¿Hacia dónde van los controladores MIDI para DJ?

 

En los últimos días, la mirada de los DJs hispasónicos, y del resto de pinchadiscos del planeta tierra, se ha centrado en las novedades que se desvelan en el salón NAMM de Los Ángeles. La mayoría de los fabricantes ha presentado, como novedades más significativas, controladores MIDI para DJ basados en diferentes plataformas. Incluso Pioneer, que hasta la fecha había dado la espalda a este formato, ha aprovechado el NAMM 2011 para lanzar, no uno, sino dos controladores. Pero, ¿de dónde venimos y a dónde vamos? ¿Hay vida más allá del MIDI?

 

Hace unos cuantos años, siguiendo la estela de las interfaces y teclados para producción, los controladores MIDI para DJ irrumpieron en el mercado de la mano de Behringer, Vestax o la española Kontrol DJ. Algunos lo vimos como una verdadera liberación, como el triunfo del pueblo. A partir de entonces, no tendríamos que conformarnos con las limitaciones de un determinado hardware, sino que podríamos incrementar su funcionalidad hasta el infinito confiando únicamente en las bondades del software. Por una cantidad reducida de dinero, podríamos disfrutar de todas las opciones que ofrece un CDJ Pioneer y, además, en un formato mucho más portátil. Y así fue, al menos durante una época dorada, hasta que los fabricantes de hardware comprobaron que el negocio se les estaba yendo de las manos.

La confirmación de sus peores presagios llegó con el nacimiento de los sistemas TCV, que terminó de liberarnos por completo, ya que incluso podíamos utilizar nuestros antiguos equipos analógicos para introducirnos en los nuevos sistemas digitales y disfrutar del mundo de posibilidades que ofrecían las aplicaciones para DJ disponibles. Los fabricantes de software se hicieron con el mercado y compañías como Native Instruments o Serato comenzaron a hablar de tú a tú a gigantes como Pioneer o Vestax. A la sombra de los grandes gigantes, crecieron MixVibes, DjDecks, Virtual DJ, Torq y otra serie de sistemas que democratizaron el mercado de productos para DJ con soluciones que se adaptaban a las diferentes necesidades y bolsillos. Parecía el triunfo de una filosofía modular, la era IKEA, en la que diferentes módulos de opciones se añadían a nuestros softwares para ser controlados desde nuestros sistemas, híbridos digitales-analógicos, que también eran modulares. ¡Libertad total y sin barreras!

La tendencia se ha invertido en los últimos años y el nacimiento de Serato ITCH supondría el principio del fin. La implantación de nuevos protocolos para reemplazar al MIDI, universal y omnipresente, y el concepto de sistemas cerrados que combinaban hardware y software comenzó a imponerse. El software, antiguo adalid de libertad, quedaba reducido a la mínima expresión (dos discos que giraban en un fundo negro...), subyugado a las exigencias del hardware, lo que hizo crecer de nuevo las oportunidades de negocio. Vestax, Numark o Allen & Heath decidieron que era hora de echar el resto y subirse al carro de Serato para asegurarse una porción del suculento pastel. Tal fue el impacto, que hasta Native Instruments, abanderada del software en el pasado, se lanzó a la carrera de las superficies de control, diseñando una nueva versión de Traktor para ser manejada desde su esperado controlador. Esta tendencia se ha visto alimentada por el consumismo desenfrenado de los que nos hacemos llamar DJs, que sentimos la necesidad de traicionar la esencia del MIDI con tal de lucir lo último en nuestra cabina. 

Y así llegamos hasta el día de hoy… NAMM 2011 será recordada como la feria del MIDI, la de la dualidad entre Traktor y Serato, la de la irrupción de Pioneer en este universo y la del aumento desproporcionado del precio de los controladores (a la par que la disminución en su portabilidad). Parece que, desde el lanzamiento del Native Instrument S4, y tal y como se intuía desde la llegada de ITCH, la tendencia será asociar las mejoras en el software al lanzamiento de un nuevo controlador. De esta forma todos ganan a excepción del consumidor, que se verá obligada cada cierto tiempo a pasar por caja si quiere estar a la última. ¡Que se pare el mundo que yo me bajo!

¿Te gustó este artículo?
0
Comentarios
  • avatar
    #1 por --15336-- el 14/01/2011
    Genial!

    Llevo dias dandole vueltas a escribir algo parecido (casi a modo de replica...).

    Igual me animo. Te gustaría?

    ;)
  • #2 por Emiyanez el 14/01/2011
    Nice idea! Sería un placer leer en un post tu personal visión del mundo de los controladores. Refurbishing?
  • avatar
    #3 por --15336-- el 21/01/2011
    Pues tendré que sacar tiempo... (ultimamente voy a tope) pero la verdad que ir haciendo cosas complementarias puede ser interesante...

    ;)