DJ

Tutoriales DJ de iniciación: Plato y vinilo

Plato es el nombre más extendido en el sector profesional (radio, discotecas…) para referirse al dispositivo reproductor de discos de vinilo. Otros términos válidos y comunes son tocadiscos, giradiscos y tornamesa, siendo éste último el término más popular en países latinoamericanos y que proviene de la castellanización del popular término anglosajón turntable, término que da origen al turntablism.

El plato ha sido la herramienta indispensable del DJ desde sus orígenes a mediados de los años 30 del pasado siglo y su presencia en cabina ha sido una constante que solo ha comenzado a variar desde finales de los 90. Actualmente el plato ha sido reemplazado en la mayoría de cabinas por reproductores de CD, ordenadores y controladores, aunque aún hay numerosos DJs que los siguen empleando, tanto de forma tradicional como empleando vinilos codificados. La evolución del plato ha ido ligada a la evolución del DJ y su técnica, con lo que conforme los platos han mejorado su estabilidad, precisión  y prestaciones, los DJs han creado nuevas técnicas y perfeccionado las ya existentes. El plato ha llegado a ser considerado por muchos profesionales y aficionados a la música como un instrumento musical por las técnicas tan complejas que han desarrollado algunos DJs (especialmente los turntablistas) para explotar al máximo sus funciones y llegar a crear música a partir de otra música grabada. Uno de los momentos culmen de la evolución del plato para DJs fué el Technics SL-1200MK2 desarrollado por Matshushita, cuya fabricación comenzó en 1979 y cesó en 2010. Han existido otros platos para DJ diseñados posteriormente al SL-1200MK2 que han mejorado algunas de sus prestaciones e incluso añadido algunas nuevas e interesantes, pero han estado mayormente basados en muchos aspectos del diseño de Technics, y no han tenido la misma penetración en el mercado profesional ni han demostrado muchos de ellos la misma durabilidad (por el momento). El plato de referencia durante prácticamente todo este artículo va a ser el SL-1200MK2 y algunas de las variantes que Technics desarrolló en los años posteriores. Existen también multitud de fabricantes, tipos y configuraciones de platos Hi-Fi, aunque no hablaremos de ellos en este artículo ya que está dirigido únicamente a DJs.

El plato no sería nada sin el disco de vinilo, también conocido como vinilo a secas, que recibe este nombre porque se fabrica empleando normalmente policloruro de vinilo. El disco de vinilo tiene el aspecto de un trozo redondo de plástico de un par de milímetros de grosor, con una pegatina central serigrafiada alrededor de su agujero central de sujeción y surcos sobre toda su superficie (en realidad es un único surco en espiral). Generalmente es negro, aunque en las últimas dos décadas se han comercializado de todo tipo de colores.

Funcionamiento

Para entender cómo funciona la dualidad plato-vinilo, es realmente interesante conocer el proceso de fabricación de los discos de vinilo. A partir de un máster en cinta o formato digital (hoy por hoy más el formato digital) de la pieza sonora, se elabora un disco patrón, que es un disco de aluminio recubierto de laca nitrocelulosa en el que se transfiere la música del máster “tallando” o “cortando” en él un surco mediante una cabeza cortadora. En este proceso de transferencia se aplica a la señal sonora antes de que llegue a la cabeza cortadora una curva de ecualización llamada curva RIAA (Recording Industry Association of America, que decidió el estándar de esta curva) que minimiza los graves y maximiza los agudos, de forma que se obtenga una señal que físicamente pueda ser tallada eficazmente y reproducida posteriormente. También se suelen aplicar  filtros para eliminar algunas de las frecuencias más altas, que son problemáticas en el vinilo. La señal sonora final que llega a la cabeza cortadora hace que esta tenga un movimiento oscilatorio que se talla en el disco. El ancho del surco dependerá también del volumen al que se transfiera la señal, a mayor volumen más ancho será el surco y menos tiempo de música podrá contener el disco. El resultado de todo esto es un surco en forma de V, en el que cada lateral de la V contiene un canal de la señal stereo. Una vez se finaliza el disco se lava con agua y jabón para pasar al siguiente paso del proceso.  

El disco patrón, se recubre con cloruro de estaño y una fina capa de plata. Después se aplica otra capa de níquel mediante galvanización y se vuelve a lavar. La capa de níquel y plata se retira del disco patrón, de manera que tenemos un disco inverso al patrón, una especie de negativo llamado disco matriz, que en lugar de un surco en espiral tiene una cresta en espiral. Con el disco matriz se fabrica un disco madre, que es otra copia positiva que se emplea para reproducir y comprobar que el disco matriz se ha fabricado correctamente. Si todo va bien se hacen 8 copias del disco madre, y de cada disco madre se hacen dos copias negativas llamadas discos estampadores, que son los “moldes” de prensado que se emplearán finalmente en el proceso industrial de fabricación. Es necesario obtener tantos moldes de estampado ya que se van degradando durante el proceso de fabricación y hay que ir sustituyendolos. Es necesario realizar todo este proceso para las dos caras del disco, obteniendo moldes para ambos lados. Los moldes se emplean para prensar policoruro de vinilo caliente, al que luego se le ponen las pegatinas, se empaqueta y se comercializa.

Existe otro proceso alternativo de fabricación, conocido como DDM (Direct Metal Mastering) desarrollado por TelDec y GmbH a partir de tecnología desarrollada por RCA a principio de los 70 para los CED, un soporte de video comercial de aspecto similar al del disco de vinilo (con un caddy) que fue un total fracaso comercial. En este método de fabricación la transferencia inicial es realizada a un disco de cobre blando que directamente es sometido al proceso de galvanización para obtener los moldes estampadores, al reducirse las fases de fabricado se reducen los costes. No obstante este proceso tiene sus detractores, ya que el sonido obtenido se considera peor en comparación el proceso tradicional, especialmente en la parte alta del espectro sonoro. Este diferencia de sonido se achaca al hecho de que el máster se talla sobre metal y no sobre la laca blanda del proceso tradicional, y también a que las cabezas cortadores tienen una angulación distinta a la del proceso tradicional, y que como luego el disco será reproducido en un disco con la cápsula en la angulación normal se debe modificar la señal sonora en el corte mediante procesamiento digital. Algunas fábricas permiten elegir entre el proceso tradicional y el DMM.

El disco de vinilo ya fabricado se reproduce como todos sabemos en un plato. En la reproducción, la aguja que hay al final del brazo del plato se coloca al inicio del surco, y al comenzar el giro del plato ésta va recorriendo el surco. La aguja sufre un movimiento debido a las irregularidades del surco del vinilo, este movimiento se convierte en señal eléctrica gracias al sistema de pequeños electroimanes que hay dentro de la cápsula fonocaptora (al final del brazo, donde va montada la aguja). Esta señal eléctrica (muy débil, de apenas unos milivoltios) es transportada directamente a través del cableado del brazo y el interno del plato hasta fuera del aparato y es amplificada en el mixer a través de su previo phono, que amplifica la señal y aplica una curva de ecualización RIAA inversa a la que se aplicó en el proceso de fabricación del disco patrón, de manera que se nivelan graves y agudos. Lo normal en un plato (en el SL-1200MK2 por ejemplo) es que la señal llegue hasta fuera del mismo tal y como sale de la cápsula fonocaptora, aunque algunos platos modernos incorporan su propio preamplificador phono para poder ser conectado directamente a mixers o sistemas de amplificación que no cuentan con previos phono.

Elementos y controles del plato.

Para hablar de los diferentes partes, controles y funciones del plato, vamos a emplear como referencia el Technics SL-1200MK2:

- Interruptor de encendido: Abajo a la izquierda, redondo. Se acciona girándolo en el sentido de las agujas del reloj. En los modelos posteriores al MK2 (M3D, MK5, etc.) el metal de la base del interruptor es un poco más alto cubriendo la parte giratoria del interruptor para evitar apagar el plato por accidente. El tener el plato encendido solo permite que podamos poner en marcha el giro del mismo, ya que estando encendido o apagado la cápsula fonocaptora transmite señal eléctrica igualmente, así que si mueves manualmente la bandeja giratoria con la aguja en el surco del vinilo, se transmitirá señal igualmente. El interruptor tiene en su parte inferior una luz (roja o azul según modelo) que iluminan el borde de la bandeja giratoria, esta luz se conoce como estroboscópica, luego explicaré su utilidad.

- Botón Start/Stop: pone en marcha el giro de la bandeja central o la para. La velocidad de parada se puede regular en los modelos MK5 y M5G girando la bandeja hasta que un agujero está a las 9 y el otro a las 3, el agujero de la derecha deja visible un control en el que meter un destornillador para ajustar la parada.

- Selector de revoluciones: dos botones para elegir entre 33RPM y 45RPM, las dos velocidades de reproducción estándar. El modelo MK4 y algunos tocadiscos modernos permiten la reproducción de vinilos de 78RPM.

- Iluminación de la aguja: proyecta una luz sobre la bandeja giratoria que permite ver la posición de la aguja en condiciones de mala iluminación. La luz va montada sobre un soporte retráctil, al presionarlo se apaga la luz. Al sacar el soporte presionando el botón de al lado se vuelve a encender automáticamente.

- Control de pitch: en el lateral derecho, es un potenciómetro deslizable con una luz junto a la parte central de su escala. Permite aumentar en un 8% o disminuir hasta un 8% también la velocidad de giro de la bandeja central. La luz central indica cuando el control está en 0%. En el modelo MK5 no es necesario llevarlo al centro para ponerlo a 0%, ya que cuenta con un botón de reset que hay junto a la luz que lo pone en 0%. En el modelo M5G se puede optar por una escala de +16%/-16% con un control en la parte inferior, junto a ese botón está el control de reset para el pitch de ese modelo. Los modelos MK2, M3D, MK4 y MK5 tienen control con circuitería analógica, mientras que el modelo M5G lo tiene digital, algo ampliamente criticado por DJs que consideran que ofrece una precisión inferior en un modelo más caro. Platos de otros fabricantes ubican su control de pitch en posiciones similares y con diferentes escalas, algunos permiten 8%, 10%, 20%, 50%... a pesar de que el control o que regula es la velocidad de giro, recibe el nombre de pitch, que significa tonalidad en inglés, ya que según cambia la velocidad de giro cambia también la tonalidad. Originalmente Technics instaló este control en sus platos no para permitir que los DJs mezclaran discos igualando su velocidad, si no para corregir la tonalidad y velocidad de reproducción de discos piratas fabricados a partir de cintas de estudio transferidas a velocidad incorrecta a la hora de hacer los masters. Dada la fantástica estabilidad de este control se hizo muy práctico para igualar la velocidad de los discos. Algunos platos modernos permiten modificar la velocidad sin modificar la tonalidad gracias a que cuentan con procesadores digitales internos.

- Bandeja giratoria: en la parte central del plato y ocupando la mayor parte de la superficie. En el centro tiene un eje que se introduce en el agujero central del vinilo al colocarlo sobre la bandeja giratoria. Los Technics vienen con un taco de goma circular negro que se coloca entre la bandeja y el vinilo para mejorar su estabilidad y absorber vibraciones, aunque casi ningún DJ pincha con el taco puesto ya que impide el deslizamiento manual del vinilo y con ello las técnicas actuales para pinchar. En su lugar se emplea un deslizador (slipmat es el término que emplean los anglosajones) un disco de tela que sí permite una fácil manipulación del vinilo. En los laterales la bandeja giratoria tiene varios anillos de marcas redondas, cada anillo tiene las marcas con diferente separación. La posición de estas marcas está calculada de manera que al girar la bandeja a determinadas velocidades, las marcas de cada anillo parecen quedar quietas bajo la luz estroboscópica que hay en la parte baja del interruptor de encendido. Cuando está a 0% se puede ver quieto el anillo de marcas más gruesas, a -3.3% el inferior, y a 6.4 y 3.3 los dos superiores. Esto permite saber si el pitch está bien regulado o si por el contrario necesitamos llevar el plato al servicio técnico, o si el sitio donde estamos pinchando tiene baja estabilidad en la tensión eléctrica. También puede servir para saber en que posición aproximada tenemos el control de pitch sin mirarlo, cuando hay condiciones de baja visibilidad.

- Brazo: el brazo se encuentra en la parte derecha del plato. Está unido al cuerpo del plato por un mecanismo complejo que permite movimientos suaves y precisos. En el extremo del brazo tenemos el portacápsulas, que va unido al plato mediante una rosca estándar. En el portacápsulas se sujeta mediante tornillería la cápsula, los platos Technics se suministraban de fábrica sin cápsula, con lo que cada uno debía elegir el fabricante de cápsula que prefiera. Además de atornillar la cápsula hay que conectar sus cuatro pequeños cables a los contactos del portacápsulas siguiendo el código de colores serigrafiado alrededor de los conectores. Algunas cápsulas excesivamente ligeras traen pequeños piezas metálicas que pueden atornillarse sobre la cápsula para darle más peso y aumentar estabilidad. La aguja está en el extremo de la cápsula, montada normalmente en una pieza de plástico que se mete o saca de la cápsula simplemente empujando o estirando.  Su punta es de diamante. Los fabricantes recomiendan cambiar la aguja cada 500-700 horas de reproducción aproximadamente. Algunos fabricantes, como por ejemplo Ortofon, comercializan portacápsulas y cápsulas unidas en una sola pieza, con lo que la tarea de atornillado y conexionado queda eliminada. Al final del brazo hay un contrapeso con una escala en gramos, que más adelante explicaré como usar, y un rueda ajustable para el antiskating, que sirve para corregir la fuerza centrípeta que sufre la aguja y evitar saltos, también luego explicaré cómo usarlo. El brazo se inmoviliza empleando primero la pieza elevadora del brazo, que se acciona con una palanquita y luego fijándolo con una abrazadera de plástico que lo fija a la pieza de posición de reposo, en la parte más exterior de su oscilación.

- Patas: parece algo simple pero no lo son tanto. Las patas de los platos son regulables en altura de manera individual (por rosca) y es importante que estén bien reguladas para que el plato esté en un plano horizontal, algo que se puede comprobar con un sencillo nivel de burbuja o con una canica. Más veces de las que creemos los platos están ubicados sobre mesas inclinadas o combadas, y regular las patas es la solución.

- Adaptador para singles antiguos de 45RPM: los singles de 45RPM y 7” de diámetro tienen un agujero central mucho mayor, puedes usarlos empleando este adaptador que tiene su propio hueco en la parte superior izquierda del plato para que no lo pierdas.

- Cable RCA: por aquí sale la señal de audio, debe ser conectado a una entrada phono en el mixer. En los Technics está soldado directamente a la placa, así que no le pegues tirones, en otros platos dispones de conexión y puedes poner tu propio cable. Mucha gente se queja de que el cable soldado de los Technics es muy corto, pero realmente no es buena idea tener una señal de tan pocos milivatios (es la señal que sale de la cápsula, recuerda) circulando por mucho tramo de cable, ya que cuanto más largo es el cable más señal perdemos y empeora la relación señal/ruido a la hora de amplificarla en el previo phono del mixer.

- Cable de tierra: normalmente en todos los mixers tiene una tuerca a la que ajustar la toma de tierra.

Hemos visto en este apartado las diferentes partes de un plato y sus funciones basándonos en el Technics SL-1200MK2 y sus variantes, pero como he dicho al principio del artículo hay otros modelos de plato modernos que han mejorado y añadido funciones. En Hispasonic se publicó un artículo sobre alternativas a platos Technics en los que se repasan los modelos más significativos y los controles y funciones diferentes que se pueden encontrar. Puedes consultar el artículo en este enlace.

Calibrar correctamente un plato

Antes de comenzar a usar un plato es conveniente calibrar correctamente el brazo del plato, ajustando su altura, contrapeso y control de antiskating. Hacer esto es fundamental para obtener la mejor calidad de sonido posible y la menor cantidad de saltos de aguja. Si un plato no está correctamente calibrado la aguja puede ejercer demasiada fuerza sobre el vinilo (o demasiado poca) causando un mal sonido, la aguja saltará fácilmente al manipular el vinilo o ante cualqiuer pequeña vibración, dando al traste con la actuación o grabación. Las explicaciones a continuación están pensada para un plato Technics:

Paso 1: ¿El plato está plano? Ya lo he explicado antes, las patas son regulables y sirven para que el plato esté totalmente plano con independencia de la inclinación de lo que tenga debajo.

Paso 2: ¿La cápsula está bien montada? No basta con atornillar y conectar la cápsula al portacápsulas, hay que montarla bien alineada. Con los Technics viene una pieza de plástico blanco en forma de L en la que insertar horizontalmente la parte trasera del portacápsulas y comprobar que la posición de la aguja coincide con la punta del instrumento de plástico si lo miramos de perfil, y con el centro de la pieza si lo miramos de frente. ¿No coincide? Pues ajusta bien los tornillos hasta que sí.

Paso 3: ¿Es correcta la altura del brazo? La altura del brazo se controla desde un control giratorio en la base de sujección del mismo, es un aro de de plástico de color negro con una escala alrededor. Para poder girarlo primero hay que quitar el seguro (una palanca plana con la inscripción “Lock” en el borde de la base) y después coger firmemente con las yemas de los dedos el aro negro y girar. Technics incluye en sus manuales una escala para regular la altura del brazo según los milímetros de altura de la cápsula, pero he encontrado esa escala altamente inservible por la variada forma de las cápsulas. La mejor forma es a ojo, y nada tan sencillo como colocar la aguja sobre un vinilo y mirar lateralmente el plato con los ojos a la altura del cuerpo del plato. Si el brazo está paralelo al cuerpo del plato, es que la altura es correcta. Y si no es que hay que subirlo o bajarlo.  

Paso 4: ¿Está bien contrapesado mi el brazo de mi plato? El brazo se contrapesa con el peso que hay en el extremo opuesto a la cápsula. Para hacerlo correctamente, pon primero el antiskating a 0, suelta la sujeción del brazo y baja la pieza elevadora, con el brazo libre gira el peso adelante y atrás hasta que consigas dejar el brazo en perfecto equilibrio. El punto de equilibrio es el punto 0, así que cuando lo tengas así gira únicamente la escala de delante del peso (no toques la parte de metal) y pon el cero en la parte superior, de manera que coincida con la marca negra pintada sobre esa parte del brazo. Ahora que lo tienes a 0 debes darle gramos para contrapesar (girándolo en sentido contrario a las agujas del reloj según miras de frente la escala) la cantidad depende de lo recomendado por cada fabricante de cápsulas (que es lo que está en el otro extremo), así que consulta la documentación que acompaña la cápsula. La cifra que te interesa está especificada en gramos y suele aparecer como Tracking Force o Trackin Pressure. Si en lugar de una cifra exacta te dan un rango, emplea el punto medio del rango.

Paso 5: ¿Está el antiskating haciendo su trabajo? Si a pesar de haber calibrado correctamente el brazo tienes muchos saltos de aguja quizá el control de antiskating no esté bien ajustado. Este control sirve para corregir el exceso de empuje que surco del disco realiza sobre la aguja. Lo normal es ajustarlo a una cifra similar a la colocada en el contrapeso del brazo.

Elección del tipo de cápsula

Otra cuestión importante es el tipo de cápsula a elegir para los platos. Existen varios fabricantes populares, entre los que destaca Ortofon, Stanton y Shure. Cada fabricante comercializa diferentes modelos a diferentes precios, algunas destinadas a DJs de club y otras a DJs de turntablism. El mejor consejo a la hora de comprar es que elijas unas que el fabricante tenga catalogadas para tu actividad (club o turntablism) y dentro de esa categoría las mejores que puedas pagar. Normalmente cuanto más pagas, obtienes unas cápsulas que dan una señal eléctrica más alta, que va de 5 a 10mV aproximadamente, y una mejor respuesta en frecuencias especialmente en la parte alta, llegando entre 18k y 20k. Cuanto más pagues más arriba estarás en ambos rangos. En cuanto a comprar cápsulas para montar en portacápsulas y comprar sistemas de una pieza, la cosa es una opción personal. En fabricantes que fabrican el mismo modelo como montable y como de una pieza, el sonido habitualmente es el mismo. La diferencias son la estética por un lado, hay gente que prefiere mantener el portacápsulas original del plato y a otros les gusta el aspecto de los sistemas de una pienza, y el ahorro de tiempo por otro lado si eliges un sistema de una pieza ya que no hay que montar, conectar ni alinear la cápsula como en el otro sistema, aunque ese ahorro se paga porque los sistemas de una pieza se pagan. También hay que indicar que algunos fabricantes solo fabrican determinados modelos únicamente el formato de una sola pieza.

Respecto al tipo de aguja, encontrarás con aguja en elíptica y esféricas. Las elípticas suelen ser las más caras, ofrecen un sonido más fidedigno ya que por su forma encajan mejor en el surco y por tanto “leen” mejor sus variaciones, mientras que las esféricas encajan un poco peor. Pero, es cierto que las elípticas producen una mayor degradación de todo el surco del disco, mientras que las esféricas, aunque también producen degradación, no lo producen a todo el surco por igual. También es cierto que la degradación producida por las elípticas es más lenta a pesar de ser más “total”, mientras que las esféricas degradan un poco más rápido. En resumen, las agujas elípticas ofrecen por más dinero el mejor sonido con una degradación lenta y generalizada del surco, mientras que las esféricas ofrecen por menos dinero peor sonido con una degradación de parte del surco algo más rápida.

Manipulación del vinilo

El vinilo debe manipularse con cuidado. Parece una contradicción el ser cuidadoso pero a la vez ir con prisas en la cabina sacando y guardando discos, con práctica se llega a conseguir. Intenta mantener los vinilos limpios con poco polvo (pásales un trapo suave) y manipúlalos con las manos limpias lo más limpias que puedas, la sucidad o sudor de las manos se acumula en los surcos y hace que suene peor. Si tus discos están realmente sucios puedes limpiarlos con una esponjita desmaquilladora (ojo, un disco desmaquillador de algodón no es lo mismo) y una gotita de lavavajillas concentrado disuelto en agua, acláralo bajo el grifo y ten cuidado durante todo el proceso de no mojar la pegatina central o la estropearás. Puedes dejar el vinilo secando en un escurreplatos. Jamás dejes vinilos al sol, o tendrás algo parecido a las galletas onduladas pero más grande y de color negro.

Si al colocar el vinilo en el plato observas que el agujero central del vinilo tiene mucha holgura con el eje del plato, puedes corregirlo para que al manipularlo no golpee contra el eje y el golpe haga saltar la aguja, para ello puedes cortar una tira estrecha (sobre 0,5cm) y alargada (sobre 2cm) de papel para pegatinas o usar pequeñas etiquetas adhesivas (Apli, por ejemplio), pasa la tira adhesiva por el agujero central y dóblala pegándola sobre cada lado del vinilo, eso hará que el agujero se estreche un poco y eliminará la holgura.

Trata de colocar la aguja sobre el plato siempre con suavidad, sujetando el portacápsulas por la patilla lateral. Si dejas caer el brazo sobre el vinilo, el brazo puede hasta rebotar y picar o rallar el vinilo, y la aguja también puede deteriorarse. Cuando manipules el vinilo durante su reproducción para frenarlo totalmente, o hacer movimientos de scratch adelante y atrás, usa las yemas de los dedos poniéndolas en la parte más externa del vinilo, no hagas excesiva fuerza porque no es necesario.

Respecto a técnicas para frenar o acelerar el vinilo para hacer beatmatching hay técnicas para todos los gustos. Para frenar hay gente que toca muy suavemente el borde del vinilo, otros tocan directamente la bandeja giratoria, otros agarran con fuerza del eje central hasta que notan reducción de velocidad, también los hay que frenan ligeramente el vinilo con las yemas de los dedos en la parte de la pegatina. Para acelerar el vinilo tenemos prácticamente las mismas técnicas pero al reves, empujar un poco el borde del vinilo siguiendo su movimiento, empujar un poco la bandeja giratoria, forzar un poco el giro desde el eje, empujar con las yemas de los dedos ligeramente en la parte de la pegatina… hay que probarlo todo para saber que respuesta a tus movimientos tendrá el vinilo. También piensa que hay distinta respuesta cuando el vinilo corre a 33RPM que a 45RPM, y que tampoco reaccionan igual vinilos de diferente peso, ya que se fabrican con pesos entre 120 y 200 gramos, siendo 150 el peso más común. Es importante destacar que hay gente que hace beatmatching sin tocar el vinilo, únicamente manipulando el control de pitch, aunque lograr esa técnica requiere mucho entrenamiento.

Sobre técnicas para mezcla con vinilos explicadas en detalle, próximamente publicaremos un tutorial al respecto.

Sistemas timecode

Actualmente, varias empresas de software ofrecen una solución que combina hardware y software para permitir a los DJs pinchar música en formato digital almacenada en un ordenador empleando sus platos como medio de control. En estos sistemas el DJ pincha con un vinilo que en lugar de música contiene una señal portadora en la que va codificada una información binaria de posición, concretamente la posición de la aguja en el surco del vinilo. Esta señal se conoce como timecode o código de tiempo. Esta señal se transmite a un interfaz de audio, que digitaliza la señal y la envía al software de control, que reproduce la música en el punto exacto que interpreta de esa señal. Serato Scratch Live y Traktor Scratch Pro son actualmente las dos plataformas más populares para esta forma de pinchar, y además emplean un sistema cerrado que obliga al DJ a usar un hardware de audio fabricado o autorizado por ellos en su software. Otras compañías con menos penetración comercial como Mixvibes o Atomix también comercializan sistemas timecode, aunque permiten emplear cualquier hardware de audio.

Sobre el timecode se publicó en Hispasonic un reportaje monográfico que seguramente resolverá casi cualquier duda que tengas al respecto, puedes leerlo aquí

Notas finales del autor

A pesar de que he pinchado con vinilo, algunos de los datos técnicos empleados para la elaboración del artículo han sido buscados exprofesamente porque los desconocía, así que puede haber algún error. Son bien recibidas las correcciones técnicas realizadas desde un punto de vista constructivo.

Agradecimientos

Quiero agradecer al hispasónico y moderador de foros Zitro toda la información sobre platos y vinilos que ha divulgado gratuitamente en la red desde hace años. Algunos datos del artículo parten de ayudas suyas en foros o de textos que ha distribuido libremente. Zitro no ha colaborado directamente en el artículo, pero no hacía falta, al buscar muchas veces datos aparecían cosas escritas por él.

También quiero agradecer a DJ Tedu, turntablista campeón de España de DMC. Realizó hace años algunos videos tutoriales que se distribuyeron libremente por internet de los que he podido extraer también información de utilidad para realizar el artículo.

Teo Tormo
EL AUTOR

He trabajado como productor musical y discjockey. Desde hace años investigo y analizo la tecnología musical aplicada al DJ, buscando siempre las herramientas más innovadoras y observando su impacto en la industria musical.

¿Te gustó este artículo?
35
Comentarios
  • #1 por undercore el 26/08/2013
    muy interesante, había cosas como los círculos en el lateral de la bandeja que no sabía que sirviesen para algo, siempre pensé que era decorativo jejejejeje
    1
  • #2 por Raygun el 26/08/2013
    yo poseo un equipo completo technics desde hace mas de 12 años compuesto por un mixer de 2 canales + 2 technics 1200 mkII... los technics son aparatos de lujo hechos a capricho para una larga duracion, por eso mas que un ¨gasto tonto¨ es una gran inversion para ser profesional. durisimos, con una precision increiblemente casi perfecto y muy elegantes, para todo aquel que quiera poseer material para toda la vida, nada mejor que los technics.
    4
  • #3 por elpezs el 26/08/2013
    Hoy en dia con pocos aparatos electrónicos puedes asegurar que tus hijos (si aún no los tienes o son muy retoños) van a heredarlos, con los technics si..

    Son objetos de culto... si me sobrara la pasta compraría todos los que se ven ahora por 200 euros, los guardaba en un almacén y seguro que dentro de unos años los vendería ganando bastante pasta, nunca llegará a ser un sistema obsoleto por muchos controladores con luces y efectos que saquen, ofrece algo que el resto de soportes nunca podrán, y es tocar fisicamente la música, frenar el plato con la yema de tus dedos.... es casi sexual.

    El pinchar con vinilos no es que vuelva, es que ha vuelto, como el hardware, y no se va a volver a ir, mas bien todo lo contrario.

    Por no hablar de poseer la musica fisicamente, para m le da mucho mas valor que tener su mp3 que es más evaporado con el tiempo.

    Esto no es una crítica a lo "nuevo", solo ensalzo lo clásico.

    saludos y gracias por estos repasos, nunca vienen mal por mucho tiempo que lleve uno mezclando.
    8
  • #4 por Diegoms el 26/08/2013
    Gran tuto como siempre, aunque la mayoría de las cosas se saben por alguien que tenga un technics la primera parte sobretodo es la más interesante

    Por cierto ni idea de que existia un MK 4

    También tengo oído que el antiskating se puede ir aumentando un poco si la aguja se va desgastando para darle un poco más de agarre, pero no se si esto es cierto del todo...
  • #5 por infinity el 26/08/2013
    mmm...me gusta el articulo teo,decir que de los tres technics que tengo he probado ajustar el anti.skating y no hay manera ninguno funciona,no se si a alguien le ocurre lo mismo
  • #6 por infinity el 26/08/2013
    ostras pues yo tampoco no sabia que habia un technics mk4 pero al parecer si,y en vez de dos botones de 33 rpm y 45 llevaba 3,uno de 33,45 y 78 rpm
    2
  • #7 por Lisboetas el 26/08/2013
    gracias al autor como siempre

    A quien le interese un buen (creo yo) tutorial de la puesta a punto para turntablism
    (Ingles)

  • #8 por sangoo el 26/08/2013
    Yo no hace mucho: :estonova:
    Yo ahora: :dj:
    3
  • #9 por tnero el 26/08/2013
    Buen artículo Teo.Enhorabuena.Se agradece.

    #5 Había un tuto de Zitro en el que recomendaba calibrar el anti-skating poniendo la aguja sobre la cara de un disco sin planchar y regulando hasta que la aguja se no se iba hacia dentro ni hacia fuera.
  • #10 por askarkat el 26/08/2013
    Alguien sabe para que diantres servían las gomas en forma de disco que traían los Technics 1200 mkII?

    Gracias por el aporte...
  • #11 por askarkat el 26/08/2013
    Vale perdonad, ya lo he leído... :cuernos:
  • #12 por proggerelx el 27/08/2013
    Gran tuto, nunca he tenido technics, me tuve que conformar con otras marcas que quedaban muy lejos de lomque era un technics, pero la esencia del vinilo nunca se perdia.

    Si algun dia puedo me are con unos tecnichs, aunque no los use, solo por tenerlos y poder usarlos cuando me de la gana... Jajaja


    Saludos...
  • #13 por tnero el 27/08/2013
    #12
    Ahora que se lleva más que nunca el tema digital dj,se encuentran technics y buenos mixers casi regalados,principalmente porque parece que se tiende a renovar el equipo más analógico por el digital y aquí en Mercasonic se encuentran verdaderas gangas al respecto.He leido anuncios cambios bastante estrambóticos,porque aunque digan que no,cambiar un technics por una controladora de plástico OEM ful,por muchas historias que tenga es como cambiar un Hyundai por un Mercedes y más si se tiene en cuenta que esas controladoras Hyundai es mejor comprarlas nuevas y que sea uno mismo es el que deteriore knobs,faders y jogs malos desde un principio.Cuando muchas de esas controladoras o cdjs mueran a ese mismo technics posiblemente le quede mucha guerra que dar.
  • #14 por tnero el 27/08/2013
    No sé si estará el enlace por Hispa,seguramente si.Para información sobre ajustes y demás historias sobre platos,esta página es una valiosa fuente de información,lástima que sea en inglés:

    http://www.vinylengine.com/
    1
  • #15 por ivoR el 28/08/2013
    "Algunos platos modernos permiten modificar la velocidad sin modificar la tonalidad gracias a que cuentan con procesadores digitales internos"...

    conoceis algún modelo, qué tal suenan?. Gracias
  • MOD
    #16 por Teo Tormo el 28/08/2013
    #15 el Stanton STR8-150 lo puede hacer, pero no se decirte que tal suena.
  • #17 por ivoR el 28/08/2013
    Gracias Teo, así todo es un punto, siempre pensé en un sistema de platos con algún procesador externo que compensara el pitch para ajustarlo a su tono original cuando cambiamos las rpm.... en tiempo real (más o menos).
  • #18 por iilfabbiogonzalez el 30/08/2013
    #7 Taba apunto de poner lo mismo ya lo habia visto antes jaja esta muy bueno esos videos los descubri un dia buscando videos del dj kraze y lo vi de casualidad jaja pedazo de tuto completito :ook:
    VYNIL NEVER DIES :cascos:
  • #19 por Dr. diamante el 31/08/2013
    Yo le debo todo a los technics, sin ellos no seria lo que soy como músico, hace poco tropecé en el bar de un amigo con mi primer par que vendí y funcionando oiga, 20 años que tienen, ahora mismo poseo 4 technics, el ultimo lo vi y no pude resistirlo, 160 euretes y en el salon de mi casa esta presidiéndolo jejeje gran aparato, gracias technics y gracias por el articulo.
    Saludos a todos O:)
  • #20 por rositarip el 09/10/2013
    Joo, qué grande! No me acordaba de este... No me dais tiempo para leerlos!!
  • #21 por RJim el 18/10/2013
    #5 por infinity el 26/08/2013
    mmm...me gusta el articulo teo,decir que de los tres technics que tengo he probado ajustar el anti.skating y no hay manera ninguno funciona,no se si a alguien le ocurre lo mismo

    Lo del antiskating no tenía ni idea de para qué servía, hasta que un viejo rockero (gracias Paco) me explicó para lo que servía y cómo regularlo.
    Necesitas un vinilo sin surco. Algunos maxisingle (sobre todo los piratas) traen la cara B así.
    Pon el vinilo sin surco en el plato y lo pones en marcha. Te recomiendo que lo pongas a 33 ya que si el antiskating está muy desviado el brazo se puede salir de disco.
    coloca el brazo en medio del disco, apoyando la aguja en el vinilo sin surco y obsrva qué es lo que hace el brazo, si se va para el centro o se va hacia el exterior. regula la rueda del antiskating de manera que el brazo se quede quieto en a mitad del disco... y ya está regulado el antiskating
    1
  • #22 por Dj Santy G el 18/11/2014
    Os dejo un pequeño tutorial mio por si os apetece verlo, espero que os guste

    1