DJ

Review del Pioneer XDJ-Aero

Siempre es emocionante cuando una marca decide lanzar un producto que pertenece a una categoría en la que antes nunca habían trabajado. Pueden pasar dos cosas, que el producto sea un fiasco total y que abandonen de manera temporal o definitiva esa gama de productos, o que sea un éxito y a partir de ahí salgan revisiones del producto o versiones con más o mejores características. Esta es una de esas ocasiones, Pioneer ha decidido meterse en un nuevo tipo de producto que podríamos definir como “reproductor digital todo en uno” y en el que otras marcas ya habían hecho cosas anteriormente con resultados desiguales. Lo bueno es que esta vez, por ser Pioneer la que está involucrada en este producto, uno sabe que aprovechará ideas, conceptos y funciones de productos anteriores, y que además le añadirá alguna característica especial para darle un toque de originalidad. Y por si fuera poco, y siguiendo una correcta política de crear productos para todos los bolsillos, tiene un precio interesante. Y un nombre original: XDJ-Aero.

El concepto

Lo mejor para empezar es explicar en que consiste el XDJ-Aero. Es un doble reproductor digital que carga archivos a través de unidades de almacenamiento USB, incorpora mixer de dos canales con capacidad para dos fuentes externas y micro, efectos para cada canal, sampler, grabación por USB, puede funcionar como controlador con interfaz de audio incorporada con programas como Traktor o Virtual DJ y además (el toque de originalidad) la capacidad de cargar música de manera inalámbrica desde hasta cuatro dispositivos con iOS o Android (móviles, tablets, etc) mediante una versión especial de Rekordbox, aunque también podemos cargar inalámbricamente con el Rekordbox para ordenadores que ya conocíamos. El precio del equipo es de 990€. Pioneer define el producto como “sistema DJ inalámbrico”. El concepto de “sistema DJ” como designación comercial ya lo han usado otras marcas para referirse a productos todo en uno similares, así que aunque algo vago y genérico quizá debamos ir acostumbrándonos a ese término.

Aspecto, construcción y distribución

XDJ-Aero pesa unos 3,6kg y está fabricado principalmente en plástico negro (existe una edición limitada en blanco), no obstante su tacto desprende calidad y solidez. Para darle una mejor apariencia, en la parte del aparato donde están ubicados los controles del mixer tiene la cubierta es de aluminio en lugar de usar el componente plástico presente en el resto del aparato. Además esa cubierta sirve para crear una diferenciación visual entre los controles de los reproductores, que están a los lados del Aero, mientras que la parte metálica queda en el centro, dando así la sensación de que estamos trabajando con tres elementos independientes.

Alrededor de toda la unidad hay un adorno de plástico transparente que sobresale de la carcasa y que en la parte frontal sirve para ubicar los leds indicadores de conexión inalámbrica, este adorno rompe bastante con la estética habitual de productos para DJs de cualquier gama, o dicho de otra forma, nunca había visto un adorno así. El tamaño del Aero es similar al del controlador  DDJ-Ergo, aunque más delgado, tan solo 45mm, y es bastante manejable y fácil de transportar. Además Pioneer tiene pensado lanzar una bolsa de transporte para el XDJ-Aero.

Los jogs que emplea el aparato para los dos reproductores digitales son de unos 13cm, con la parte superior metálica y un aro de plástico gris alrededor. Los jogs giran sobre un eje central de manera bastante suave, no funcionan por presión ya que son capacitivos al igual que los del DDJ-SX. Bajo los jogs hay cuatro leds azules que no son excesivamente “feriales” y le dan una iluminación agradable, estos cambian a rojo al activar ciertas funciones.

Cada reproductor tiene 4 botones que sirven para activar los efectos y también para disparar las muestras del sampler, están sobre cada jog. También sobre el jog están los botones para activar los modos de Jog Drum y el modo de sampler. A los lados de los 4 botones de los efectos tenemos un encoder para elegir a que fracción del tempo se sincronizan los efectos, otro encoder para el tamaño de los loops automáticos (no hay loops manuales, por cierto) y un knob para ajustar la aplicación del efecto al audio. A la derecha de los jogs está el pitch fader, de solo 60mm pero con un tacto realmente bueno, y sobre él los botones de Master Tempo y Tempo Range, bajo el pitch fader el botón de Sync. Los botones de Play, CUE y SHIFT son similares a los que ya hemos visto en el DDJ-SX, aunque tienen menos resistencia a la presión y a veces puedes pulsarlos sin querer, recomiendo no dejar el dedo encima.

En la esquina superior izquierda de cada reproductor los botones de modo, para elegir entre cargar música inalámbricamente de la aplicación Rekordbox, cargar desde la unidad USB o usar en modo controlador, junto a estos botones los controles para autocue, tiempo transcurrido o restante, cuantización e info de pista, y justo al lado las pantallas de cada reproductor, matrices de puntos monocromáticas que se pueden visualizar en varios colores a elegir, intensidad de iluminación variable y visualización en negativo (ideal). A la derecha de la pantalla tenemos el encoder para navegar por los menús de la pantalla o por los archivos musicales. El reproductor de la izquierda se diferencia al de la derecha en que tiene el puerto USB para introducir la unidad de almacenamiento y el botón para iniciar la grabación del audio de la salida master. En la esquina superior izquierda está el botón de encendido.

La parte de mixer ofrece controles de ganancia y EQ de 3 bandas para cada canal así como el típico control de filtro que al girar a la izquierda es paso bajo y a la derecha paso alto. Entre los controles de ambos canales un vúmetro de tan solo 7 segmentos (ya se podían haber estirado un poco más) con el knob del volumen master sobre él. A la izquierda los controles de preescucha y a la derecha los controles para la entrada de micro, sobre estos controles laterales están los selectores para usar el audio interno o una fuente externa. Los faders y el crossfader son de 45mm, de tacto suave y aceptable. El crossfader aunque sirve para mis vergonzosos scratches tiene mucho cut lag y no agradará a turntablistas experimentados. No hay ajuste de curva de crossfader, solo un selector para elegir entre la curva para scratch (corte en los extremos) y la de mezcla (fundido progresivo).

En la parte delantera únicamente tenemos las conexiones para auriculares, una para jack de 6,3mm y otro para el de 3.5mm. En la parte trasera tenemos la conexión de alimentación (usa un alimentador similar al de un portátil), el puerto USB para conectar al ordenador, la entrada de micro en formato jack, las dos conexiones RCA para las fuentes externas de sonido (podemos elegir entre phono o linea) y dos salidas, una no balanceada en RCA  y otra en jack balanceada. Lo bueno de tener entrada phono junto a la función de grabación del aparato, hace que podamos emplearlo para digitalizar vinilos sin ayuda de un ordenador.

Comenzamos a usarlo

La manera más lógica y rápida de comenzar a usar el XDJ-Aero es copiar directamente unas cuantas canciones en un pendrive en formato FAT16 (también soporta FAT32 y HSF+ curiosamente) y pinchar el pendrive en la unidad. Entre los formatos musicales que podremos usar tenemos MP3, AAC (MP4, AAC y M4A), WAV y AIF. Como máximo soporta 16 bits en todos los formatos, 320kbps en los formatos comprimidos, 44khz de frecuencia de muestreo en todos los formatos. Cuando activamos la grabación el formato empleado es WAV a 44/16.

El XDJ-Aero no tarda en mucho en permitirnos navegar por las canciones después de pinchar el USB, aunque ya empezamos viendo un par de cosas extrañas: por un lado solo vemos las canciones por nombre del archivo, no por título, artista o cualquier otro metadato, y por otra parte entre el tamaño de la pantalla y el tamaño de la fuente solo vemos simultaneamente 3 canciones, hay que desplazarse muchísmo arriba y abajo. La carga de los temas es bastante rápida, unos tres segundos, una vez cargado si queremos podemos empezar a reproducirlo inmediatamente, pero si queremos contar con un análisis de los BPM del tema debemos esperar algo más. No es difícil sincronizar temas con el Aero, su pitch es bastante preciso (0.02 de resolución) y si queremos fiarnos de los BPM que analiza el aparato podemos hacerlo ya que es bastante fiable. Respecto al modo Wide del pitch comentar que en negativo si que llega a -100% pero en positivo da +16%, así que ese modo solo es interesante para simular paradas de vinilo o cosas así.

Contamos en pantalla para ayudarnos a mezclar con un indicador visual que nos marca los beats (tiempos) de cada compás. Otra información que podemos ver en pantalla es el tiempo transcurrido o restante tanto de manera numérica como en forma de una linea de puntos o segmentos que van desapareciendo, el rango de pitch seleccionado, si algún FX está activado, el tamaño del loop automático seleccionado y si está activado... y poco más. Para ver el nombre de la pista debemos pulsar el botón Info y desaparece de pantalla el indicador visual de beats para mostrar el nombre del archivo de la canción.

De los cuatro efectos de que dispone cada reproductor solo podemos emplear uno simultáneamente. Los efectos son los típicos trans, flanger, echo y roll. Son sencillos pero suenan bien, a mi personalmente el trans y el echo me han gustado bastante, además si estamos usando fuentes externas de sonido (platos, CDJ, un tablet...) podemos aplicar los efectos a la fuente externa

Los jogs tienen algunas particularidades destacables. La primera es que siempre están funcionando en lo que en otros reproductores se conoce como “modo vinilo”, es decir, si tocas la parte superior paras el tema como si sujetaras un vinilo y si mueves el jog sujetándolo por arriba escratchearás. El jog tiene un ajuste de sensibilidad de fábrica muy alto y no se puede cambiar, algunos roces ya lo activan. Si lo giras tocando la parte externa de plástico del jog harás pitch bend, y es la única forma de hacerlo ya que no hay botones de pitch bend en el aparato. Curiosamente el jog no tiene un modo en el que toques donde toques hagas pitch bend al girar, así que tienes siempre que procurar no tocar la parte superior cuando no sea necesario. Si tocas el botón Jog Drum el jog cambia a sus leds rojos y es como convertirlo en un botón gigante de CUE, si no tenías marcado ningún cue será el principio de la canción o el principio marcado por la función de autocue. Gracias a que el jog funciona por capacitación, con un simple toque sobre la superficie ya disparas el cue, así que entrenando y con los sonidos adecuados puedes llegar a hacer juegos de percusión y redobles. El jog también puede emplearse para realizar avance y retroceso rápido si lo giras mientras pulsas Shift.

La parte de mixer funciona bastante bien, los cortes de la EQ son los habituales en Pioneer y la EQ hace kill en cada banda al bajarla a tope, el filtro resulta de ayuda tanto para acomodar el sonido de mezclas y transiciones como para hacer interesantes efectos en medio de la canción combinándolo con los efectos. Respecto a los faders, puedo entender que haya gente que no esté agusto con los faders de 45mm y que necesiten faders de mayor longitud porque gusten de mezclas precisas, pero en un producto de estas características y precio no se puede pedir más.

Respecto a la calidad de sonido del Aero solo diré que es correcta, emplea conversores de 24 bits y 44khz. Quizá solo decir que en la gama de los medios y algunos medios-altos tiene un sonido un pelín metálico que cansa un poco al oido, especialmente si te pasas ecualizando mucho. Los graves tienen buena definición y la separación estereo es adecuada.

La función de grabación toma el audio de la salida master y lo graba en un archivo WAV en la unidad USB, el Aero puede grabar sin problemas en el USB al tiempo que carga canciones. La calidad de grabación es buena, o mejor dicho, graba exactamente lo mismo que escuchas por los altavoces, ni más, ni menos, algo lógico teniendo en cuenta que estamos hablando de un producto totalmente digital. Pulsando nuevamente el botón de grabación, esta se detiene. Los archivos con las grabaciones se almacenan en una carpeta llamada Pioneer Rec que crea el Aero en la unidad USB.

El sampler

La unidad cuenta con un modo de sampler en cada reproductor. Al activarlo los botones de efectos pasan a disparar cada uno de los cuatro sonidos del sampler. Por defecto vienen precargados en el Aero cuatro sonidos, el típico sonido de scratch, una sirena, una bocina de aire y lo que se conoce como sonido de laser. Puedes cargar tus propios sonidos, pero ojo, no pueden ser de una duración mayor a dos segundos, además cada vez que apagues la unidad tus sonidos se borrarán de la memoria y tendrás que volver a cargarlos uno a uno la próxima vez que enciendas el aparato. En el modo sampler puedes usar la función de jog drum, el sonido empleado para esta función será el último sample que hayas disparado. También puedes emplear los efectos pero como estás usando sus botones para disparar las muestras, para activarlos necesitarás apretar el botón shift+botón del efecto. Por un lado la idea del sampler es fantástica, pero las limitaciones que se le han impuesto son algo frustrantes, la limitación de 2 segundos impide que el sampler pueda ser usado para disparar las típicas frases de presentación del DJ, programa o emisora de radio, sesión o fiesta en la que se esté, como alternativa la frase puede estar dicha a toda velocidad... también hace que no pueda emplearse para disparar los típicos sonidos para crear ambiente en subidones o drops. Y el hecho de tener que cargar los sonidos uno a uno con cada encendido de la unidad hace que se te quiten directamente las ganas de usarlo para lo que sea. Una lástima.

Con Rekordbox hay más fiesta

Antes comentaba que si coges un pendrive y simplemente te limitas a copiar archivos, el Aero solo mostrará información muy limitada de los archivos. Además, determinadas funciones como la sincronía automática no estarán disponibles. Pero si usas Rekordbox para OSX o Windows la cosa cambia y mucho. Coge unas cuantas canciones, añádelas a la librería de Rekordbox y pídele al programa que haga un análisis completo de las canciones, después divide las canciones en playlists y envía todo a un pendrive. Si ahora conectas el pendrive al Aero todo es muy diferente, cuando accedas al pendrive verás que tienes menús para navegar según artista, álbum, título de la canción, tonalidad musical... las canciones al cargar te muestran el BPM de manera directa y la sincronía automática funciona, ¡¡y hay que ver como funciona!! Para una de las pruebas de este artículo estuve una noche pinchando sobre un par de horas con temas nuevos que apenas había escuchado (o que ni había escuchado) y que había analizado con Rekordbox, no repasé luego el beatgrid y lo dejé todo tal y como Rekordbox lo analizó. Fuí cargando temas todo el rato sin desactivar la sincronía automática y fue alucinante, el Aero lo clavaba todo a la perfección, es más, para comprobar si la canción estaba sincronizada no era ni necesario preescucharla por auriculares ya que simplemente mirando la ayuda visual que te marca los beats ya se puede observar que los temas van perfectamente acompasados.

Otra de las funciones disponibles solo cuando usas música analizada con Rekordbox es el automix, que se encarga de cargar, poner en marcha y mezclar las canciones de un playlist creado con Rekordbox. Es un poco engorroso de usar, ya que para activar esta función la unidad de almacenamiento debe estar extraída, tras activarla debes conectar la unidad y elegir un playlist que tengas guardado. Cuando a la canción le quedan 30 segundos, si está activada la sincronía automática pondrá en marcha la siguiente perfectamente sincronizada y hará una transición de unos 7 segundos, si está la sincronía apagada el Aero esperará a que a la canción le queden unos 24 segundos para pararla y entonces pondrá en marcha la siguiente. He detectado alguna clase de bug en el firmware del Aero ya que en contadas ocasiones al usar esta función de automix, el Aero es incapaz de sincronizar las canciones y te dice que es porque los temas no han sido previamente analizados, a pesar de que si estén analizados y hayas logrado con éxito la sincronía en otras ocasiones. Si sacas la unidad USB y la vuelves a conectar se soluciona el problema, vuelve a leer correctamente los datos de análisis. Espero que en alguna actualización del firmware lo arreglen.

Rekordbox para ordenadores no es el único Rekordbox que puedes emplear aquí... Pioneer ha desarrollado una versión para dispositivos móviles, tanto para iOS como para Android, que te permite analizar la librería musical de tu dispositivo de la misma manera que en el ordenador y cargar esos temas en el Aero de manera inalámbrica. La aplicación es gratuita y se instala desde el Appstore o desde Google Play. La aplicación es bastante sorprendente por su rendimiento, yo la probé con un móvil Android barato y esperaba una respuesta muy lenta del programa, pero estaba muy equivocado, podías marcar loops y hot cues al vuelo sin problema desde la aplicación (lamentablemente el Aero no puede usar esa información) y a la aplicación no le costaba demasiado hacer los análisis de las canciones teniendo en cuenta la baja potencia del procesador del teléfono. A la hora de conectar inalámbricamente con el Aero tienes dos opciones, o bien el Aero se convierte en un punto de acceso al que conectar el dispositivo móvil, o bien el Aero se une a una red Wifi en la que el dispositivo móvil está también conectado. Lo más lógico desde mi punto de vista es usar el Aero como punto de acceso, a fin de cuentas si sales a pinchar estaría complicado encontrar un punto de acceso allá donde vayas. El Aero por cierto soporta WPS, WPA y WPA2, puedes cambiar SSID y la contraseña (un poco engorroso hacerlo con el encoder eligiendo caracter a caracter) o dejarlo abierto.

Una vez el dispositivo móvil conecta con el Aero se enciende una lucecita verde en el adorno de plaśtico transparente del aparato. Por cada dispositivo que se conecte se encenderá una luz hasta que se conecten los cuatro que se pueden llegar a conectar. Lo curioso de esta forma de trabajar, es que en lugar de usar la pantalla del Aero para navegar por tu librería, usas la del móvil, lo cual es un alivio ya que facilita bastante la navegación. Los temas se cargan igual de rápido que empleando una unidad USB ya que el tema no se carga entero de golpe, se va haciendo streaming, y puedes sin ningún problema avanzar a cualquier punto de la canción.

A pesar de la compatibilidad con Rekordbox, el XDJ-Aero no puede aprovechar todo lo que ofrece este software. No podremos ver en su pantallita las formas de onda que Rekordbox analice, ni aprovechar hot cues, cues (solo puede aprovecharse un cue y hacer que el autocue lo utilice por defecto) o loops que preparemos. Alguna información útil como por ejemplo la tonalidad de la canción, sirve para clasificar la música en la librería, pero no podemos ver la info mientras pinchamos.

Y ahora como controlador

Desde mi punto de vista, la opción de usar el Aero como controlador es la menos interesante del conjunto, ya que si alguien necesita un controlador podría tener por menos dinero un controlador de 2 canales que tuviera más controles e incluso mayor resolución de audio. No obstante la review no estaría completa si no probara esa característica del equipo y a fin de cuentas es una característica que aunque no sea por la que compres el equipo siempre puede llegar a ser útil en determinadas situaciones, por ejemplo si tienes el Aero como unidad fija en un club o bar pequeño, si va a pinchar alguien con su propio portátil le puedes decir que no hace falta que traiga su controlador y que utilice el Aero.

El Aero permite 2 modos cuando se usa como controlador, en uno de ellos el mixer del Aero se usa en modo externo y mezclas en el las dos señales que independientes de audio que obtengas del software que utilices y que provendrán de cada reproductor virtual de tu software, en el otro modo la mezcla se realiza de manera interna en el software, de manera que los controles del mixer únicamente controlan el mixer del software, las señales de audio que provienen del software son la de master y la de preescucha. Hay que descargar un driver de la web de Pioneer e instalarlo, lo que hará que en nuestro software nos aparezca un dispositivo de audio llamado Pioneer XDJ-Aero ASIO con cuatro salidas. Las entradas de audio del XDJ-Aero no aparecen como entradas de grabación si lo usas como interfaz de audio. En mis pruebas empleé Traktor ya que Pioneer ofrece en su web un TSI con toda la configuración de mapeo del Aero lista para usarse con este software. 

El Aero funcionó realmente bien con Traktor empleando una latencia de 5.8ms con un buen sonido y sin cortes, todos los controles del aparato se aprovechan para controlar Traktor. El control de los efectos con el TSI que proporciona Pioneer es algo lioso al principio, puesto que con dos knobs has de controlar los cuatro knobs virtuales de cada unidad (usando Shift, evidentemente). La respuesta de los jogs en Traktor es muy buena, algo que no ocurre con todos los controladores. Faders y knobs se comunican con precisión con el software. Los encoders a los lados de las pantallas sirven para moverse por el browser y cargar canciones. En suma, una buena integración.

Conclusiones

Lo que nos gusta: Buena construcción a pesar de ser principalmente de plástico, fácil de transportar. Sencillo de usar, fácil aprender a manejar todas sus funciones. Versátil. Buena integración con la versión para dispositivos móviles de Rekordbox. Funciona muy bien como controlador. La capacidad de grabación. Buen precio.
 

Lo que no nos gusta: Jogs siempre en modo vinilo. No puede almacenar cues ni loops, ni tampoco los creados con Rekordbox. Pantalla e información en la misma algo limitada. Las limitaciones del sampler son frustrantes. 
 

Aplicaciones: Ideal para DJs aficionados, DJs profesionales en itinerancia que deban usar su propio equipo, clubes pequeños, discomóviles.
 

Alternativas: Stanton SCS4DJ (500€), Numark Mixdeck Express (625€), Akiyama Syncron (420€), todos ellos productos también todo en uno con capacidad autónoma de reproducción y que funcionan como controladores, aunque ninguno aglutina la cantidad de funciones que el XDJ-Aero tiene, ni mucho menos disponen de la capacidad de cargar inalámbricamente la música.
 

Valoración final: XDJ-Aero es la primera encarnación de una gama que esperamos que tenga el suficiente éxito comercial para que Pioneer evolucione el producto, le añada nuevas características y se convierta en un habitual del mercado de productos para DJs. A pesar de algunas limitaciones tiene características propias suficientes y bien llevadas a cabo como para que mucha gente se pueda plantear adquirirlo, reforzado además por un buen precio. Su buena integración con dispositivos móviles de manera inalámbrica justifica perfectamente su original nombre.


Teo Tormo
EL AUTOR

He trabajado como productor musical y discjockey. Desde hace años investigo y analizo la tecnología musical aplicada al DJ, buscando siempre las herramientas más innovadoras y observando su impacto en la industria musical.

¿Te gustó este artículo?
5
Comentarios
  • #1 por Gearhero el 23/02/2013
    Yo tenia la duda si tenia o no hot cues,ya veo que no asi que es un gran fallo para mi prefiero comprarme el sx de pioneer o el s1
  • #2 por Chris el 23/02/2013
    Se puede vivir sin hot cues :)
  • #4 por djFj el 24/02/2013
    No se.... veo las conexiones traseras, y solo con ver rcas solamente, no la quiero.

    Hace mucho una salida a nivel xlr........
  • #5 por djzurdo el 24/02/2013
    #1 para eso existen los mapeos....para indicar al programa donde quieres cada cosa...por ejemplo en vez de sampler con 4 slot, utilizarlo como 4 Hot Cues...
  • MOD
    #6 por Teo Tormo el 24/02/2013
    #5 efectivamente utilizando el XDJ-Aero como controlador sí que podrías remapear sus controles y utilizar los botones del sampler para almacenar o disparar hotcues en Traktor, por ejemplo. Pero funcionando como reproductor independiente no tiene la capacidad de almacenar o disparar hotcues.
  • #7 por Pablo Isidro el 25/02/2013
    Me parece una buena idea en conjunto salvo por lo de no tener salidas xlr

    #4 Opino lo mismo.
  • #8 por Gearhero el 25/02/2013
    Yo lo queria utilizar sin software,el mapeo queda fuera de esa opcion,

    tal vez se pueda vivir sin hotcues pero para mi son muy importantes cada quien tiene su forma de pinchar
  • #9 por rod_zero el 25/02/2013
    #7 Tiene TRS balanceadas, no se cual sea el problema.
  • #10 por lobo356 el 22/08/2013
    Hola,un pregunta urgente,se puede conectar a un home theater?
  • #11 por Dj Garvi el 04/11/2013
    Hola,tengo una Pioneer DDJ S1 y me quiero cambiar de controladora.Mi duda es,cual es mejor,la XDJ Aero o la XDJ R1?Decir que quiero pinchar con pendrive u ordenador,pero principalmente pendrive,sin darle uso al cd.
    Espero me ayudeis.Gracias y saludos!!!
  • #12 por Michael Castelblanco el 04/06/2014
    Tengo una xdj aero y no hay forma de conectarla al mi pc o otro pc. Siempre meda error de codigo 43... he buscado, he perdido horas buscando en internet la forma de arreglar ese fallo.. pero no hay manera... algun consejo!!! Creeis que esta rota... lo unico que me falla es eso...
  • #13 por carlos eduardo el 05/07/2015
    hola, tengo una controladora XDJ AERO y la utilizo con mi pc y la utilizo con virtual dj, lo ke pasa es ke hace unos dias el deck A, en la pantalla de la velocidad del del BPM o del porcentaje se mueve sola como si moviera la cuchilla del pitch....y solo es ese error por ke el resto de funciones y el deck B funcionan perfecto... me podrian ayudar por favor a ver ke puedo hacer si toca formatear o ke tipo de daño es?....sucede lo mismo cuando la utilizo tanto en modo USB como en modo MIDI!