Cómo Estudiar Piano

#1 por blacklinx el 21/08/2013
Muchas veces nuestro tiempo de estudio del piano se vuelve un cumulo de tocar piezas, repeticiones, ejercicios inútiles y tiempo perdido en general, espero que estos consejos les ayuden a todo el aspirante y profesional del piano.
nota: no me vean a mi, no soy un concertista, ni nada por el estilo, es solo algunos consejos para que nuestro estudio sea mas efectivo.

1. Analizar la obra musical antes de tocarla: la obra debe de estar en tu mente antes que en tus dedos, procura saber todo con relación al contenido de la pieza, desde conocer el autor, dinámicas, expresiones... hasta lo que tiene que ver con relación al tipo de compás, figuras musicales, sonidos etc...

2. Cantar la pieza rítmica y melodicamente a la ves, es muy recomendable por todos los grandes pianistas, ayuda a fortalecer la memoria y mejora la exactitud de los sonidos y la destreza auditiva.

3. no repetir vagamente, cuando cometas un error NO REPITAS DESDE EL PRINCIPIO, estaras afianzando un error varias veces, procura mejor solucionar el error y practicarlo por lo menos 7 o 8 veces para que las manos y el cerebro quiten la mala informacion y tomen la nueva.
nota: esto es escencial por que es la causa de los errores en las audiciones, recitales y conciertos, si uno repite 10 veces el mismo error, no se puede pretender decir que esta solucionado, por 2 veces que quedaron bien, ahi que trabajar la psicomotriz de la mano con el cerebro.

4. el hannon y otros metodos de ejercicios no ayudan para nada si no se hace para resolver algun problema tecnico real, es decir que no se estudia por estudiarlo, ni para tener mas rapidez, se hace para resolver un problema de expresión, dinámica, distancias de la mano, practicar las tonalidades, estudiar los diferentes toques del piano ( staccato, legato, etc...). hacer un conjunto de movimientos repetitivos no ayudan para nada.

5. muy importante es practicar las piezas con las manos separadas, ES UNA LOCURA COMENZAR A ESTUDIAR UNA PIEZA CON LAS DOS MANOS, no se debe por que la idea de ESTUDIAR, es aprender lo que cada mano le toca hacer de manera individual, asi ayuda a la memorización y al manejo mas rapido de errores, no te desesperes por juntar tus manos, al momento de aprendertelas bien separado, unirlas es mas fácil.
nota: esto aplica para el hannon también, es una locura practicar ejercicios con las dos manos.

6. la posición de la mano en una pieza puede variar, eso esta comprobado totalmente, la posición de tu mano lo determinara la pieza que estes estudiando, no te preocupes por que debe de ser de X forma, procura notar la comodidad de tu mano, cuando hagas algún movimiento complicado, eso nos lleva al ultimo punto.

7. las digitaciones de la mano pueden cambiarse, dependiendo la musicalidad no la comodidad, este es el punto mas complicado, por que solo la experiencia de tocar varias obras y de tomar buenas referencias de marca en las partituras, son los principales directores de este tema, ahi muchas partituras que no tienen buena digitacion, por eso hay que tener cuidado.

bueno espero que les alla servido, no olviden comentar y corregir. chao!!

les dejo este libro que es muy buena referencia y es totalmente gratuito http://www.pianopractice.org/spanish.pdf
Subir
1
#2 por casiotone el 21/08/2013
Gracias por los consejos.

Me estoy preparando dos obras cortas y estoy haciendo lo siguiente. Lo cuento por si le sirve a alguien.

Me hago una cuadrícula de 2 x 10. Anoto las dos obras a la izquierda, en una columna. Ahora en una fila anoto los números del 1 al 10 (hago tandas de 10 repeticiones con algún descanso).
Toco la obra completa y anoto en la casilla que corresponde cómo me ha salido, por ejemplo bien, falta fluidez en última parte, un fallo en la segunda parte, varios fallos, etc. Y repito hasta rellenar las 20 casillas.
Al final analizo qué es lo que ha salido peor e intento corregirlo, por ejemplo repito varias veces el trozo donde me falta fluidez.
Puede parecer una tontería, pero a mí me sirve, me hace estudiar siguiendo un sistema, no me pongo a repetir sin ton ni son hasta que me canso.

Cuando ya me va saliendo bien alguna obra, la grabo y luego la escucho ¡Y ahí salen más fallos! Es curioso que cuando uno escucha sin tocar, detecta matices que hay que corregir y que no nota cuando está tocando, al menos a mí me pasa.

Un saludo
Subir
2
#3 por blacklinx el 21/08/2013
Gracias por el aporte #casiotone, esta muy interesante, es la idea de este post que podamos nutrirnos de los diferentes modos de estudio,
trata de aplicar lo de cantar a ver como te va, creo que te ayudara acortar un poquito el tiempo de practica aunque al principio no es asi
es complicado.

una forma de tu saber si realmente te aprendiste una pieza de memoria totalmente, es tu poder tocar una mano y cantar la otra al mismo tiempo, es muy incomodo al principio pero no se te olvidara, estoy seguro.
Subir
--84263--
#4 por --84263-- el 22/08/2013
buen aporte blacklinx.
saludos
Subir
1
#5 por blacklinx el 22/08/2013
Gracias #vivaldis
Subir
#6 por Mikolópez el 24/08/2013
Está lleno de buenos consejos, pero hay un tanto de afirmaciones que no me gustan.

La verdad es que el estudio del piano clásico no contempla la improvisación, así que muchos de los buenos consejos ahí vertidos se dan a diario en clases de piano de jazz.

La parte que no me gusta es la que demoniza los ejercicios de escalas, arpegios, diseños melódicos (hanon), etc. Estoy de acuerdo con que la práctica "muscular" es inservible, pero si la intención es adquirir práctica en la improvisación, su función es la de preparar la visualización de dichos diseños a través de distintas escalas, arpegios que recorren acordes del repertorio, de alguna manera hacer "músculo improvisatorio".

Si quien practica un Hanon deja que su cabeza se dedique a otra cosa, está perdiendo el tiempo, pero quien decide usar un Hanon de manera creativa (cambiando articulaciones en diseños de 5 semicorcheas, cambiando el ritmo, cambiando de escala cada 4 negras, tocando a través de escalas octatónicas, hexátonas, etc.) conseguirá un repertorio de diseños para la improvisación muy amplio y de paso ejercitará la creatividad.

Yo le digo a mis alumnos que sean creativos, que inventen ejercicios, y que aprendan a ponerse a prueba dando con aquellos puntos flacos de su toque.

Un punto interesante en estas discusiones sobre Hanon sí, Hanon no, es que los que están en contra apenas han leído las instrucciones de la edición original, que recomienda todas las opciones "creativas"...

Boreal Project. Vendo Piano Kawai MP11

Subir
3
#7 por blacklinx el 03/09/2013
Interesante mi hermano #mikolopez estoy de acuerdo con tu punto, asi se deben hacer esos ejercicios, pero el problema de esos ejercicios del hannon entre otros, es que no los especifican, el neofito que toma un libro de esos ve la portada ( el pianista virtuoso) y se cree que haciendo los 100 o 200 ejercicios!! que estan ahi (exagere un poco jejeje) lograra ser un pianista virtuoso y cuando llega a la realidad no ha aprovechado a su totalidad, pero de la forma que tu lo planteas es que se debes de estudiar. un abrazo!
Subir
#8 por Mikolópez el 03/09/2013
blacklinx escribió:
el neofito que toma un libro de esos ve la portada ( el pianista virtuoso) y se cree que haciendo los 100 o 200 ejercicios!! que estan ahi (exagere un poco jejeje) lograra ser un pianista virtuoso y cuando llega a la realidad no ha aprovechado a su totalidad, pero de la forma que tu lo planteas es que se debes de estudiar


De la forma que lo plantea la edición original.

Mikolopez escribió:
los que están en contra apenas han leído las instrucciones de la edición original, que recomienda todas las opciones "creativas"...

Boreal Project. Vendo Piano Kawai MP11

Subir
1
#9 por Mikolópez el 16/09/2013
Me corrijo.

No es la edición original si no la revisión de Otto Weinreich, más moderna, la que sugiere las variaciones de articulación, ritmo, tono, etc.

Muy recomendable echarle un vistazo y probar!

Boreal Project. Vendo Piano Kawai MP11

Subir
1
#10 por m0squis el 19/09/2013
Muy interesante el hilo.

Mi técnica de estudio se basa en corregir el error tocando solo el compás problemático varias veces y luego ir ampliando para atrás, hasta que domino el pasaje. La idea es eliminar los fallos lo antes posible.

La opción de grabar la ejecución para luego escucharla, me ha parecido una muy buena idea. Gracias #2 ;)

You can't touch music, but music can touch you. Regular Show.

Subir
1
#11 por EG Power el 19/09/2013
Mikolopez escribió:
La parte que no me gusta es la que demoniza los ejercicios de escalas, arpegios, diseños melódicos (hanon), etc. Estoy de acuerdo con que la práctica "muscular" es inservible, pero si la intención es adquirir práctica en la improvisación, su función es la de preparar la visualización de dichos diseños a través de distintas escalas, arpegios que recorren acordes del repertorio, de alguna manera hacer "músculo improvisatorio".

Totalmente de acuerdo. Comparto que la técnica se debe estudiar con cabeza, pero llega un momento que para mantenerse puede llegar a ser algo casi automático. La modificación de articulaciones me parece ejercicios buenísimo para controlar el teclado

Me falta un tema importante, al menos para mi, en la rutina de estudio, el tempo. Para mi es fundamental estudiar pasajes a un tempo muy lento, que el cerebro pueda "grabar" los movimientos y nosotros mismos seamos conscientes de lo que hacemos y de que el control lo tenemos nosotros.

Con respecto al tema de estudiar con manos separadas tengo que reconocer que hay ocasiones en las que no estoy de acuerdo. La ayuda de un sonoridad concreta nos favorece para pulir lo que queremos sacar. Para mi, es una ayuda hacer un conjunto con la armonía y a la hora de memorizar me resulta mas cómodo (dependiendo del diseño) "grabar" algo con entidad completa que por separado, No se si me explico bien.
Subir
1
#12 por blacklinx el 25/09/2013
muchachos, me han gustado sus respuestas, mantienen vivos el foro muchas gracias #mikolopez #casiotone #mosquis #egpower y a todos los lectores que nos han seguido. hoy les compartire los consejos para jovenes musicos de Robert shummann.

1.- La educación del oído es de máxima importancia; es conveniente, pues, que enseguida te ocupes de ella, esforzándote en reconocer cualquier sonido que oigas y la tonalidad de cada trozo de música. Procura también saber que sonidos producen las campanas, el cuclillo, etc...

2.- Tocar con atención las escalas y los ejercicios mecánicos es cosa óptima; pero no imites a esos pianistas que, creyendo que con esto se alcanza el máximo resultado, dedican siempre hasta la más avanzada edad, varias horas diarias a los ejercicios mecánicos de los dedos. Eso equivale a repetir diariamente, con creciente rapidez, las letras del abecedario. Es necesario emplear mejor el tiempo.
3.- Se han construido los llamados teclados mudos; pero después de breve uso te convencerás de su inutilidad: ¿como pueden los mudos enseñar a hablar?.

4.- ¡Lleva bien el compás! La ejecución de algunos concertistas se parece al andar de un borracho: guárdate de tomar a ellos por modelo.

5.- Profundízate temprano en las leyes fundamentales de la armonía.

6.- No te asustes de los nombres: Teoría, armonía, contrapunto, etc...; con un poco de buena voluntad, pronto te serán familiares.

7.- ¡No toques negligentemente! Ejecuta cada trozo siempre con mucha atención, sin omitir nada.

8.- Tocar muy deprisa es un defecto tan grande, como tocar muy despacio.

9.- Procura ejecutar lo mejor posible trozos fáciles; obtendrás así más beneficio que ejecutando mediocremente composiciones difíciles.

10.- Ten siempre tu instrumento perfectamente afinado.

11.- No basta saber ejecutar con los dedos la música; hay que saber también cantarla, en voz baja, sin recurrir al instrumento.

12.- Ejercita tu memoria para poder retener no solo la melodía de una composición, sino también su armonía.

13.- Aunque tengas poca voz, acostúmbrate a cantar repentizando, sin la ayuda de instrumento alguno; así perfeccionarás siempre más el oído. Pero si tienes la suerte de poseer una hermosa voz, no vaciles en educarla; ¡considérala como uno de los más preciados dones que te haya concedido Dios!.

14.- Procura llegar a comprender la música escrita, sin ejecutarla: con solo leerla

15.- Cuando toques, no te preocupes de quienes te escuchan; pero si, ejecuta siempre como si te escuchara un maestro.

16.- La primera cualidad de la interpretación es la precisión, o sea la exacta observancia del texto, que pone de relieve la más recóndita intención del autor.

17.- Si te dan para tocar un trozo que no conoces, léelo antes de ejecutarlo.

18.- Si después de la técnica diaria estás cansado, no continúes tocando: es mejor descansar que trabajar sin placer y sin energía.
19.- No ejecutes las composiciones que están de moda. El tiempo es precioso, y seria necesario vivir cien veces más de lo que se vive para llegar a conocer solo la buena música existente.

20.- Nutriendo a los niños con golosinas no se forman hombres sanos. La nutrición del espíritu, como la del cuerpo, debe ser sencilla y substanciosa. Los grandes maestros te han provisto abundantemente: aliméntate de sus obras.

21.- Aquella música cuyo único fin es poner en evidencia dificultades técnicas en la ejecución, pronto pasa de moda: las dificultades técnicas tienen valor solo cuando persiguen fines más elevados, o sea cuando logran una perfecta ejecución de la música de verdadero mérito.
22.- No divulgues las malas composiciones, antes trata con todas tus fuerzas de impedir su difusión.

23.- No toques música mala y, salvo que las circunstancias te obliguen, tampoco la escuches.

24.- No creas que la verdadera maestría consiste solo en la agilidad. En la interpretación de una obra procura más bien producir la impresión que tenia en la mente el compositor, y nada más. Cualquier otra cosa sería caricatura.
25.- No olvides que es cosa detestable y monstruosa hacer cambios y mutilaciones en la música de los grandes compositores, como también agregar adornos de uso exclusivamente moderno. Es la máxima injuria que se pueda hacer al arte.
Berlioz dice al respecto: "No, no, no, diez millones de veces no; músicos, poetas, actores, pianistas, directores de orquesta de tercero, segundo y también de primer orden, vosotros no tenéis el derecho de retocar a los Beethoven y a los Shakespeare, para hacerles la limosna de vuestra ciencia y de vuestro gusto. No, no, no, mil millones de veces no; un hombre cualquiera no tiene el derecho de constreñir a otro hombre, cualquiera que sea, a dejar su propia fisonomía para tomar otra, a expresarse en una manera que no es la suya, a asumir una forma que él no ha elegido".
26. Al seleccionar la música que debes estudiar, consulta siempre a personas con más experiencia que tú: ahorrarás tiempo.

27.- Procura conocer paulatinamente las obras maestras de los mejores compositores.

28.- No te dejes engañar por los aplausos que obtienen muy a menudo los llamados virtuosos. La aprobación de los competentes sea para tí de mayor valor que la del público.

29.- La música que está de moda tiene poca vida; si persistes en cultivarla, serás considerado un necio.

30.- Tocar mucho en reuniones sociales es más dañoso que útil. Adáptate al gusto y a la inteligencia del auditorio; pero sin ejecutar ninguna música de la cuál, íntimamente, puedas avergonzarte.
31.- Aprovecha la ocasión de tocar música de conjunto, o sea: duos, tríos, cuartetos, etc... adquirirás siempre desenvoltura y arrojo en la ejecución. También es beneficioso acompañar a cantantes.
32.- Si todos quieren ser primer violín, ¿como sería posible formar una orquesta?. Por lo tanto valora a cada intèrprete en la parte que desempeña.

33.- Ama el instrumento que tocas; pero no seas tan vanidoso de creer que es el mejor de todos, pues otros no le son inferiores. Reflexiona también que existe la voz humana, y que en la música se alcanza lo sublime uniendo el coro a la orquesta.
34.- Progresando en el arte, trata de familiarizarte más con las partituras que con los virtuosos.
35.- Estudia con frecuencia las fugas de los grandes maestros, especialmente las de Johann Sebastian Bach. Que el "Clave Bien Temperado" sea tu pan cotidiano; llegarás sin duda a ser un pianista de prestigio.
36.- Entre tus compañeros, debes preferir siempre a los que saben más que tú.
37.- Mitiga la severidad de tus estudios musicales con la lectura de buenos poetas. Además, pasea muy a menudo por los campos y los bosques.

38.- Se puede aprender mucho de los cantantes; pero no es prudente creer todo lo que dicen.
39.- Reflexiona y piensa que no eres único en el mundo; por lo tanto sé modesto. Tú no has ideado o hallado cosa que otros no hayan ideado o hallado antes que tú; y en el caso que esto aconteciera, considéralo como un don de Dios que debes compartir con otros.
40.- El estudio de la historia de la música y la audición de la obra de los grandes maestros de distintas épocas, son los verdaderos remedios contra toda vanidad y presunción.
41.- Un hermoso libro es el de Thibaut, titulado "Pureza del arte musical". Leelo muy a menudo cuando llegues a la edad madura.
Nota del traductor: Antonio Federico Justo Thibaut, nació en Hameln el 4 de enero de 1774, y falleció el 28 de marzo de 1840 en Heidelberg, donde era profesor de derecho. En 1825 publicó el libro "Arte y pureza musical" (sin traducir al castellano), que en Alemania ejerció mucha influencia sobre el renacimiento de la música antigua, especialmente la religiosa.
A falta de traducción del libro de Thibaut, recomendamos este otro libro, aparecido hace poco en España: "El canto de las sirenas" de Eugenio Trías, editado por Galaxia Gutenberg-Círculo de Lectores, 2007.
42.- Si pasando delante de una iglesia, oyes tocar el órgano, detente y escucha. Si alguna vez puedes tocar dicho instrumento, te asombrarás de la gran potencia de la música producida por tus pequeños dedos.

43.- Aprovecha cuantas ocasiones se te presenten de ejercitarte en el órgano; ningún instrumento como éste hace oír claramente las deficiencias de la ejecución y el pésimo estilo de la composición.

44.- Canta muy a menudo en los coros, máxime en las partes medias; esto contribuirá a formar tu sensibilidad musical.
45.- ¿Qué quiere decir tener sensibilidad musical?. Tu no la posees si tocas un fragmento con fatiga, mirando con ansiedad los sonidos escritos; o si, tocando, te detienes de repente y eres incapaz de continuar, porque te han dado vuelta dos páginas al mismo tiempo. Por el contrario tienes sensibilidad musical si, tocando una pieza nueva para ti, llegas a adivinar, en cierto modo, lo que sigue; o si la música te resulta conocida, la recuerdas. En conclusión, tú posees sensibilidad musical si tienes la música no solo en los dedos, sino también en la cabeza y en el corazón.
46.- ¿Como se puede adquirir la sensibilidad musical?. Mis queridos amigos, la sensibilidad musical es un don divino y consiste principalmente, en tener un oído delicado y una rápida facultad de percepción. Estas dichosas disposiciones pueden ser cultivadas y perfeccionadas, pero no encerrándose en un cuarto y tocando solo ejercicios mecánicos, sino estando en contacto con otros músicos y, especialmente, familiarizándote con el coro y la orquesta.
47.- Procura conocer en profundidad la extensión de la voz humana en sus cuatro tipos. Estúdiala particularmente en los coros, investigando cuales son los sonidos con que la voz manifiesta mayor potencia y cuales aquellos con que expresa pasiones tiernas y sentimientos delicados.
48.- Escucha con atención los cantos populares; ellos constituyen un rico manantial de hermosísimas melodías que te facilitarán el estudio sobre el carácter de la música de las diferentes naciones.
49.- Ejercítate muy a menudo en la lectura de las claves antiguas; de lo contrario, ignorarás muchos tesoros del pasado.
50.- Pon atención al diferente timbre y al carácter propio de los distintos instrumentos, procurando retener en tu oído las cualidades particulares de sus sonidos.
51.- Respeta la música antigua; pero interésate también por la moderna.
52.- No tengas ánimo adverso por la música cuyo autor te es desconocido.
53.- No juzgues una composición después de la primera audición, pués lo que agrada en seguida no siempre es lo mejor. Las obras de los grandes maestros deben ser estudiadas, y muchas cosas serán claras para tí, cuando tengas más años.
54.- Al emitir un juicio sobre las composiciones, debes distinguir aquellas que pertenecen al verdadero arte de las que sirven para deleitar a los aficionados. Aprecia las primeras; pero no desprecies las otras.

55.- ¡Melodía!, he aquí el grito de guerra de los aficionados. Y a decir verdad, no existiría música sin melodía. Pero es necesario conocer bien que cosa entienden ellos por melodía: un estribillo de fácil comprensión y de agradable ritmo. Pero existen melodías de género diferente: si se da un vistazo a las obras de Bach, Mozart, Beethoven, se verá como ellas se presentan bajo mil formas distintas. Es de esperar que pronto te fastidien las melodías uniformes, especialmente aquellas de las nuevas óperas italianas.

56.- Es bueno componer pequeñas melodías en el piano; pero si las ideas musicales vienen a ti, sin buscarlas en el piano, tendrás que alegrarte mucho más, porque tu sensibilidad musical se despierta. Los dedos deben ejecutar lo que el cerebro quiere, y no lo contrario.

57.- Cuando empieces a componer, imagina primero con el pensamiento, y sólo cuando tu trabajo está completamente ideado en tu cerebro, ejecútalo en el piano.

58.- Si tu música proviene del alma y del corazón, y tú mismo te conmueves, entonces ella podrá conmover también a los demás.

59.- Si Dios te ha dado el don de una fantasía vivaz, cuando te halles solo, sentado ante el piano, muy a menudo intentarás expresar con las armonías el íntimo sentimiento de tu ánimo; y cuanto más oscura sea para ti la ciencia armónica, tanto más te parecerá ser misteriosamente arrastrado a regiones encantadas. Estas son las horas más bellas de la juventud. Pero no te dejes llevar frecuentemente por la fantasía que podría hacerte perder tiempo y fuerzas, corriendo detrás de fantasmas. Nunca se llega a dominar las formas de la composición y a expresar claramente las propias ideas, si no se ponen por escrito los propios conceptos. Por lo tanto, escribe más de lo que improvises.
60.- Trata de adquirir a tiempo el arte de dirigir la orquesta. Observa a los buenos directores y esfuérzate en dirigir tú mismo mentalmente: así adquirirás lucidez de percepción.

61.- Estudia atentamente la vida y procúrate conocimientos también en otras artes y ciencias.

62.- Las leyes de la moral son también las del arte.

63.- Diligencia y perseverancia son los factores más importantes del progreso.

64.- De una libra de hierro, que cuesta unos pocos céntimos, se puede obtener un millar de manecillas de reloj, cuyo valor, comparado con el de la primera materia, es prodigioso. Emplea, por lo tanto, concienzudamente la "Libra" que has recibido de Dios.

65.- En arte, sin entusiasmo, nada grande se produce.

66.- El objeto del arte no debe ser la ganancia material. Trata de llegar a ser lo más experto posible: el resto vendrá solo.

67.- El espíritu de una composición te será claro cuando hayas comprendido bien su forma.

68.- Tal vez solo un genio puede llegar a comprender a otro genio.

69.- Se dice que un perfecto músico, al escuchar por primera vez un trozo orquestal, por complicado que sea, debería verlo en su mente como si tuviera delante la partitura escrita. Esto sería, verdaderamente, el colmo del intelecto musical.
Subir
#13 por counter_geiger el 25/09/2013
Wow excelente aportación, es muuuy interesante y cierto todo lo que menciona, uno de los consejos que da es muy apropiado para los tiempos que vivimos " 23.- No toques música mala y, salvo que las circunstancias te obliguen, tampoco la escuches. " .

Saludos.
Subir
1
Respuesta rápida

Regístrate o para poder postear en este hilo