Sintetizadores

Pulsarmodular P900: hiperrealismo modular en plugin

Intro

La moda de lo modular ha llegado al software para quedarse. El Modular V de Arturia reinó casi en solitario unos años, pero hoy vemos aparecer Softube Modular (que revisaremos en breve), la app Model 15 de la propia Moog para iPad, el entorno Blocs de Reaktor… Propuestas no faltan en todo tipo de entornos y para usos y objetivos muy variados.

Con menos nombre, dado que es su primer producto, pero no menor ambición, Pulsarmodular ofrece P900. Todo un homenaje a los modulares Moog de los 60 en la línea del Model 15, pero que admite una mayor cabida y variedad elementos, con hasta 4 filas con espacio para 12 unidades en cada una de ellas.

Excelente como herramienta para aprender síntesis, especialmente para los interesados en iniciarse en el terreno modular sin los riesgos y las inversiones del hardware, pero a la vez excelente como sinte en sí mismo, incluso para usos polifónicos, en los que me ha sorprendido su inesperado buen desempeño.

Ya veremos cómo capea en un entorno con creciente competencia. Juzgando por lo que ofrece en sí mismo, no defrauda.

pulsarmodular.com

Características básicas

Los módulos son, muy en línea Moog, clásicos a más no poder, alejados de exotismos, y por lo tanto lo son también los sonidos a los que conduce. Pero los buenos resultados y una apariencia que destila 'MU' por todas partes bien merecen una visita a sus posibilidades.

El juego de módulos que permite llegar a usar y el número máximo de unidades de cada uno de ellos queda descrito en esta lista. Tenéis su imagen y detalle uno a uno en el vídeo que acompaña a la review (para el que he probado la 1.0.10, dado que la 1.0.11 ha aparecido a principios de julio):

  • MIDI/CV Converter (1): admite modos monofónico con/sin legato y polifónico a 4 u 8 voces, y cuenta además de con pitch/gate con señales de control correspondientes a la velocidad de pulsación, el aftertouch, la rueda de modulación y la rueda de tono.
  • MIDI Clock (1): cuenta con 4 salidas sincronizadas al tempo del DAW y cuyo división puede seleccionarse
  • Oscillator Driver (1):  como es propio de los sistemas Moog, este ‘driver’ controla los osciladores entregándoles la señal de ‘pitch’ y la de anchura de pulso.
  • Oscillator (4): con 4 formas de onda simultáneas, entrada sync y entradas de control de tono tanto AC como DC.
  • Mixer (3): mezclador de 4 entradas regulables con salidas directa e invertida
  • Filters (2) con 5 tipos: Ladder/Diode Ladder/OTA/SVF/Sallen Key
  • Envelope Generator (3): de tipo ADSR
  • Attenuator (3): cada modulo atenuador incluye 3 juegos
  • Voltage Controlled Amplifier/VCA (3): de respuesta seleccionable lin/exp, y con dos entradas audio que se combinan y salida doble para facilitar conexiones
  • Noise & Filters (2): un modulo que reúne un LPF y un HPF de poca pendiente y sin resonancia junto a un generador de ruido blanco y rosa. Pueden usarse independientemente, al contar con entradas/salidas individuales
  • Ring Modulator (1): en un modulo de una sola unidad se dispone de dos multiplicadores analógicos (anillos)
  • Low Frequency Oscillator/LFO (3): con entrada para forzar reinicio de ciclo, y con posibilidad de modular su frecuencia vía CV, incluso desde sí mismo dado que dispone de salidas individuales para formas seno, triángulo, diente y rectangular. Al no ser regulable su nivel, típicamente se aplicará vía un atenuador interpuesto antes del destino.
  • Sample & Hold más Glide (3): combina en un módulo las funciones S&H y ‘lag’ pero pueden aplicarse separadamente.
  • Voltage Store (3): recientemente añadido es un módulo para crear secuencias de hasta 8 voltajes.
  • Stereo Output (1): un modulo que permite llevar la señal del sintetizador hacia el DAW y que ofrece dos canales (L y R) de amplificación saturante (emula sistemas clase A o A/B) y que tiene previstas conexiones de envío / retorno en cada uno de los dos canales para poder integrar efectos.
  • Analog Delay (2): se trata de un delay monofónico, regulable desde un comportamiento ‘limpio’ hasta uno afectado del color de los BBDs, y que cuenta con un LFO integrado para hacer modulación del tiempo de delay obteniendo colores de flanger o chorus.
  • Plate Reverb (1): admite tratamiento de señal estéreo y cuenta con tres modos de respuesta. Sus algoritmos están sometidos internamente a modulación de las colas reverberantes (al estilo de lo que popularizó a las Lexicon).

Siempre podríamos pedir algún módulo más. En particular poder aplicar un segundo Oscillator Driver, para diferenciar el control de unos osciladores frente a otros, o algún módulo de utillería que siempre tienen aplicación como múltiples y semejantes. Pero la lista anterior seguramente crezca. Lo ha hecho hace poco con el Voltage Store que abre el mundo del secuenciamiento sin salir de P900 elevándolo a una potencia insospechada en su nacimiento, y se anuncia que próximamente llegará otro módulo dedicado específicamente a la gestión de patrones de disparo.

Quienes veían en la limitación inicial a OSX 10.11 una barrera ya pueden disfrutar sin miedo de su demo, porque ahora funciona desde OSX 10.9 en adelante. El miedo, si acaso, es el de caer en la tentación. Sigue siendo un plugin AU 64 bits exclusivamente para OSX, con lo que los usuarios de Win miran desde la barrera.

En uso

Me ha llamado la atención el buen desempeño en uso polifónico, siendo posible crear sonidos clásicos de sustractivo polifónico bien ambiciosos, evocadores de equipos como los Jupiter-8, o el CS-80. Algo que no esperaba disfrutar tanto y que amplía posibilidades más allá de lo que en principio invita a pensar un modular, por ejemplo con pads y brasses corpulentos. En los juegos más típicamente monofónicos/modulares también muy buenas impresiones.

La presencia de efectos y de secuenciador permiten rápidamente crear los clásicos juegos de repetición de un patrón creando con ecos un canon, aunque la falta de sincronía con el tempo del DAW complica sin necesidad la sincronización perfecta (aunque parece que está en la lista para un 'update' próximo).

La demanda de CPU depende de los módulos que tengamos creados y del conexionado entre ellos. La combinación del oversampling x8 y la polifonía a 8 voces resulta matadora para mi iMac de 2010 con algunos presets de alto número de módulos, pero en 4 voces o reduciendo a x4 el sobremuestreo en el caso de ir a 8 voces, he podido usar combinaciones bien complejas. Con el uso monofónico o a 4 voces no he tenido problemas, y en ningún momento me he planteado subir el tamaño de los buffers.

En cuanto al interfaz de usuario, ya en su primera versión de hace dos meses contacté con el desarrollador para comentar algunas posibilidades de mejora. Puedo por ello confirmar lo abierto y ágil que ha sido para incorporar cosas como los cables traslúcidos, o formas de resaltar los cables que salen de un conector. Con esas modificaciones la facilidad de uso ha crecido mucho, aunque en zonas muy densas en cables siempre, también en el hardware, es complicado ver con comodidad lo que hay detrás.

Se maneja con comodidad desde su propia interfaz bien atractiva, pero mucho más interesante que el uso de ratón es controlarlo desde alguna controladora MIDI con potenciómetros y/o faders. El control MIDI es posible pero aplica asignación fija de mensajes CC (control change) en lugar de un MIDI learn que podría hacer más fáciles las cosas. Es un control que facilita el movimiento de los potenciómetros pero no la intervención sobre el cableado, que debe resolverse gráficamente en pantalla (habitual en estos modulares virtuales). Es además un control que incluso para parámetros críticos como la afinación o la frecuencia de corte sólo alcanza resolución de 7 bits, por lo que esa vía de control MIDI fácilmente desencadena en ellos efecto ‘escalera’. Reelaborar pues el control MIDI, haciendo uso de NRPNs y admitiendo ‘MIDI learn’ es algo que antes o después Pulsarmodular posiblemente deba acometer, puesto que en cuanto añadan algún otro módulo más se agotará el corto espacio de números de CC disponible (actualmente ya gastan un centenar) y tener un control de mayor resolución es necesario para algún que otro parámetro.

Sería bueno permitir realojar módulos sin perder la conectividad. No pocas veces una idea nace con un mínimo de módulos y al complicarse con más interesaría reubicarlos para tener una disposición sensata. Cierto que eso el hardware no lo soporta, pero de algo ha de valer estar en una versión virtual. Pulsarmodular nos indica que será posible en una próxima versión. Mientras tanto especialmente lo echo en falta en relación con los filtros. Poder reemplazar ‘in situ’ un modelo de filtro con otro sin perder la conectividad y tener que volver a tirar latiguillos sería muy bienvenido para poder contrastar cuál resulta mejor en cada situación. Algo que la casi total coincidencia de entradas/salidas/controles en los 5 modelos de filtros debería facilitar (son iguales a esos efectos, salvo el State Variable por contar con varias salidas además de la paso bajo).

Pero más allá de estas cuestiones que son más recomendaciones a futuro que impedimentos para su uso, la conclusión global es muy positiva.

Sonido

Podéis juzgar a partir del vídeo, en el que dedico la mayor parte del tiempo a mostrar cómo suena, intercalando algunas explicaciones sobre el interfaz o un recorrido por los módulos que contiene. También tenéis al final del artículo algunas demos oficiales vía soundcloud.

Se nota con facilidad, tanto a oído como en el consumo de CPU, una atención al detalle que permite salvar bien situaciones de sonidos difíciles a la recreación virtual como lo son los dientes sin filtrar en registro agudo y especialmente todo el universo de las modulaciones en velocidad audio y con intervención de los osciladores como moduladores. Aguantar el tipo por ejemplo al inyectar un oscilador directo a controlar la frecuencia de corte de un filtro.

Es claramente un analógico virtual de los de nueva hornada, con los que afortunadamente se está haciendo poco a poco habitual poder contar. Cuesta (ajustando un sobremuestreo adecuado) encontrar problemas de aliasing en las señales audio o de zippering en las señales de control. Poder disfrutar creando con un sinte software sin llevarse decepciones al forzar un poco las cosas es algo que está ahora al alcance de la mano con sintes como P900.

El sonido en el caso de no usar sobremuestreo (incluso ajustando sobremuestreo x2 cuando los sonidos son un poco más críticos al respecto) deja, como cabía esperar, presentes algunos restos de aliasing, pero con x4 ofrece un resultado magnífico, sin llegar al extremo de cómputo que exige ir a x8 y que no he llegado a ver que supusiera mejora en prácticamente ninguna ocasión.

Internamente los cálculos se realizan a velocidades altas incluso para las señales de control, y el cómputo es importante, pero es a cambio de algo. Especialmente reconfortante (una gozada, vaya) la primera vez que tiré un cable desde un oscilador hacia el control de frecuencia de corte. Que un sinte aguante esos extremos de modulación rápida es algo que debe exigirse para poder corresponder a una vocación modular y aquí se logra. También las sensaciones con los LFOs llevados a frecuencias altas son limpias, sin el efecto de ‘muestreo’ que llega a trasladarse a lo que escuchamos en otros sintes que usan velocidades excesivamente lentas en el cálculo de las señales de control.

Nada como probarlo: la versión demo permite uso completo durante 14 días sin restricciones y luego comienza a introducir un fragmento de ruido ocasionalmente. La licencia, por cierto, exige uso de Paypal y admite la activación en dos máquinas del mismo usuario.

Conclusión

Son buenos tiempos para los sintes virtuales, que, incluso si no llegan a poder replicar con infinita fidelidad el supuesto ideal de modelos analógicos antiguos, van adquiriendo una alta calidad de sonido libre de los problemas que eran tradicionales hace unos años y que alejaban algunas de las sensaciones posibles con los analógicos.

La calidad visual de un plug in no es nada sin calidad en el audio, y aquí ambas van de la mano. Una presentación atractiva, que aún admitiría alguna mejora en relación con el cableado o la reubicación de los módulos, acompaña a un sonido bien resuelto y acorde a los tiempos que corren. Interesante en sí mismo sin necesidad de comparativas ciegas y tests A/B. Qué mas da cuando tanto A como B son buenos.

La falta de entrada audio, la ausencia de sincronía ‘a tempo’ en los LFO o el delay, o las limitaciones del control MIDI vía CC, no desdicen de las muchas virtudes de un sinte que igual da juego tanto para abordar sonoridades modulares a la antigua usanza como para montar nuestro propio polifónico ‘vintage’. Son además cuestiones que en su mayor están ya bajo desarrollo para próximas versiones, pero que en nada impiden poder disfrutar con lo que ya ofrece.

 

Más información | Pulsar Modular P900 (129€)

Pablo Fernández-Cid
EL AUTOR

Pablo no puede callar cuando se habla de tecnologías audio/música. Doctor en teleco. Ha creado diversos dispositivos hard y soft y realizado programaciones para músicos y audiovisuales. Toca ocasionalmente en grupo por Madrid (teclados, claro).

¿Te gustó este artículo?
6
Comentarios
  • #1 por manwhocan el 05/07/2016
    En Ableton ni aparece, en Logic si abre. OSX 10.9.5
  • #2 por pablofcid el 05/07/2016
    #1
    No uso Ableton, pero por si acaso: es un AU a 64 bits, ¿puede ser por eso?
  • #3 por pablofcid el 05/07/2016
    Finalmente la licencia sí puede ser transferida entre máquinas del mismo usuario sin necesidad de contactar con el desarrollador (lo que no se admite es el traspaso hacia otra cuenta de usuario), así que edito la noticia.
    Por cierto, me indican desde Pulsar Modular que la sincronía a tempo en el delay, etc. va a llegar en una próxima versión y también el realojamiento de los módulos, y otras cuestiones de las que mencionaba como posibles mejoras para el futuro.
  • #4 por manwhocan el 05/07/2016
    en Ableton a 64 y nada. Lo mejor sin duda es el sonido que saca, de lo mejor que escuché en soft. 10/10
  • #5 por pablofcid el 05/07/2016
    En ese caso escribe al email de pulsarmodular. Seguro que te contesta y luego igual nos puedes contar aquí por si le sucede a alguien más.
    1
  • #6 por manwhocan el 05/07/2016
    En Live 9 OS X 10.11 (El Capitan) funciona sin problemas según me dijo. Suena muy muy bien, a un buen precio además.
  • #7 por KikeAOR el 05/07/2016
    Menuda pintaza tiene... :shock: :shock: :shock:

    Lástima que yo sea uno de esos usuarios de Win que tienen que seguir mirando desde la barrera... =P~ =P~
  • #8 por blapo el 05/07/2016
    Interesante la comparativa entre el Pulsar y el Jupiter 8. Suenan prácticamente igual; tan solo pequeñas diferencias en el ataque y en los bajos a favor del JP8. Teniendo en cuenta el precio de uno y otro el Pulsar me parece un chollo.
  • #9 por 420520 el 06/07/2016
    Suena como Diva, muy buen sonido y con una interfaz gráfica muy bonita.
  • #10 por KikeAOR el 15/07/2016
    ¿Se sabe si hay previsión de que finalmente se haga versión para Windows?.

    Cada vez que veo un vídeo y escucho este plugin, me dan muchísimas ganas de poder probarlo :desdentado: :desdentado: :desdentado:
  • #11 por pablofcid el 15/07/2016
    Por lo que hablé con ellos, no de forma inmediata. No creo que esté en el calendario todavía empezar con ello.
  • #12 por KikeAOR el 19/07/2016
    #11

    Gracias, Pablo.

    Tendré que dejar de ver vídeos y demos, pues, que sino me pongo muy malito :mrgreen: