Entrevista a Marc Quintillà. Primera entrega

Psicoescénico se sienta una tarde de noviembre a tomar un café con Marc Quintillà, guitarrista, productor y arreglista de numerosos proyectos a nivel nacional.

La intención de esta entrevista es conocer su opinión sobre aspectos relacionados con la psicología y la creación musical.

Os mostramos la primera parte de la entrevista. Proximamante, en la siguiente entrada al blog, incluiremos la segunda parte .

PsicoEscénico- Bueno Marc, antes de nada muchas gracias por compartir con nosotros y con el blog PsicoEscénico tu experiencia. Nos gustaría empezar la entrevista hablando de estrés o de nervios, como prefieras llamarlo. Nosotros, a la hora de trabajar el estrés de la competición, intentamos que los deportistas tengan sus rutinas de preparación para que la situación por muy novedosa que sea, no le haga perder la concentración. Si siempre hago lo mismo, la concentración será más fácil mantenerla. ¿ Sabes si los músicos utilizan rutinas de preparación?

Marc Qunitillà- Bueno, como principal rutina hay mucha gente que realiza un calentamiento antes de subirse al escenario, al igual que en el deporte. Cuanto más profesional es el músico, más lo suelen hacer. Piensa que, al igual que el atleta, pasamos de cero a cien en un momento. Normalmente son sobre todo los baterías los que más lo hacen, ya que el esfuerzo físico es mayor, pero muchos otros músicos empiezan a introducirlo como un hábito de trabajo.

¿Y rutinas con un carácter más psicológico?, pues cada uno seguramente tendrá las suyas. A mi por ejemplo me gusta estar tranquilo antes de tocar, que no haya mucho bullicio en el camerino. De todas formas, la situación ideal antes de un concierto nunca la vas a encontrar, porque cada concierto es diferente. De pronto ese día viene al camerino una radio para hacer una entrevista, o a la discográfica le interesa que entre alguien, o una admiradora que busca la foto con su ídolo, o cualquier otro imprevisto.

En definitiva, es muy difícil encontrar la situación ideal porque no la controlas tú. Se intenta que no pasen cosas de este tipo, o por lo menos dejarlas para el final del concierto en vez de antes de empezar, pero pasan muchas veces, más de las que quisiéramos.

PS- Por muchos años que lleves en la profesión, supongo que, como en el deporte, siempre existe ese punto de ansiedad. ¿Cómo intentas gestionar esos nervios?

MQ- Yo normalmente suelo tener más nervios al principio de las giras y en la presentación del disco. Después, poco a poco, se van normalizando. Supongo que será más una cuestión de la novedad de la situación que de otra cosa.

Para mi, los nervios son algo inversamente proporcional a la preparación. Prefiero trabajar más horas para salir más tranquilo. Si sé que lo llevo bien preparado y la gente de mi alrededor también, mi nivel de nerviosismo disminuye. Sí que alguna vez he notado que me pongo más nervioso por dificultades que puedan aparecer antes de la actuación (como problemas técnicos en la prueba de sonido), pero suele ser raro que ocurran cosas así.

PS- A lo mejor no es tu caso, pero ¿conoces casos (sin dar nombres por supuesto) que se le ha aconsejado alguna vez ir a ver a un psicólogo para ayudarle afrontar el estrés de subir a un escenario?

MQ- No lo he visto nunca. Y si lo he visto cercano es alguien que está un poco mal. Más bien un tema clínico puro y duro, pero a nivel de no controlar los nervios, no. Creo que por lo menos por parte de los músicos, esta faceta psicológica no creo que la tenga todo el mundo muy aceptada, o que le den la importancia que realmente tiene.

PS- O sea, la necesidad existe, pero nadie hace nada por solucionarlo. Digamos que es un tema tabú ya que el músico que necesita ayuda para subir a un escenario, no es buen músico.

MQ- Exacto y no sólo eso, sino que no se entiende que un psicólogo puede ayudar en este campo. Habláis de que los deportistas se preparan psicológicamente para esto, pues dentro del mundo de la música no se concibe. Los que lo hacen, o lo hacemos, es más de manera autodidacta.

Yo por ejemplo soy muy autocrítico y me gusta observarme el porqué he hecho esto o lo otro y en la medida de lo posible intento mejorarlo, pero nunca he pensado que puedo ir a un psicólogo que me ayude a mejorar en este aspecto, o para que me aconseje.

PS- Tu has trabajado en multitud de proyectos como productor y estamos seguros que la buena sintonía o el buen ambiente de trabajo entre la gente es fundamental. Pero como productor, si ves que no hay sintonía entre el grupo y tú, o entre el manager y tú, ¿cómo gestionas esa situación?

MQ- Intento siempre negociar, evito imponer mis ideas para mantener en la medida de lo posible el buen ambiente entre el equipo de trabajo. Normalmente se pactan las decisiones entre todas las partes y no suele haber problemas.

También te digo que la última palabra la tiene siempre el que paga, el manager o la discográfica, que normalmente son los que tienen la sartén por el mango. De hecho pasa muy a menudo que el grupo y el productor están de acuerdo, pero la compañía discográfica no. Pero si lo dice la discográfica, normalmente hay que tragar.

Cuando hay un punto en el que chocamos (músico-productor), el argumento es claro sobre todo de cara al artista. El productor es contratado porque tiene una visión más global y externa del proyecto. Por ello, me gusta tener más poder de decisión que el propio grupo, ya que me han elegido a mi y en teoría, me han elegido porque les gusta como trabajo, por tanto “dejaros hacer”. De todas formas no es tan radical. Normalmente lo probamos, grabamos mi propuesta y decidimos después.

Lo normal es estar abierto, ya que para eso se contrata a un productor. Sino fuera así, el propio artista se produce su disco y ya está. Si te contratan, es para proponer y no para tener que pelearte con el manager o la banda, para meter tal arreglo o tal instrumento que pueda aportar algo al tema.

PS- En el deporte es el entrenador quien dirige, ordena y planifica el trabajo. En casos en los que el entrenador ve que un jugador no está al 100% no lo pone en el equipo. En el mundo de la música ¿quién es el responsable de manejar al grupo y de que no haya alguien que, por ejemplo se vaya de fiesta todas las noches y llegue en pésimas condiciones al ensayo?.

MQ- Bueno, depende de la profesionalización del proyecto. Por ejemplo, ahora a nivel profesional suele haber un director musical, que sería el entrenador si comparamos con el deporte. Marcaría las pautas, incluso si la actitud de alguno de la banda afecta negativamente a la parte musical, podría intervenir. Eso sí siempre que afecte a la parte musical, si el bajista por ejemplo siempre está de fiesta, pero a la hora de trabajar rinde como el que más, lógicamente el director musical no se mete en eso. Pero si afecta, sí que puede apretar a la gente para sacarle el mayor rendimiento a los ensayos y la actuación.

La idea de tener un director musical, es que alguien planifique ensayos, horarios, etc. Suele ser uno de la banda, aunque a veces no tiene porqué ser del propio grupo.

¿Te gustó este artículo?
0
Comentarios
  • #1 por fanfan el 03/12/2009
    ... si le hubieran preguntado por la pirateria.. tendría algun comentario más...
  • avatar
    #2 por --8559-- el 03/12/2009
    Yo me lo he leido y lo que menos me gusta de un productor es esa potestad por cambiar algo tuyo que has creado con tanto cariño, a veces desvirtuándolo aunque imagino que habrá quienes te satisfagan.
  • #3 por PFL el 03/12/2009
    Yo he trabajado con Marc y puedo decir que es una persona muy coherente con lo que dice y como productor nunca ha cambiado nada de una parte musical sin que el músico o el grupo estuviera conforme, las propuestas son tan convincentes que nunca suele haber conflictos. En todos sus trabajos se puede valorar un buen gusto y una profesionalidad increible.
    Referente al tema principal, como técnico de estudio y directo que soy, las veces que me ha tocado sonorizar en directo, he notado un alto nerviosismo antes de empezar el acto, también es verdad que los nervios no son los mismos en una fista de barrio en la calle con cuatro gatos que en la presentación en un hotel con gente importante, aunque solo sea un micro puede fallar. Es importante estar muy concentrado y hacer pruebas insistentemente para tener controlado cualquier problema técnico, pero aún así siempre hay nervios. En el estudio en cambio es todo muy diferente.

    Saludos.