127
2

Boss MT-2 Metal Zone

Descripción

Presentado en 1991, este pedal se convirtió en un icono del sonido metal para aquellos que no disponían de un amplificador capaz de ofrecer la suficiente distorsión para los géneros más extremos como el Thrash Metal o el Death Metal.

Ha sido uno de los pedales Boss más vendidos (y también criticados) de la historia, y ofrece una ecualización de tres bandas con un control medios regulable, pudiendo desplazar el centro de frecuencias entre 200Hz y 5KHz. Se alimenta con 9V DC y requiere una intensidad de 20 mA. La impedancia de entrada es de 1 M Ohmio, y la de salida 1 k Ohmio.

Opiniones de usuario (23)
  • Cristian
    4
    Opinión de Cristian el 10/01/2020

    Lo mejor: su juego de ganancia , ecualización y distorsión

    Lo peor: chillaba un poco la distorsión

    Este pedal a marcado una década sobre todo la mia alla por los años 90, gran pedal , versátil ,con gran juego de ganancia ,con buena distorsión, aunque a veces chillaba un poco, por aquellos años todos teníamos( en Argentina) el Metal zone , en mi caso lo usaba con un Peavey de 25wts para hacer heavy metal .
  • np_estudios
    4
    Opinión de np_estudios el 06/01/2020

    Lo mejor: Compacto, robusto, funcional y buen precio

    Lo peor: Nada, a no ser que no sepas manejarlo, pero es cierto que los hay mejores

    Mala fama tiene pero por mal uso creo yo. Depende en dónde lo conectes y cómo lo uses sonará mejor o peor. Si lo usas con un ampli malo sonará mal, pero con un buen amplificador es bastante interesante y entretenido. Como previo conectado directamente a una etapa también está chulo.
    Es lo que es y dependerá de cómo lo uses.
    Los hay mejores, por supuesto, pero por su precio está muy bien.
  • Fermin del Río
    4
    Opinión de Fermin del Río el 02/01/2020

    Lo mejor: El sonido del metal de los 80

    Lo peor: Difícil de configurar

    Controvertido pedal donde los haya, pero no se puede dudar que en su interior esta el sonido del metal de los 80.

    No le cae bien a todos los amplis, pero la posibilidad de situarlo en el return del lazo de efectos hace que haya descubierto un nuevo uso para el Metal Zone con una nueva paleta de sonidos.

    Sin duda es complicado ajustar su ecualizador, pero si consigues encajarlo en tu equipo suena bien, de verdad, ja, ja, ja.
  • chapuzator
    5
    Opinión de chapuzator el 26/12/2019

    Lo mejor: Sonido metalero muy cañero, uso como boost, muchas posibilidades de ecualización.

    Lo peor: Sonido chicharrero si no se ecualiza bien, dificil de hacer que suene redondo por su complejo ecualizador.

    He tenido dos unidades, una de la primera tanda y una de las reediciones, y creo que es necesario tenerlo si te gusta el metal.

    Tengo un Metal Muff y si bien es mas facil de ecualizar, tambien tiene menos gama de sonidos que el MT02.

    Es ideal para potenciar y/o modular el canal de gain en los amplificadores de válvulas usando su potente ecualizador ya que quizá sea el pedal de boss con la ecualización mas compleja y modulable.

    Es muy preciso en frecuencias graves y a la vez mantiene unos afilados agudos, muy recomendado para el uso del palm-mute y guitarras rítmicas y valido para solos ya que se puede obtener un sustain infinito.

    Es necesario estudiar las diferentes ecualizaciones pero se adapta a cualquier tipo de amplificador, distorsión y guitarrista.

    Por otro lado su construcción es igual de solida que en los demás clásicos pedales de boss.
  • Kike
    3
    Opinión de Kike el 26/12/2019

    Lo mejor: Robustez, fácil de configurar

    Lo peor: Sonido chicharrero

    Si algo se puede destacar del metal zone es que tiene un sonido muy reconocible y fácil de configurar desde el primer momento que lo conectas. El pedal es tremendamente resistente, ya le puedes dar golpes y pisotones, que no se rompen. Lo que sí que ha acabado algo deteriorado con los años son las entradas de Jack, que a veces no hacen contacto.
  • joaquin
    4
    Opinión de joaquin el 25/12/2019

    Lo mejor: Distorsión a raudales. Robusto.

    Lo peor: Sonido muy chillón

    Dada la gran carga sentimental que tiene para mí, tengo dos metal zone desde hace casi 30 años, será difícil ser objetivo, espero al menos, que mi análisis personal arroje algo de luz para quien pueda necesitarla

    Tiene una cantidad de distorsión impresionante con la que puedes hacer casi cualquier majadería con la guitarra, que va a sonar.
    Si le bajas distorsión al mínimo, te cambia algo el carácter, a mí me gustaba mucho jugar con eso

    El ecualizador es una pasada pero hay que trastearlo mucho y no abusar abriendo demasiado. Es bueno llevar una idea de moderación a la hora de toquetearlo

    Para mí, era una pasada para hacer rítmicas, mucha molla. En los sólos no me convencía tanto, te ofrece sustain pero con un sonido algo chirriante

    A día de hoy no lo uso, entre otros motivos, porque no toco metal, si lo hiciera, consideraría llevarlo en mi pedalera como complemento
    En conclusión, por el precio que tiene merece la pena al menos probarlo
  • Murys
    3
    Opinión de Murys el 25/12/2019

    Lo mejor: Los controles de ajustes paramétricos y ganancia extrema

    Lo peor: sonido estridente y personalmente pienso que le falta cuerpo a la hora de fusionarlo con otros instrumentos

    Un pedal que facilita bastante la ecualización y permite una gran variedad de sonidos con la pega de que siempre lo he encontrado muy agudo para mi gusto. Un pedal que se ha hecho mítico tanto por la mala fama como por la cantidad de amantes que tiene, yo hoy por hoy encuentro en este una distorsión bastante artificial y forzada.
  • Manolo de Noguera
    3
    Opinión de Manolo de Noguera el 24/12/2019

    Lo mejor: La calidad de construcción

    Lo peor: Su sonido en contexto de grupo (opinión personal)

    La primera vez que cayó uno en mis manos me pareció alucinante. Toneladas de distorsión y armónicos gratis.
    Justo lo que quería, un sueño hecho realidad.

    Al poco tiempo realizamos una grabación y descubrí que el sonido de la guitarra quedaba muy lejano y, si queríamos que sonara en primer plano se comía por completo el bajo.

    Para mi gusto es un pedal muy divertdo para tocar la guitarra, pero no me parece útil para sonar decentemente en un grupo (según percepción personal, claro).

    Como no puede ser de otra forma en los pedales Boss, la construcción es muy robusta y de calidad.

    Con los años se ha convertido en un clásico, con sus amantes y detractores.

    De todas maneras, recomiendo encarecidamente probarlo.
  • Cabradegollada666
    4
    Opinión de Cabradegollada666 el 24/12/2019

    Lo mejor: La ecualización

    Lo peor: Es complicado sacarle un buen sonido de primeras, lo que hace que tengas que pasarte un buen rato ajustándolo para sacarle un sonido decente.

    Es buen pedal, a pesar de lo que digan de él. Se pueden sacar muchas distorsiones metaleras interesantes si le dedicas un buen rato a trastear. Creo que parte de su mala fama se debe a partes iguales a la dificultad a la hora de configurarlo y a que cuando la gente lo compró aún usaba amplificadores cutres de principiante y no lograban el sonido que esperaban.
  • kike1972
    5
    Opinión de kike1972 el 23/12/2019

    Lo mejor: Su gran variedad de distorsion debido a sus botones de ecualización.

    Lo peor: Para mi no tiene nada malo, quizas que no se le dedica el tiempo necesario para estudiar el pedal por parte de los no metaleros

    Como he dicho antes creo que no se le dedica demasiado tiempo a estudiar el pedal por parte de los no METALEROS, la palabra METAL en el pedal echa para atrás, pero se le puede sacar una gran variedad de sonidos, no podrás tocar blues, pero si una gran variedad de estilos de rock.

    Un pedal como digo que necesita el estudio adecuado, para mi es un pedal indispensable en mi pedalera, y he tenido dos, es cierto que tiene mala prensa, pero la cabra siempre tira pal monte jajaja.

    Yo los he usado con amplificadores valvulares, y en este caso si te puede influir el sonido, los he usado con un Peavy valveking VK100 ( cabezal ) con pantalla randall 4X12 y con un combo engl scremmer 50W, se nota la diferencia de sonido, debido al amplificador claro esta, pero sigue cumpliendo perfectamente su función.

    Para mi los botones de ecualización es un gran acierto.Combina bastante bien con otros pedales
  • Miguelanxo
    3
    Opinión de Miguelanxo el 19/12/2019

    Lo mejor: Su personalidad; su capacidad de ecualización.

    Lo peor: Los prejuicios debidos a su injustificada mala prensa, que lo precede.

    Un mito para su desgracia, podría decirse.

    No me parece un mal pedal, como tanto se asegura, sino que tiene un sonido propio muy particular que necesita una aplicación adecuada, un género, un tema, un toque... Nunca lo tuve durante mucho tiempo (la prensa que tiene acaba influyendo, y siempre acaban saliendo otras opciones), pero si lo probé una temporada hace muuucho tiempo y era muy configurable, me daba cancha (tampoco disponía prácticamente nada más).

    Como digo, no se adapta a cualquier cosa, no es versátil, impone lo suyo y de ahí no lo sacas; así que adáptate tú a lo que él te ofrece o descártalo.

    No lo uses con amplis a transistores, a no ser que específicamente busques el sonido que produce.

    Dispone de unos buenos controles de ecualización y una distor de rango bastante amplio. Me temo que mucha de la gente que tanto lo critica es porque no son de los de trastear demasiado con los cacharros y rayarse configurando el sonido, sino más bien de actitud plug&play.

    Desde Los Suaves a mucho Death Metal, pasando por Anthrax y tantos otros, le son deudores en su sonido.
  • culebra
    4
    Opinión de culebra el 31/01/2019

    Lo mejor: Sonido metalero sin piedad. Ecualización MUY completa. Construcción. Eterno.

    Lo peor: Sonido estridente. Cuesta domarlo.

    Con todas las polémicas que levanta este pedal creo que merece la pena. Da caña a raudales. Tiene distorsión para aburrir, desde un ligero overdrive hasta thrash puedes hacer lo más burro que quieras. Eso sí tiene dos problemas:

    Por un lado la ecualización es muy completa. Se puede utlizar de muchas maneras, lo cual implica echarle un buen rato para entenderla. Cuesta, pero se puede.

    El principal problema de este pedales que es bastante estridente de primeras. Por un lado esos medios agudos tan chillones ayudan a destacar en la mezcla pero acaban cansando y siendo estridentes y monótonos. En mi caso lo tuve aparcado muchos años hasta que lo modifiqué cambiando algunos componentes internos. Ahora me gusta mucho como suena. Sigue dando cera que da gusto, pero ya no es tan chillón. Después de 20 años sigue funcionando como el primer día y no sale de la pedalera.
  • dyclimon
    5
    Opinión de dyclimon el 02/07/2018

    Lo mejor: Todo

    Lo peor: El led ;)

    Hola, gente.
    Creo personalmente que es uno de los mejores pedales de distorsión que hay en la actualidad.
    En primer lugar por que es tanta la oferta que hay de él en el mercado de segunda mano que se encuentran verdaderas gangas. Yo lo he llegado a comprar por 25€. Por ese precio no hay nada que se le parezca.
    En segundo lugar por que es súper modificable. Yo a los que he tenido les he hecho la Diezel Mod (para mi gusto la que mejor sonido saca al pedal), la Keeley Mod y varias más que no tienen ni nombre. La Diezel en particular corrige el punto más criticado de este pedal, que es muy chillón.
    En tercer lugar es que es tan ecualizable que es complicado no encontrar un sonido que te agrade.
    En definitiva y para finalizar, creo que es un pedal que debería estar en todas las pedaleras de todo guitarristas de metal. Un pedal con una mala fama del todo desmerecida.
    Un saludo.
  • Paco
    2
    Opinión de Paco el 20/04/2018

    Lo mejor: Intuitivo, resistente

    Lo peor: La distorsión o el sonido en sí no es lo mejor que hay en el mercado

    En líneas generales creo que este pedal se enmarca dentro de pedales para iniciación. El usuario en cuanto desarrolle un poco de destreza o exponga este pedal a un equipo serio intentará optar por opciones mejores en el mercado.
    Mi valoración se basa en que no es un pedal económico (de tipo Joyo o similar) por lo tanto pienso que compite con otro pedales en su rango mucho más interesantes. El Metal End de Biyang por ejemplo, MXR fullbore metal o el baratísimo Digitech Hot Rod pienso que dan unos sonidos mucho más profesionales.
    Se ha quedado obsoleto.
  • Julián Martín
    4
    Opinión de Julián Martín el 10/09/2017

    Lo mejor: Gain!!!

    Lo peor: Los ejemplos de ecualizaciones del manual.

    Lo tengo hace 8 años y le sigo dando uso cuando toco en el local de música con los amplis que hay allí, un fender frontman 212 y un vox vt80.
    Si no, prefiero usar las distorsiones de mi Cube.
    Al principio me sonaba muy chillón y no me gustaba pero fui probando configuraciones y al final bajando los agudos al mínimo y subiendo medios (el parámetrico es el secreto creo yo) es como logré eliminar ese sonido chillón.
    También hay que tener cuidado con no pasarse con el Gain, yo lo ponía al máximo, ahora normalmente no paso de la mitad.
  • Rockberto
    3
    Opinión de Rockberto el 06/09/2017

    Lo mejor: Te da un sonido heavy, es como para pisarlo, es bastante resistente y en caso de ataques con bombas puede estallar toda tu casa pero este pedal sera lo unico que se salve..

    Lo peor: Quizás un pelin caro

    Lo compre de segunda mano aun teniendo otros supuestamente con mejores criticas, queria probarlo ya que siempre me llamo la atencion, me parecio bastante cómodo ya que al pulsarlo no hace casi ni ruido, además de que es mas facil activarlo que los otros pedales que tienes que pulsar el botón. Lleva su tiempo hacerte con el para sacarle buen sonido y que no sea tan chillon, pero bien ajustado sacas un sonido heavy ochentero, para cosas mas modernas esta su hermano el metal core..
  • -rich-
    4
    Opinión de -rich- el 05/09/2017

    Lo mejor: Su control paramétrico de frecuencias medias

    Lo peor: El nombre... Y los ajustes HeaviMetal y Metal del manual.

    Pedal ideal para llevar a una strat de principiante a terrenos hi gain.

    Sin embargo, se indigesta fácilmente con humbuckers de alta salida.


    Es un pedal con un maravilloso sistema de ecualización, que te permite hacer ajustes quirúrgicos de las frecuencias...

    Claro que si le subes agudos y graves al 100 % y le bajas a los medios, tendrás un sonido flaco y sin cuerpo.

    El problema es ese... que quien se hace con uno, busca ese sonido "scooped", tan característico de los discos de thrash antiguo... Y bueno, sale lo peor del pedal a relucir.

    Una característica muy buena, y ya reseñada previamente, es su sonido cortante, que te permite escuchar la guitarra bien definida en el contexto de una banda... Aún en situaciones en las que es necesario salir por PA.

    Yo aconsejo utilizarlo con el gain a menos de 1/3, y con el ajuste Rock2 del manual... Para rítmicas.
    Y para solear, empujar su ganancia con un Overdrive... Lo que le dará más cuerpo y presencia en frecuencias medias.
  • limoncello
    3
    Opinión de limoncello el 05/09/2017

    Lo mejor: Lo que ha significado y el valor sentimental. Robusto y bien construido

    Lo peor: Algo complicado hacerse a control de medios paramétrico. Cierto carácter digital

    Un clásico de los 90 que tengo por cuestión de historia y sentimentalismo. Se le pueden sacar distorsiones muy potentes y nada chillonas (a pesar del mito sobre su sonido) pero para ello hay que saber manejar el control de medios. Con todo, casi cualquier pedal chino de hoy en día (joyo, mooer, biyang) suena más orgánico y con la misma cantidad de distorsión, pero amigo, hace 20 años había que estar allí, ahora todo es más fácil. Y construcción a prueba de bombas, eso es innegable
  • Micky Vega
    MOD
    2
    Opinión de Micky Vega el 22/02/2017

    Lo mejor: Por lo que simboliza, es un pedal necesario para un coleccionista de pedales. También es muy resistente, y en algunos casos hasta puede dar sonidos interesantes. Además tiene mucha ganancia.

    Lo peor: A día de hoy, su sonido ya no nos resulta muy natural a la mayoría. Lo tendría por nostalgia principalmente.

    El Metal Zone ha sido un pedal muy importante en la vida de muchos guitarristas, por lo que muchos lo recordamos con cariño. Sin embargo, es áspero, poco dinámico y bastante difícil de ecualizar.

    Me gusta el rock duro y el heavy metal clásico, pero lo cierto es que este pedal me resulta demasiado artificial, especialmente combinado con amplificadores de transistores (que era a los que tenía acceso en mi juventud, y los que más frecuentemente encontramos en las salas de ensayo). Por eso hoy en día prescindiría de él. Sin embargo, me ha dado resultados más aceptables en contextos más cercanos al rock y metal industrial, o géneros muy extremos, donde un sonido muy denso y procesado podría encajar.

    También recuerdo haberlo probado con algunos amplificadores a válvulas muy concretos (Bogner Alchemist) y me sorprendió el inesperado resultado de su interacción. La agresividad del pedal se volvía algo más cálida y controlada, y ofrecía algunos sonidos solistas más que usables. Pero creo que se trata de casos aislados.

    En resumen, un pedal algo complicado de ecualizar, que no acaba de hacer buena pareja con muchos amplificadores del mercado, por lo que no incluiría en mi pedalera habitualmente. Pero que tal vez tendría por nostalgia y por experimentar con él de vez en cuando.
  • Marianus
    2
    Opinión de Marianus el 03/03/2016

    Lo mejor: Distorsión!!!!

    Lo peor: Configuración

    Me acuerdo cuando me lo compré... casi lloraba de la emoción... pero me amargué al tratar de sacar el sonido que quería... lo terminé cambiando por una pedalera digitech RP100...
    Igualmente no es lo mismo tenerlo conectado con otros pedales de efecto para llegar a un determinado sonido, que únicamente tener este solo directo al amplificador...
  • Uróboros Subatomic
    3
    Opinión de Uróboros Subatomic el 02/01/2016

    Lo mejor: Distorsión en cantidad!!!

    Lo peor: Sonido chillón o apagado/ahogado,depende la ecualización que hagas.

    No es ni lo peor,ni lo mejor...
    Lo he usado(y sigo usandolo) haciendo metal,rock,blues,y unos que otros géneros más,y siempre anduvo bien.
    De vez en cuando me enojo porque no le saco el sonido que quiero,pero me doy maña con la ecualización (Mas o menos).
    En definitiva,para mi,es un buen pedal.
  • ARAVEL
    3
    Opinión de ARAVEL el 22/09/2015

    Lo mejor: LA DISTORCION

    Lo peor: Un poco difícil de configurar

    Fue mi primer pedal ya hace como 25 años pero nunca le supe sacar provecho a través de los años me tome el tiempo de investigar diferentes combinaciones de perillas para lograr tal o cual sonido pero siempre me parecía que se quedaban cortas es un buen pedal y como el tiempo lo ha demostrado parece que va ha durar aun mas que yo, es indestructible, pero la verdad ahora que ha aparecido toda una gama de de simuladores digitales prefiero lo digital a lo analógico aunque lo sigo usando como apoyo.
  • Fatman_1987
    4
    Opinión de Fatman_1987 el 12/12/2013

    Lo mejor: Distorsión dura y afilada

    Lo peor: Chillón si no se sabe controlar

    El pedal más vendido de Boss, por algo será. Da un distorsión dura, afilada y comprimida. Especialmente indicado para guitarras rítmicas. Su ecualizador puede hacer maravillas, pero hay que saber usarlo, ya que con todo a las 12 su sinodo puede llegar a ser demasiado agudo y chillón, dependiendo del amplificador. Pero con un buen ajuste, puedes conseguir cualquier sonido, desde usarlo como booster para un amplificador, a overdrive, hard rock y todos los tipos de metal.