Fases en una producción musical

11/08/2011 por José A. Medina

Mezcla

Autor: José A. Medina (Blackwaves Estudios)

Edición original.

Web | Blog | Facebook | Twitter

Cada vez más y más músicos están dejando de tener en cuenta lo que significa y las implicaciones que tiene realizar una producción musical. Supongo que los que me conocéis en persona ya me habréis oído decir eso de que hoy en día un alto porcentaje de discos que se lanzan son tan solo "maquetas de larga duración". El plasmar una obra musical en un soporte no solo significa llegar al estudio, grabar, mezclar, editar, masterizar y listo. Hay mucho más detrás de todo eso.

En esta entrada veremos que la producción musical se divide en diferentes fases, en qué consiste cada una  y quién está implicado en cada paso.

¿Qué es una obra musical y qué es un producto musical?

Antes de empezar a analizar el proceso de producción musical es bueno que nos paremos en definir qué es eso. Mucha gente tiende a confundir y a intercambiar los términos obra musical y producción musical.

Imaginemos a un escritor dramaturgo que decide escribir una nueva obra teatral. Lo primero que hará será decidir sobre qué va a tratar la obra, qué personajes van a aparecer y qué historia personal tiene cada uno, qué lugares van a frecuentar esos personajes para desarrollar la trama, en qué época emplazará la trama, ... Luego escribirá todo y como resultado tendrá el primer borrador, el cual leerá, hará correcciones y cambiará algunas partes fundamentales en la historia. Luego volverá a leer el resultado y seguirá haciendo correcciones hasta que se de por satisfecho. En ese momento estará completa la obra teatral.

Dicho escritor, como es normal, querrá que su obra sea representada en un teatro. Si tiene suerte y la obra es suficientemente buena para llamar la atención de algún profesional que se dedique a ello entrarán en juego los productores. Uno de ellos va a ser el productor teatral, que va a ser el encargado de coger la obra del escritor y llevarla a un escenario. Él se encargará de elegir al director, a los actores, al personal técnico, el tipo de escenarios, ...

El día del estreno, el escritor podrá ver su obra convertida en un producto.

Pues todo esto pasa casi exactamente igual en una producción musical. El músico va a ser quien va a generar la obra intelectual al componer un conjunto de canciones. Cuando esté satisfecho con los temas seguramente quiera plasmar esos temas en un producto, por lo que no le quedará más remedio que acercarse a un estudio de grabación.

En la actualidad se tiende a eliminar la figura del productor musical a la hora de realizar una grabación. Antes tan sólo era eliminado en los casos de la grabación de demos y maquetas, ahora en pocos discos se cuenta con la figura del productor.

Podemos definir por tanto la producción musical como todo el proceso que se lleva a cabo para convertir una obra musical en una producción musical. Y este trabajo es llevado a cabo por el productor musical.

La fase de preproducción

El proceso de producción musical empieza en el momento en el que el productor recibe una demo de la obra musical, ya sea en formato de audio o en partitura. En ese momento comienza la fase de preproducción.

Durante la preproducción el productor debe estar en contacto directo con los músicos implicados, ya que esta fase tiene casi totalmente un carácter artístico. En este momento es cuando se decide que temas compondrán la producción, que arreglos musicales son necesarios y que músicos intervendrán en la producción. Sin embargo, aunque como hemos dicho, la preproducción tiene una gran carga artística, el productor va a tener también que decidir sobre aspectos técnicos y financieros. El productor, en función de la forma que quiere que tenga la obra finalizada va a tener que decidir que ingenieros va a emplear en la producción, con que instrumentos va a tener que contar en las sesiones de grabación y en que estudios se va a desarrollar la grabación, la mezcla y la masterización.

Además el productor debe planificar todo el proceso de producción y lo que se va a tener que invertir para realizar la producción. Para ello deberá definir los calendarios, los costes de transporte, los costes de hospedaje, el material que se necesita alquilar, los sueldos que va a tener que pagar,... En el momento en el que se termine la preproducción, el productor debe tener todo listo para entrar a grabar en el estudio o estudios elegidos. Hay que tener en cuenta que cualquier fallo o retraso durante el proceso de grabación va a costar mucho dinero. Durante el proceso de preproducción se suelen realizar una serie de grabaciones llamadas maquetas. Estas grabaciones no tienen que tener una gran calidad sonora ni musical, de hecho se suelen componer de primeras tomas sin revisar, las cuales se usan para determinar todas las pistas que se van a grabar durante la fase de producción y para valorar de forma objetiva todos los arreglos musicales que se han introducido durante la preproducción. En algunas ocasiones estas maquetas se graban y se mezclan en salas especializadas dentro de los mismos estudios donde se va a realizar la grabación de la obra musical o se realizan en pequeños estudios situados en la zona geográfica de origen de los músicos con el fin de reducir los costes.

La fase de producción

Si la fase de preproducción podemos considerar que va a determinar el 90% de la calidad artística de la obra musical, podemos decir que la fase de producción determina el 90% de la calidad técnica. Básicamente la fase de producción consiste en registrar los diferentes instrumentos musicales y elementos que componen la producción musical. Para que la calidad artística de la obra no se pierda durante la grabación hay que lograr que los músicos consigan una correcta interpretación musical en todas las tomas. Para ello es muy importante que las condiciones de trabajo sean las adecuadas, ya que el trabajo en un estudio de grabación puede llegar a ser muy estresante y cualquier contrariedad que sufra el músico mermará la calidad musical de las pistas grabadas. Por tanto es de vital importancia que el estudio ofrezca un ambiente de trabajo relajado mediante una estética adecuada, unas condiciones de temperatura y humedad óptimas,, la escucha del retorno durante la grabación de las tomas debe ser la correcta,... También es muy importante que el trato entre el personal implicado en la grabación sea correcto y que no se de pie a tensiones personales que puedan retrasar la producción y echen por tierra la calidad musical de la obra. Además cualquier problema técnico que pueda surgir debe quedar subsanado rápidamente para que el músico no pierda la concentración.

Mucha gente subestima la fase de producción alegando aquello de "ya lo arreglamos en las ediciones, en la mezcla, o si no que se coma el marrón el ingeniero de mastering". Esto es un grave error. Por un lado cuando se realizan las tomas por instrumentos es muy importante que no se hagan las cosas "porque si". Se debe tener claro donde se quiere llegar con el sonido, y por ejemplo si estamos tratando con una banda de heavy metal y se graban las guitarras con un Fender Twin, cuando nos escuchemos el resultado final después de masterizar las guitarras nos seguirán sonando fuera de lugar. Por otro lado las interpretaciones son muy importantes. Es un hecho el que durante las ediciones se corrigen cosas, pero una cosa es corregir y otra crear algo totalmente nuevo a partir de algo mal interpretado. Hay que tener en cuenta que repetir una toma lleva poco tiempo, pero editar algo que está mal grabado lleva mucho, con el consiguiente coste que eso implica.

También hay que tener en cuenta que esta fase es la más cara de todas, ya que hay implicado mucho personal, mucho equipo y diferentes instalaciones. Por tanto cualquier retraso puede acarrear importantes trastornos financieros, por lo que es de vital importancia cumplir con toda la planificación proyectada durante la fase de preproducción.

Como resultado de la fase de producción se obtiene el máster de grabación, el cual suele ser de gran ''tamaño'' ya que se compone de todas las pistas de todos los temas que componen la obra musical.

La fase de postproducción

Una vez que se ha realizado la grabación de todas las pistas comienza la última etapa del proceso de producción musical: la fase de postproducción. Durante esta fase se llevan a cabo tres procesos fundamentales: las ediciones, la mezcla y la masterización.

El primer paso de la postproducción es la edición de las pistas grabadas. En ella se lleva a cabo correcciones en tiempo y tono, limpieza de ruidos, elección de las mejores tomas, secuenciación de las tomas...

Durante el proceso de mezcla se manipulan las pistas del máster de grabación hasta que se obtiene el sonido deseado en cada tema. Hay que tener en cuenta que si durante el proceso de grabación lo que importaba era la calidad sonora de cada pista de forma individual, durante el proceso de mezcla lo que importa es el sonido de cada uno de los temas de los que se compone la producción de forma independiente. Por tanto habrá que modificar el sonido de cada una de las pistas que compone un tema hasta alcanzar el sonido en cada una que contribuya al ambiente sónico que se desea en el tema. Para ello el ingeniero de mezcla cuenta con todo el arsenal de procesadores que posea el estudio en el que se realizan las mezclas (ecualizadores, procesadores de dinámica, delays,...).

Como resultado del proceso de mezcla se obtienen los diferentes archivos o grabaciones en cinta estéreo correspondientes a los temas.

El proceso de masterización tiene como función adecuar el máster de mezcla para su explotación y difusión comercial. En el proceso de masterización por tanto se modifican las pistas estéreo correspondiente a cada tema, intentando conseguir que el sonido de la producción como conjunto de todos los temas tenga un sonido aceptable en cualquier equipo de reproducción y que haya cohesión, minimizando las diferencias sonoras entre tema y tema. La masterización también incluye el montaje final de la producción, definiendo el orden de los temas, la separación que hay entre ellos, limpiando inicios y finales de los temas y realizando fades donde los hubiera... Además es ingeniero de mastering es el encargado de introducir los códigos necesarios para que la obra pueda ser reproducida en cualquier aparato doméstico. Como resultado se obtiene el máster (aunque en realidad es un premáster, ya que el máster real lo realizan en la planta duplicadora). Ese premáster es el soporte que se enviará a la fábrica duplicadora y supone el final del proceso de producción.

Agentes implicados en cada una de las fases

  • Fase de preproducción:
  1. Compositor
  2. Productor
  3. Arreglista
  4. Técnico del estudio donde se realicen las maquetas

 

  • Fase de producción.
  1. Compositor
  2. Productor
  3. Intérpretes
  4. Ingeniero de grabación
  5. Asistente de grabación

 

  • Fase de postproducción
  1. Productor
  2. Técnico de ediciones
  3. Ingeniero de mezcla
  4. Ingeniero de mastering
16
Comentarios
  • #1 por Tecladista el 12/08/2011
    Excelente material maestro, aun lo estoy leyendo, pero quería felicitarte!!! y tengo el honor de ser el primero :mrgreen:
  • #2 por PedroAntonio el 12/08/2011
    Siempre es bueno que papel desempeña cada uno en cada momento, esencial siempre.
  • #3 por memotek el 12/08/2011
    muy buenooo!!!!!
  • #4 por nibmac el 12/08/2011
    No deja de ser instructivo y sirve para muchos.
    Pero en mi caso no me sirve saber que hay tantas fases de aqui por alla.
    A la hora de producir, la inspiracion y el sentido comun me llevan a donde ellos quieran, yo solo sigo sus pasos.
    Pensar en todo esto que decis me tiraria atras y perderia inspiracion y tiempo.
    Es mi opinion.
    Un saludo
  • #5 por José A. Medina el 12/08/2011
    nibmac, una pregunta. Tu cuando escribes, ¿estás constantemente pensando en las reglas ortográficas, en gramática, en semántica,...? Que haya una teoría detrás no quiere decir que cuando se aplique se debe estar constantemente pensando en ella.
    No te conozco como productor, pero si alguien te contrata para producir un disco y te dice... queremos sonar a esto y tenemos este dinero.. si te dejas llevar por los duendes lo más probable es que el presupuesto se dispare y la banda no quede satisfecha con la producción.
  • #6 por bosma el 12/08/2011
    una de las cosas que admiro de los compositores de electronica es que son ellos mismos el 90% de los papeles desempeñados
  • #7 por dj trikinosis el 13/08/2011
    interesante ,y despues d leerlo mas me gusta autoproduccirme,solo son necesarios un netbook baratero ke se cuelga con 2 o tres plugging,unos cascos,orejas desceruminadas y una idea absurda y ennfermiza,reason ,tracks pal master y ya tenemos una produccion rica rica y para toda la familia
  • #8 por Soyuz el 13/08/2011
    Creo que el post no está dirigido a músicos electrónicos autoproducidos, ni a gente que no necesita aprender nada y le sobra con su "intuición".

    Creo que deberíamos, por respeto, evitar ese tipo de comentarios en posts que están claramente dirigidos a otro público, un público que también es numeroso aquí. Dándole la vuelta, es como si alguien entra en un post sobre producción de música electrónica y dice que "no sirve" porque no habla de mesas analógicas de 64 canales. Parece que el único interés sea polemizar y no aprender nada.
  • #9 por royter el 13/08/2011
    Muy buen articulo para los que tomamos este oficio muy en serio y queremos trabajar con profesionalismo, justo lo necesitaba ..en hora buena .
  • #10 por Studio B08 el 13/08/2011
    Buen articulo explicativo de las diferentes fases y elementos que intervienen en la creacion de una obra musical. No difiere mucho de lo que enseñan en las escuelas de audio, felicidades!
  • #11 por Pacobreak™ el 13/08/2011
    Felicidades; un artículo redondo. Da gusto leer temas así, instructivo 100%.
  • #12 por tumbador el 13/08/2011
    A #5 y #8 totalmente de acuerdo con vosotros....;-)
    y Felicidades por el articulo.
  • #13 por Juanins el 13/08/2011
    Buenas,

    Para mí ha sido muy pedagógico:
    Aprecio que alguien con experiencia haga un guión de las pautas que normalmente se han de llevar a cabo, cronológicamente, para la viabilidad económica y organizativa de una producción musical.

    Ahora mismo estoy involucrado en un proyecto de punk rock desconocido pero ambicioso (en el sentido del mimo y tratamiento que se le está imprimiendo a todo, técnico, musical y lírico) y precisamente me sirve para fundamentar mi razonamiento con otros colegas del proyecto con respecto al orden normal de consecución de fases de la producción.

    Si hubiera leido esto antes, me habría ayudado en otro proyecto más amateur de jazz manouche con congas y cajón que estoy co-dirigiendo en paralelo.

    Desde luego me ayudará a afrontar futuros proyectos con mejores resultados, como un par de producciones amateur/casi-pro de metal que espero comenzar pronto.

    Enhorabuena, gracias y saludos.
  • avatar
    #14 por --16936-- el 13/08/2011
    yo sacaria el mastering, del item post
  • #15 por José A. Medina el 13/08/2011
    Gracias por los comentarios chicos.

    Alfredo, yo lo considero parte de la postproducción por el tema de que el productor aun tiene poder de decisión en el mastering y se pueden pulir algunos detallitos. Pero es sólo mi apreciación personal.

    Un abrazo.
  • #16 por John Will el 13/08/2011
    Excelente! una vista clara y concisa de las etapas de una Producción Profesional. Saludos MedII
  • #17 por Loop Brothers el 14/08/2011
    Si señor med, no se puede explicar mejor ,que tomen nota los grupos amateur que se meten a un estudio sin saber que el tiempo del tecnico de sonido ,vale dinero.Un 10
  • #18 por olmost el 14/08/2011
    Concuerdo totalmente con el artículo, una visión muy parecida a la mía.
  • #19 por NanoBass el 14/08/2011
    Felicidades, una gran explicación. Aunque yo difiero en cuanto a los terminos "obra musical" y "producto".
    Para mi una obra musical es arte y un producto es una mercancia. Y aquí entraríamos en el debate de porqué las discográficas se van a pique. Y yo creo que es porque venden mucho producto y pocas obras.
    En eso admiro la música de los 70 (al menos la que suelo escuchar).
  • #20 por José A. Medina el 14/08/2011
    Gracias tíos. La verdad es que es un artículo que puede dar paso a diferentes opiniones, ya que es mi punto de vista personal que se ha formado a lo largo de los años.

    NanoBass, no creas que estamos muy en desacuerdo. Para mi una obra musical es arte y lo otro una mercancía. Yo de hecho por ser productor no me siento artista. Los artistas son los músicos.
    Pueden pasar cuatro cosas:
    1- Que una buena producción coincida con una buena obra.
    2- Que una buena producción coincida con una mala obra.
    3- Que una mala producción coincida con una mala obra.
    4- Que una mala producción coincida con una buena obra.

    La música comercial de hoy en día la mayoría es del caso 2. Antes no era así de forma general (Dire Straits, REM. U2,...) Cuando ese tipo de música era de consumo global.
    EN lo que yo llamo "maquetas largas" se dan el caso 3 y 4. Y jode mucho cuando es la 4.
  • #21 por DJMATHUFOREVERMUSIC el 14/08/2011
    NU TE FELICITO JA
  • #22 por ldh el 15/08/2011
    Muy bueno Med!!
    Muy bien explicaito.
    Para mi una obra musical es arte y lo otro una mercancía!!

    Curiosa frase y mas cuando me enteré hoy que New Musical Express (publicación inglesa) cosidera a justin Bieber como el peor artista de la historia!.
  • #23 por Ingenierias Acusticas S.A. el 15/08/2011
    ..... Opino lo mismo.... El Mastering es parte de todo el conglomerado.... el Productor debe interviene en las tres faces.
  • #24 por Magluss el 15/08/2011
    Gracias por el aporte
  • #25 por PISTASMASH el 16/08/2011
    estamos en la era de la auto-produccion en todos los aspéctos...
    sobra información como para tener conocimientos mas que básicos de cualquier cosa que tenga que ver con alguno de los pasos que aquí se exponen..
    si es verdad que el que mucho abarca, poco aprieta...
    pero el tiempo/ va haciendo cada vez a uno mas capaz de abarcar todas y de esa manera, no solo ahorrarse a uno un dineral.. sinó que crecer en todos los ámbitos..
    no hacer esto, ni aspirar a esto que digo de tratar de abarcar todos estos pasos a días de hoy y como están las cosas, lo veo estúpido...