DJ

Vuelve el vinilo… espera, ¿estamos de broma?

En los últimos meses una ola de retroadoración masiva del vinilo se ha apoderado en internet de muchos foros públicos y puntos de opinión para DJs. La nostalgia ha brotado de lo más profundo de las torturadas almas de los discjockeys, y acompañada de un cierto resentimiento contra la tecnología y el intrusismo profesional, se ha plasmado en forma de palabras en las pantallas de nuestros ordenadores. Los argumentos para defender el regreso del redondo y plano aliado sonoro son tales como “por culpa del sync los que no son DJs pueden pinchar” o  “por culpa de los controladores ahora hay más DJs y cobramos menos”, aunque lo mejor es el mantra con el que todos parecen conseguir algo de paz en su espíritu: “cuando vuelva el vinilo los verdaderos DJs regresarán”. Amén. Un momento, ¿cuando vuelva el vinilo?.

Platos del presente, recuerdos del pasado

Evidentemente el regreso del vinilo como soporte musical predominante no es más que una fantasía. Incluso sigue siendo una fantasía pensar en el vinilo como formato predominante exclusivamente para DJs. Si nos resulta más placentera, a esa fantasía podemos ponerle unicornios parlantes recorriendo los pasillos de las tiendas de vinilos, y goblins de color verde esperándonos en la caja para cobrarnos en gruesas monedas de chocolate que portamos en un saquete de cuero que cuelga de nuestro cinto, mientras unas hadas revolotean a nuestro alrededor susurrandonos “¡¡Llévate otro, llévate otro!!”. Pero seguirá siendo una fantasía, sin más.

Toda fantasía de semejante calado se alimenta necesariamente de hechos reales, son imprescindibles, aunque esos hechos reales se interpretan como a cada uno mejor le vienen. Primero nos centraremos en un hecho real en el que mucha gente se ha apoyado, y es la aparición de dos nuevos modelos de plato (aunque curiosamente la gente únicamente se ha fijado en uno de ellos): los Reloop RP7000 y RP8000. El que más ha llamado la atención, y en el que más se ha centrado también el marketing, es en el modelo RP8000, principalmente por haber incorporado una hilera de botones que envían MIDI a través de un puerto USB, y por una pantallita en la que marca la posición del pitch. El plato además comparte muchísimas líneas estéticas con los legendarios Technics, y eso es algo que ha golpeado muchas cabezas: “vuelve un plato como el Technics, ¿volverán entonces los buenos tiempos del vinilo?”. Pues va a ser que no, el RP-8000 (un plato magnífico y precioso, por cierto) evidentemente puede reproducir cualquier vinilo, pero un plato así está claramente diseñado para ser empleado con vinilos timecode. La botonera MIDI que incorpora no tienen ningún sentido en un mundo de vinilos normales, y su utilidad evidente es ser empleada para cosas como marcar y saltar a hot cues, o activar y desactivar loops. Por cierto, ¿hemos dicho timecode? Los sistemas timecode, a pesar de que muchos creen que existen para que las nuevas generaciones le rindan culto al vinilo, fueron en realidad inventados para que las “viejas generaciones” pudieran pasarse al mundo digital sin tener que aprender muchas cosas nuevas, ya que podrían mantener su “clásica” forma de relacionarse con los elementos de una cabina mientras que podían emplear música en el nuevo soporte de archivo digital. Y evidentemente también los turntablistas (para mi los más beneficiados por el timecode) encontraron su santo grial: poder scratchear cualquier sonido. Otra cosa es lo que los maestros del marketing han logrado hacer creer sobre el timecode empleando sabiamente palabros tales como “auténtico”, “tacto” y “genuino”, marketing por cierto totalmente dirigido al DJ, ya que el público no toca los platos y no percibe el auténtico tacto genuino...

Me los quitan de las manos

Otro de los hechos reales de libre interpretación para justificar el regreso del vinilo, son sus ventas. Durante 2012 y 2013 hemos tenido numerosos titulares de prensa que proclamaban espectaculares aumentos en las ventas de vinilo, así como la bajada de ventas del CD. Normalmente estos titulares daban datos de diferentes países europeos y de EEUU, países en los que las ventas de vinilos estos dos últimos años han aumentado entre un 20 y un 40%, en algunos incluso más como en el Reino Unido donde han llegado a subidas del 70% en las ventas. Y sí, ciertamente un aumento de las ventas de tal magnitud en un producto de carácter cultural, es algo francamente importante. Pero seamos serios, aunque las cifras parezcan grandilocuentes, en realidad no suponen el regreso de nada. Decir que algo aumenta el 40% queda muy bien, pero ¿el 40% de cuanto?. Por poner un ejemplo, en EEUU (uno de los países que mayores ventas registra) durante 2013 el disco en vinilo más vendido ha sido Random Access Memories de Daft Punk, y han sido nada menos que… 49.000 copias. Un disco que en CD y en descarga digital allá por agosto rozaba las 700.000 copias en EEUU, en todo el año sólo ha sacado 49.000 vinilos. Y eso es el más vendido, si bajamos un poco en la tabla hasta el 5º o el 6º puesto con los discos de Mumford & Sons o Queens of the stone age, nos quedamos en cifras que no pasan de 27.000 copias en EEUU. Y por cierto, estamos hablando en todos los casos de albums, los singles en vinilo (formato empleado por el DJ generalmente) tienen unas ventas tan bajas que es imposible que entren en estos listados.

Por otra parte las ventas de CDs han bajado, una tendencia de hace ya unos cuantos años y que de manera imparable ha continuado. El CD ciertamente ha ido siendo vapuleado de manera constante por la descarga digital, aceptada ya por los consumidores como algo equivalente. También es cierto que se ha generado una tendencia entre algunos compradores de música en formato físico a sustituir la compra del CD por la compra del vinilo, aunque esto igualmente es algo que sucede únicamente con álbumes de artistas bastante populares gracias a una jugada de las discográficas en la que con la compra del vinilo se obtiene también la descarga digital, que como ya he dicho, ha sido aceptada por los consumidores como equivalente al CD, así que es interpretado como una oferta de dos por uno. Las compras de descargas digitales, por cierto, han sufrido un pequeño descalabro el último año, con una pequeña bajada de las ventas. Pero no nos engañemos, el vinilo no es el gran ganador de este pequeño descalabro, el que se ha quedado con esa facturación ha sido el streaming, nuevo formato para disfrutar de la música con un ritmo de implantación muy bueno y unas cifras que no deja de subir. Por cierto, que para DJs comienzan a aparecer servicios de streaming especializados como Pulselocker, que permite usar los temas para ser pinchados en directo, y eso es algo realmente bueno.

Sincronizando paquirrines

Al margen de que haya nuevos platos y de que se vendan más vinilos, hay gente que argumenta el regreso del vinilo como una necesidad de ámbito laboral. ¿Para qué? Pues según algunos para eliminar intrusismo laboral que les obstaculiza obtener empleo. La historia ya es conocida por todos: el software ahora incorpora funciones de sincronía automática, ergo cualquiera puede cuadrar dos temas, ergo cualquiera puede ser DJ. Ejemplo: Paquirrín es DJ. Otro ejemplo: el hijo de mi vecino, de 15 años, es DJ. Paquirrín gana mucho dinero y muchos asumen que ese dinero lo debería ganar un “verdadero DJ”. El hijo de mi vecino pincha gratis, y eso revienta el mercado, y por tanto hace que le baje el sueldo al “verdadero DJ”. Si volviera el vinilo, como esa gente no sabe usarlo, volvería el momento del “verdadero DJ”. La tecnología actual ha quitado al “verdadero DJ” de las cabinas.

Lo lamentable de todo este razonamiento (fruto del locus de control externo, luego explicaré esto) es que quienes lo llevan a cabo de una manera tan simplista lo primero que hacen es desprestigiarse a ellos mismos, ya que reducen la importancia de su trabajo al mero hecho de ser capaz de sincronizar dos canciones, algo por lo que algunos creen que deberían cobrar como un ingeniero, pero sin pisar una universidad. Lo que da valor (o caché) a un DJ no es saber acompasar dos canciones, es su poder de convocatoria, y tras eso, su capacidad para mantener el local lleno. Es el público que convoca lo que hace ganar dinero al promotor que contrata al DJ, ya sea porque el público paga entradas o porque paga copas. Si Paquirrín tiene poder de convocatoria y es capaz de mantener a la gente en la pista (lo haga como lo haga), tendrá trabajo como DJ, y eso no tiene nada que ver con pinchar con vinilo, absolutamente nada. Si un garito se llena de gente igualmente las noches que pincha un joven novato que lo hace gratis y las noches que pincha un señor que cobra 100€, seguramente quiere decir que el poder de convocatoria en ese garito en gran medida no depende del DJ, está seguramente relacionado con la ubicación del garito, el precio de las copas, el buen trabajo de los camareros o cualquier otro factor, así que aunque en ese garito pongan un par de platos y sea obligatorio usarlos, las cosas no van a cambiar. Y evidentemente el empresario elegirá la opción más barata en cuanto al DJ se refiere.

Lo cierto es que antes, lo de acompasar dos canciones, efectivamente lo podían hacer pocas personas, pero no porque sea difícil, si no más bien porque pocos podían permitirse unos platos, un mixer y una buena colección de vinilos. La tecnología actual le ha dado la vuelta a eso, ahora empleando algo que todos tenemos en casa, un ordenador, cualquiera puede probar a ser un selector musical y decidir si es algo que no quiere volver a hacer o es algo a lo que le gustaría dedicarse. Esto en realidad es algo muy bueno, porque quien sabe la cantidad de grandes DJs que nos hemos podido perder porque no han tenido acceso a la tecnología necesaria para pinchar. La gente alude a una saturación del mercado, pero en realidad no es algo muy diferente a cualquier otra profesión en la actualidad, y si no que se lo digan a los informáticos o a los arquitectos españoles. Hay que ser muy competitivo y flexible. Quizá los DJs veteranos son los que más se quejan de de esa saturación del mercado, pero es normal que se quejen, muchos antes no tenían competencia y ahora que la tienen la situación les supera. Un poco al respecto de esto, el genial humorista y discjockey Miquel Serrano (popular por algunos videos de parodias) publicó un video en el que reflexionaba sobre lo que debe cobrar un DJ, y llegaba a la conclusión de que si un DJ, especialmente uno veterano, no está ganando un buen sueldo, el único culpable es él mismo por no saber ofrecer un producto por el que los demás estén dispuestos a pagarle ese sueldo. Os lo aconsejo encarecidamente:

En el video Miquel Serrano muestra lo que en psicología se conoce como locus de control interno (ya dije antes que lo explicaría), es decir, reconoce que lo que le sucede es fruto únicamente de sus propios actos y decisiones, y se da cuenta de que si quiere cambiar eso, será él mismo quien tenga que hacer algo al respecto. Locus de control externo sería atribuir la responsabilidad de lo que a uno le sucede o de su conducta, a lo que otros hacen o a hechos que no puede controlar, lo que vendría a ser algo como “no tengo trabajo porque los DJs que usan autosync me lo quitan”.”Si volviera el vinilo yo volvería a tener trabajo”, sería otro ejemplo de locus de control externo, ya que atribuye su cambio de situación laboral a algo que no controla. Pero no nos desviemos con la psicología, que no me veo atendiendo un consultorio online para DJs traumatizados por el avance de la tecnología.

En realidad a nadie le viene bien

¿Y qué tiene que decir la industria discográfica de todo esto? A la industria discográfica le vendría fatal tener que volver a comercializar vinilos de manera masiva, así de simple. Los vinilos son más caros de fabricar que los CDs, y su distribución es también más costosa ya que pesan y ocupan más espacio que los CDs. Por tanto el beneficio neto que dejan es más bajo que un CD. Si la comparación la realizamos con la venta de una descarga digital en iTunes, la diferencia de beneficio neto es ya abismal, puesto que en la descarga no hay costes de fabricación. No diría toda la verdad si me callara el hecho de que en la industria actual, desde la llegada de la descarga digital lo que no se invierte en fabricar formato físico se invierte en promoción, pero puestos a decidir donde se gasta uno el dinero, gastarlo en promoción es preferible para las discográficas por varios motivos: no es un proceso industrial que haya que mantener bajo control, es algo que se puede modificar sobre la marcha, siempre repercute positivamente sobre la imagen del artista independientemente de las ventas y si las cosas salen mal no te quedas con un montón de discos en un almacén con los que no sabes que hacer.

Y muchos se preguntarán, ¿y si el vinilo le viene tan mal a las discográficas por qué lo siguen vendiendo? Para las grandes discográficas vender vinilo es actualmente algo que no va mucho más allá de lo promocional, así que se toma como algo que sirve para reforzar el vínculo entre el hardcore fan al que le gusta el coleccionismo y el artista, en algunas ocasiones es el propio artista el que demanda a la discográfica (alguno incluso por contrato) que haya una tirada en vinilo sabedor de que sus fans más acérrimos seguramente lo comprarán y conservarán con cariño. El beneficio neto que les deja el vinilo a las discográficas no es especialmente significativo comparado con lo que obtienen por ventas de CD o de descargas digitales, o por lo que pueden obtener de derechos por video o audio en streaming o broadcasting. En EEUU, las ventas de vinilos durante el último año únicamente supusieron un 2% del total. Por poner un ejemplo, los videos de las canciones Locked out of heaven y Treasure de Bruno Mars tienen juntos más de 310 millones de reproducciones en Youtube, probablemente los videos han generado más dinero a través de la monetización por publicidad que todas las ventas en vinilo de este artista, y eso que su último disco ha estado entre los más vendidos de 2013. Y sí, antes de que nadie lo diga, ya se que producir los videos cuesta dinero, con lo que lo que se recupera por internet no es realmente beneficio, pero sirve para amortiguar muchísimo su gasto en caso de que tengan un éxito masivo, y eso es algo con lo que antes no se contaba.

Las discográficas pequeñas e independientes sí ven un poco más interesantes los beneficios que puedan obtener comercializando vinilos, aunque al manejar presupuestos más bajos corren muchísimos más riesgos que las grandes con cada disco que lanzan. Un lanzamiento que no sale bien y que te deja los discos en el almacén te puede destruir los beneficios de los dos últimos lanzamientos que salieron bien. Lo más interesante al respecto de las discográficas pequeñas y el vinilo lo dijo ya Richie Hawtin hace unos años: “If you want to make money, don’t sell vinyl.” Por otra parte, en el hipotético caso de que el vinilo de manera mágica volviera a ser el formato predominante, habría que pedir algo más de magia para que reaparecieran de la nada las fábricas necesarias para abastecer la demanda. Con las fábricas actuales sería imposible sacar adelante una producción de vinilo que fuera equivalente a la actual de CD por poner un ejemplo. O eso, o a el tiempo que tarda un artista en componer y producir un disco habría que añadir una larga lista de espera en las actuales fábricas de discos.

Muchos DJs se olvidan de lo que supone volver a comprar vinilos. Supone pagar 6€ por lo menos por cada disco, y el disco te lo compras entero, incluyendo los remixes que no te gustan y que no vas a pinchar jamás. Como por cada canción que necesites pagarás todo el disco, disponer de canciones para llenar toda la actuación va a resultar más caro, y por lo tanto como DJ se va a ganar menos. Porque cobrar, se va a seguir cobrando lo mismo, los salarios no van a subir porque la gente vaya a pinchar con vinilos, no hay ningún motivo objetivo para que eso suceda. Y si quieres trabajar bien, seguramente te va a tocar llevar de casa tus propias cápsulas para los platos, porque seguramente las del garito al que vayas estarán con las agujas bien gastadas y con una buena capa de porquería, si muchos dueños ni reparan los canales averiados de las mesas de mezclas mucho menos van a reemplazar las agujas de los platos. Evidentemente al cambiar las cápsulas tendrás que calibrar el brazo del plato antes de ponerte a pinchar… Por supuesto no esperes que mágicamente las cabinas de salas y festivales mejoren y la monitorización no produzca acoples con las cápsulas, o que las vibraciones o la falta de estabilidad no hagan saltar el brazo del plato. Por cierto, ya sabes que si luego las cosas suenan mal será culpa del DJ sí o sí.

¿Desaparecerían los famosos convertidos a DJs si volviera mágicamente el vinilo? No. Desde luego que no. Es algo que por el momento está implantado y aceptado por un determinado público (que os recuerdo, es quien manda porque es quien paga), así que la cosa continuaría. Tendrían una primera opción, que sería aprender a pinchar con vinilo, para lo que os recuerdo que no es necesario tener un doctorado. Y como segunda opción podrían recurrir a algunos trucos: llevar la sesión preparada con el orden de las canciones y lo que tienen que corregir el pitch en cada una, o incluso llevar vinilos especialmente hechos para ellos con todas las canciones al mismo tempo, algo que sale por unos 50€ el vinilo y que con lo que cobran se pueden permitir perfectamente. Los famosos que pinchan solo desaparecerán cuando no tengan público, así que, cuando alguien les quite el público ofreciendo algo que guste más, se marcharán para no volver.  

¿Desaparecerían los que pinchan gratis si volviera el vinilo? No. Me atrevería a decir que siempre ha habido gente que pincha gratis, lo que pasa es que ahora ningún veterano quiere reconocerlo o recordarlo. Efectivamente ahora hay más DJs que pinchan gratis, pero también hay más DJs que buscan pinchar cobrando, porque en general hay más DJs. Si los que cobran quieren que no haya gente que pinche gratis que muevan el culo y generen algo de asociacionismo con el fin de lograr la regulación laboral que crean necesaria, pero que dejen de lamentarse y echarle la culpa a la tecnología.

Entended bien las cosas

Muchos podrán pensar que por mis palabras estoy en contra del vinilo. Nada más alejado de la realidad. No estoy en contra de nada ni de nadie. Estoy a favor del avance de la tecnología, que es algo muy distinto, y eso no supone estar en contra de lo que no supongan avances.

Las maravillosas sensaciones que tuve las primeras veces que logré acompasar dos vinilos, no creo que se repitan nunca, y permanecerán en mi memoria para siempre, al igual que permanecerán en la memoria de otros muchos. Mis dos platos siempre estarán montados en mi casa, para seguir escuchando bastante música que tengo en mi colección de vinilos, y a la que añado cada cierto tiempo alguna joya que compro y guardo con cariño y respeto. También seguirá habiendo muchos DJs que continuarán realizando un trabajo excelente empleando un par de platos y un simple mixer, y espero que puedan seguir haciéndolo muchos años, se merecen el respeto de mucha gente y se han ganado un hueco gracias a que han sabido convencer con su arte a un público muy selecto. Pero el plato ya no es la tendencia que estará en las cabinas. Si los nuevos DJs quieren un oficio con futuro, deben emplear herramientas del presente e ir adaptándose a las que vayan surgiendo con el paso del tiempo. El vinilo fue el mejor soporte para reproducir y manipular la música en tiempo real, y por eso fue tan usado durante tantísimos años. Pero ya no lo es.

Etiquetas: vinilo
Teo Tormo
EL AUTOR

He trabajado como productor musical y discjockey. Desde hace años investigo y analizo la tecnología musical aplicada al DJ, buscando siempre las herramientas más innovadoras y observando su impacto en la industria musical.

¿Te gustó este artículo?
48
Comentarios
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • #1 por felixmarlo el 15/01/2014
    Uno de los mejores articulos que he leido sobre el tema en cuestión en mucho tiempo ;)
    6
  • #2 por block el 15/01/2014
    miquel serrano fantastico como siempre.
    3
  • #3 por Gush el 15/01/2014
    Desde luego, buenísimo artículo.
  • Ban
    #4 por klubberGAY el 15/01/2014
    soak el amo del plastikazo!!
    1
  • #5 por llamaza el 15/01/2014
    Gran artículo. Enhorabuena.
  • #6 por djeloyac el 15/01/2014
    Brutal el articulo Teo, me ha encantado y estoy 100% de acuerdo con lo que dices, quizás añadiría una cosa, que puede se quede fuera del hilo del articulo, pero así lo creo, y es que, en cuanto a calidad musical se refiere creo que vamos a menos debido, en gran parte, al abaratamiento en la comercialización de los nuevos formatos, es decir, como bien has dicho planchar vinilos supone más costes con lo que las discográficas con tal de no pillarse los dedos imponian un nivel de calidad artística y sonora bastante más alto que el que imponen ahora los sellos discográficos por editar un track. Cual está siendo la consecuencia??, existe muchisma música y poca buena ( en proporción ). Un saludo! ;)
    5
  • #7 por rositarip el 15/01/2014
    Brutal :plasplas:

    Sólo tengo una duda... No creo que el público mande. Al público se le tiene que educar (aunque suene pedante), y esa era una de las labores del dj, introducir las novedades, o su estilo: la difusión (como su papá el dj de radio), dependiendo de tu maestría vas formando un publico. También tiene su parte de responsabilidad en este tema el empresario ya que él tiene que decidir a que clase de público quiere llegar, y contratar con este objetivo. Digo yo..
    7
  • #8 por XTC el 15/01/2014
    Teo como siempre un 10 en tu articulo .

    … Y si , hay mucho DJ traumatizado con Sync y sin él .

    Recuerdo haya por mitad de los 80 q ni siquiera muchísimos sitios tenían vinilos sino cintas grabadas pinchando con ellas y los locales e incluso alguna discoteca estaban llenas . Claro q entonces no importaba tanto quien o con q tecnología se pusiese la música.

    Yo particularmente estoy encantado con llevar casi toda mi librería en solo lo q pesa mi portátil ...y mis vinilos... en mi casa para masturbarme y dar envidia.
    2
  • #9 por superlimon el 15/01/2014
    Mi opinión PERSONAL es que el "Techno"... Ha de ser pinchado en discos de vinilo por un DJ.
    Luego hay House, Minimal, tal...cual...pascual.... Vale, ponle lo que quieras a tus Live sessions, por supuesto. Es totalmente respetable.
    Pero a mí, blanco y en botella.
    Saludosss
    2
  • #10 por milesybird el 15/01/2014
    Yo en los ultimos años he comprado mas vinilos que cd, no porque suene mejor, que obviamente no es asi, sino porque me mola mas: sacarlo, quitarle el polvo, ver las fotos tan grandotas...ademas el bonus de encontrar musica original no remasterizada, porque la verdad con algunos 'remasters' han hecho un trabajo desastroso (no siempre claro).
    Recuerdo el caso del que para mi es uno de los mejores discos de rock español de todos los tiempos, el 'Rock&Rios'. Un dia lo escuchaba por la radio y pense, esto no suena como deberia, la caja de la bateria tiene otro sonido...Acabo el tema y el de la radio lo dijo: 'remasterizado'! Repito que no siempre es asi y que en otras ocasiones hacen un trabajo excelente.
    Si me preguntan, SI, que vuelva el vinilo.
  • #11 por cobkra el 15/01/2014
    En mi opinión lo que se ha perdido en gran parte es el esfuerzo y dedicación que había que hacer con los vinilos para "empezar a andar". Había que hacer una inversión en tiempo, dinero y esfuerzo importante. Te lo tenías que tomar en serio.

    Ahora en la era digital fácilmente todo el mundo tiene el material para empezar(un ordenador, tablet, etc) y la curva de aprendizaje es muy leve, y quizás es lo que a muchos de los que empezamos con los vinilos nos resulta chocante. No hay que esforzarse prácticamente nada para empezar, pero así es la evolución. No hay cultura del esfuerzo.

    Ahora supongo que habrá que adquirir otras habilidades para destacar, pero el filtro inicial que había antes con los vinilos quitaba bastante morralla de muchos a los que esto del iniciarse en mundo del DJ no les atraia por la música.

    Y no estoy en contra del avance de la tecnología en este mundo, todo lo contrario. Me compré el primer Final Scratch que salió al mercado y que había que instalar sobre Linux, también tengo un controlador, etc, aunque ya no me dedique a pinchar.

    En la época del vinilo, en mi ciudad al menos, no era nada sencillo conseguir música y eso también determinaba que cada DJ fuera singular (y el local donde pinchaba), ahora que salgo de vez en cuando me muevo por diferentes garitos y parece que todos tienen el mismo "hilo musical", justo cuando más música hay accesible y más barata.

    Creo que lo que se ha perdido en este salto a lo digital es la cultura del esfuerzo que era necesaria antes y que obligaba al que se iniciaba una cierta dedicación, amor y entrega.

    Espero que el tiempo ponga todo en su sitio y el que está en esto por moda, facilidad o vete tú a saber porqué, se canse y queden los que de verdad tienen que estar. Los que te ponen los pelos de punta, los que te hacen bailar hasta que revientes y lo harán con vinilos, con controladores o con "un palo" si es necesario.
    9
  • #12 por monfu el 15/01/2014
    Intrusismo... así empezasteis los DJ's con los músicos de verdad, es lo que hay, así que ajo y agua.

    Antes había músicos en las discotecas (antes llamadas salas de baile), luego un tipo pinchando discos, y ahora un papanatas usando un programa que mezcla discos automàticamente. Es muy simple, la música está totalmente infravalorada.

    Un saludo
    14
  • #13 por trotz el 15/01/2014
    Muy buen artículo en la línea de ese manual de auto-ayuda titulado "Quién se ha llevado mi queso?".

    http://es.wikipedia.org/wiki/%C2%BFQui%C3%A9n_se_ha_llevado_mi_queso%3F

    La respuesta es que nadie se llevó el queso. El queso simplemente se acabó y los ratones salieron a buscar queso nuevo. Los que se quedaron llorando y quejándose porque ya no había más queso perdieron la oportunidad de ser los primeros en disfrutar del queso nuevo.

    ;)
    1
  • #14 por trotz el 15/01/2014
    Un poquito más sobre el tema del "queso":

    Change Happens
    They Keep Moving The Cheese

    Anticipate Change
    Get Ready For The Cheese To Move

    Monitor Change
    Smell The Cheese Often So You Know When It Is Getting Old

    Adapt To Change Quickly
    The Quicker You Let Go Of Old Cheese, The Sooner You Can Enjoy New Cheese

    Change
    Move With The Cheese

    Enjoy Change!
    Savor The Adventure And Enjoy The Taste Of New Cheese!

    Be Ready To Change Quickly And Enjoy It Again
    They Keep Moving The Cheese.
  • #15 por Manu Ache el 15/01/2014
    Excelente Artículo Teo, gran trabajo periodístico hay aquí, Enhorabuena! =D>
  • #16 por 96Films el 15/01/2014
    :dj: :dj: :dj: :dj: :dj: :susto: :yuju: :platano: :plasplas: =D>
  • #17 por sapristico el 15/01/2014
    Puedo coincidir con casi todo lo filosófico del análisis y de los Locus...pasa en muchos aspectos del Hoy...pero ojo, el locus externo existe al margen de nuestra percepción del mismo, incluso mucho más acá de la conspiranoia...y los mismos responsables de un tipo de manipulación comercial o mercadotécnica de unos aspectos de la industria (cuando generan Paquirrines, por ejemplo, o muchos otros similares, con más glamour incluso...o Ibiza y los 40 a sus pies...) viven y alimentan una estructura que no se basa ni en la capacidad y talentos comparativos, ni en la cultura musical de entorno específico o gran mercado/público...Osea que otra realidad (algo mejor) siempre es posible,...aunque enrocarnos en eso, cierto es que no sirve de mucho. Obviamente, responsabilizar a otros de eso...y más en los conflictos de los oficios cualificados y sus pagos justos en un mundo como el actual, en un país como España, y en condiciones de trabajador autónomo además...bufff, da para mucho más que lo referente al vinilo o al Djing.

    ¿Esto es un juicio subjetivo? Sí, puede, pero es que ya vale de subjetividad impositiva por parte de esos mercados...y como alguien ha dicho...el público tb debería ser educado, o al menos bien equiparado en ofertas disponibles...espacios, voces...otra cosa es que se gasten en platos o vinilos quien quiera y por sus porqués.

    Dicho y asumido todo eso, el vinilo sigue teniendo un sentido que no ha perdido en determinados ámbitos (DITC, Turntabilism, Battles, fuente de rigor y peso sonoro para crear el TCD a medida y sí...coleccionismo o melomanía tb (que por cierto, eso de que su sonido ha sido superado, y bla bla...en fin, podemos estar aquí discutiéndolo bastante tiempo con objetividad y subjetividad también, pero los melómanos que se pillan platos de 20000 pavos...son unos flipaos, pero algo saben de eso del sonido de una orquesta en los surcos).

    Pero por eso mismo, conserva su razones de ser y existir ( o reeditarse, como sucede aún incluso con muchos clásicos del jazz, soul, funk, rock...por un motivo sencillo...el planchado es el menor de los costes finales de este tipo de discos, si ya están en manos y derechos de las grandes productoras que pueden ponerlos en mercado y saber que tanto sampleadores (que luego pagarán para liberar), como meros coleccionistas y melómanos, van a comprarlos, en parte por lo que valen de verdad...y en parte por mitomanía, revival hype o una moda automantenible a medio plazo en ese mismo mercado)...

    Eso sí, ese Hype conlleva un efecto diferido que aprovechan los grandes motores y letras de neón para venderlo en plan "objeto de culto"...cuando evidentemente no es lo mismo el culto a un vinilo actual de Daft Punk que a un original de Davis...pero eso no sólo no importa, sino que le conviene a quien alimenta ese hype y le interesa sumar 49000 vinilos a las 700000 descargas...porque esos 49000 llevan un gasto extra de X, pero dan un ingreso de X+40%...que interesa más que ahorrarse el X y tener 749000 descargas...porque el marketing tb vive de todo eso si cuadran este tipo de cuentas.

    Algo similar al porqué, cómo y a quién se venden ahora los cascos tochos para escuchar MP3 (La mayor parte de los cuales suenan peor = saturados, falseados en graves, estridentes...que cualquier minicasco de botón de hace 10 años, que costaban la décima parte ya entonces)
    Total para qué...si calibrar el conjunto de: archivo en digital "sin pérdidas", sistema de reproducción del archivo con su electrónica y soft propio (EQ? Dolby? SWS? DBass?...) y los casquitos, cascotes o audífonos de superimpedancia de turno...es bastante improbable para una escucha, ya no digamos de fidelidad...sino digna, o meramente equilibrada y lógica de acuerdo a todos los esfuerzos y procesos de la mezcla, master y edición.

    Son temas muy interesantes porque interconectan muchas facetas antropológicas, económicas, técnicas, psicológicas sociales, y también musicales...y que se conectan con otras tantas de nuestros días.

    Sinceramente, tampoco hay que tomarse muy a la tremenda eso de "Vuelve el vinilo!"....porque en muchos sentidos y ámbitos nunca se fue,...y porque aunque sea una exageración en los sentidos que analiza el artículo...tb es una realidad respecto a los tiempos boyantes del CD y los mercados Pop Fórmulas de los 80-90...hasta el surgimiento masivo de la descarga masiva (de pago o no), y la escucha online que es un nuevo modelo que añadir...porque se ha convertido (ficticia o forzadamente, o de manera natural y hasta lógica), en el nuevo reducto de colección del melómano que guarda su discoteca de verdad de la buena en ese formato...aunque normalmente escuche la descarga de turno...

    Las cifras mencionadas, y las de las ferias del vinilo que renacen por doquier y las ventas online y nuevos apartados de compras en grandes stores web, creo que tampoco dejan dudas. Que dure otros 5 ó 10 años máximo...o continúe por otros 70 (ya pasó a mejor vida los cilindros, la cera, el shellac, las pizarras, los 75,...siempre por evoluciones tecnológicas.....en la era digital el CD, el Minidisc, las DC...dejaron paso a los MP3, flacc, ape (que luego no reproduce casi ningún equipo al vuelo)...pero ese cultivo de lo analógico, de la posesión (en una sociedad de consumo y propiedad), de lo que se deja en herencia a la prole...quedó huérfana.
    mientras el vinilo siga siendo, representando...o simplemente vendiéndose como esa pata de la mesa....creo que sigue habiendo un presente...y ahora más que hace 10 años, al menos en lo filosófico...no tanto en lo tecnológico, claro...porque el coste y flexibilidad es lo que trajo el TCD a escena para los profesionales de marras.

    Siempre hay chavales que se lo quieren currar a la vieja usanza...
    http://www.youtube.com/watch?v=0EcpP_wT-ZY

    http://www.youtube.com/watch?v=VFICmafwIEQ

    Lo de la cultura musical de cada escena que quiera vivir o no de esto...como a la mujer del César la decencia...
    2
  • #18 por raat el 15/01/2014
    Echo de menos cuando iba a "las" tiendas de discos y pasaba el rato buscando entre vinilos y cds...mirando de reojo lo que miraban los demás...
    4
  • #19 por melenassss el 15/01/2014
    amen
  • #20 por undercore el 15/01/2014
    Muchos aquí moriréis de nostalgia
  • #21 por sapristico el 15/01/2014
    #14

    Lo siento, pero esos manuales y etcs...tan anglosajones y neoliberales suenan demasiado a aquello de "no hay crisis sino oportunidades"...

    Y todos sabemos (a la fuerza ahorcan) o deberíamos, derivado de la realidad más actual...que no sólo hay crisis, sino que también hay estafas orquestadas, connividas, inerciales o debidas a la dejación de responsabilidad, manipulación e interés acometido por determinados "actores sociales"...cuyas consecuencias son directamente transmitidas a una población que aunque pueda tener cierto margen de juicio y elección o acción...no tiene los elementos reales para establecer una correspondencia justa entre cantidad de queso, cantidad de ratones, esfuerzo para conseguir el queso, cantidad de vacas y pastos para producir la leche del dichoso queso...o consumidores finales del queso por cantidades y esfuerzos necesidades o acuerdo de reparto y búsqueda de nuevas fuentes de queso...), ETC.

    Entre otras cosas...muchos de esos manuales los escriben los mismos zorros robagallinas que ponen a cuidar los gallineros, hijosdeputa que llevan vendiendo la misma moto desde los 80 y que "no supieron" anticipar el change de la crisis y las burbujas y los agujeros negros financieros y las pirámides de Wall Street...y que se llevaron muchas cantidades de queso que no eran suyas a fondues privadas y exclusivas...y aún así aseveran que el queso volverá a aparecer como por arte de magia (siendo su especialidad la magia negra) para aquel que sabe esperar...o buscar su oportunidad y "modelo de negocio".


    Y desde luego todo eso no se solventa diciendo que nadie se llevó el queso descubriendo que se evaporó en una fondue en Suiza, o que la culpa es del congelador chino o alemán, o de los ratones tontos que creían poder comer queso sólo por su trabajo en llevarlo a la nevera, o que habrá otro queso en otra parte para todo aquel que salga a buscarlo...o se adelante al gocho de Paquirrín (que en el fondo está a dieta y se lleva las migas)...

    Los que piensan eso acaban en un 90% tocando en la calle por la limosna del día esquivando gatos, o haciendo cola en INEM...junto con otros 5,5 millones de los X millones estafados o autopagados de sí mismos...preguntándose "¿Qué he hecho yo mal?" o..."la culpa es de la inmigración"...o cualquier otra alternativa prefabricada.

    La realidad es que hay oficios cualificados y libres (profesiones liberales que se llamaban...como creativos, artistas, gráficos, fotógrafos, músicos, djs...y a este paso tb profesores, médicos, investigadores, ingenieros...), que en un mundo como el actual, pero sobre todo en determinadas sociedades o países muy afines al desprecio a la fuerza de producción, a los servicios profesionales y sus COSTES justos...que viven de una filosofía empresarial que busca la maximización de beneficio en herencia señorial, protectores del chupopterismo, el satrapismo desilustrado, arribismos y enchufismos familiares, usurerismo cafre, corporativismos de carnet, mediocridad encumbrada y talentos envidiados...tienen una situación muy chunga.

    Y son todos esos factores, auspiciados por un marco cultural-político muy feo y sucio...propi osobre todo de países latinos y de moral católica; mucho más que una mera evolución del escenario (técnico o incluso comercial)...los que provocan esa miserabilización en la valoración de estos trabajos y sus costes, precios, pagos justos...en un mundo económico movido por y cómo se mueve.

    Por eso los dueños de locales suelen tener MUCHO más queso que los Djs o músicos que actúan en sus locales, que los camareros que sirven las copas, que los suministradores del alcohol que venden, o ya no digamos que los limpiadores de sus WCs...y los camellos que pasan la coca que se ponen los clientes en esos WCs.
    2
  • #22 por juan-carlos-pacheco el 15/01/2014
    Hay una cosa bien clara ; intrusismo siempre hubo .
    La única diferencia ahora en el 2014 , es que los intrusos hacen buenas mezclas gracias al sync .

    Acaso alguien cree que a Paquirrín , que ya cobraba una pasta por ir a hacerse fotos con la gente , le va a detener el hecho de que tuviera que hacerlo con vinilos ?

    Lo haría con vinilos , y haría muchas cabalgatas , hasta que un día aprendería , porque tampoco es que haya que ser ingeniero para mezclar 2 tracks .

    No nos olvidemos que muchos djs famosos y bien reconocidos hacían ya cabalgatas en sus directos , e incluso algunos de fama mundial como Erick Morillo , plasmaban Cds "in the mix " con mezclas que daban pena (allá por los 90)

    El problema de que haya intrusos no es del Sync , es de los ordenadores , que cada persona ya tiene uno , por ser accesibles .

    Sigo asistiendo a eventos donde hay cabalgatas incluso con el SYNC activado , es que esta gente se ha hecho cómoda y no tienen ni idea de lo que es un grid .

    Lo que hace que sigan apareciendo Djs es la facilidad de acceso a equipamiento . MIentras que un equipo profesional , basado en dos Cdj2000 + mixer se va a los 5000 euros (que no todos pueden pagar) , se puede hacer lo mismo con una controladora barata de 200 o con el tope de gama de Pioneer , la ddm sx por menos de 1000 .

    El mismo Dj Miquel Serrano , mencionado en el artículo , tiene una ERGO , que cuesta menos de 500 .

    Pero debemos tener en cuenta la gran facilidad que la era digital ha agregado a nuestra vidas . Antes había que hacer kilómetros para comprar material y ese material tampoco es que sobraba .
    HOy tenemos acceso alas tiendas de todo el mundo gracias a internet , y otra cosa : NUNCA ha habido tanta música y de tanta calidad como en los tiempos que corren . Que algunos no sepan encontrarla no quiere decir que no exista
    1
  • #23 por Sr. Mijahgi el 15/01/2014
    Pues que se sepa (que creo que no se sabe) que en la música reggae (y muy especialmente en la música dub) el vinilo es un soporte muy utilizado aun, si no de los que más; en dub seguro que sí porque el 95% de los temas se pinchan en soundsystems artesanales y con vinilo a un plato. En el mundo del reggae/dancehall ya llevan años los cdjs y con las controladoras también se nota que la gente se va pasando
    lo que más rentabilidad ha sacado en el reggae (y derivados), a mi modo de ver, es un sistema timecode de vinilos, por poder alternar con vinilos clásicos
    VIVA EL VINILO!!
    1
  • #24 por juan-carlos-pacheco el 15/01/2014
    Cuanto plástico atesoramos en nuestras casas ?
    Cuánto dinero hemos gastado en ellos ?
    Cuántas cosas hubierámos podido comprar con ese dinero invertido ?

    Yo gasto una media de 150 al mes en música , mientras que en la era del vinilo eso daba para 10 maxis (impensable ser dj agregando a nuestras colecciones solo 10 tracks al mes )

    Con el dinero que me ahorro ahora hago otros gastos para MI , y no me ocupa lugar en mi casa (que abarrotada de cosas la tengo)

    Quejarse no está bien , y los que más se quejan son los que menos se han sabido adaptar .
    La era digital tiene muchas más ventajas que desventajas . Que problema hay que todo el mundo tenga acceso ?
    Trabajan los mejores , antes y ahora y no podemos generalizar mirando solo en España , porque amigos : España no es referencia a nivel mundial . NO veo a niñatos con controladoras baratas trabajando en las grandes ciudades referentes como Berlín .
    Esos clubes tienen un prestigio que cuidar .
    3
  • #25 por minovinilo el 15/01/2014
    nostalgia pura y dura
    por eso yo no he dejado de comprar vinilos ;-)
    3
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5