Cambios transformativos y cambios incrementales en el negocio musical

Steve Lawson

Vale. Voy a intentar explicar por qué la gente del negocio musical no se entera del rollo online. Es fácil ridiculizar sus argumentos tipo «BitTorrent tiene la culpa de la muerte de los músicos», tratándose de gente realmente rica que sólo quiere conservar su enorme pedazo de pastel. Algo de eso hay. Pero sobre todo hay toda una forma de pensar que explica por qué se sienten como se sienten.

La cuestión es la diferencia entre las respuestas que hay que dar a los cambios transformativos y a los cambios incrementales.

En lo que respecta a la industria musical, veamos un ejemplo de cada. Empiezo con los cambios incrementales.

casette

La invención del casette y de los cartuchos de 8 pistas fue un cambio incremental. De repente había más formas de vender copias físicas de música grabada. Más sitios donde hacerla sonar, nuevas máquinas necesarias o nuevas posibilidades para la cantidad de música que era posible embutir en un solo medio —los casettes de 90 minutos eran un estándar y algunas discográficas empezaron a lanzar álbumes dobles en un solo casette, dándole así nueva vida a su viejo catálogo—.

Ocurrió de nuevo con los CDs, otro cambio incremental. Se pretendió que tenían más resolución que el vinilo —mentira—, que eran indestructibles —mentira— y que podías llevártelos a cualquier parte —cierto—. Los CDs fueron aire nuevo para una industria estática. De repente, los que eran adolescentes en los 70 con el auge del rock en los estadios ahora eran exitosos treintañeros con dinero que gastar y una autoestima bastante frágil. Los negocios eran su nuevo rock'n roll, así que empezaron a llevarse radiocadenas a las oficinas y a necesitar algo que hacer sonar en ellas. ¿El resultado? Brothers In Arms.

mark knopfler

¿Y los cambios transformativos? ¿Qué tal la invención de la música grabada? Antes de eso, como el maravilloso Andrew Dubber siempre nos recuerda, las partituras dominaban el mundo. ¿Querías oír música? Más te valía entonces que tú o tus amigos aprendiesen a tocar un instrumento. O podías ir a un concierto. Aquellos en los que tocaban estrellas eran prohibitivamente caros, así que muy poca gente disfrutaba de la «experiencia real». Pero no importaba. La música era mágica, todos tocaban, todos cantaban, y su vida se veía así enriquecida.

Pero llegaron las grabaciones y todo cambió. La industria musical existente se estremeció hasta el colapso. Los fabricantes de pianos y pianolas se arruinaron. ¿Quién necesita una pianola si puedes oír cuando quieras a los mejores intérpretes? No preocupaba entonces la calidad del sonido. La industria de las partituras desapareció.

piano

¿Por qué fue un cambio transformativo? Porque no fue sólo un empujoncito en esta o aquella dirección. No fue un pequeño cambio en lo que estaba pasando. Fue un gran cambio hacia una industria completamente nueva, nuevas infraestructuras, nueva pirámide de ventas, nuevas tiendas, nuevas fábricas, nuevas carreras, nuevos artistas, nuevos medios. TODO NUEVO.

Cuando partes de una industria con 4 grandes costes —grabación, fabricación, distribución y promoción— y te cargas de un plumazo 3 de ellos, todo cambia. Toda la ciencia de pensar cuánto cuesta grabar un disco, qué infraestructura se necesita para un efectivo equipo de ventas, quién tiene que poseer los camiones y pagar a los chicos del reparto para llevar el disco a las tiendas, todo eso desaparece. Ahora son elecciones que haces, no prerrequisitos.

Si no quieres lanzar CDs o vinilos porque la posibilidad de no venderlos todos es demasiado alta, no lo haces. Te cargas así 2 de los 4 grandes costes.

Si ya tienes una base de fans que te aman y están deseando hablar de ti a sus amigos, facilítaselo. Ya te has cargado otro de los 4 grandes costes.

Si quieres experimentar lo que es posible hacer con las nuevas técnicas domésticas de grabación en vez de perder 2 meses en Abbey Road, reduces el cuarto coste a la décima parte.

abbey road

Publicitarse ya no funciona. La tecnología de producción es mejor y más barata que nunca, los fans están deseando hablar de ti y compartir tu música, y felices si te compran el producto físico a ti y no a un tercero. Mercadear desde tu sitio web es fácil, a corto plazo, masivamente, o incluso copia por copia.

La industria de la grabación antes de Internet estaba construida alrededor de la presunción de que para poder pegar el pelotazo, tenías que tener ya el bolsillo repleto para arriesgarte a los daños colaterales asociados a terminar siendo parte de ese 0,1% que consiguen hacerse ricos. Las discográficas poseían los servicios por los que te cobraban, teniéndote perpétuamente adeudado, de forma que no pierdan nunca, manteniendo los precios artificialmente altos y eternizando los mitos sobre qué es lo que queremos y necesitamos, artistas y consumidores.

Todo ha cambiado. Tienes que mirar las posibilidades actuales como un cambio incremental en la industria. Es decir, que si sigues viendo que la infraestructura no ha cambiado y que el MP3 es un CD invisible, estás realmente jodido. Por eso para la industria «el cielo está cayendo sobre nuestras cabezas». No quieren prescindir de su vieja infraestructura.

Si ves el cambio real, vuelves a barajar las cartas, y te das cuenta de que en lugar de cientos de artistas ganando millones de dólares, podemos tener ahora millones de artistas ganando cientos de dólares —y de ahí hacia arriba en linea recta— entonces estamos en el buen camino.

El mundo de la música no necesita millonarios haciéndose notar. La música no cambia tu vida basándose en el bolsillo de los artistas. No necesitas a Simon Cowell y a sus desastres sin talento, despistados, horriblemente vestidos y hambrientos de fama para gente que sólo quiere una banda sonora inofensiva para sus vidas. El éxito de Factor X —el cuál, por cierto, como el de Lily Allen, es posterior a BitTorrent— prueba que todavía funcionan los procesos macro industriales en el mundo de la música. Pero eso ya no es asunto nuestro. Podemos hacer la música que queremos, y dársela a nuestra audiencia, sin deudas ni mitologías absurdas.

factor x

Por supuesto, cuando nuestra carrera crezca hasta el punto donde ya sí necesitemos toda esa ayuda, podremos seguir contratando profesionales para las giras, cuñas en la radio, diseñadores, plantas para planchar CDs, agentes, todo. La diferencia es que ahora es una línea recta. Ya no es salto con pértiga, donde para pegar el pelotazo tienes que disponer de un millón de dólares con los que pagar que te bajen el listón. Ahora subes a la cima, lentamente, con normalidad, sin que la fama inmediata arruine tu vida. Y tú, TÚ, tomas las decisiones, basándote en lo que tú necesitas y en lo que tu música necesita.

La fama es el reverso oscuro del éxito. No te dejes atrapar por una industria moribunda que no se preocupa por tu música, y sólo quiere que seas famoso. Busca una transformación, y sólo entonces te seguirán tus sombras.

Visto en Bass 2.0. Fotos de Mataparda, aherrero, 1Happysnapper, Sander Lamme y DuncanOldham.

¿Te gustó este artículo?
0
Comentarios
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • avatar
    #1 por --15336-- el 28/12/2009
    ...

    Joer... parece que lo tiene claro, no?

    A ver objeciones y votos a favor?


    ...
  • avatar
    #2 por --99113-- el 28/12/2009
    Personalmente, me ha encantado el artículo. Una visión muy realista y acertada de lo ocurrido. Nada que objetar, preparado para ser fusilado XD.
  • #3 por juande el 28/12/2009
    Voto a favor, :)
  • #4 por nefer el 28/12/2009
    Totalmente deacuerdo.

    Lo que en el futuro "mundo online" me temo cada vez más que va a estar igual de lleno de minas para el artista. Ya se está viendo....
  • #5 por Malve el 28/12/2009
    Las cosas se pueden decir de una forma constructiva y este artículo es una buena prueba de ello, nada que objetar por mi parte...
  • #6 por Asaura el 28/12/2009
    Verdades como puños; y a quien le duelan, que se aguante.
  • #7 por undercore el 28/12/2009
    interesante
  • #8 por wallofpain el 28/12/2009
    Totalmente a favor.
  • #9 por Juan Ramos el 28/12/2009
    Un buen artículo, siento que esta describiendo mi modo de trabajar en estos últimos años.
    Creo que es una visión realista e inteligente de la situación.
  • #10 por neuralnoise el 28/12/2009
    Esta bastante bien expresado, no comparto el 100% de los expresado por este tio pero esta muy bien da que pensar, de todas formas lo encuentro muy optimista.
  • avatar
    #11 por --101557-- el 28/12/2009
    ¡oh no¡ como se enteren los fabricantes de pianolas que por culpa de la industria discografica ya no venden tanto, van a querer cobrar un canon.
  • #12 por BroderYon el 28/12/2009
    Otro voto a favor.
  • #13 por Malve el 28/12/2009
    Es cierto que a mi me parece muy optimista también, pero no queda otra que ser optimista... si no, entonces mejor lo dejamos ya.
  • #14 por Donuts el 28/12/2009
    Pues razón no te falta, pero hay mas consideraciones a tener en cuenta como que ahora hay muchísima mas gente haciendo música, somos más... el público anda algo saturado y la genialidad termina en manos del mas friqi... ( Tu si que Vales, por ejemplo...) la de músicos que hay ( de oficio, digo ) que no se comen un torrao.
    Me da un poco el rollo como en los centros comerciales: ya puedes tener cincuenta latas de atún a dos euros, pero en la lata realmente no hay atún, el producto está lleno añadidos para que tenga aspecto y se parezca al atún y ya no se vende en lata por que hay otras soluciones más económicas para que te quepan en casa 50 latas de atún que en realidad no lo es...

    Este sería un cambio "decrementativo"??? decreciente???
  • #15 por Juanins el 28/12/2009
    Muy bonito todo, pero no en España.
    Creo que en Francia, GB o EEUU el panorama es positivo por su legislación, no tienen canon, y están prohibiendo o en procesos de prohibición de las descargas ilegales.
    Aquí hay canon y están legitimadas.
    Ejemplo:
    Si pones en google descargar la excepción, te sale la página del grupo, donde puedes descargar gratis su disco.
    Si pones rapidshare la excepción, te salen páginas con banners para enlaces de descarga (terceros cobran uno por banners y otro por sus abonados descargadores y ninguno tiene esa licencia concedida por los autores, QUE NO TIENEN SELLO Y REGALAN SU DISCO).
    Esta gente tiene la mente abierta: "descargalo gratis y dona si quieres"; pero la gente está tan intoxicada que muchísimos lo descargarán del modo en que el vacio legal les permite a sabandijas enriquecerse injustamente y nisiquiera sabrán que pueden descargarlo gratis y si les gusta donar.
  • #16 por jdasseb el 28/12/2009
    Muy bien, al final, siempre es un adaptarte o morir, la nueva industria nos va a exijir más como músicos y productores (no basta con tocar bien, tenemos que entender el rollo de los impuestos, comercialización, producción, etc.), pero creo al final, nos dara la libertad y por que no el dinero, para poder hacer lo que amamos.
  • #17 por petardus el 28/12/2009
    Muy bueno, sí señor!!!...que verdad más grande. Sólo hay que partir de la frase con la que me quedo y que lo resume todo a la perfección: "en lugar de cientos de artistas ganando millones de dólares, podemos tener ahora millones de artistas ganando cientos de dólares". No es verdad eso acaso?. Al menos la mayoría de los que aquí hacemos música, nos gustaría algún día ganar algo con ella, ahora, no comernos el pastel nosotros sólos. Todos comemos una cuñita y con eso esa cuñita de arte la compartimos con los demás, no sé si me explico con claridad pero es cierto que todo es más progresivo y recto. Saludos.
  • #18 por arturobat el 28/12/2009
    ¿Pero es que nadie se da cuenta de que un MP3 suena peor que un CD? NO ES LO MISMO
    De acuerdo con todo lo que dice el articulo, pero joder, en cuanto a calidad sonora estas
    comparando un Mercedes con un Seat. No es lo mismo. Y todas las tiendas de MP3 en internet venden gato por liebre, porque no es lo mismo escuchar un MP3 que un CD, y se vende a un precio muy parecido. Quizas ese sea el futuro inevitable de la musica, sonar cada vez peor y peor, porque cada vez eso importa menos, no?
  • #19 por AeRoLaRvA el 28/12/2009
    "en lugar de cientos de artistas ganando millones de dólares, podemos tener ahora millones de artistas ganando cientos de dólares"

    totalmente cierto, ¿que mas podemos pedir? mas gente haciendo lo que le gusta y cobrando algunos billetes por eso en base a su esfuerzo y dedicacion...

    "La fama es el reverso oscuro del éxito"

    gran reflexion...

    "¿Pero es que nadie se da cuenta de que un MP3 suena peor que un CD? NO ES LO MISMO" (arturobat)

    tenes razon, pero yo creo que muy pocos (por no decir nadie) notarian la diferencia entre la calidad de un CD y la calidad de un MP3 a 320 kbps; nosotros tenemos el oido entrenado, porque nos dedicamos a esto, pero la gran mayoria de la gente no; yo escucho MP3 a 320 kbps y me parece que es una muy buena calidad con la que se puede apreciar todos los matices y sutilezas que los musicos quisieron imprimir en una cancion (eso si, los de 128 kbps, que son los mas difundidos, son un asco)

    saludos!


  • #20 por Agustín Mesa el 28/12/2009
    Esta de moda este tema, es normal!!!! Pero es el mejor que he leído aquí. Hay que acostumbrarse y dejar llegar la nueva era!!!! Que es la mejor!!!!!!
  • #21 por Donuts el 28/12/2009
    A eso me referia arturobat...Carmele Marchante terminará por representarnos en Eurovisión y a Carmen París no la conocerá ni el tato.

    Mucha cantidad de nada...

    Eso si la tendrás en el movil, en la tele, en la redio, sonará en las discos y su tema lo tocaran en las fiestas mayores...
  • #22 por mowocco el 28/12/2009
    Hay muchas cosas con las que estoy de acuerdo, pero otras no mucho.
    Eso de que la industria de las partituras desapareció, no lo terminado de compartir.
    En esos tiempos que no existian grabaciones, EL QUE SABIA TOCAR UN INSTRUMENTO tenia sus partituras. Hoy QUIEN SABE TOCAR UN INSTRUMENTO tiene su partituras-tablaturas. Creo que eso sigue igual.

    De todas maneras, hay una reflexion que quiero hacer con vosotros.
    En muchos articulos como este se habla de "Si ya tienes una base de fans que te aman y están deseando hablar de ti a sus amigos, facilítaselo", "en los conciertos hay que ganarse el dinero".
    Estoy de acuerdo entodo eso si por lo menos en españa fuese verdad.
    Es decir, cuantos de aqui en hispasonic consiguen reunir 500€ al mes en ganancias de conciertos al mes?
    pues creo que seria un 5%. Yo llevo tocando la guitarra ya mucho tiempo, he dado unos cuantos bolos y he ido a ver muchos de amigos o grupos que me gustan y que no son muy conocidos. Como mucho en la sala hay 20-40 personas.
    Con lo cual te puedes pasar mucho tiempo sin ganar nada o muy poco de tu supuesto salvavidas que son los conciertos.
    Luego esta el tema del disco. TE gastas 3000 euros en grabar un disco que suene decente, con una masterizacion decente.
    Luego lo regalas y esperas que alguien te done algo de buena voluntad. O eres radiohead o lo llevas claro.
    LA pagina de mis colegas lleva unas 3500 descargas de los temas y no les han donado ni 10€.
    Entonces en que quedamos?!!!!
    Yo estoy terminando de grabar mi primer ep, y estoy dispuesto a adaptarme , a dar mi disco gratis, a dar conciertos a 5€,...
    No me quiero hacer millonario, ni siquiera ganar 500€ al mes con mi musica, pero no quiero estar palmando en local, desplazamientos, arreglo de instrumentos,etc.. unos 120€ mensuales, y que me exijan a mi que cumpla con las nuevas normas del mercado.
    Ademas, aqui no tenemos en general, cultura de ir a conciertos.
    Poca gente se mueve de su casa si no vienen los grandes.
    Cuantos grupos habeis ido a ver que no tengan un disco editado por una discografica? Que hayan salido adelante con la gran promocion de internet? yo solo conozco a los artic monkeys, y ya estan con una discografica.

    Lo que se dice en este articulo esta muy bien.
    Pero en mi humilde opinion no es real

    Saludos
  • #23 por mowocco el 28/12/2009
    perdon rectifico.
    No es que no sea cierto el articulo.
    Si que lo es, solo queria discutir el parrafo de como enpezar metiendote y como esta la realidad
  • #24 por BAC el 28/12/2009
    Muy interesante este artículo, estoy de acuerdo con lo que expresa y deja claro que todo el alboroto que se monta por las descargas online solo existe por la actual industria fonográfica y todos los problemas que está causando es porque tienen muchísimo mas poder que el que tuvieron en su día los fabricantes de pianolas de los que se hubiera reido cualquier gobierno si les hubieran ido con el cuento del canon.

    Arturobat "¿Pero es que nadie se da cuenta de que un MP3 suena peor que un CD? NO ES LO MISMO"

    Mira un MP3 tiene una tasa de transferencia de por ejemplo 320 kb por segundo, un CD unos 1400, el CD no es sinónimo de perfección ni de lejos, para empezar el rango dinámico es inferior al del oído humano y eso si que es mas fácil de percibir que la diferencia del cd con el mp3...

    El MP3 aunque suene peor no me podrás discutir que tiene unas ventajas clarisimas sobre el CD en terminos de comodidad, como la rápidez para copiar unas canciones o el transporte o si no dime como podrías llevar 2.000 CD en el bolsillo de la chaqueta. Así que de que me vale que suene mejor un CD si el CD está en casa y yo en la calle?
  • Ban
    #25 por sonicalienator el 28/12/2009
    "Es cierto que a mi me parece muy optimista también, pero no queda otra que ser optimista... si no, entonces mejor lo dejamos ya."

    Siento aguarte la fiesta, lee bien:

    "Si ves el cambio real, vuelves a barajar las cartas, y te das cuenta de que en lugar de cientos de artistas ganando millones de dólares, podemos tener ahora millones de artistas ganando cientos de dólares —y de ahí hacia arriba en linea recta— entonces estamos en el buen camino."

    Millones de artistas ganando cientos de dolares son millones de artistas que no podrán vivir de la música. Solo unos cientos de dólares no dan para pagar una hipoteca. Porque no hacéis caso a vuestros sabios y experimentados padres, dejáis de soñar y terminaís de una puñetera vez vuestra aburrida carrera que nada tiene que ver con la música pero que os permitirá encontrar un trabajo "serio". Bienvenidos a la cruda realidad.
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5