3

Kramer Vanguard FR440

Opiniones de usuario (3)
  • Cochambro
    4
    Opinión de Cochambro el 06/08/2020

    Lo mejor: La forma

    Lo peor: El sonido

    Datos de la unidad comentada | Precio pagado: 300 € (nuevo)
    Fue la guitarra que compré con mi primer sueldo. Me gustó mucho la forma y el color. Yo era un novato y no sabía mucho de nada. Hoy en día sé que las pastillas "Quad-Rails" que monta, por muy bien que las vendan, son un zurullo. Lo demás es maravilloso. El puente aguanta como un campeón desde hace 20 años, salvo una selleta que pasó a mejor vida (por mi culpa), y el clavijero lo cambié por un locking, por vanidad, no por necesidad (el original, que conservo, no perdía un ápice).
  • Vic Aramendi
    3
    Opinión de Vic Aramendi el 06/10/2017

    Lo mejor: Mas que decente calidad/precio,peso ligrero acabado original forma chula y resultona heavy

    Lo peor: ergonomía sentado,transporte complejo a pesar de funda dura a medida con la forma cabe mal en los coches enganche de la correa por detrás

    Yo tengo la Vanguard del 2001-2002 con un acabado de manchas de pintura negras y rojas sobre fondo blanco.
    La compré en Barcelona en guitar shop por 40.000 pesetas y pagué otras 15.000 por un estuche duro a medida con la forma de la guitarra muy vacilón y chulo,total unas 56.000 pesetas.
    La mía lleva un D-tuna como la Van Halen para bajar la sexta cuerda de Mi a Re al momento y no funciona del todo mal,hay que reajustarlo un poquito pero da bastante bien el Re,el puente al cabo del tiempo da problemillas al ser licensed.

    La electrónica 4 mini humbuckers Quad Rail unidas dos mini humbucker en cada par,con un push-pull en el botón de tono. De sonido en modo humbucker se queda entre Gibson y Fender con bastantes graves pocos agudos y poca chicha de medios y caña media,en el modo push pull levantado suena bastante a Fender en sus posiciones más light.

    El cuerpo creo recordar que es algo parecido a las parker con mezcla de fibras de vidrio y rollos de ese estilo. Los trastes están bien acabados el mástil es bastante plano muy adecuado para los virtuosismos más atrevidos estilo Ibanez y cómodo a pesar que viene de fábrica con cuerdas Gibson de 0.10 para mi gusto muy duras pero con un 0.9 y unos reajustes va genial.

    Para tocar de pie cabezea un poquito y se extraña el apoyo del antebrazo y sentado es imposible y con una correa mejora algo pero sigue sin convencerme que es otra cosa que me disgusta el enganche de la correa por detrás en uno de los 4 tornillos que sujetan el mástil no me da confianza y se puede salir la correa y poner un lock de seguridad es complicado.

    La funda está muy bien con su forma pero cabe mal en los coches con el pico tan largo,otro estuche normal imagino sería un armatoste como el de la Dean ó washburn de Darrell,xD
  • Micky Vega MOD
    2
    Opinión de Micky Vega el 07/02/2017

    Lo mejor: Estética muy rockera, estabilidad de afinación decente

    Lo peor: Puente poco funcional, sonido delgado, poco sustain

    Compré una Kramer de esta clase en el año 2000, aunque es posible que la guitarra fuese algo anterior, de 1.999 tal vez. Me impactó por su estética (la mía es el modelo crackeado amarillo y negro) y porque en aquél tiempo quería un puente Floyd Rose.

    Se trata de una guitarra con un aspecto divertido y que me gusta conservar. Sin embargo, nunca me ha gustado el funcionamiento de su Floyd Rose Licensed, ya que ofrece una sensación incómoda y ruidosa. Hace que sea mala idea grabar con ella, especialmente al usar el puente en sonidos high gain.

    Además, cuando la compré incluía un d-tuna, que nunca usé (venía muy mal ajustado de fábrica y no daba un Re). Todo ello sumado a su poco sustain y su sonido delgado hizo que al cabo de un tiempo dejase de usarla.

    No obstante, la afinación aguanta bastante bien, y que tenga un sonido delgado no necesariamente significa malo. Algunos sonidos interesantes se pueden conseguir gracias a su single coil. La sigo guardando por razones sentimentales y porque tiene un look espectacular.