4

Fender 65 Princeton Reverb Reissue

Opiniones de usuario (1)
  • nutico
    5
    Opinión de nutico el 23/12/2019

    Lo mejor: Sencillo, compacto, potente, gran sonido

    Lo peor: un unico canal limpio, si quieres distorsión, tendrás que usar pedales

    Es un ampli en formato combo de un tamaño, mediano-pequeño, monta un único altavoz de 10". En el previo lleva cuatro 12ax7 de las cuales una es para controlar la reverb, en la etapa de potencia lleva dos 6V6, tiene 15w. El panel delantero es supersencillo, solo tiene dos entradas de instrumento, control de graves, agudos, reverb y para controlar el tremolo, un control de velocidad y profundidad. No le hace falta nada mas.

    Su diseño típico de Fender de los años 60s, idéntico al mítico twin.reverb, pero en un tamaño inferior, que todabía hoy usa en muchas gamas, para que cambiar lo que bien esta. Rejilla plateada y tolex negro (salvo ediciones especiales), con un asa de goma, que no es elegante pero si eficiente. En conjunto un diseño clásico, reconocible y sobradamente testado, duro, para toda la vida.

    A nivel de sonido, es enchufarse y sonar a lo que esperas, Fender. Los controles no dan margen a ajustes extremos, solo afinar la equalización. El sonido es claro, con mucha dinámica y empuje, suena grande para lo pequeño que es, sorprende lo bien que rinde ese 10". Sus 15w. dan mucho volumen y su único canal hacen difícil sacar un crunch, dependiendo de la guitarra que uses a partir del 5 o el 6 empieza a romper y a comprimir, poniéndolo a tope saca un sonido fuzz ahogado, que no es de mi gusto, para mi su fuerte es el limpio. Lo bueno es que tienes un sonido transparente y calido a la vez, que respeta muy bien el tono de tus pedales de distorsión y overdrive, es la forma de trabajar con este ampli.

    La reverb es larga, hasta el 3 o 4 es muy adecudada para dar algo de ambiente y profundidad al sonido, de ahí para adelante ya te adentras en sonidos surf, un poco escandaloso. El tremolo, funciona bien, con un carácter mas natural y cálido que los trémolos formato pedal. Hay mucha gente amante de este efecto, pero en mi opinión, sin tap, en vivo este efecto, no es útil.

    En resultado, un ampli manejable (15kg.) con potencia para casi todo, un clásico usado un infinidad de grabaciones, sin complicaciones, con la única limitación de no tener un canal saturado, por lo cual no es para todos los gustos.