DJ

Tutoriales DJ de iniciación: El reproductor digital

En esta tercera entrega de los Tutoriales DJ de Iniciación vamos a centrarnos en un dispositivo que ha sufrido enormes cambios en sus funciones desde que se comenzó a comercializar: el reproductor digital. Como reproductor digital consideramos cualquier aparato con capacidad para  reproducir de manera autónoma audio almacenado digitalmente tanto en dispositivos de almacenamiento óptico como CDs, CD-Rs, DVD, DVD-R, como en dispositivos de almacenamiento masivo como tarjetas de memoria, pendrives o discos duros, ya que a sus funciones son prácticamente las mismas y existen desde hace años dispositivos que son capaces de manejar todos los formatos de almacenamiento.

Aunque parezca un poco paradójico, el primer consejo de este tutorial es que el usuario lea el manual del reproductor. Hoy por hoy existe una enorme cantidad de fabricantes y modelos de reproductores en el mercado, sus funciones y controles son similares, pero difieren en la forma de emplearlos, y donde mejor se explica al detalle cada una de las funciones es en el manual. Evidentemente no en todas las situaciones (o más bien en pocas) vas a poder disponer del manual de un reproductor, así que el segundo consejo es que trates de probar el reproductor antes de usarlo en directo con público. Y si tampoco puedes, es cuando quizá este artículo te resulte útil haberlo leído.

Primero un poco de historia

Los primeros reproductores digitales para discjockeys aparecen a finales de los 80, su finalidad es poder reproducir la música almacenada en CDs de audio de manera similar a como se puede hacer con los platos giradiscos, es decir, pudiendo modificar la velocidad a la que se reproduce el tema para acompasarlo a otro ya sonando. Uno de los primeros reproductores populares con esta función llegó de la mano de Technics, y era el SL-P1200, fabricado en 1987, un enorme reproductor de casi 15 kilos en formato consola con control de pitch y un jog para poder avanzar y retroceder frame a frame en la canción en reproducción.

En 1993 comienza en este tipo de aparatos una fuerte revolución de la mano de Pioneer, que comercializa el CDJ-300, primer reproductor de la gama CDJ, gama que posteriormente ha dominado el mercado profesional de reproductores para DJ. Denon también desde el año 93 ha lanzado reproductores profesionales de gran aceptación, siendo la segunda marca en importancia por detrás de Pioneer en el mercado profesional.

En 2001 Pioneer volvió a revolucionar el mercado con el CDJ-1000, un reproductor de CDs capaz de emular más que cualquier otro producto lanzado hasta el momento el funcionamiento de un plato giradiscos gracias a que con su jog de gran tamaño se podían emular las técnicas de scratch que se realizan con platos y vinilos. El CDJ-1000 fue además el primer reproductor en poder emplear hot-cues, puntos de reproducción que el DJ puede almacenar en cualquier momento pulsando un botón para volver a ellos instantáneamente volviendo a pulsar el botón. El uso de los hot-cues añadió al arsenal del DJ nuevas técnicas de remezcla y collage musical en directo, además los hot-cues podían almacenarse en tarjetas externas de memoria, de modo que el DJ podía preparar sus hot-cues con sus reproductores en casa o en el estudio para después viajar a cualquier lugar del mundo y disponer de sus hot-cues nuevamente insertando su tarjeta de memoria. Esta tecnología hizo que los DJs profesionales valoraran enormemente el uso del CDJ-1000 y que su presencia en cabina fuera demandada de manera específica, lo cual le proporcionó a Pioneer una posición inmejorable en el mercado que ha mantenido hasta la actualidad. A pesar de que otras marcas han introducido algunas innovaciones antes que ellos y han abaratado los precios, las estrategias tecnológicas y de marketing de Pioneer han permitido a la marca nipona seguir en la cumbre.

A partir del año 2002 comienzan a surgir reproductores profesionales con capacidad para reproducir archivos MP3. Desde el año 2006 el mercado de reproductores se inunda de aparatos económicos de características similares comercializados por marcas tanto populares como desconocidas, gracias a la implementación de tecnología OEM asiática.  Desde el año 2007 la capacidad de reproducir archivos MP3 comienza a convertirse en algo habitual en casi todos los reproductores, que ya son capaces de leer este tipo de archivos desde discos CD-R, pendrives USB o tarjetas de memoria. En la actualidad muchos dispositivos son capaces también de leer otros formatos como el M4A o el AAC, así como formatos sin compresión como WAV o AIFF.  

En 2009 Pioneer introduce el CDJ-2000 y el software Rekordbox, que permite gestionar la música, playlists, hotcues, análisis de forma de onda, etc. desde un ordenador para luego volcar todo a un pendrive que al conectarse al reproductor permite disponer al momento de todo. Esta tecnología se implementa en todos los reproductores que comercializa posteriormente. Al volver Pioneer a ofrecer a los DJs una forma renovada de gestionar la música en casa y disponer de ese trabajo previo en cualquier lugar del mundo sin tener que transportar los reproductores, la marca sigue manteniendo una posición dominante en el mercado profesional de reproductores.

En los últimos 5 años se han popularizado también los reproductores que pueden ser empleados como controladores MIDI con software para DJs y la introducción de un modo HID (Human Interface Device) en algunos reproductores de Denon y Pioneer que permite también controlar algunos programas con mayor precisión e integración, ya que evita las limitaciones del protocolo MIDI.

Reproductores simples y dobles

Normalmente encontraremos tres tipos de configuraciones en los reproductores:

- El reproductor simple, diseñado para estar dispuesto sobre una superficie plana, con sus controles en la parte superior y los conectores en la parte trasera fuera de la vista. Puede cargar únicamente un CD y si puede leer archivos desde unidades de almacenamiento dispone de un único conector USB.

- El reproductor doble, habitualmente dividido en dos partes, una parte habitualmente de mayor tamaño donde se encuentran las dos unidades de CD y las conexiones para las salidas de audio (que suelen ser dos e independientes), y otra parte en la que se encuentran todos los controles y se conecta mediante un cable de control a la primera. Los reproductores dobles suelen estar diseñados para estar montados en racks, ya que es frecuente su uso en discomóviles, por tanto tienen sus controles en la parte frontal en lugar de en la parte superior.

- Podríamos decir que la tercera configuración es un reproductor doble que cuenta con un mixer incorporado de dos canales. En estos casos la disposición de los controles es como en los reproductores simples, con todo sobre la parte superior. El aspecto de estas unidades es el de dos reproductores simples y un mixer unidos en una carcasa de una sola pieza.  

Conectores habituales de un reproductor

Repasemos ahora las conexiones que habitualmente podemos encontrar en un reproductor digital moderno:

  • Line Out: salida principal de audio, habitualmente en formato RCA. Debe conectarse al Line In o CD In del mixer que se esté empleando.
  • Digital Out: salida de audio en formato digital, es decir, debe conectarse a la entrada digital de un dispositivo que disponga de conversores DAC. Normalmente esta salida se emplea cuando el reproductor va a conectarse a una mesa digital, para evitar así convertir 2 veces el audio y hacerlo pasar por un cable analógico, con las subsecuentes pérdidas de señal que todo ello pueda suponer. Algunos reproductores antiguos que cuentan con salida digital envían no pueden emplear todas sus funciones cuando se usa esta salida.
  • Conector USB tipo B: si el reproductor tiene capacidad para ser usado como controlador MIDI o como interfaz de audio, habrá que conectarlo al ordenador mediante este conector.
  • Remote o Control: habitualmente es un conector tipo “minijack”, en los reproductores con función Fader Start se controla esta función conectando esta entrada al mixer, que también dispondrá de una conexión análoga en su parte trasera. En muchos modelos esta misma conexión se emplea también para enlazar dos reproductores y usar funciones del tipo “Relay Play”, de manera que cuando acaba la reproducción en un dispositivo, automáticamente comienza en el otro.  
  • Conector USB tipo A: si el reproductor soporta lectura de archivos musicales en unidades de almacenamiento (pendrives o discos duros en formato FAT32) se conectan aquí. Habitualmente tienen el conector en la parte superior, aunque algunos reproductores incorporan otro en la parte trasera.
  • Conector Ethernet: rotulado habitualmente como Link o D-Link, según la marca del reproductor. En reproductores modernos este conector suele emplearse para conectar entre sí varios reproductores. La finalidad de esta interconexión suele ser compartir archivos musicales, y solo funciona entre aparatos de la misma marca.
  • Slot para tarjetas de memoria: habitualmente para insertar tarjetas de memoria con archivos musicales, aunque en determinados reproductores, como la gama CDJ-1000 de Pioneer, sirve únicamente para almacenar hot-cues y análisis de canciones.
  • Slot/bandeja para CD: evidentemente para poner los CDs con la música. Suelen tener un agujerito cerca donde insertando un hierro finito y empujando consigues que el CD se expulse aunque la unidad se te haya quedado apagada por avería o falta de electricidad.

Funciones generales de los reproductores

Repasemos ahora los controles y funciones de reproducción que podemos encontrar en reproductores digitales profesionales para DJ. Es complejo hacer una descripción exacta de todas las funciones y controles, ya que a pesar de que los fabricantes tratan de ofrecer similitudes de funcionamiento para que su aparato no sea rechazado por los DJs, difieren ligeramente (en ocasiones totalmente) entre los distintos fabricantes. También sucede que algunos fabricantes dan diferentes nombres a la misma función que tienen aparatos de la competencia, con la finalidad de que parezca que es una función exclusiva. A pesar de ello trataremos de hacer un resumen general:

  • Pantalla/Display: Los reproductores cuentan con una pantalla en la que el DJ puede leer información necesaria para pinchar, tal como el número de pista que se está reproduciendo, el nombre y autor de la misma (si esa información está disponible), tempo de la canción (la suele analizar la primera vez que lee la pista o la toma de los tags del archivo mp3), tiempo de reproducción, posición del control de tempo. Los reproductores de gama media-baja y los reproductores antiguos cuentan con una barra de progreso para indicar gráficamente lo que resta de canción, mientras que los de gama alta y los más actuales cuentan con una pantalla LCD a color con representación gráfica más detallada de la forma de onda general de la canción.
  • Play/Pause: Este control suele tener forma de botón, un gran tamaño e iluminación. Inicia la reproducción o la pone en pausa. En muchas marcas (por imitación a Pioneer) al poner la canción en pausa y no estar seleccionado el “Modo Vinilo” o “Modo Scratch” (en caso de que lo haya), se sigue escuchando de manera repetitiva el último
  • frame de sonido, así que es necesario bajar el volumen en el mixer. En muchos reproductores de CD la reproducción comienza sin necesidad de pulsar el botón, siempre y cuando la función Autocue esté desactivada.
  • CUE: Habitualmente encontraremos este control en forma de botón junto al de Play/Pause. Su función es marcar un punto en la canción al que volver en cualquier momento volviendo a pulsar el botón. Si la canción está parada, al pulsar el botón se inicia la reproducción desde el punto marcado y la reproducción continúa mientras el botón se mantiene pulsado. En bastantes reproductores modernos, si mientras se mantiene pulsado CUE se pulsa Play/Pause la reproducción sigue aunque se suelte el botón CUE.
  • Track Search: Habitualmente dos botones pequeños, marcados con flechas laterales dobles apuntando en diferente dirección en cada botón, similares a los que se puede encontrar en cualquier equipo HI-FI. Su función es saltar de una pista a otra, y manteniéndolos pulsados avanzar o retroceder en la misma pista.
  • Autocue: Suele ser un botón pequeño que activa/desactiva la función. Con Autocue activado, al saltar a una nueva pista, el reproductor omite toda la parte en blanco o a bajo volumen que pueda haber principio de la pista y va hasta donde comienza el sonido, esperando en esa posición en modo pausa. Algunos reproductores modernos permiten elegir el nivel de decibelios a partir del cual se considera que la canción comienza.
  • Tempo/Pitch control: Control en forma de potenciómetro deslizante. Su función es la de modificar la velocidad de reproducción de la canción. Posicionado en la parte central de su recorrido, la velocidad de reproducción no es afectada, deslizandolo hacia abajo aumento y hacia arriba disminuye. Generalmente en el display del reproductor se puede observar la variación de tempo seleccionada, así como el tempo al que suena la canción. Es importante destacar que aunque en los reproductores modernos (especialmente la gama alta de Pioneer) la precisión en la detección de tempo ha aumentado ostensiblemente, siempre es importante no poner una confianza ciega en ese dato que ha calculado el aparato y guiarse también por el combo oído-cerebro, que debemos tenerlo entrenado en la tarea de acompasar canciones sin usar ayudas electrónicas.
  • Pitch Bend: Dos botones marcados como + y -. Mientras se pulsan la velocidad de reproducción varía momentaneamente, uno la aumenta, el otro la disminuye. Se emplean para acompasar dos temas que ya están reproduciéndose a la misma velocidad o prácticamente a la misma. El jogwheel puede asumir la misma función.
  • Master Tempo: Este control activa/desactiva la función Master Tempo. Con la función activada la velocidad de reproducción se puede modificar sin que la tonalidad de la canción varíe. Usar esta función con variaciones muy extremas de la velocidad de reproducción produce desagradables artefactos sonoros en la reproducción.
  • Tempo Range: Se trata de un botón que suele estar cerca del control de tempo/pitch. Su función es seleccionar el rango de acción del control de tempo, de manera que la variación mínima y máxima de tempo junto con la resolución del control cambie. Habitualmente su pulsación hace que cíclicamente se vaya seleccionando cada uno de los rangos disponibles, pudiéndose observar en el display del reproductor el rango seleccionado. La mayoría de los reproductores modernos permiten rangos de +/- 4%, 8%, 10%, 25%, 50% y 100%, siendo este último conocido como “Wide”.
  • Jogwheel: Gran rueda giratoria, ubicada en el centro del aparato. Cumple varias funciones: si durante la reproducción de la canción al hacerlo girar tocamos solo el borde exterior del jogwheel funcionar igual que los controles de pitchbend, incrementando o disminuyendo momentaneamente la velocidad de reproducción mientras es girado. Con el “Modo Vinilo” o “Modo Scratch” activado, si en reproducción se gira el jogwheel sujetándolo por la parte superior, simularemos el efecto de scratch de un plato giradiscos y un vinilo. Si el reproductor no tiene funciones de scratch o la función está desactivada, el jogwheel en reproducción funcionará como pitchbend igualmente aunque toquemos la parte superior. Normalmente los jogwheel de muchos fabricantes son ruedas sobre ejes centrales con un sensor similar al de un ratón y detectan si se les toca en la parte superior o en el borde mediante capacitación (como en las pantallas táctiles o los touchpad de los portátiles) aunque muchos modelos de Pioneer funcionan mediante un mecanismo más complejo para la detección del giro que además permite ajustar la dureza del giro y la detección del toque en la parte superior se realiza mediante mecanismo de muelles y sensores de presión. Los muelles por cierto se desgastan en algunos modelos y necesitan recambio. El jogwheel también puede emplearse con la canción en reproducción para ajustar con precisión puntos de entrada y salida de loop y en algunos modelos con efectos para modificar la aplicación del efecto. En parado el jogwheel también puede emplearse para seleccionar con precisión un punto de reproducción.
  • Loop: En los reproductores con capacidad para reproducción en loop, como mínimo hay tres controles destinados a esta función. Un botón de Loop In que se emplea para marcar el punto de inicio del loop, botón Loop Out para marcar el final del loop. Un botón marcado como Reloop, que sirve para desactivar la reproducción en loop cuando está activada, y para volver a activarla y saltar al último loop marcado en caso de que se hubiera desactivado. Es bastante habitual que una vez marcados los puntos de loop, una segunda pulsación de los botones Loop In o Loop Out haga entrar al reproductor en un modo en el que ajustar con precisión los puntos de loop girando el jogwheel. Muchos reproductores cuentan también con controles para establecer loops automáticos, consisten en un único botón que al pulsarlo establece un loop de 4 compases basándose en los BPM que ha obtenido al analizar la canción, con lo que si el análisis no es exacto el loop tampoco. También hay modelos que cuentan con controles (botones) que dividen o duplican el loop creado, ya sea manual o automático, pasando a reproducirse un loop de la mitad o el doble de la longitud establecida.
  • Hot Cue: Los botones Hot Cue sirven para marcar un punto de reproducción en la canción al que volver en cualquier momento y de manera instantánea con cada pulsación. Cada botón representa una posición, si no se ha empleado, la primera vez que se emplea se realiza la marca, las siguientes veces que se vuelve a emplear el botón se produce el salto a la posición. Para borrar la posición marcada suele haber un botón auxiliar junto a los de Hot Cue que con una pulsación previa o simultánea permite el borrado de las posiciones.
  • Navegación: Muchos de los reproductores actuales cuentan con un encoder que también funciona como botón que se suele emplear para navegar entre las carpetas y archivos musicales, ya sea de un CD-R o de un pendrive. Generalmente el movimiento giratorio del encoder sirve para avanzar/retroceder entre el listado de archivos y carpetas, mientras que al usarlo como botón se entra dentro de la carpeta elegida o se carga la canción en el reproductor. Suele ir acompañado de un botón marcado como “Back” o algo similar, que sirve para retroceder entre las subcarpetas.
  • Efectos: Los reproductores que cuentan con efectos suelen tener un método bastante simple par activarlos, cada efecto está asignado a un botón, tras pulsar el botón girando el jogwheel se aplica el efecto.
  • Slip: El modo Slip fue introducido por Pioneer hace unos años en sus reproductores. Al activarlo en los reproductores que soportan este modo, el DJ puede hacer variaciones creativas sobre la canción en reproducción, como scratchear, usar loops o hot cues, y cuando termine de usarlos la reproducción continuará en el punto en el que estaría si el DJ no hubiera hecho nada.

MIDI, HID e Hybrid Mode.

Actualmente existen muchos reproductores con la capacidad para actuar como controladores MIDI en software para DJs. Activando la función de control MIDI, cada uno de los botones y controles del reproductor pasa a enviar datos MIDI a través del puerto USB del reproductor. Lo ideal es mapear cada control del reproductor a su función análoga en el software para DJs, no obstante muchos reproductores de marcas populares tienen ya mapeos realizados por el propio fabricante en los principales programas para DJs. En muchos casos el reproductor puede usarse como controlador sin necesidad de instalar ningún driver y conectándolo directamente.

El modo HID (Human Interface Device) está soportado por reproductores de Pioneer, y requiere habitualmente la instalación de drivers. En este modo especial de control de los reproductores Pioneer es compatible con Traktor, Serato Scratchlive y Mixvibes, y para garantizar la compatibilidad todos los fabricantes involucrados aconsejan tener actualizadas las últimas versiones del software y del firmware. El modo HID permite controlar con el reproductor el software de DJ, aunque con mayor precisión, especialmente en los jogs, que usando MIDI. Además, la pantalla del reproductor se integra perfectamente con el software, permitiendo ver en ella la información de las canciones, navegar por la librería, etc. Además, dado que los últimos reproductores de Pioneer incorporan interfaz de audio que puede emplearse con el ordenador, la integración del reproductor con el software es total.

El Hybrid Mode es un modo de control de software para DJs que se integra en los reproductores de la marca Denon. En este modo, el reproductor genera internamente una señal de código de tiempo que sirve para realizar control por DVS, evitando así usar un CD de control de código de tiempo. La señal que puede generar el reproductor Denon puede ser en distintos tonos para poder controlar tanto Traktor Scratch como Serato Scratchlive en modo relativo (el modo absoluto no está soportado). El interfaz de audio de Traktor o Serato es igualmente necesario. Usando este modo, además de generar la señal de código de tiempo, los controles del reproductor envían señales MIDI para controlar el resto de funciones del software.

Rekordbox y Engine

En 2009 con la llegada de los modelos CDJ-2000 y CDJ-900, Pioneer introdujo el software de gestión musical Rekordbox, que fué creado bajo encargo por Mixvibes. Rekordbox permite organizar la librería musical del DJ, analizando toda la música para obtener sus BPM, representación gráfica de la forma de onda, beatgrid para la sincronía automática y tonalidad. Se pueden crear diversos playlists, organizar diferentes colecciones musicales, cambiar metadatos de la música, etc. Toda esa información se puede después volcar a un pendrive que puede ser insertado en un reproductor compatible con Rekordbox (actualmente CDJ-2000, 2000NXS, 900, 850, 350, XDJ-Aero y XDJ-R1) para leer y aprovechar directamente todos los datos. También puede conectarse a través de ethernet el ordenador con la música y Rekordbox empleando la conexión D-Link (en los reproductores provistos del conector) para cargar la música. También puede usarse un dispositivo Android o iOS con la versión especial de Rekordbox para estos dispositivos, bien conectando el dispositivo al puerto USB, o de manera inalámbrica si los reproductores tienen puerto D-Link y están conectados a un router wi-fi, a excepción del XDJ-Aero que cuenta con un punto de acceso inalámbrico y puede hacerlo de manera directa. Gracias a que Mixvibes es el desarrollador de Rekordbox, el software para DJs de Mixvibes conocido como Cross es desde 2013 totalmente compatible con la librería de Rekordbox.

Denon, rival directo de Pioneer, puso a disposición de sus usuarios en Marzo de 2013 un software muy similar a Rekordbox llamado Engine. Actualmente los reproductores DN-S3700, DN-S2900 y DN-S3900 soportan la preparación de música con Engine. Existe también una versión de Engine para iPad.

Algunos consejos

- En el caso de que uses CDs de audio para pinchar, los datos de nombre de canción y artista que se muestran en la pantalla del reproductor generalmente el aparato los toma de la información CD-Text. Asegúrate al grabar tus CD-R que esa información está completa si quieres disponer de ella al pinchar.

- En caso de que uses archivos MP3 para pinchar, la información es tomada de los tags de los archivos MP3, asegúrate también de que la información está correctamente escrita. Si no tienes nada con que editar esa información siempre puedes usar iTunes, que es gratis.

- Graba tus CD-R para pinchar a la menor velocidad que permita tu grabadora para asegurarte la mejor compatibilidad con todo tipo de reproductores, y emplea los CD-R de mejor calidad que puedas pagar.

- Ten siempre dos copias de cada disco que grabes. Siempre viene bien por si la siguiente canción que quieres poner está en el mismo disco que ya está sonando en un reproductor.

- Si comenzando a salir a pinchar a bastante, comprueba cada cierto tiempo el estado de tus CDs, realiza nuevas copias si empiezan a tener rayas o marcas. Los CDs originales resisten mejor, pero es preferible que uses copias de tus originales.

- Es apropiado que tengas copias de tu música tanto en CD como en pendrive. Aunque lleves tiempo acudiendo a lugares que dispongan de reproductores que soporten MP3 y pendrive, cualquier día puedes encontrarte que han montado un equipo secundario porque el bueno lo tienen prestado o en reparación, o puede salirte un bolo bien pagado en un sitio donde el equipo es antiguo.

- Los pendrives que utilices para almacenar música que sonará en el reproductor no lo uses para absolutamente nada más, que vaya únicamente de los reproductores al ordenador u ordenadores donde se le carga la música.

- Si un reproductor no te coge un CD no vas a arreglar nada dándole golpes al aparato o soplando en el slot o el hueco de la bandeja por donde se mete el cd. Como mucho prueba a reiniciar el reproductor (apagar/encender), limpia un poco el CD… y si sigue sin funcionar pon otro disco.

- Los efectos que incorporan los reproductores no están mal, pero en general no son ninguna herramienta creativa espectacular. Úsalos a base de “pequeñas pinceladas”.

- Si estás pensando en comprar unos reproductores, no compres nada nuevo que tenga más de 3 años en el mercado, probablemente el fabricante lo va a reemplazar por otra cosa en breve. Tampoco compres nada de segunda mano con 3 años, estará bastante machacado y además no tendrá garantía alguna.

Teo Tormo
EL AUTOR

He trabajado como productor musical y discjockey. Desde hace años investigo y analizo la tecnología musical aplicada al DJ, buscando siempre las herramientas más innovadoras y observando su impacto en la industria musical.

¿Te gustó este artículo?
11
Comentarios
  • #1 por elpezs el 14/10/2013
    "Tampoco compres nada de segunda mano con 3 años, estará bastante machacado y además no tendrá garantía alguna"

    Hombre, después de un buen artículo como este dar un consejo tan absoluto e incierto resta un poco de credibilidad la verdad.

    No tiene porque estar "bastante machacado" algo con tres años, de hecho no debería estarlo, hay quien no utiliza los cdj como cenicero.

    En cualquier caso, como siempre, buen artículo.
    5
  • #2 por bostero el 15/10/2013
    que buen articulo, me gusto leerlo!!!...alguno sabe masomenos cuanto es la vida util de los cdj pioneer actualmente?..nunca tuve la oportunidad de tocar un cdj 1000 japones, si los cdj 900 que salieron hace poco...hay diferencia en calidad de contruccion y durabilidad con respecto a los que se hacian tiempo atras en japon como cdj 1000?
  • MOD
    #3 por Teo Tormo el 15/10/2013
    #2 El CDJ 1000, 900 y 2000 están fabricados en Malasia.
  • #4 por bostero el 15/10/2013
    puede que se hayan fabricado en malasia algunos, pero aca en argentina la mayoria de los cdj 1000 que hay son japoneses!!!
  • MOD
    #5 por Teo Tormo el 15/10/2013
    Hasta donde yo se, desde 2005 creo que prácticamente toda la gama profesional de Pioneer se fabrica en Malasia. Anteriormente habían fabricado en Japón y China, quizá algunos de la primera versión del CDJ1000 (conocido posteriormente como MK1) fueron fabricados en Japón. Me he pasado un buen rato buscando fotos de traseras de CDJ1000 y la más vieja que en encontrado es de un MK2 y era de Malasia.
    La fábrica de Malasia pertenece a Pioneer, no es de un tercero al que le encargan la producción, así que controlan la calidad de fabricación del producto y no debería haber diferencia.
  • #6 por Germán Ignacio Bianchi el 29/08/2016
    Muy buen artículo.. solo tengo una consulta.. si introduzco mi dispositivo usb con canciones en MP3 en un reproductor CDJ 2000, sin analisar con rekordbox previamente. ¿¿igual el reproductor lee el tempo y bpm??? y ¿¿Cuanta es la diferencia de calidad sonora entre las canciones en mp3 y las compradas en 320??? muchas gracias