Melda MCharacter, cirugía estética para señales de audio

Pocos plugins se aventuran en el terreno de detectar y alterar mediante resíntesis (no por EQ o distorsión) los armónicos de una señal. MCharacter se añade al catálogo de Melda con ese objetivo. Permite una intervención muy precisa en el contenido y distribución de armónicos de las diferentes notas que forman una grabación, con la restricción de que la señal tiene que ser monofónica. Monofónica en el sentido musical de una sola nota en cada momento: sin acordes, y en lo posible sin excesos de reverb que también acaban por hacer presentes varias notas simultáneas.

Los tratamientos con ecualización, para modificar el balance entre unas zonas del espectro y otras, son insensibles a la nota presente en cada momento. Si usamos EQ para realzar el segundo armónico, quizá lo logremos para una determinada nota, pero esa curva de EQ estará realzando otras componentes cuando suenen notas diferentes. Además la mera ecualización no añade componentes no presentes en la señal de origen.
La distorsión sí aporta componentes nuevas, pero generalmente tenemos muy poco control sobre ellas. Además los fenómenos de distorsión se llevan mal con la polifonía, y varían sus resultados enormemente en función del nivel de la señal.

MCharacter analiza la señal, detecta el tono/nota presente en ella y su evolución a lo largo del tiempo, y con esa información puede alterar el balance entre los armónicos o incluso resintetizar y añadir componentes derivadas a partir de esa información.

Una pantalla 'levels' permite alterar el nivel de los 32 primeros armónicos, subiendo o balando cada uno de ellos una determinada cantidad de dB respecto a su nivel original. Vendría a ser algo así como una ecualización 'dinámica' capaz de seguir la evolución del tono de la señal centrando los cortes de EQ sobre cada uno de los armónicos. Permite en el fondo una modificación del audio sensible a su propio desarrollo armónico. Sería factible por ejemplo controlar el balance de pares/impares, o la presencia de los primeros armónicos.

Otra pantalla 'synthesis' permite añadir sintetizándolas componenetes nuevas en posiciones armónicas a partir del fundamental. Esencialmente, MCharacter detecta la nota presente y sigue sus fluctuaciones, permitiendo generarar 32 componentes armónicas con niveles a nuestro gusto. Algo así como una especie de síntesis aditiva gobernada desde la propia señal audio. Como en el resto de las pantallas, las posiciones correspondientes a los armónicos que son octava del fundamental aparecen resaltados para una mejor identificación.

Una tercera pantalla 'notes' permite añadir parciales que no sean necesariamente armónicos, sino escogidos cromáticamente sobre un recorrido de +/- dos octavas. De esa forma es posible añadir componentes que guarden una cierta relación interválica con el fundamental de la señal. Es útil por ejemplo para reforzar con suboctavas o directamente para la creación de determinados intervalos.

En conjunto un juego de herramientas peculiar, que basa su estrategia en un sistema de análisis y resíntesis, no de EQ/distorsión, y que por lo tanto difiere notablemente en los resultados. Por una parte tiene asociada siempre una latencia (inevitable contar con un fragmento de audio para poderlo analizar), pero por otra la 'pureza' de su actuación es muy superior a las otras técnicas, permitiendo una actuación que es casi de cirugía, con una reconstrucción precisa del rostro acústico de las señales tratadas.

El 'detector panel' permite al usuario ajustar el proceso análisis y adaptar los compromisos de calidad/latencia del mismo a través de la especificación de un pequeño juego de parámetros en los que no faltan la extensión en muestras de la ventana de cálculo, o las frecuencias fundamentales extremas que deseamos reconocer (y que conviene adaptar lo más posible al real contenido en notas de la señal procesada).

Como es habitual en Melda, cuenta con unas funciones amplísimas de modulación de todos sus parámetros que los más creativos pueden aprovechar. Abundan LFOs, ENVs, sidechains, y semejantes (además de automatización o control MIDI) que permiten hacer que los tratamientos en lugar de fijos sean altamente dinámicos.

Hasta final de diciembre puede adquirirse por 34 euros, frente al precio de lanzamiento general que será de 49, y el de comercialización final que rondará los 100.


Más información | Melda MCharacter

Pablo Fernández-Cid
EL AUTOR

Pablo no puede callar cuando se habla de tecnologías audio/música. Doctor en teleco. Ha creado diversos dispositivos hard y soft y realizado programaciones para músicos y audiovisuales. Toca ocasionalmente en grupo por Madrid (teclados, claro).

¿Te gustó este artículo?
4
Comentarios
  • #1 por Mister Carrington el 10/12/2015
    Cuando oígo hablar de resíntesis me vienen a la cabeza viejas y carísimas máquinas llenas de diodos rojos...

    http://www.synthtopia.com/content/2007/06/26/technos-acxel-resynthesizer/

    Como siempre, hay que probarlo.
    3
  • #2 por neph el 10/12/2015
    Estos de melda demuestran que todavía no esta todo inventado......ni todo es una gui bonita.....
    2
  • #3 por Leadwork el 10/12/2015
    Estamos en constante evolución , pensar que esta todo inventado sería ilógico.
    Pero si que es cierto que algunas personas se quedan obsoletas. Pero eso va en las personas.
  • #4 por Hexagon Sun el 10/12/2015
    Magnífica descripción para un asunto tan esotérico... Todo lo que implique sintesis me atrae, y esto que parece como un nuevo mundo inexplorado, mas aun.

    Algun ejemplo de audio para terminar de encajar el feeling sonoro de esta tecnica sería la guinda del pastel.
    1
  • #5 por pablofcid el 11/12/2015
    Con ganas estoy también de probarla, pero tengo varias reviews en marcha para los próximos días. Así que los ejemplo habrá que buscarlos en la propia Melda y vídeos que aparezcan en los próximos días.
    Son inevitables algunos artificios propios de cualquier tratamiento en el dominio espectral. Pero con todo, puede ser útil para añadir un poco de retoque a una señal audio original que domine (y enmascare) esos artificios. Y otro terreno muy interesante (yo lo usaba hace 20 años en mis propios programas) es el de usar los productos de una 'resíntesis' para obtener una señal que se pueda procesar en paralelo con la original. Por ejemplo, añadir reverb sólo a la versión 'estrictamente armónica' generada con esta aplicación evita que la reverb se aplique a las consonantes (las molestas 'ssss' al cantar) y a los inevitables ruidos y golpes al tocar un instrumento... o permite tener un material estrictamente armónico para someterlo a una distorsión mucho más controlada que en el caso de la señal original llena de otros contenidos. El caso es echarle imaginación.
    1
  • #6 por incluso el 12/12/2015
    Muy interesante Pablo..
  • #7 por el 10/01/2016