Informática musical

Review de Maschine Studio

En 2009 llegó al mercado el primer modelo de Maschine, un producto de Native Instruments que combina hardware y software para tratar de hacerse un hueco en el mercado como sistema completo de producción musical. El objetivo de NI ha sido claramente ofrecer una versión actualizada de las célebres MPC de Akai, para lo cual en lugar de crear un sistema basado en una máquina independiente de producción, decidieron que la máquina controlara un software que corre en un ordenador, factor que provee de mucha más flexibilidad tanto a la hora de diseñar el software como de emplearlo. El producto ha sido un éxito, tanto que a lo largo de estos cuatro años han visto la luz primero una versión de tamaño y precio más reducido (eliminando controles y pantallas), y después una segunda versión de las dos máquinas que incorpora entre otras cosas un diseño mejorado y pads con iluminación de LEDs RGB, elemento que ofrece un interesante feedback visual a la vez que potencia la presencia del dispositivo tanto en directo como en el estudio, y que se ha convertido en marca de la casa de NI, incorporándolo también a algunos de sus controladores para DJs. El éxito de Maschine ha sido tal que incluso el aparato es empleado en directos de música electrónica y también en cabinas de DJ, y es muy probable que la decisión de NI de que el sistema esté basado en una combinación de controlador y software haya sido también decisiva para que Akai haya seguido esa misma línea a la hora de lanzar sus nuevos productos MPC, que igualmente son ahora productos que combinan hard y soft en lugar de las máquinas autónomas que eran antes.

Una nueva versión

En noviembre de 2013 se puso en venta la última versión del hardware Maschine que Native Instruments ha desarrollado bajo el nombre de Maschine Studio y que viene acompañada por una versión totalmente renovada del software de producción que acompaña al controlador, llamado Maschine 2.0. El nuevo controlador incorpora ahora dos pantallas TFT en color en su parte superior, que parecen de 4.5 pulgadas (no hay dato oficial del tamaño), a la derecha de estas pantallas hay un nuevo vúmetro de dos líneas de 16 LEDs con botones para seleccionar la fuente sonora o de MIDI que monitoriza, a la derecha de la rejilla de pads (que no ha cambiado nada) tenemos un nuevo jog iluminado de gran tamaño cuya función es asignable empleando dos selectores que tiene debajo y justo encima 8 nuevos botones retroiluminados con funciones de edición rápida. En la parte trasera del controlador ahora hay más conexiones, contamos con una entrada y tres salidas MIDI, además de dos conexiones para pedales de control, inexistentes hasta el momento y muy reclamados por algunos usuarios. La adición de estos elementos supone un aumento en la superficie del aparato con respecto a los anteriores modelos, y que curiosamente ahora tiene las mismas dimensiones que un plato Technics 1200SL MK2 (aunque menos elevado), algo de lo que por cierto creo que poca gente se había dado cuenta, y que me hace pensar que aunque no hay todavía maleta oficial de transporte, no debe ser muy difícil adaptar cualquier flightcase de plato Technics para tal fin.

Bajo el aparato hay una sorpresa, y es que el dispositivo cuenta con dos patas plegables que podemos emplear para elevar la inclinación de la superficie y así trabajar más cómodamente (por lo menos a mi me ha parecido más cómodo), de esta manera tampoco hace falta adquirir por separado ningún elevador como los que vende NI para los anteriores modelos de Maschine.

En el panel superior hay dos novedades estéticas que percibes en cuando sacas el aparato de su caja. La primera es que NI ha empleado para Maschine Studio su nueva y ya habitual combinación de aluminio y metacrilato que ya lleva tiempo empleando en sus controladores para DJ, y lo cierto es que el resultado es muy bueno. El segundo es que se ha eliminado el reborde elevado de la parte superior e inferior, así que toda la superficie está a la misma altura, un detalle que parece simple pero que mejora el aspecto de la unidad. Ambas novedades estéticas, unido a que los knobs y jogs son del mismo color que la carcasa (la unidad de prueba era negra aunque también se puede adquirir en blanco), proporcionan a Maschine Studio un aspecto visual elegante y sobrio. Colocar Maschine Studio en cualquier lugar de tu estudio o de un escenario, hace que automáticamente mejore el aspecto del lugar.  No es apropiado juzgar nada por su aspecto externo, pero en este caso es inevitable pensar que vas a conectar algo realmente bueno, o dicho de otra forma, es un libro que te predispone a su lectura gracias a la portada. Eso sí, si quieres que conserve el aspecto, prepárate para pasarle un trapito todos los días. El negro no es buen amigo del polvo, y el metacrilato tampoco de las huellas.

Además del aspecto, la construcción del aparato es magnífica, los acabados son muy buenos, la sensación de solidez al tocar cualquier control, componente o elemento de la carcasa externa es constante. Lamentablemente debo decir que aunque las pantallas a color son realmente prácticas y se ven bien, no son exactamente lo que yo esperaba. No son de alta definición como dice NI en su publicidad, tan solo son de 480x270, y seguramente algunos de vosotros llevaréis en los teléfonos móviles pantallas con una calidad de imagen un poco mejor. Aunque repito, cumplen suficientemente bien su cometido. Una lástima que no sean táctiles, ya que la tendencia inconsciente es la de tirar a tocarlas con los dedos esperando que pase algo.

La palabra “Studio” y algunas de las nuevas características, así como su precio y el hecho de que su tamaño oriente al aparato a estar en una instalación fija en un estudio, podría sugerir que quizá el dispositivo incorpore un interfaz de audio de alta calidad. Pero no, los dispositivos de la gama Maschine siguen sin incorporar interfaz de audio alguno, una gran omisión desde mi punto de vista, que obligará a sumar un mínimo de unos 200€ al coste de la nada barata Maschine Studio (ronda los 970€) a todo aquel que no sea ya poseedor de un interfaz y que se compre el aparato con el objetivo de tener un sistema completo de producción. Sinceramente creo que el motivo no es otro que comercial, ya que NI fabrica sus propios interfaces de audio, y supongo que le sale mejor tratar de colocar alguno de los que ya tiene en venta, como Komplete Audio 6, que incorporar uno a Maschine Studio. Supongo que Native Instruments confía mucho en el tirón de la marca Maschine como para superar en precio al MPC Renaissance, que por menos de 900€ incorpora interfaz de audio multicanal (luego hablaremos un poco en profundidad de esto).

El software

Para usar la Maschine Studio primero tendrás que instalar el software. La cosa lleva un buen rato, porque debes instalar el software Maschine 2.0, que incluye 5 sintetizadores de batería y diversos efectos, la selección de software incluida en Komplete Selection (con Massive, Prism, Scrabee MK1, Kontakt Player, Reaktor Player y Solid Bus Comp.) y la librería de sonidos de Maschine.  Tanto el software de Maschine como los instrumentos incluidos obligatoriamente deben descargarse de internet, la librería de sonidos, que es el contenido de mayor volumen, más de 5gb, viene en un DVD, aunque también puede descargarse. La verdad es que el hecho de descargar el software me parece un acierto, cada vez aparecen menos ordenadores con unidad óptica, pero a pesar de ello debería entregarse todo también en formato óptico o en un sencillo pendrive, que hoy en día son baratísimos y si se compran en grandes lotes son todavía más baratos.

Este artículo ha supuesto la primera vez que he estado usando cualquier modelo de Maschine y su software, algo que sinceramente me parece fantástico, ya que así me pongo en la piel de un posible primer comprador y usuario de este sistema de producción musical. No puedo comparar el software con la anterior versión ya que no la conozco (aunque tengo entendido que ha mejorado mucho), así que únicamente me centraré en lo que existe actualmente y en lo que he podido aprender en los días que he tenido el aparato. Y digo aprender porque aunque tengas experiencia en software de producción, es necesario comprender la manera que tiene de funcionar el software de Maschine y la nomenclatura particular que tiene para referirse a ciertas cosas. Tienes un fabuloso manual para descargar de la web de NI, de más de 700 páginas esperándote con los brazos abiertos. Tranquilo, yo no me he leído ni 150 páginas estos días y puedo aseguraros que la primera noche ya estaba secuenciando patrones.

El software llama grupos (groups) al conjunto de 16 sonidos disparables a la vez desde la cuadrícula de 16 pads. Los sonidos pueden surgir de los diversos tipos de plugin que tienes instalados con el software, si son meros samples el plugin encargado de reproducirlos se llama simple y llanamente Sampler, aunque también puedes cargar alguno de los sintetizadores de percusión y crear tu propio sonido de bombo o caja, o bien puedes emplear sonidos de los otros sintetizadores incluidos, como Massive, además de poder insertar efectos en cada sonido. Si se te queda corto el arsenal que te instala el software incluido, puedes recurrir a cargar en el software de Maschine cualquier instrumento de Native Instruments o cualquier instrumento en formato VST o Audio Unit. Cada grupo de sonidos tiene sus patrones, que es como llaman aquí a secuencias hechas con los sonidos y que están formados por eventos (el nombre de las notas o de instrucciones de automatización), estos patrones se combinan en escenas. La combinación de sonidos, grupos, patrones, escenas… se llama proyecto. Como lo pads del aparato tienen iluminación RGB, cuando trabajes con cada grupo la iluminación de los pads cambiará, incluso si lo prefieres dentro de cada grupo puedes programar el aparato para que cada sonido o conjunto de sonidos, tengan colores diferentes. Por cierto, el software también puede importar sonidos y patrones creados para sus rivales, los MPC. Buena idea, NI.

Empiezas a trabajar en tu proyecto cargando sonidos en un grupo, cada sonido puedes asignarlo a un pad.  Después grabas patrones tocando con los pads, que disparan esos sonidos. Si no quieres grabar en tiempo real, puedes emplear el modo Step, que convierte la rejilla de pads en un sencillo secuenciador por pasos, donde cada pad que ilumines representa un evento sonoro. En caso de usar sonidos melódicos (de un sintetizador, por ejemplo), la rejilla de pads se puede configurar para emplearla como si de un teclado se tratara y que cada pad dispare una nota, poder interpretar melodías con ese sonido. Cuando tienes tus patrones hechos, editas el orden de tus patrones, y los agrupas creando escenas. Insertas efectos en tus sonidos, cambias algunos parámetros en la mezcla… y cuando te quieres dar cuenta, han pasado tres horas y pico, y tienes algo muy interesante que te gustaría enseñar a varios amigos.

Prácticamente todas las funciones de edición, ya sea de parámetros de los sonidos, sintetizadores, cambios en los patrones… se pueden llegar a hacer desde la propia Maschine Studio, y sin mirar casi la pantalla del ordenador, entre las pequeñas pantallas de la unidad y la gran cantidad de funciones de edición mapeadas entre los controles, consigues trasladar bastante bien el workflow al aparato. En las primeras sesiones de trabajo es fácil quedarse bloqueado cuando quieres hacer algo que no has hecho hasta el momento, unas veces la intuición te salva y consigues adivinar cómo hacerlo observando las opciones que tienes en las pantallitas, otras no te queda más remedio que buscar en el manual. Si tienes experiencia con software de producción musical (quien os habla lleva más de 15 años relacionado con el asunto), en un par de días dominas lo básico para ir creando y experimentando. Bastante más días son necesarios para entrar en aspectos concretos de edición y en coger soltura con el software. Conocer la librería completa puede llevar semanas o incluso meses. Diferente es el caso de la gente que no tenga experiencia y decida comprar Maschine Studio, o cualquiera de las otras Maschine para empezar en cuestiones de producción, seguramente le costaría bastante más. Además, tanto el software como el manual completo por el momento únicamente están disponibles en inglés, algo que frecuentemente trae problemas por nuestras tierras.

Los botones que hay sobre las pantallas y los knobs (infinitos) que hay bajo ellas no tienen función fija, lo que controlan, modifican u ordenan depende de lo que aparezca representado en las pantallas. Las pantallas pueden usarse para lo que necesites… navegar por la librería de sonidos, instrumentos y efectos, visualizar el mixer del software Maschine, cambiar parámetros del instrumento que genera el sonido o de alguno de sus efectos, navegar entre los eventos de un patrón para cambiar la posición o la velocidad de alguno de ellos… Personalmente me ha gustado bastante emplearlas para controlar la mezcla y también para navegar en la librería de sonidos, por un motivo muy simple y que se repite en muchos programas de producción: son funciones suelen requerir una ventana o pestaña aparte que te resta un área de trabajo considerable en la pantalla del ordenador, tener disponible esas dos simples funciones en las pantallas me ha resultado práctico. El control de algunos parámetros de los instrumentos desde las mini pantallas es también interesante, aunque el tema de edición de patrones y eventos ya lo veo algo más tedioso, especialmente cuando quizá con el ratón y fijando la vista en una pantalla grande las sesiones de trabajo pueden ser menos agotadoras. De cara a una actuación en directo las pantallas también pueden ser interesantes, ya que puedes fijar la vista en algo que no es un ordenador y evitar el famoso “laptop face” que sufren muchos artistas de electrónica en directo y DJs.

Si quieres usar el software de Maschine pero no quieres dejar de usar tu DAW habitual, puedes ejecutarlo en forma de plugin dentro del DAW (Audio Unit, VST o AAX), de esa manera puedes combinar el uso de Maschine con pistas de audio y rutear también el audio de Maschine a través del mixer de tu DAW para un mejor control de la mezcla. Otras de las posibilidades que ofrece usar el software como plugin es el hecho de que puedes tener varias instancias de Maschine abiertas a la vez, y si dispones de más de una Maschinen (tienen que ser diferentes) puedes asignar cada Maschine a una instancia distinta. Durante las pruebas, estuve arrancando el plugin desde dentro de Logic Pro X, y todo funcionó como la seda. El plugin queda perfectamente esclavizado y sincronizado con el host, de manera que las funciones de transporte dejan de depender de Maschine.

Respecto al software cabe destacar que la versión 2.0 cuenta con soporte multi-core (les ha llevado su tiempo…) y no tiene límite de grupos ni de instancias. El software ha sido reescrito casi por completo y su interfaz mejorada, así como también (según NI) su rendimiento general ha sido optimizado. Como ya he dicho antes, no he manejado las versiones anteriores, pero puedo aseguraros que esta versión funciona realmente fluida con un ordenador normalito, un MacMini con procesador i5 es mi ordenador para pruebas.

Creo que no cabe queja alguna de todo el arsenal de sonidos y sintes que Native Instruments incluye con Maschine Studio, es mucho más que suficiente para embarcarse en producciones de cualquier género de música electrónica o urbana. Además, el nivel de manipulación sonoro que permite el conjunto, hace que si tienes espíritu de diseñador de sonidos, cuentes con herramientas de sobra para pasarte muuuucho tiempo retorciendo knobs y apretando botones antes de decir que necesitas más cosas.

Como controlador

Al igual que otros aparatos de Native Instruments, Maschine Studio puede usarse como controlador MIDI normal con cualquier otro programa. Todos los controles del aparato, a excepción de cuatro botones selectores y el botón Shift, envían mensajes midi. Desde el Controller Editor que todos los usuarios de controladores NI conocen tan bien, se puede configurar el aparato para que envíe el tipo de mensaje MIDI que queremos que envíe cada botón o control. Algunos de los controles, como la rejilla de pads o el jog grande, pueden programarse por capas para que envíen distintos tipos de mensajes cuando se estén utilizando. En el Controller Editor viene instalada una configuración que podemos cargar para usar la Maschine Studio con Ableton Live. Eso sí, las pantallas no las aprovecharás en otros programas, solo el software de Maschine puede sacar provecho de ellas. En fin, sería un puntazo jugar a Super Mario en ellas mientras usas Maschine con Ableton Live. Es broma.

¿Cuánto necesitamos algo así?

Maschine Studio no debe entenderse como un simple controlador, ya que el software de producción y la librería de sonidos que lo acompaña es lo que le da todo el sentido al sistema, y eso implica valorar todo el conjunto. Y para ello debemos pensar cuánto necesitamos algo así. Para alguien que lleva tiempo implicado en producción de música electrónica o urbana, empezar a emplear por primera vez alguno de los sistemas de Maschine probablemente implique cambiar mucho su método de trabajo al introducir el software de Maschine como eje central de casi todo, para lo que hay que aprender un método de trabajo nuevo y lograr que se vuelva fluido para que la creatividad no se detenga, lo cual conlleva una inversión de tiempo considerable que se suma a la inversión económica. Para semejante inversión, lo habitual es que el productor se encuentre en un punto en el que su equipo y método se le empiecen a quedar cortos y no le sirvan para desarrollar proyectos que tenga en mente, para lo cual decide actualizar y comprar algo como Maschine Studio. Pero si un productor tiene un método de trabajo asentado que le sirve para todo lo que está haciendo y no ve que sus proyectos futuros necesiten nada más, introducir algo como Maschinen Studio lo veo complicado (digo Studio y no los otros modelos porque tras probar con las pantallas y controles adicionales de la Studio, no me imagino con la misma comodidad en las otras). En el caso de un principiante, Maschine Studio puede resultar atrayente, aunque el precio puede tirarle para atrás, sobre todo teniendo en cuenta que la competencia ofrece sistemas de producción basados en controladores de pads por menos dinero.

Y es que el precio de Maschine Studio es algo para analizar. Su principal rival es el Akai MPC Renaissance, cuesta unos 880€ y aunque no incluye pantallas a color tiene el doble de knobs y un interface de audio multicanal, previos de micro y previo phono para plato en una de las entradas, además de ser Akai, los inventores del formato. El Ableton Push, aunque no tiene interfaz de audio, cuesta solamente 490€ con una versión reducida de Ableton Live, y 710 con la versión completa del software, y tiene 64 pads RGB de menor tamaño (y lo fabrica también Akai, por cierto). Ambos rivales ofrecen también muy buena calidad de construcción y software competente. Maschine Studio es el más caro de estos tres populares sistemas, pero dos pantallas a color de media resolución no justifican el precio, hay que reconocer que NI está aprovechando un poco el éxito de las anteriores Maschine para engordar el precio de ésta. O quizá la fabulosa librería de sonidos y sintes es algo por lo que quizá a fin de cuentas estás pagando. O quizá un poco de las dos cosas. Y hablando de pagar, los usuarios de Maschines que no incluyeran el software 2.0, deberán pagar 99€ por la actualización, algo que no ha hecho nada de gracia a muchos usuarios y que no ha estado exento de polémica.

Conclusiones

Maschine Studio es un completo sistema de producción que combina un controlador hardware con un software de secuenciación y una extensa librería de sonidos muestreados y de sintetizador, todo el conjunto por 970€ aproximadamente. El hardware tiene un aspecto magnífico y está construido con una elevadísima calidad, resulta cómodo de usar y transmite solidez al ser usado. El software aunque no es excesivamente complejo, requiere su propio proceso de aprendizaje, hacerlo funcionar desde la máquina también requiere cierto estudio. El software se integra muy bien en las nuevas pantallas a color del hardware, aunque esta nueva integración no justifica el elevadísimo precio del hardware, tampoco los nuevos controles añadidos. Es precisamente el precio elevado lo que hará que tanto productores experimentados como novatos se tengan que pensar muy bien su adquisición, especialmente con rivales a menor precio, aunque quizá no con una librería tan espectacular y que a fin de cuentas forma también parte del precio.

Lo que nos ha gustado:

- Muy buen aspecto, construcción, acabado y solidez.

- Perfecta integración del software en las nuevas pantallas a color.

- Magnífica librería de sonidos y sintetizadores.

Lo que no nos ha gustado:

- Caro, las novedades no terminan de justificar el precio.

- Sigue careciendo de interfaz de audio.

Más información en la web de Native Instruments.

Teo Tormo
EL AUTOR

He trabajado como productor musical y discjockey. Desde hace años investigo y analizo la tecnología musical aplicada al DJ, buscando siempre las herramientas más innovadoras y observando su impacto en la industria musical.

¿Te gustó este artículo?
21
Comentarios
  • 1
  • 2
  • 3
  • #1 por yuri_boyka el 03/01/2014
    ya queda menos para que la tenga :D
  • #2 por stereohertz el 03/01/2014
    Pues yo fui a la presentación en BCN y después de valorar muy mucho terminé pillando Push. Tengo que decir que la Maschine es una gran máquina pero como yo enfoco todo sobre Ableton pues me convenía mas el Push. De no ser así seguramente Maschine Studio hubiera sido mi elección.
    1
  • #3 por Jose Varley el 03/01/2014
    En mi caso, yo poseo una mikro y me encanta, actualice a Maschine Studio 2 Software, pero aún no me gusta la forma en editar las automatizaciones en la vista de Arranger (Arreglo), por eso mismo yo utilizo toda las prestaciones que nos ofrece la Maschine pero hago el arreglo en Ableton, me acostumbre a él. Aconsejo a todos a actualizar el soft.
  • #4 por dmance el 03/01/2014
    Me costó decidirme pero acabé adquiriendo live suite + push por menos de 900€...
    2
  • #5 por elnai el 03/01/2014
    Gracias por la información Teo, siempre he trabajado con Hardware, pero esto ya me está llamando, si doy el salto con está máquina, espero no cagarla :estonova:
  • PRO
    #6 por Roque Molina el 03/01/2014
    Hola, muy buen artículo. Seria "guai" que nos pusieras algo de sonido, pues para mi es un aspecto fundamental en una máquina de este nivel. Si me permitís os dejo una sesión de 10 temas cocidos exclusivamente con lo que sale de MASCHINE y su librería integrada, sin muestras externas ni aditivos ni colorantes.

    https://soundcloud.com/are-ezine/are-cast-027-alex-martin

    Mi opinión sobre el tema de la interface de audio integrada es un poco diferente después de muchos años de oír clientes argumentar. Quizás donde más se echa de menos un par de buenas salidas es en los modelos más viajeros y orientados al live... Si le hubieran puesto una interface completa y costara 1200 euros, lo primero que diría la gente es, uf! que palo, los previos son peores que los de mi Focusrite y estos de Native solo quieren vender lo suyo y me obligan a comprar una interface que ya tengo. ;-)

    El mercado dirá si es cara o no. Si lo es, llegado el momento veremos alguna oferta.

    Saludos
  • #7 por Ragonar™ el 03/01/2014
    ¿Software "competente" Ableton Live 9? :susto:

    Joé, querido Teo y desde el cariño que te tenemos... creo que ha sonado un poco despectivo hacia uno de los mejores DAWs del mercado, para muchos el mejor. Sobre todo en directo.

    Cuando alguien adquiere el Push lo hace para manejarlo desde la versión full de Live, obviamente. Y aún así, te pongo yo mismo como ejemplo, te sale más barato que Maschine Studio.

    (Por cierto, para los que sólo quieran el Push, yo lo compré en Microfusa por sólo 460€)

    Pasar por alto eso... y que el Push no sólo es un controlador sino, además, un piano -circunstancia que no es tan completa en Maschine Studio- es hacer una comparativa muy partidista.

    Aún así, gracias por la review, Teo, y Feliz Año Nuevo.
    :birras:
    2
  • MOD
    #8 por Soyuz el 03/01/2014
    #7 Hombre, si "competente" suena despectivo, cómo sonará entonces un adjetivo realmente despectivo? :D
    3
  • #9 por Ragonar™ el 03/01/2014
    Xavi, me habéis entendido, hombre... ha sonado un poquito partidista.

    Competente... es quedarse entre dos aguas. Live es uno de los mejores DAWs, está claro... Al Push sólo hay uno que le puede hacer sombra y es Maschine Studio. Y ni tocando el piano...


    No creo que competente haya sido el mejor adjetivo. Suena algo oficialista, a comparativa de prestaciones de una marca.... A lo mejor ha sido mi lectura... pero es como si en toda comparativa haya ganado por goleada Maschine. Subjetivamente, puede ser así. Se puede decir que los pads del Push son "pequeños" pero si se omite que tienen sensibilidad... si se omite lo del piano, se dice que el Ableton sólo es competente... vamos... que alguien que no esté muy puesto en el tema se decantará por Maschine viendo las "bondades" del Push.

    Sólo es una apreciación para sumar -no restar- y mejorar la comunidad hispasónica. Entre todos la hacemos, hamijo...
    6
  • PRO
    #10 por Roque Molina el 03/01/2014
    Partiendo de la base de que MASCHINE y LIVE no compiten en el mismo terreno y desde luego Native ni se plantea esa guerra, todo lo demás sobra. Desde el momento en que metemos samples, loops o grabaciones de audio tomadas de librerías en un secuenciador ya no podemos comparar nada más que sus capacidades de mezcla y edición.
    Para comparar Push y MASCHINE habría que hacer unos temas exclusivamente con su librería incluida y mezclarlos sin concurso de plugin externo alguno.

    Yo he puesto los de Alex ahí... si alguien tiene algunos hechos bajo esa premisa en Live será ilustrativo escucharlos.

    Saludos

    PD. Como te lea un pianista decir que push es un piano, nos van a dar de leches hasta en el carnet de identidad ;-)
  • #11 por loomy el 03/01/2014
    Yo personalmente pienso que maschine cada vez avanza más hacia la consolidación como daw, si no tiempo al tiempo! Para mi este equipo supera con creces cualquier otro producto de native e incluso supera al push, en cuanto a integración con su respectivo software.
    Tiene realmente una pinta imponente y un acabado impecable!
    Cuando anden baratas por el mercado de segunda mano me lo plantearé, por ahora me parece cara.
    2
  • #12 por Lisboetas el 03/01/2014
    Sobre el papel este cacharro suena muy goloso...pero no se si me atreveria a dar el salto desde el mundo fisico (MPC)
    La panacea Software me da un poco de miedo, a pesar de que de capacidades anda muy por encima, claro...pero me pregunto si tan bien integradas estaran como para que el flujo de trabajo supere a las MPC o MVs
    1
  • #13 por Rafa El el 03/01/2014
    ¿de verdad tienen tanta utilidad estas maquinas que cada vez aparecen mas y mas? otra pregunta que quiero hacer es ¿si no tuvieran pads iluminados de diferentes colores tendrían tanto existo en las ventas?
    el motivo que hago estas preguntas son 3.
    1.he visto tocar melodías y acordes con estos pads y me parece la cosa mas incomoda de mundo.
    2.disparar loops, vale son cómodos para eso, pero ahora todo el mundo usa loops?
    3.programar batería. para eso ya existían los MPC y el gran éxito de los MPC no eran sus pads si no su secuenciador.
    todo esto se puede hacer con un teclado midi con pads que son mucho mas baratos, pero aun asi todo el mundo se ha lanzado a comprar estos controladores con pads iluminados.
    simplemente intento encontrar una explicación razonable del gran éxito que gozan estos controladores en los últimos tiempos.

    ¿no os recuerda estos controladores a Simon? este juguete tuvo gran éxito en los 80.
    simon-.jpg
    7
  • #14 por Demuff el 03/01/2014
    Hola, tengo Push desde el mes de Marzo del 2013 que salió. Es un dispositivo que encaja perfectamente en Ableton Live.

    El hecho de no poderlo usar Push vía rewire con cualquier otro DAW, me ha jodido bastante. Me gustaría poder trabajar en entornos de trabajo como Logic Pro o Cubase a tiempo real y es imposible ya que por rewire no es posible...

    Sin embargo, Maschine te permite poder realizar este trabajo ejecutando instancias en VST, AU, etc...Es algo que me plantea vender mi Push y poder optar por Maschine....

    ¿Qué recomendáis?
    2
  • #15 por Lisboetas el 03/01/2014
    #13
    supongo que el exito de estos cacharros sera la integracion de HW y SW.
    En teoria es una MPC supervitaminada
    ...en teoria
  • #16 por Aitor Wilzig aka EleFuNK el 03/01/2014
    A mi también me llama muchísimo la atención las maschine y me gustaría comprarme una...
    pero sigo planteandome si merece la pena desembolsar 900 eurazos en algo que creo que puedo hacer con mi logic + teclado midi + korg pad kontrol si quiero usar pads para mis baterías...

    Alguien que esté ya muy familiarizado con las Maschine puede dar una razón de peso de porqué lanzarse al mundo de las maschine??

    Gracias, y feliz año.
    2
  • #17 por Fernando Monreal el 03/01/2014
    Bueno dos cosas a mi el interface de audio, no me parece buena idea, será porque ya tengo no, me hace falta, mínimo te cargarían 200 euros por una interface de gama baja, y la segunda es que marear la perdiz con siempre el mismo producto, todo se puede hacer en logic o cubase, en mi opinión hasta mejor, así que no veo nada nuevo excepto un atractivo diseño
  • #18 por oxident el 03/01/2014
    Para un músico (eso de productor me suena a fabrica de salchichas) hay un aspecto muy importante a la hora de dar rienda suelta a su creatividad y ese aspecto es su instrumento. MASCHINE me fascinó principalmente por que se postula como un instrumento musical diferente, el cual hay que aprender y que poco a poco te va dando alegrías y que hace que tu creatividad despegue a velocidad supersónica. Los Pads de MASCHINE son una verdadera maravilla, los chicos de N.I. se fijaron bien en las MPC de Akai y como hace 20 años por lo menos que grandes productores de HOUSE y HIP HOP empiezan todo su proceso creativo en dichas maquinas. No voy a entrar en la discusión MASCHINE VS PUSH, y es evidente que tengo mi opinión después de haber probado ambos productos, pero me gusta pensar que lo importante no son las herramientas, sino el resultado y en mi caso MASCHINE me ha dado una nueva forma de crear música después de años usando Cubase como única herramienta de creación musical. Para mi también es importante la calidad de los sonidos y los instrumentos virtuales y en MASCHINE me he encontrado una librería de serie simplemente exquisita y con un sonido que la verdad, es tan bueno, que te olvidas de EQ's, Mastering y todas esas palabras que hoy un día casi se han mitificado y que hacen que la gente pierda mas tiempo intentando que sus temas suenen bien a que sean "bonitos". También poner de manifiesto lo increíblemente bueno que es "Massive" como sintetizador virtual y que con "Drumsynth", el software de MASCHINE pone agua de por medio respecto a sus competidores (Sin nombrar como MASCHINE integra todos los productos, como Reaktor y el paquete Komplete). De verdad, hagan caso a sus oídos y olviden las modas. La mayoría de gente que he visto trabajar con Live! u otros DAW lo hace con la misma herramienta con la que se rellena una hoja de calculo en una oficina, el MOUSE. ¿Hora de sacar partido a esos 10 dedos?
    2
  • avatar
    #19 por --517150-- el 03/01/2014
    #18 ¿y tú que usas? ¿lo mismo que se usa para hacer un psicotécnico para el carnet de conducir? ¿no?

    Porque los que tocan instrumentos musicales estudian para tocar guitarras, violines, saxos, etc, etc, pero Machines y demás no creo.
  • #20 por oxident el 03/01/2014
    He hecho arreglos de cuerdas y vientos en MASCHINE solo usando los pads.
    Pero a parte de Maschine tengo un piano Privia PX100 de 88 teclas contrapesadas para cuando quiero tocar en un teclado normal.
    Mi música no solo se limita a MASCHINE, pero aquí creo que estábamos hablando de eso ¿no?
    Siento haberte ofendido si eres uno de esos "músicos" que no han pasado de aplicar la técnica del "Paint" de Windows para hacer su música.
    1
  • #21 por Fernando Monreal el 03/01/2014
    yo la verdad como lo grabo todo pues no me aportan nada estos productos, aunque veo que gente le saque partido, pero ya nos vamos un poco al terreno controlerismo
  • #22 por Senseo el 03/01/2014
    Ya comente en el anuncio de este bicho que el producto es injustificadamente caro. Como comentaba el compañero al parecer la gente necesita luces y eso es lo que se ve que vende.

    Basicamente lo que ha encarecido esta version de Maschine han sido sus dos pantallas (multicolor como no). Elementos totalmente prescindibles cuando te muestran la misma informacion que el monitor de tu ordenador al que solo tienes que inclinar unos pocos grados hacia arriba tu cabeza para poder mirarlo. Aunque hay gente que al parecer esta peleada con el mouse y el monitor del ordenador... Este controlador deberia de haber salido por 720/760€ no mas.

    Me da la sensacion que desde que salio a la venta no he oido mucho acerca de el a conocidos, ni en foros ni webs... Para mi que estos de Native se han colado un huevo y medio.
    2
  • #23 por stereohertz el 03/01/2014
    Me río cuando veo que la gente despotrica contra aquellos que nos apellidamos "productores", y que pasa, entonces como nos tenemos que llamar si lo que hacemos es producir temas con ordenadores, daw's, instrumentos virtuales y software vario?

    Yo no se pero parece que hay muchos a los que les molesta que los demás no hagamos temas con instrumentos musicales, ya sean pianos, guitarras, baterías o instrumentos de viento, entre otros...

    Entonces que somos una mierda musicalmente hablando o que sucede...? A mi que me lo expliquen porque no entiendo esas ideas extrañas...

    Yo no voy despotricando de la gente que le gusta tocar la zambomba, lo respeto y punto, me parece simplemente genial y digno de admirar, al igual que cualquier otro.

    Cada uno toca lo que quiere, lo que puede, lo que siente y lo que disfruta.

    Yo, después de haber tocado instrumentos de cuerda y de teclas principalmente, ésto es lo que mas disfruto: mi Ableton, mi Push (ahora) y mi tecladito MIDI. No por ello voy a dejar de tocar mi piano, mi guitarra y mi flauta, porque me relaja...,pero no compongo temas con ellos ni pienso hacerlo por ahora, porque para eso uso lo antes mencionado. Todo tengo que decir que algunas de mis melodías que he llegado a tocar en un principio por diversión en algunos de mis instrumentos musicales convencionales, me han servido para luego plasmarlas de alguna forma en FL Studio y en Ableton y han llegado a convertirse en temas finales.

    Después, yo que queréis que os diga a algunos que comentáis por aquí arriba, pero si os pensáis que me he comprado el Push por las lucecitas, vais bastante equivocados..., de ser así es posible que sí me hubiera comprado la Maschine.

    Yo he comprado lo que mejor se adapta a mi manera de trabajar..., si lo que mejor se hubiera adaptado a mi manera de trabajar hubiera sido una botella de anís del mono y unas castañuelas, pues eso hubiera sido, pero no era el caso...!

    Respondiendo a SPORT: Sí, son muy útiles y te facilitan mucho el flujo de trabajo. Y NO, no tienen nada que ver son el SIMON..., jajajajaj, si es que... lo máximo nen! El SIMON ajjaajajaj...!

    Por cierto, muy buena esa Roque Molina: "PD. Como te lea un pianista decir que push es un piano, nos van a dar de leches hasta en el carnet de identidad"
  • #24 por Max el 04/01/2014
    …yo sólo veo que las marcas van sacando novedades, cacharros nuevos, que la tecnología sigue avanzando, que cada vez hay más herramientas y material disponible y que todo lo que sea inundar el mercado con aparatos que para unos serán una chorrada y para otros una herramienta indispensable (da igual), el caso es que lo veo siempre positivo.

    …cuando un producto nuevo sale al mercado, no podemos evitar el compararlo con otro similar que lleva tiempo entre nosotros. Luego, cada uno utilizará lo que mejor le venga. Ahora, creo honestamente que todo llega a un límite en el que las mejoras cada vez son más limitadas, por culpa del márketing de las empresas.

    …sacan un cacharro con 3 luces teniendo una placa preparada para 10 luces.
    …luego, en 6 meses, le meten un par de luces más y le cambian el color. (actualización inside)
    …más adelante, oooootro par de lucecitas o potes y un par de chorradas más….y a pasar por caja una vez más. (ya llevamos 8 lucecitas…quedan 2 más)

    …y suma y sigue…..pasta y más pasta. (es lo que hay)

    …entonces digo yo.

    …con lo que hay actualmente no se hacen ya unas producciones suficientemente de calidad ? Es necesario taaanto cacharro?

    …no lo sé si es por lo frikis que somos (que mucha culpa tenemos) o porque evolucionamos junto con los cacharros y parece que tenemos que ir a la par con "lo último".

    …el caso es que mi opinión sobre éste cacharro es que está muy bien.
    …como cualquier otro.

    …y mañana …? Lo mismo mañana sacan otro con más lucecitas o que hacen muchas más cosas…entonces….pues lo mismo. (que está muy bien).

    …tooooodo está muy bien. Cuantas más cosas haya para elegir, mejor para el que elige. Lo que es de masoca es quejarse de algo nuevo que sale al mercado y perder el culo para comprarlo lo antes posible antes que nadie.

    …por cierto, excelente review….una vez más.

    :cool:
    1
  • #25 por stereohertz el 04/01/2014
    Estoy contigo aunque bueno yo pillé Push porque no tenía nada mas que un ratón, pero de haber tenido ya algo me lo hubiera pensado. Estaba entre Maschine y Push y mira, al final fue Push porque se integra cojonudamente con Ableton y es el que uso, no por otra cosa!
  • 1
  • 2
  • 3