18

Squier Vintage Modified Jazz Bass

Opiniones de usuario (2)
  • megma
    5
    Opinión de megma el 24/12/2019

    Lo mejor: Sonido y construcción

    Lo peor: Ajuste de fábrica

    Soy guitarrista y lo compré para tener un bajo con el que trastear.

    Lo peor de estos bajos es el ajuste de fábrica, pero no es nada que no se solucione con unas buenas manos y una horita de trabajo.

    El mío es de los primeros, con Duncan Designed y la verdad es que suena muy muy bien. Es pasivo pero se le pueden sacar muchos sonidos jugando con los volúmenes de las pastillas.

    Como ya se ha dicho, cabezea un poco, pero con una correa bien ancha se soluciona parte del problema.

    Me juego lo que quieras que entre el público nadie puede distinguirlo de un jazz bazz americano. Sólo bajistas muy frikis o con un oído muy bueno, ya que enchufado suena genial con cualquier ampli, y directo a línea es muy clásico y sin frecuencias raras.

    Una de las mejores compras que he hecho jamás.

    En qué se puede mejorar? pues en aspecto en general, ya que se ve que el cuerpo está hecho con 3 o 4 trozos de madera o el binding y marcadores del mástil, que son de plasticote barato, pero esto no suena y es simplemente estético.
  • Dani TP
    4
    Opinión de Dani TP el 21/08/2019

    Lo mejor: Auténtico sonido Jazz Bass

    Lo peor: Es pesado y tiende a cabecear

    La serie Vintage Modified de Squier by Fender ofrece instrumentos de gran calidad a precios muy contenidos, y este VM '70 Jazz Bass es un claro ejemplo de ello.

    Se trata (en mi caso) de un Jazz Bass de 4 cuerdas con pastillas pasivas Duncan Designed ya que, al menos en sus primeras ediciones, montaba estos imanes. En los modelos actuales, estas pastillas se han sustituido por unas diseñadas por Fender.

    Cuerpo, mástil y diapasón son de marera de arce, con un acabado natural que deja ver el veteado de la madera. Su mástil es atornillado, con 20 trastes estrechos y un perfil en C muy cómodo de tocar.

    Posee los clásicos controles de un Jazz Bass, dos volumenes independientes para las pastillas de mástil y puente, y un control master para el tono.

    En cuanto a sonidos, es todo lo que cabe esperar de un Jazz Bass, con sus puntos fuertes y débiles. Con los controles totalmente abiertos nos otorga ese marcado sonido setentero ideal para lineas de bajo marcadas o para hacer slap. Jugando con los controles, obtenemos un carácter más nasal y apagado. En general, es el mítico sonido de bajo Fender escuchado en tantas y tantas canciones.

    Sí que es verdad que al tratarse de pastillas pasivas se echa en falta algo más de pegada, algo de lo que adolecen todos los Jazz Bass. Por lo tanto, los estilos ideales donde se mueve bien este instrumento serían el pop, blues, jass y rock no excesivamente cañero.

    El instrumento en sí es pesado, algo que he notado especialmente cuando toco de pie. También tiende a cabecear, algo que he notado especialmente cuando todo sentado. Además, el ajuste de fábrica del instrumento es bastante malo, por lo que es casi obligatoria la visita al luthier una vez adquirido, a no ser que sepamos desenvolvernos bien ajustando por nosotros mismos el bajo.

    ¿Hay opciones mejores? Por supuesto. ¿Hay opciones mejores por este precio? En mi opinión, si lo que se quiere es el sonido de un Jazz Bass, no.

    La calidad-precio es más que buena, y como opción para un primer bajo o como instrumento de reserva/ensayos/batalla es excelente.