1

Fractal Audio FX8

Opiniones de usuario (1)
  • Raul Cabezali
    5
    Opinión de Raul Cabezali el 03/09/2017

    Lo mejor: Potencia y flexibilidad. Calidad de los efectos

    Lo peor: Curva de aprendizaje.

    Se trata de la unidad “solo efectos” de Fractal Audio Systems. A diferencia de los Axe-Fx o el AX8, este aparato no dispone de simulaciones de amplis o altavoces, sino que incluye solo efectos (los mismos que el Axe-Fx y el AX8) y algunas prestaciones específicas para usarlo en combinación con amplis de válvulas, como son la ganancia unitaria (que asegura que la ganancia siempre es la misma, evitando así problemas de saturación indeseada) y los controles por relé (para cambios de canal o control de efectos en el ampli al que esté conectado).
    Además de los efectos típicos incluye un looper de hasta 4 minutos.

    Se pueden tener hasta ocho efectos simultáneos en cada preset, cada efecto a su vez puede tener dos modos completamente distintos y cada preset puede disponer de 8 escenas. Además, los efectos pueden estar en posición PRE (delante del previo) o POST (detrás del previo). Esto es especialmente útil usando el método de los 4 cables (4CM).

    Vamos a resumir todo esto en un caso práctico:

    Montamos un preset típico que va a constar de un compresor, un overdrive/distorsión, un wah, un tremolo, un delay, un phaser, un flanger y una reverb.
    En el preset, disponemos los efectos de compresor, overdrive y wah en su puesto típico, que es delante del previo del amplificador (PRE), y los efectos de modulación (tremolo, delay, phaser, flanger y reverb) en su posición habitual, es decir detrás del previo y antes de la etapa de potencia (POST). Al cablear el aparato, enviaremos un cable de la guitarra al aparato y otro cable de la salida PRE a la entrada del amplificador – aquí irá la señal de todos los efectos PRE –; para los efectos POST, sacamos un cable del envío del bucle de efectos de nuestro ampli a la entrada POST del FX8, y a continuación otro cable de la salida POST del FX8 al retorno del bucle de efectos del ampli. Con esto tenemos, como hemos mencionado, los efectos PRE delante del previo, y los POST detrás del previo y delante de la etapa de potencia.
    Seguimos configurando el preset y queremos dos tipos de overdrive en el mismo preset, uno para crunch y otro para lead. Sin embargo ya no tenemos hueco puesto que hemos usado los 8 disponibles. No hay problema: configuramos el bloque DRIVE con una emulación del Tubescreamer en el modo X y una emulación de Big Muff en el modo Y, de manera que si piso una vez el pedal activo el modo X y si lo dejo pulsado un par de segundos activo o bien cambio a Y. Podemos hacer lo mismo con el resto de pedales, pudiendo en la mayoría de los casos disponer de dos settings completamente distintos.
    Ahora configuramos las escenas: queremos que la escena 1 me sirva para limpios, así que la seteo para que al activar el preset cargue la escena 1 con compresor y reverb. Los demás efectos están presentes pero no activos, aunque puedo activarlos individualmente dentro de la escena. Pasamos a la escena 2, que quiero que sea igual que la anterior, pero con overdrive, delay y wah para hacer solos. Simplemente activo los efectos y guardo la escena … y así sucesivamente hasta 8 escenas.
    ¿Para qué sirve esto? Pues para conmutar varios efectos a la vez dentro del mismo preset con un solo toque de botón. No tengo que cambiar de preset sino solo de escena. Esto multiplica por 8 las posibilidades de cada preset, sin olvidar de que podemos tener dos modos distintos, X o Y, de cada efecto. Tenemos 128 presets de fábrica, multiplicados por 8 (escenas) y a su vez multiplicados por 2 (X o Y)… The sky is the limit.

    Por supuesto, también puedo poner todos los efectos en PRE o en POST a mi gusto, y en cualquier posición (el delay antes que el compresor, o el wah al final de la cadena). La flexibilidad es total.


    Todo esto puede abrumarnos al principio, y de ahí que la curva de aprendizaje pueda resultar algo empinada, pero si venimos de usar otros multiefectos y tenemos relativamente claro lo que hace cada cosa tampoco nos va a quebrar mucho la cabeza. Ayuda también que podemos conectar el aparato al ordenador por USB y hacer los ajustes con el programa FX8-Edit, que resulta más intuitivo que la pantalla del aparato.
    Y a las malas malas, también se puede tirar de los presets de fábrica y te olvidas de editar.

    Bueno, ¿Y cómo suena? Pues tiene la calidad de los productos de Fractal Audio, es decir, calidad prístina y de referencia en la industria con los mismos algoritmos que el Axe-Fx y el AX8.
    Puestos a poner pegas, la señal es “demasiado transparente” – ¿Y ezo qués lo que é? – amo a ve, el aparato es True Bypass, lo que entra por el input sale por el output. Está hecho así para que no “chupe tono”. Pero ¿Qué pasa con los pedales analógicos de toa la vía? Pos que SÍ chupan tono, y eso es parte de su gracia. Cuando uso, por ejemplo, mi Boss DS1, la señal cambia solo por pasar por él aunque no esté activado y se hace más “cálida” – básicamente pierde agudos -. Cuando trato de emular un DS1 con el FX8, a priori no obtengo ese efecto secundario, y lo echo de menos. Si me pongo a investigar y a aplicar filtros o ecualizadores seguro que lo consigo, pero ya hay que pegarse un rato investigando… Parte de la curva de aprendizaje.