uso el Obie Editor para OSX (gratuito!), originalmente diseñado para sistemas operativos anteriores pero aun así, tienes acceso a toda la matriz de modulación y puedes guardar los presets en el ordenador.

    Coincido en que los precios han subido, veo normal pagar 300€ o poco mas por una unidad cosmética y operacionalmente perfecta; hay que tener muy en cuenta que estas unidades pueden sobre-calentarse y causar la avería/pérdida de los chips de voces, por lo tanto, recomiendo abstenerse de adquirir M-1000's
    con las orejas de rack dobladas o que impidan mantener el espacio entre otros aparatos 'enrackados' arriba y abajo.

    Es recomendable también hacer un auto-calibrado de la máquina cada cierto tiempo, en el manual (disponible en internet) se explica paso a paso.

    Un 8/10!
  • 5

    Lo mejor: Sonido Oberheim

    Lo peor: Interfaz de edición nula. Procesa con lentitud los SysEx

    Sonido Oberheim para pobres: eso es el Matrix 1000, o al menos lo era hasta hace poco, cuando podía encontrarse usado en el rango de 200-300 euros. Ahora empiezan a verse más caros.

    De él puedes esperar lo más notable de la saga Matrix: me gustan especialmente sus brasses analógicos ochenteros, los pads y sonidos de ambiente elegantes y cálidos, pero gracias a la versatilidad de su motor de síntesis, puede enfrentarse con un rango de timbres muy flexible.

    Su limitación más evidente es la total ausencia de una interfaz para editar los sonidos, limitándose a un par de botones para activar funciones generales, y un teclado numérico y +/- para cambiar presets). Sin embargo, sí se pueden editar los sonidos a fondo vía SysEx, utilizando las herramientas software que hay disponibles. Eso sí, el procesador del Matrix 1000 es tan lento, que se atascará si el flujo de datos es mínimamente superior a lo normal. Aguanta lo suficiente para editar un patch, ir subiendo los cambios y escuchar el resultado, pero hacer barridos de filtro rápidos, por ejemplo, es inviable.

    Es un inconveniente grave, pero de todos modos, considerándolo todo (precio, sonido analógico, profundidad del motor de síntesis), el Matrix 1000 merece la mejor nota.

    Como curiosidad, Access -la creadora del Virus- comenzó su historia como fabricante con un editor hardware para este sinte: el Access Matrix Programmer. Además, se produjo en dos versiones idénticas en todo menos en el color de la carcasa y las serigrafías: negro con letras blancas (menos las rojas de "power"), y blanco con letras negras.

Usuarios que lo tienen

Producto añadido
x
Se ha añadido Oberheim Matrix 1000 a tu carrito.