122
2

Boss MT-2 Metal Zone

  • Julián Martín
    4
    Opinión de Julián Martín el 10/09/2017

    Lo mejor: Gain!!!

    Lo peor: Los ejemplos de ecualizaciones del manual.

    Lo tengo hace 8 años y le sigo dando uso cuando toco en el local de música con los amplis que hay allí, un fender frontman 212 y un vox vt80.
    Si no, prefiero usar las distorsiones de mi Cube.
    Al principio me sonaba muy chillón y no me gustaba pero fui probando configuraciones y al final bajando los agudos al mínimo y subiendo medios (el parámetrico es el secreto creo yo) es como logré eliminar ese sonido chillón.
    También hay que tener cuidado con no pasarse con el Gain, yo lo ponía al máximo, ahora normalmente no paso de la mitad.
  • Rockberto
    3
    Opinión de Rockberto el 06/09/2017

    Lo mejor: Te da un sonido heavy, es como para pisarlo, es bastante resistente y en caso de ataques con bombas puede estallar toda tu casa pero este pedal sera lo unico que se salve..

    Lo peor: Quizás un pelin caro

    Lo compre de segunda mano aun teniendo otros supuestamente con mejores criticas, queria probarlo ya que siempre me llamo la atencion, me parecio bastante cómodo ya que al pulsarlo no hace casi ni ruido, además de que es mas facil activarlo que los otros pedales que tienes que pulsar el botón. Lleva su tiempo hacerte con el para sacarle buen sonido y que no sea tan chillon, pero bien ajustado sacas un sonido heavy ochentero, para cosas mas modernas esta su hermano el metal core..
  • -rich-
    4
    Opinión de -rich- el 05/09/2017

    Lo mejor: Su control paramétrico de frecuencias medias

    Lo peor: El nombre... Y los ajustes HeaviMetal y Metal del manual.

    Pedal ideal para llevar a una strat de principiante a terrenos hi gain.

    Sin embargo, se indigesta fácilmente con humbuckers de alta salida.


    Es un pedal con un maravilloso sistema de ecualización, que te permite hacer ajustes quirúrgicos de las frecuencias...

    Claro que si le subes agudos y graves al 100 % y le bajas a los medios, tendrás un sonido flaco y sin cuerpo.

    El problema es ese... que quien se hace con uno, busca ese sonido "scooped", tan característico de los discos de thrash antiguo... Y bueno, sale lo peor del pedal a relucir.

    Una característica muy buena, y ya reseñada previamente, es su sonido cortante, que te permite escuchar la guitarra bien definida en el contexto de una banda... Aún en situaciones en las que es necesario salir por PA.

    Yo aconsejo utilizarlo con el gain a menos de 1/3, y con el ajuste Rock2 del manual... Para rítmicas.
    Y para solear, empujar su ganancia con un Overdrive... Lo que le dará más cuerpo y presencia en frecuencias medias.
  • limoncello
    3
    Opinión de limoncello el 05/09/2017

    Lo mejor: Lo que ha significado y el valor sentimental. Robusto y bien construido

    Lo peor: Algo complicado hacerse a control de medios paramétrico. Cierto carácter digital

    Un clásico de los 90 que tengo por cuestión de historia y sentimentalismo. Se le pueden sacar distorsiones muy potentes y nada chillonas (a pesar del mito sobre su sonido) pero para ello hay que saber manejar el control de medios. Con todo, casi cualquier pedal chino de hoy en día (joyo, mooer, biyang) suena más orgánico y con la misma cantidad de distorsión, pero amigo, hace 20 años había que estar allí, ahora todo es más fácil. Y construcción a prueba de bombas, eso es innegable
  • Micky Vega
    MOD
    2
    Opinión de Micky Vega el 22/02/2017

    Lo mejor: Por lo que simboliza, es un pedal necesario para un coleccionista de pedales. También es muy resistente, y en algunos casos hasta puede dar sonidos interesantes. Además tiene mucha ganancia.

    Lo peor: A día de hoy, su sonido ya no nos resulta muy natural a la mayoría. Lo tendría por nostalgia principalmente.

    El Metal Zone ha sido un pedal muy importante en la vida de muchos guitarristas, por lo que muchos lo recordamos con cariño. Sin embargo, es áspero, poco dinámico y bastante difícil de ecualizar.

    Me gusta el rock duro y el heavy metal clásico, pero lo cierto es que este pedal me resulta demasiado artificial, especialmente combinado con amplificadores de transistores (que era a los que tenía acceso en mi juventud, y los que más frecuentemente encontramos en las salas de ensayo). Por eso hoy en día prescindiría de él. Sin embargo, me ha dado resultados más aceptables en contextos más cercanos al rock y metal industrial, o géneros muy extremos, donde un sonido muy denso y procesado podría encajar.

    También recuerdo haberlo probado con algunos amplificadores a válvulas muy concretos (Bogner Alchemist) y me sorprendió el inesperado resultado de su interacción. La agresividad del pedal se volvía algo más cálida y controlada, y ofrecía algunos sonidos solistas más que usables. Pero creo que se trata de casos aislados.

    En resumen, un pedal algo complicado de ecualizar, que no acaba de hacer buena pareja con muchos amplificadores del mercado, por lo que no incluiría en mi pedalera habitualmente. Pero que tal vez tendría por nostalgia y por experimentar con él de vez en cuando.
  • Marianus
    2
    Opinión de Marianus el 03/03/2016

    Lo mejor: Distorsión!!!!

    Lo peor: Configuración

    Me acuerdo cuando me lo compré... casi lloraba de la emoción... pero me amargué al tratar de sacar el sonido que quería... lo terminé cambiando por una pedalera digitech RP100...
    Igualmente no es lo mismo tenerlo conectado con otros pedales de efecto para llegar a un determinado sonido, que únicamente tener este solo directo al amplificador...
  • Uróboros Subatomic
    3
    Opinión de Uróboros Subatomic el 02/01/2016

    Lo mejor: Distorsión en cantidad!!!

    Lo peor: Sonido chillón o apagado/ahogado,depende la ecualización que hagas.

    No es ni lo peor,ni lo mejor...
    Lo he usado(y sigo usandolo) haciendo metal,rock,blues,y unos que otros géneros más,y siempre anduvo bien.
    De vez en cuando me enojo porque no le saco el sonido que quiero,pero me doy maña con la ecualización (Mas o menos).
    En definitiva,para mi,es un buen pedal.
  • ARAVEL
    3
    Opinión de ARAVEL el 22/09/2015

    Lo mejor: LA DISTORCION

    Lo peor: Un poco difícil de configurar

    Fue mi primer pedal ya hace como 25 años pero nunca le supe sacar provecho a través de los años me tome el tiempo de investigar diferentes combinaciones de perillas para lograr tal o cual sonido pero siempre me parecía que se quedaban cortas es un buen pedal y como el tiempo lo ha demostrado parece que va ha durar aun mas que yo, es indestructible, pero la verdad ahora que ha aparecido toda una gama de de simuladores digitales prefiero lo digital a lo analógico aunque lo sigo usando como apoyo.
  • Fatman_1987
    4
    Opinión de Fatman_1987 el 12/12/2013

    Lo mejor: Distorsión dura y afilada

    Lo peor: Chillón si no se sabe controlar

    El pedal más vendido de Boss, por algo será. Da un distorsión dura, afilada y comprimida. Especialmente indicado para guitarras rítmicas. Su ecualizador puede hacer maravillas, pero hay que saber usarlo, ya que con todo a las 12 su sinodo puede llegar a ser demasiado agudo y chillón, dependiendo del amplificador. Pero con un buen ajuste, puedes conseguir cualquier sonido, desde usarlo como booster para un amplificador, a overdrive, hard rock y todos los tipos de metal.