Chorraditas de musicos

Extractos del "Manual del Músico de Orquesta

y Banda Sinfónica"

Esto es apenas una parte de la versión completa elaborada por Daniel Kovacich, Daniel Blech y otros, publicada en www.kovacich.com.ar

ENSAYOS

Los teléfonos móviles de los músicos nunca deberán estar en "modo silencio". Si alguno comienza a sonar, su dueño deberá salir "disparado" del ensayo de la manera más evidente y ruidosa posible para atender el llamado.

Inmediatamente después de que el director haya corregido un pasaje, ejecutarlo sin la corrección realizada. Al día siguiente, preguntarle al director (en lo posible interrumpiendo otras indicaciones que esté dando en ese momento) si dicha corrección vale.

Bajo ningún concepto los instrumentistas de los metales traerán sus sordinas a los ensayos. Los percusionistas nunca deben tener su equipamiento completo.

Mirar el reloj frecuentemente. Preguntarle la hora a algún compañero en voz alta, como para verificarla, y exclamar: "¡¿ya?!"

Cuando no se tiene parte en alguna obra, merodear por la sala de ensayos y sentarse al lado de los compañeros que sí tocan, distrayéndolos con chistes idiotas. En lo posible, hacer ruidos molestos e "inocentemente" audibles (los bostezos y los pasos fuertes sobre el entablonado de madera del escenario suelen ser los ruidos predilectos en varios organismos).

Cada vez que el director anuncie que se va a proseguir el ensayo con otra obra, deje en su atril la particella anterior y tóquela cuando el director dé la entrada. Esto produce gran hilaridad entre los colegas y ayuda al clima festivo del ensayo. Si recibe algún comentario histérico desde el podio, simplemente devuelva una mirada de desprecio.

En los ensayos "generales" deben ensayar aquellos músicos que no van a tocar en el concierto, sobre todo en los puestos importantes.

También en los ensayos generales, sobre todo en los quince últimos minutos, los instrumentistas de cuerda deben dedicarse a copiar los arcos que el concertino se ocupó de dejar puestos con anticipación. Esta actividad jamás debe desarrollarse durante los descansos.

El Director determinará la duración que tendrá el ensayo general, consistente en "un da capo a fine" y revisión de detalles con el objetivo de lograr unidad de concierto. O mejor, utilizar todo el horario para afirmar su seguridad con la batuta. Una frase muy común:

"Pasemos una vez todo entero, más que nada por mí".

CONCIERTOS

Es muy importante que en los conciertos siempre haya más músicos que oyentes. Desarrollar políticas y elegir cuidadosamente los lugares para lograr este objetivo.

Ya en el escenario y en los momentos previos al comienzo del concierto, repasar ostentosamente los pasajes importantes de lo que se va a tocar luego, de forma tal que pierda sorpresa en el público. En estos casos es recomendable tocar con el compañero de atril en unísono, lo más desafinado posible.

Los comentarios leídos por el locutor sobre la obra a ejecutar deberán tener una duración mucho mayor que la música misma.

Con el público en silencio y justo antes que el director baje la batuta, acomodarse ruidosamente en la silla o ajustar la posición del atril en forma igualmente ruidosa.

Durante el concierto, cuando aún resuena el último acorde pianissimo del Adagio, que por casualidad salió muy bien y dejó al público profundamente emocionado, dar vuelta la hoja apresurada y ruidosamente.

(esta práctica motivó aquel pedido de aquél grande del humor ácido, el Mtro. Simón Blech: "Más piano la vuelta de hoja, por favor".)

El director hará que la orquesta toque uno o más bises aunque el público no lo haya pedido, ni aplaudido lo suficiente.

Los bises tienen que ser obras más largas e importantes que el resto del programa.

Durante el aplauso final, sonreír débilmente o no mostrar expresión alguna. Mejor aún: con indiferencia dedicarse a guardar el instrumento. Los que tienen la suerte de sentarse en los últimos atriles, aprovechar para retirarse antes de que terminen los aplausos.

¿Te gustó este artículo?
0
Comentarios
  • #1 por Julio el 28/08/2003
    Dios mio... Creo que acabo de aprender mas aquí que en todo un año leyendo la CM...

    La emoción me embarga...

    GRACIAS...

    MADEL
  • #2 por PSGirl el 28/08/2003
    Un buen manual de lo que no se debe hacer (¿o sí?) :) Muy bueno.
  • #3 por Salogel el 29/08/2003
    A mi me ha gustado sobre todo lo de "más piano la vuelta de hoja". Quien haya estado en ensayos de este tipo lo comprenderá.
    Simplemente sublime.

    Saludos.
  • #4 por StudioThos el 24/09/2003
    bueno, muy bueno, queremos mas...

    mas humor plis, que e slo que mas falta nos hace.
    saludos