23

Squier Classic Vibe Telecaster '50s

Opiniones de usuario (2)
  • NACHO
    5
    Opinión de NACHO el 09/06/2018

    Lo mejor: Su sonido

    Lo peor: El poliester tan gordo que lleva

    Comparé esta guitarra con la Fender Standard MIM antes de dedidirme por ella.
    El sonido que da el pino, como está acabada, su hardware...hace que sea una compra mas que recomendable.

    El sonido es fantástico. Las pastillas correctas. Son mejorables pero no malas.

    me encanta el clavijero vintage y el color del mástil.

    Una gozada.
  • Raul Cabezali
    5
    Opinión de Raul Cabezali el 01/06/2018

    Lo mejor: Sonido auténtico

    Lo peor: No esperes alta ganancia si usas esta guitarra

    Esta es la cacharra que me he echao por mi cumpleaños, que fue hace poco.

    La he tenido en el punto de mira desde hace meses (años quizás) y finalmente ha caído en mis zarpas. Como antecedentes, esta es mi tercera telecaster. La primera fue una Standard made in Mexico que me trajo mi hermano de los USA a finales de los noventa. La mexicana era una buena guitarra, aunque tenía algunos detalles que no me gustaban, aunque aparentemente no afectaban al sonido, como que la construcción del cuerpo era un sandwich de al menos tres piezas. Con sandwich me refiero a piezas pegadas horizontalmente, no verticalmente. Aún así, era una guitarra que me gustaba mucho: sonaba muy bien, afinaba y quintaba de forma impecable, y era comodísima de tocar. Finalmente mi hermano la reclamo y hoy en día la tiene él.
    La segunda telecaster es la Squier Vintage Modified que podéis ver en mi perfil, en la parte de equipo. No es realmente una telecaster, solo tiene la forma de ella, pero las pastillas P90 le dan un sonido totalmente distinto. Esta tiene algunos problemas de afinación y quintaje que algún día tendré que enfrentar - básicamente, cambiarle la cejuela -, pero en cuanto a sonido y tocabilidad es un guitarrón de tres pares de narices.

    Pero vamos a lo que vamos: la Squier Classic Vibe 50s Butterscotch Blond, que así se llama el modelo. Es una guitarra hecha en China. Según las especificaciones, el cuerpo es de pino. Esto es una "anomalía" en el mundo de las guitarras eléctricas, pero no así en el de las acústicas, donde la tapa de pino picea es bastante común. El hecho de que sea de pino imagino que abaratará los costes y permitirá que el precio se mantenga dentro del margen de Squier. Las primeras telecaster de Fender eran también de pino, por lo que en ese sentido es "histéricamente" correcta. El mástil es MUY cómodo, con un perfil en C muy abarcable y con un radio bastante plano. Esto quizás no me guste tanto, pero es cuestión de acostumbrarse. La cejuela es razonable, y el clavijero es kluson de tipo vintage. Funciona a la perfección, estoy encantado con el look y cómo trabajan. En cuanto a los trastes: PERFECCIÓN PURA. Son de tipo yumbo y algo planos, y están perfectamente pulidos. Venía encordada con 0.09, que a mí me resultan blandas y dejaban una acción demasiado baja para mi gusto, así que en cuanto he podido le he encasquetao un juego de 0.10. Le doy un 11/10 al mástil.
    El cuerpo, como ya hemos comentado, es de pino y quizás se aprecien dos piezas - no lo tengo claro, podría ser una sola pieza -. La laca empleada es traslúcida y se puede ver la veta de la madera. No se aprecia ningún nudo, como puede ser habitual en la madera de pino. El golpeador es de una sola capa, y es bastante grueso. Me recuerda de forma positiva al de mi Blade. Las pastillas son de Alnico V según las especificaciones y dispone de los controles típicos de las telecaster. El tacto de los potenciómetros es bastante firme, algo más duro que mis otras guitarras. Esto no es necesariamente una crítica, ya que no se trata de algo excesivo, pero por ejemplo me dificultan hacer los swell de volumen que hago sin problemas con las stratos. Tampoco es que esté haciendo este efecto todo el día....
    El cuerpo y el mástil están perfectamente ajustados entre sí, y desenchufada resuena y vibra como debe hacer una guitarra.

    Vamos al sonido: lo que más me ha llamado la atención es que es un sonido muy "airoso" - a falta de encontrar un mejor término-, cargado de agudos y con graves profundos, además de percusivo. Todo ello es ideal para rock de raíces y country. La pastilla del mástil suena a Hendrix, la posición de enmedio suena al solo de la canción crazy de Aerosmith (minuto 3:12 https://www.youtube.com/watch?v=NMNgbISmF4I), y la pastilla del puente parece que lleve el compresor ya metido de fábrica, con un filo contenido y unos graves potentes, firmes y demoledores. En definitiva: suena que TE JIÑAS. Eso sí, no pretendas sacarle sonidos high gain porque no los vas a obtener. Lo he probado con amplis de válvulas y con un Axe-Fx II, y claramente el jevi metal no es lo suyo, aunque para rock clásico tienes una paleta de sonidos amplísima.
    Me ha sorprendido que funciona muy bien para surf porque ese tono "airoso" que describía antes es perfecto en ese contexto. Me recuerda al sonido ese fuera de fase de la típica jaguar o jazzmaster.

    Resumiendo: por algo más de 400 pavos nueva creo que no hay mejor inversión en una telecaster. Una gran compra sin duda.

    Podéis ver el unboxing aquí: https://www.youtube.com/watch?v=jvfntwttpuY

    Aquí tenéis un par de pruebas que grabé el otro día: https://www.youtube.com/watch?v=42qYWBALIhs