DJ

Monográfico sobre control por vinilo codificado

Los sistemas de control mediante vinilos codificados (o sistemas DVS) han supuesto desde su llegada hace unos años, una revolución comercial, tecnológica y artística en el mundo de los discjockeys. Comercial porque estos sistemas representan una nueva categoría de producto que ha pasado en poco tiempo a formar parte del catálogo de cualquier tienda de equipamiento para DJs. Además permiten que los DJs pasen a comprar su música en formato digital pudiendo seguir usando sus platos para manipular esa música. Tecnológica porque son unos sistemas que para funcionar combinan el uso de un sistema analógico de reproducción que comenzaba a caer en desuso, el giradiscos o plato profesional, con un elemento digital de última tecnología cada vez más utilizado en las cabinas, el ordenador. Y artística ya que estos sistemas permiten a todo tipo de DJs -los de sesión y los turntablistas- pinchar con técnicas de vinilo cualquier canción o sonido aunque no haya sido editado en este formato (y sin tener que cargar con ellos de un lado para otro), así como combinar estas técnicas con las digitales.

En este reportaje te vamos a explicar cómo funcionan estos sistemas, los diferentes tipos que existen, sus ventajas e inconvenientes, como surgieron, los sistemas disponibles actualmente... Una completa guía para que no te pierdas si eres novato y comienzas usar los DVS, o para que conozcas detalles nuevos si ya eres un DJ experimentado. 

¿Cómo funciona todo?

Los sistemas DVS (de Digital Vinyl System) funcionan todos prácticamente de la misma manera. Un software de reproducción de archivos de audio es controlado mediante unos platos en los que se reproduce un vinilo que lleva grabada una señal de audio codificada que es enviada a un interfaz de audio conectado al ordenador, esta señal de audio es decodificada por el software y proporciona información necesaria para la reproducción del archivo de audio: el punto en el que se encuentra la aguja, la dirección de reproducción y la velocidad de reproducción. 

La clave de todo esto está en la señal codificada, una señal portadora entre 1.000 y 2.000 herzios (según el fabricante se usa una frecuencia u otra) grabada en los canales izquierdo y derecho del vinilo con una diferencia de fase de 90 grados. Dicha señal contiene codificada una información binaria, llamada código de tiempo, que sirve al software para identificar la posición, velocidad y dirección, cuando la amplitud relativa de los picos de la señal es alta se identifica como un 1 y cuando es baja se identifica como un 0, combinaciones de esos ceros y unos forman la información que requerida por el software.

Los platos que reproducen los vinilos con la señal codificada deben conectarse a un ordenador mediante un interfaz de audio. Lo más normal es utilizar un interfaz de audio externo conectado a través de un puerto USB o Firewire, con por lo menos cuatro entradas RCA para poder conectar dos platos y poder introducir dos señales de control. Los interfaces especialmente diseñados para sistemas DVS incorporan previos phono en sus entradas que elevan la señal de los platos a niveles de línea, aunque también pueden emplearse previos externos económicos e incluso algunos programas de sistemas abiertos incorporan emulación por software de estos previos (con resultados desiguales). Por lo general es también necesario disponer de una salida estéreo para cada reproductor virtual del software que estemos empleando y conectar dicha salida a un canal de una mesa de mezclas, lo habitual es que los interfaces de audio destinados a funcionar con este tipo de sistemas cuenten con por lo menos dos salidas estéreo, aunque en los últimos años algunos fabricantes han comercializado mesas de mezclas con interfaces de audio incorporados que nos permiten ahorrarnos cableado y tener todo en un único dispositivo. La mayoría de los programas también permiten realizar una mezcla interna de las señales de audio, con lo que se puede prescindir de la mesa de mezclas tradicional y emplear únicamente un controlador MIDI que nos permita ajustar los parámetros internos de mezcla y ecualización.

El software es la pieza que concluye todo este puzzle. Debe recibir a través del interfaz de audio la señal de control, decodificarla, mover el archivo de audio en sus reproductores virtuales según lo indicado por la señal, y enrutar esa señal de audio por las salidas del interfaz o mezclarla internamente antes de darle salida. Actualmente la mayoría de los programas profesionales para discjockeys incluyen la reproducción controlada por vinilos codificados como una característica más, y apenas quedan programas dedicados exclusivamente a este tipo de reproducción.

Los sistemas DVS ofrecen al DJ dos modos de trabajo, el modo absoluto y el modo relativo. En el modo absoluto, la canción en reproducción sigue la posición exacta de la aguja en el vinilo de control, esto quiere decir que si levantamos la aguja y la soltamos en cualquier punto de la pista de código de tiempo, la canción en reproducción saltará a ese punto exacto. Normalmente los vinilos de control incorporan pistas de bastantes minutos de duración (entre 10 y 17 minutos) para que no se de el caso de que la duración de la canción sea mayor que la duración de la pista de control. El modo relativo por otra parte, únicamente identifica si la canción avanza o retrocede y la velocidad a la que esto sucede. El modo relativo suele ser empleado por DJ’s que hacen uso de técnicas digitales como loops o hotcues.

No solo con vinilos

A pesar de que los sistemas DVS fueron pensados inicialmente para ser usados con vinilos y platos, muchos fabricantes también comercializan o incluyen en sus packs comerciales CDs con la señal de código de tiempo grabada en ellos. Los reproductores profesionales de CD (especialmente los populares reproductores de Pioneer) ya proporcionan muchas de las ventajas que ofrece la reproducción por ordenador, pero en el momento de introducirse estos CDs con código de tiempo, muchos reproductores aún no podían reproducir archivos MP3 ni manejar dispositivos de almacenamiento externos, mostrar formas de onda complejas o completa información sobre el track en pantalla. El usar los reproductores con CDs de código de tiempo permitía seguir controlando la reproducción con la gran interfaz física que suponen los controles del reproductor de CDs, mientras que gracias al software se podía manejar con más facilidad la librería musical y ver con mayor tamaño y detalle información sobre el track. Con la llegada de controladores MIDI más avanzados que incluyen controles de la misma calidad, tamaño y precisión que los reproductores de CDs y las mesas de mezclas, el uso de los reproductores de CDs con DVS se ha reducido bastante, quedando los sistemas DVS nuevamente más enfocados al uso con platos.

Sistemas cerrados y abiertos

Los sistemas DVS se pueden englobar en dos grandes grupos, los sistemas cerrados y los sistemas abiertos. Los sistemas cerrados normalmente están desarrollados por empresas que desarrollan un sistema DVS que solo puede funcionar utilizando software, interfaz de audio y vinilos de control fabricados por ellos o por empresas certificadas por ellos. Los sistemas abiertos habitualmente están basados en un software que permite utilizar cualquier interfaz de audio y cualquier tipo de vinilo de control, aunque muchos sistemas abiertos recomiendan utilizar determinados vinilos para resultados más óptimos o incluso un vinilo de fabricación propia (que en ocasiones es una variación de uno de un sistema cerrado).

Los sistemas cerrados plantean el problema de que una avería o rotura de la interfaz o de sus vinilos supone no poder seguir trabajando hasta ser sustituido por otro de los mismos fabricantes. Por contra, los sistemas cerrados garantizan una mayor precisión y fiabilidad que los sistemas abiertos ya que los fabricantes se preocupan de ajustar la respuesta de todo el sistema al uso de los componentes que ellos mismos fabrican y comercializan. La precisión y fiabilidad de estos sistemas se mide por la estabilidad del pitch y la reproducción sin pausas, saltos o ruido. No obstante esto ha sido puesto en entredicho, ya que versiones “desbloqueadas” (e ilegales) del software de  sistemas cerrados han circulado por la red permitiendo que muchos DJs las probaran con interfaces de audio alternativos y comprobando que se pueden obtener resultados buenos e incluso igual de buenos con un interfaz de audio más barato.

Los sistemas abiertos, a pesar de que permiten usar diversos interfaces de audio y vinilos, tienen la desventaja de que no todas las combinaciones de interfaz y vinilo funcionan correctamente, de hecho influye incluso el tipo de cápsula y aguja que tiene montado el plato. En ocasiones es necesario calibrar de manera minuciosa los niveles de entrada de la interfaz de audio para obtener resultados óptimos. Además, el soporte técnico de estos sistemas no es muy preciso, ya que al permitir el uso de cualquier interfaz no pueden cubrir de manera específica cualquier indencia, y muchas veces el soporte es un foro o comunidad de usuarios que comparte sus experiencias. No obstante los sistemas abiertos son una alternativa generalmente más económica y con mayor libertad de configuración que los sistemas cerrados.

Todo un negocio alrededor

No solo de vender el propio sistema de DVS hacen negocio muchas empresas. Se comercializan principalmente dos tipos de complementos a estos sistemas: vinilos de control con diferentes decoraciones artísticas y sistemas cápsula-aguja especialmente diseñados para sistemas DVS.

Los vinilos de control, como cualquier otro vinilo, se desgastan con el uso. Pero el vinilo de control se desgasta más por una sencilla razón, y es que es el vinilo que siempre está puesto suene la canción que suene. Un desgaste del vinilo supone una señal de peor calidad, que a su vez supone posibles variaciones de pitch o interrupciones en la reproducción, así que la venta de vinilos de reemplazo es algo habitual. Pero no hay por qué comprar el clásico vinilo negro, muchos fabricantes los comercializan en diferentes colores e incluso transparentes. Una de las últimas modas es comercializar vinilos que por una cara contienen una pista de audio normal con una canción (o varias) y por la otra cara contiene la señal de control.

Algunos fabricantes de cápsulas y agujas para platos, como Ortofon o Stanton, han lanzado modelos especialmente diseñados para ofrecer un mejor rendimiento cuando se usan con sistemas DVS. Aunque algunos usuarios experimentados dudan de que realmente se obtenga un beneficio especial del uso de estos dispositivos (y de pagar por ellos) estos productos han tenido buena acogida.

Otros productos que han llegado a las tiendas de equipamiento gracias a los sistemas de DVS son las mangueras de cable multicore, los soportes para colocar el portátil en posición elevada (algunos incluso con bandeja para colocar el interfaz de audio), los switchbox, cajas de conexionado que permiten usar una misma mesa con dos interfaces distintos. y las maletas de transporte diseñadas para llevar desmontados todos los elementos necesarios para pinchar con un sistema DVS.

¿Cómo empezó todo? Un poco de historia

La compañía holandesa N2IT, cuyo CEO es el popular DJ e innovador tecnológico John Acquaviva, fue quien comenzó a desarrollar oficialmente el primer sistema DVS a finales de los 90 (entre 1997 y 1999) bajo el nombre de Final Scratch. La primera versión del software, cuando aún estaba en formato “beta”,  estaba desarrollada para BeOS y se entregaba instalada en un ordenador portátil Sony VAIO, algo que ahora puede parecer inexplicable pero que en aquel momento tenía mucho sentido: BeOS podía manejar audio de manera muy eficiente y con baja latencia de manera nativa y era un firme candidato a ser vendido a Apple como sustituto del MacOS, algo que finalmente no llegó a ocurrir. BeOS fue vendido a Palm perdiendo su relevancia.

Posteriormente N2IT se alía con Stanton para dar una buena salida comercial a Final Scratch. En 2002 llega al mercado la versión 1.0 de Final Scratch para BeOS y también para Debian (Linux), acompañado del hardware ScratchAmp, un interface de audio USB de 4 entradas y 4 salidas con forma de OVNI. El sistema era cerrado y solo funcionaba con su propio hardware y vinilos. Algunos aseguran que bien configurada, la versión de Linux de esta primera encarnación de Final Scratch fue mucho mejor en cuanto a términos de estabilidad y precisión que las versiones posteriores para otros sistemas operativos. El momento en que Final Scratch llegó al mercado era un momento crítico en la industria de productos profesionales para DJs, ya que apenas un año antes en 2001, Pioneer había presentado la primera encarnación del Pioneer CDJ1000, el primer reproductor profesional para DJs que ofrecía funciones de scratch y de manipulación musical semejantes a las que se pueden realizar con un vinilo. Muchos profesionales veían que el futuro estaba en los formatos digitales y veían que seguramente deberían pasar a usar estos reproductores Pioneer o algún producto similar de algún competidos, pero la llegada de Final Scratch daba una alternativa no esperada: poder pasar al formato digital manteniendo el uso de los platos, alargando su vida comercial y tecnológica y permitiendo a los DJs una transición más fácil al apenas tener que aprender a manejar un sencillo programa con el que cargar los temas. 

La versión 1.1 de Final Scratch hace entrar en el juego a Native Instruments, contratados para desarrollar una mejor versión del software. N2IT decide compartir los secretos de su tecnología con NI, y fruto de ello llega una nueva versión para Linux y una primera versión para OSX, así como también un pequeño cambio de nombre: Traktor Final Scratch. BeOS por cierto deja de tener soporte. La versión 1.5 trae la compatibilidad con Windows (con unos drivers que levantaron muchas quejas), pero la desaparición de la versión de Linux.


La versión 2 llega con un nuevo interfaz de audio, el ScratchAmp 2 con conectividad Firewire y capacidad para trabajar a 24 bits y 96khz, así como puertos MIDI y drivers ASIO. Ciertamente desarrollaron un estupendo hardware. Esta interfaz se hizo compatible con las capacidades de control por vinilo del software Traktor DJ Studio desde su versión 2.6 hasta su versión 3.2.

Por una serie de desacuerdos entre Native Instruments y N2IT, Native Instruments hace que las posteriores versiones de su software ya no sean compatibles con el hardware comercializado por Stanton. Stanton trata de seguir comercializando a partir de 2005 su unidad de hardware ScratchAmp 2 bajo el concepto “Final Scrach Open” ya que aseguran que su interfaz puede funcionar con cualquier software gracias a los drivers ASIO y Core Audio que incorpora y aseguran que trabajarán con otras compañías para que abran su software para ser compatible con su hardware en el terreno del DVS, aunque eso nunca llega a suceder.

Native Instruments por su parte desarrolló tras la escisión su propio sistema DVS, Traktor Scratch Pro, un sistema DVS cerrado de gran precisión y estabilidad que únicamente funciona usando su propio interfaz (actualmente el interfaz A6 y el A10, así como el mixer Kontrol Z2 que integra un interfaz de audio) y vinilos de control. Native Instruments también ha certificado a algunos fabricantes como Mackie y Pioneer para fabricar mixers con interfaces de audio que pueden funcionar con su sistema de control por vinilos.

N2IT demandó posteriormente a Native Instruments alegando que fruto de la colaboración entre ambas empresas Native Instruments era conocedora de tecnología patentada por N2IT y que había usado sus conocimientos en dicha tecnología para desarrollar su propio sistema de DVS. La demanda finalmente se cerró con un acuerdo entre ambas compañías según el cual Native Instruments debe pagar una cantidad de dinero a N2IT por cada copia de Traktor Scratch Pro que venda. Este es además uno de los motivos por el que Native Instruments sigue comercializando de manera separada Traktor Pro, que no tiene capacidad DVS,  y Traktor Scratch Pro, que sí la tiene. Si existiera una única versión de Traktor, y esta tuviera capacidad de control por vinilo, NI debería pagar a N2IT por todas las copias de Traktor que venda, independientemente de que los usuarios estuvieran o no interesados en controlar vinilos con el software.

Esta viene a ser la historia oficial de los sistemas DVS, aunque algunas otras personas y empresas claman cosas diferentes, y curiosamente la mayor parte de ellos aseguran haber realizado investigaciones durante el mismo lapso de tiempo. Por ejemplo el músico y productor RZA aseguraba en una entrevista de 2007 que financió las investigaciones que dieron lugar a la creación de los sistemas de control por vinilo. Por las descripciones, momentos y lugares que RZA nombraba parece ser que se refería a un sistema mecánico desarrollado por Andre Rickli en Berna, Suiza y que es similar a lo que años después lanzó Tascam mediante un sistema óptico, el TT-M1, aunque durante la redacción de este reportaje no he podido averiguar si hay relación entre ambos productos. Por otra parte, Chris Bauer estuvo trabajando en algo llamado Spacedeck Project en 1998, un sistema de vinilos codificados muy similar al creado por N2IT y que utilizaba código de tiempo SMTPE. Aunque Chris Bauer detuvo el desarrollo de su sistema durante un tiempo al estar trabajando en otros proyectos, al ver lo que N2IT anunció con Final Scratch y la enorme similitud con su proyecto, trató de contactar con ellos y al ser ignorado planteó alegaciones a la patente de N2IT, aunque no le sirvió de nada. Otro ingeniero, Steven Carroll, diseñador de los mixers Intimidation, proclama también haber trabajado en un sistema de vinilos con código de tiempo a finales de los 90, e incluso haber mostrado su proyecto a la empresa Roland bajo un acuerdo de confidencialidad. Roland rechazó embarcarse en el proyecto, aunque Steven sospecha que pudo estar implicada en el robo de su idea y explica que no le parecería extraño que le robaran la idea puesto que en aquella época el espionaje industrial estaba a la orden del día y ya sufrió el plagio de los diseños de varios mixers por parte de otras marcas. Para cubrirse las espaldas, Steve West de Serato, siempre ha proclamado que sus sistema de control por vinilos conocido como NoiseMap es una invención propia a partir de las investigaciones que desarrolló junto a A.J. Bertenshaw a partir del año 2.000. Steve y A.J. tienen patentado su propio sistema y nunca han querido entrar en disputas con N2IT ni presentar alegaciones a las patentes de estos. Que se sepa, N2IT tampoco ha querido litigar nunca contra Serato.

Otros sistemas DVS

Final Scratch y Traktor no son los únicos sistemas. La mayoría de los desarrolladores de software para DJs han ido incluyendo en sus programas la capacidad de controlar el audio mediante un vinilo codificado, ya fuera desarrollando su propia tecnología o licenciandola de otros. Aquí os ofrecemos un resumen de los diferentes sistemas:

- Ms. Pinky: desarrollado como patch autónomo de  MAX/MSP, este sistema semi-abierto (permite cualquier interfaz pero solo funciona con sus vinilos) ha supuesto la solución más low cost para DJs con presupuesto limitado que querían probar los sistemas DVS. Por apenas 65€ se puede adquirir el software y dos vinilos cuyo sistema de código de tiempo es tecnología de desarrollo propio. Su software además puede cargarse dentro de Live gracias a MaxForLive y también en cualquier host VST gracias a que está disponible también en formato plugin, lo que permite añadir unos scratches en tiempo real a cualquier producción. Para terminar de rizar el rizo, es capaz incluso de mezclar video. En su contra, una interfaz modular que además de poco intuitiva se mueve entre el feísmo y lo kitsch y una complejidad poco recomendable para el DJ medio. Más info en: http://www.mspinky.com

- Torq: M-Audio decidió introducirse en el mundo de las mezclas para DJs y lo hizo con el software Torq. Decidieron incluir la capacidad de control por vinilo y para ello licenciaron la tecnología de código de tiempo de Ms.Pinky. Este software nunca tuvo un éxito masivo, a pesar de ello M-Audio fue demandada curiosamente por N2IT (en lugar de demandar a Ms.Pinky) cuando aún formaba parte de Avid, aunque finalmente N2IT retiró la demanda, nunca quedó claro si porque desistieron o porque llegaron a un acuerdo secreto. Cuando M-Audio dejó de ser parte de Avid y pasó a ser parte de InMusic decidieron dejar de comercializar Torq, seguramente porque en ese mismo grupo empresarial está Numark, que también comercializa un software para DJ’s... también licenciado de otra marca.

- Serato Scratch Live: Serato Audio Research es una compañía de Nueva Zelanda que desarrollaba plugins de audio para Protools, con especial éxito entre empresas de cine y televisión. En el año 2002 presentaron Scratch Studio Edition, un plugin para Protools que permitía hacer scratches en tiempo real empleando un plato con vinilo codificado. En 2004 y en colaboración con la empresa norteamericana de hardware de audio profesional Rane lanzan Serato Scratch Live. En este acuerdo Serato desarrolla el software y Rane se encarga de fabricar el hardware y de distribuir en exclusiva el conjunto. Realmente el software se puede descargar gratuitamente desde la web de Serato, pero la exclusividad con Rane hace que el software sólo pueda funcionar usando hardware desarrollado por Rane, así como también usar exclusivamente su propio sistema de vinilos de control, estamos pues ante un sistema cerrado. El primer interfaz para Serato Scratch Live fue el SL-1, un sencillo interfaz USB 1.1 a 44/16 con capacidad para conectar dos platos y que inicialmente no podía ni usarse para algo que no fuera Scratch Live debido a la falta de drivers, posteriormente recibió drivers Asio aunque nunca obtuvo drivers Core Audio. No obstante, a pesar de usar una interfaz tan aparentemente básica y un software con un diseño espartano, Scratch Live demostró una estabilidad, solidez, precisión y facilidad de uso que le hizo obtener rápidamente numerosos seguidores, sobre todo entre turntablistas. Rane lanzó dos mixers que incluían en su interior el interfaz de audio, el TTM-57SL y el MP4, y posteriormente fueron llegando nuevas versiones del interfaz de audio (SL-2, SL-3 y SL-4) con más resolución de audio y mayor cantidad de entradas y salidas. Los dos productos estrella actuales son las mesas de mezcla con interfaz incorporado Rane-68 y Rane-61. Los precios van desde los 500 euros del interfaz más barato a los 2000 de la Rane-68.

Serato ha desarrollado para Scratch Live el plugin Video-SL que permite mezclar video usando los platos, y ha abierto el software a poder ser usado en combinación con controladores MIDI para funciones como efectos, cues o su sampler. El último gran añadido a Scratch Live fue The Bridge, que permite el uso conjunto de Scratch Live con Ableton Live, aunque no ha tenido el éxito que la compañía esperaba. Más info en http://www.serato.com

- Virtual DJ Pro: Atomix incorporó en la versión completa de su software Virtual DJ la función de control por vinilo, y lo hizo de forma totalmente abierta. Virtual DJ permite el uso de cualquier interfaz y de prácticamente cualquier tipo de vinilo (a pesar de que comercializa los suyos propios). No obstante determinados tipos de vinilo combinados con interfaces baratos dan resultados de fiabilidad desigual. La principal pega de Virtual DJ es su elevado precio, solamente el software tiene un coste de 250€, a esto hay que añadir el coste de la interfaz de audio y de los vinilos de control. El gasto total resultante (como mínimo 450 euros) hace que muchos usuarios se planteen si merece más la pena un sistema cerrado donde se garantice que todo esté más calibrado y con mayor fiabilidad. Más info en http://www.virtualdj.com

- Numark CUE: Este software no es más que una versión licenciada de Virtual DJ para Numark. La única diferencia es que si lo deseas Numark te vende su propia interfaz de audio para DVS y sus propios vinilos de control.

- DJDecks: Este completo software fue desarrollado por un único programador, Adion, que creó el solito un software con capacidad de usar vinilos de control de cualquier formato y con cualquier interfaz de audio. DJDecks se hizo popular porque además costaba únicamente 80€ y llegó a tener durante algunas temporadas ofertas por las que se podía comprar únicamente por unos 30€. Características importantes como la posibilidad de mezclar video, de cargar plugins VST o de personalizar su aspecto mediante plugins, terminaron de ayudar a popularizar este software. Inicialmente solo estuvo disponible para Windows, aunque sus últimas versiones fueron lanzadas también para OSX. Actualmente ya no puede adquirirse este software debido a que su desarrollador ha sido contratado por Atomix para unirse al equipo de desarrollo de la próxima versión de Virtual DJ, que será la 8.

- PCDJ Dex: versión licenciada de DJDecks para la empresa PCDJ. Es exactamente el mismo software, únicamente ha sido personalizado con skins.

- Cross: sistema desarrollado por la compañía francesa Mixvibes. Permite el uso de diversos interfaces además de los que ellos mismos venden, aunque únicamente se controla con sus propios vinilos. El software es bastante barato para la estabilidad que tiene, 79€ y los vinilos de control se venden por 9€ la unidad. Como curiosidad destacar que a partir de Cross la compañía Mixvibes desarrolló Rekordbox para Pioneer, el software de análisis y gestión de librerías musicales para sus reproductores digitales. Más info en http://www.mixvibes.com

- Deckadance: desarrollado por Image Line, compañía popular por desarrollar Fruity Loops. Uno de los programadores implicados en la primera versión de este software fue el tristemente fallecido programador español Arguru. Deckadance es totalmente abierto, permite el uso de cualquier interfaz y vinilo de control (aunque con algunos solo permite modo relativo) y es relativamente barato, 75€. Al igual que Ms. Pinky puede usarse como plugin VST, y de esa manera puedes scratchear en tiempo real en cualquier producción. Su punto débil es la interfaz, algo extraña de usar y con espacio desaprovechado. Más info en http://www.image-line.com/documents/deckadance.html

- xwax: este software se desarrolla exclusivamente para Linux, inicialmente se comenzó a desarrollar en 2006 como software propietario, para al año siguiente ser lanzado bajo licencia GNU. Puede funcionar con los vinilos de Serato y Traktor, así como con cualquier interfaz de audio. Su principal problema es la interfaz de usuario, o mejor dicho su ausencia, ya que el programa prácticamente se arranca y configura en su totalidad mediante línea de comando. No obstante, como todo lo gratis, recomiendo encarecidamente probarlo. Más info en http://www.xwax.org

- Mixxx: otro software gratuito bajo licencia GNU, inicialmente desarrollado para Linux, aunque posteriormente las versiones de Windows y OSX vieron la luz. Utiliza la tecnología de xwax para incorporar las funciones de control por vinilo, así que es totalmente abierto. Puedes encontrar más info sobre Mixxx en este artículo que publicamos recientemente o en su web oficial http://www.mixxx.org

- Quad: desarrollado por Schaack Audio Technologies, este software permite pinchar con hasta cuatro platos con control por vinilo utilizando cualquier interfaz de audio y vinilos propios. El software cuesta 89€ y ese precio incluye 4 vinilos de control. A pesar de que no es un software muy popular, ha obtenido muy buenas reviews en diversas publicaciones y por lo que se refleja en su foro proporciona un buen nivel de satisfacción a sus usuarios. Más info en http://www.schaack-audio.com

Algunos consejos finales

Si no has pinchado nunca en tu vida, no empieces pinchando con un sistema de control por vinilos codificados. El motivo es muy simple: no merece la pena que aprendas a manejar unos platos y que te gastes dinero en unos solo para usar este método. Además, por barato que sea el sistema DVS que compres, solo merece la pena si te compras unos buenos platos, y eso siempre vale dinero, como mínimo te gastarás 700€ en un par de platos. Si es la primera vez que pinchas  trata de adquirir un controlador, te costará mucho menos dinero y también mucho menos trabajo aprender a manejarlo, y empezarás antes a disfrutar de pinchar. En caso de que descubras que ser DJ es algo importante en tu vida (aunque solo sea para tus ratos libres), ya te puedes plantear pasar a algo como esto. 

Si ya tienes experiencia como DJ y tienes unos platos, adelante, estos sistemas te harán seguir disfrutando de tus platos y podrás seguir empleando para pinchar las técnicas que ya conoces. Si puedes gastarte sin problemas cerca de 500 euros, te aconsejo que directamente vayas a un sistema cerrado, Serato o Traktor, cualquiera de los dos funciona muy bien en el aspecto puro y duro del control por vinilo y no dan apenas problemas. Si el dinero no te llega, tendrás que probar con los sistemas abiertos, que son generalmente más económicos y que quizá te permitan usar un interfaz de audio que ya poseas.

Etiquetas: discjockey, vinilo
Teo Tormo
EL AUTOR

He trabajado como productor musical y discjockey. Desde hace años investigo y analizo la tecnología musical aplicada al DJ, buscando siempre las herramientas más innovadoras y observando su impacto en la industria musical.

¿Te gustó este artículo?
39
Comentarios
  • 1
  • 2
  • #1 por djizann el 26/12/2012
    muy bueno recordar la muvie ajajajja!!!!!
    eres un crak altcala!!!! :campeon:
  • #2 por ak-47 el 26/12/2012
    grandioso!
  • #3 por davidardila el 26/12/2012
    Siempre me había preguntado como funcionaba este sistema, y mira ahora!!

    Muy bueno ;)
  • #4 por djzurdo el 26/12/2012
    Muy buen artículo Teo....

    Como curiosidad, resaltar que los CDS con Timecode de Native Instruments, para que los lean bien el Traktor, no es recomendable utilizar los CDJ100, ya que la señal de salida de linea es pésima y provoca muchos fallos, con lo cual se para la reproducción constantemente.

    Con los demás reproductores, no he tenido problema alguno.
  • #5 por undersoul el 26/12/2012
    me quedo con Rane Serato! sin duda.. en todos mis años trabajando en escenarios, clubs y festivales, 98% de los rock stars usan Serato... no será el que tiene más funciones a nivel de software, pero es como una piedra, no falla ni se rompe jamás..
  • #6 por Homerbailon el 26/12/2012
    Muy buen articulo, solo una pega, en los consejos, si un novato le gustan los platos, hay time code muy baratos y que para casa estan muy bien.

    Yo empece con el djdecks que era gratuito, y los vinilos del virtual dj, pase al torq, deckadance hasta llegar al traktor.

    Con un controlador, como recomiendas, puedes hacerlo igual o mejor que con unos vinilos/cds, pero creo que es otro concepto de mezcla.
  • #7 por Alexmx03 el 26/12/2012
    Yo ya utilizaba vídeo con ms pinkie en 2002, y no es un sistema cerrado del todo, ya que recuerdo que también se podían utilizar discos de Torq. Ahora mismo no puedo asegurarlo, pero me suena que es anterior a Final Scratch.
  • #8 por loomy el 26/12/2012
    Que recuerdos, parece que fué ayer, pero la primera vez que vi final scratch instalado en un vaio, en una féria de sonido en el año 98, le dije al comercial que estaba en el stand..."eso no puede ser lo que parece", me volví loco y lo compré al momento. Aunque tuve que esperar porque era una beta...no me daba llegado el día.
    Ahora es algo muy habitual pero por aquel entonces suponía una auténtica revolución poder pinchar tus tracks, remixes o scratch sentences como si estuviesen grabadas en el propio vinilo.
    Lo llevo usando desde la primera versión y para mi es el producto más revolucionario e innovador que ha salido para djs en todos los años que llevo con los platos a vueltas que ya son muchos.
    Aquellas primeras versiones aun tenían mucha latencia, pero se lo perdonábamos con tal de tener toda la música a mano en el portatil y solo con dos vinilos para asi no tener que cargar los 50 kilos de discos.
    Hoy por hoy traktor tiene una respuesta asombrosa y con los vinilos mkII aun más.
    Para mi ha sido la mejor compra que he hecho nunca.
    Larga vida al timecode!

    Un saludo.
  • #9 por lolorido el 26/12/2012
    Buen artículo
    Aunque el desarrollo de Final Scratch lo hizo la compañía N2IT, John Acquaviva y Richie Hawtin (ambos copropietarios y fundadores de Plus 8 ).
    De hecho la presentación del Final Scratch en España la hizo Richie Hawtin, en Madrid, que vino dos veces a la discoteca que hay en el Aqualung (se nota que no soy de Madrid :desdentado: )
  • #10 por mider el 26/12/2012
    Fantástico artículo. Solo apuntar que Virtual dj, también reproduce vídeo.
    Sabía que FS en sus inicios funcionaba con Debian, pero lo de Beos, me ha dejado a cuadros. Es un SO que siempre me ha fascinado y de vez en cuando voy siguiendo de reojo el proyecto Haiku. Me imagino que fue una estrategia de Be inc. para intentar entrar en el mercado del dj, ya que había demostrado unas cualidades soberbias en labores multimedia. Una pena que no llegase a más por culpa de Palm.

    Recuerdo el artículo en la revista Deejay. Era como decir "El futuro ya está aquí"

    Cuando salió Dj Decks me lancé a probarlo, ya que era la forma barata de usar vinilos de código de tiempo. Mucha gente decía que le funcionaba genial, pero con mis vinilos de FS 2 (aún los tengo por ahí) y la tarjeta ESI U46Dj, tuve más quebraderos que otra cosa, hasta que salte a Traktor scratch.
  • avatar
    #11 por --428393-- el 26/12/2012
    muy interesante,gracias.
  • MOD
    #12 por Teo Tormo el 26/12/2012
    Agradezco mucho los comentarios positivos, es un artículo que me ha llevado mucho trabajo, especialmente de documentación, y a pesar de ello ha habido muchas cosas que no he contado porque creo que se podría llegar a considerar aburrido o que la gente sencillamente no terminara de leerlo. Pero he disfrutado mucho escribiéndolo Os contesto a algunas cuestiones:
    #6 no es un por una cuestión del precio del sistema timecode, es por lo que te puedes llegar a gastar en platos. Yo no tengo duda alguna de que es un sistema cojonudo, pero un principiante quizá se gaste un pastón en platos y luego vea que no le gusta pinchar, y se ha comprado un par de platos que solo valen para... pinchar. Aunque yo nunca me arrepentiré de tener dos Technics.

    #7 respecto al tema del desarrollo, para ser exactos Final Scratch lo desarrollaron a nivel de ingeniería dos ingenieros holandeses que además tenían experiencia como DJs, de hecho la patente está a nombre de uno de ellos. El posterior interfaz Scratchamp 2 lo desarrolló otro equipo de ingenieros distintos, si no recuerdo mal norteamericanos. Tengo los nombres de todos los ingenieros en varios documentos que he recopilado por la red, pero no te los puedo dar en este momento porque no los tengo en el portátil, que es lo que estoy usando para escribir. El papel de John Acquaviva y Richie Hawtin fue más bien de poner dinero e ideas en el desarrollo, y concretamente el de Acquaviva el de dirigir el rumbo de la empresa (de hecho en el reportaje le cito como CEO de la empresa), así como aportar su imagen al producto, pero a nivel de ingeniería no hiceron nada (que se sepa). Tampoco es la primera vez que se cree que Hawtin participa en la invención de algo, cuando realmente lo único que hace es contratar ingenieros y darles dinero. No quiero decir que eso sea algo malo, al contrario, es loable financiar el desarrollo de nuevas tecnologías, pero no hay que confundirlo con el auténtico trabajo de ingeniería o invención.

    #7 Torq es posterior a Ms.Pinky, y puede usar sus vinilos porque son los mismos, la tecnología de Timecode de Torq está licenciada de la de Ms.Pinky, de hecho lo dice claramente en su web. Por eso puedes usar los vinilos indistintamente.
    1
  • #13 por lolorido el 26/12/2012
    Vuelvo a agradecerte el tiempo dedicado al escrito pero sólo quería apuntar que Richie Hawtin tuvo que ver en este producto, ya que no lo mencionas en el artículo. También recordar que Hawtin en aquellos años no es lo que es ahora (que cada uno lo interprete cómo quiera), y no creo que su papel fuera muy diferente al de su amigo, ya que a nivel de innovación e inquietud Richie le pasa(ba) por encima a Aquaviva. Obviamente si no eres ingeniero, no vas a poder desarrollar nada relacionado con la ingienería, aunque las ideas, que fue lo que aportaron estos dos , son muy importantes, de hecho, son la esencia de cualquier proyecto, aunque muchas veces la idea original se diluye al desarrolarlo.
  • #14 por dj wolfy el 26/12/2012
    muy bueno. Se agradece una explicación de esta calidad. :D
  • #15 por Manu Ache el 26/12/2012
    Agradecido es poco, aunque no me lo he leido del todo, el valor de artículos como este y más en nuestra lengua, es todo un lujo, muchas gracias Teo de nuevo!!
    1
  • #16 por WEEEICH! el 26/12/2012
    Excelente artículo. Ya nadie tendrá disculpa para no saber que es eso del time-code...

    WEEEICH!
  • #17 por DANNY DESNA el 27/12/2012
    Muchas gracias por este articulo !!!
  • #18 por m0n0l0c0 el 27/12/2012
    Que grande trabajo de investigación, además da gusto leerte.
    Es estupendo que quede gente que haga estos reviews tan cojonudos.
  • #19 por Nogasi el 27/12/2012
    Como te lo curras Teo =D>
  • #20 por h_herrero el 27/12/2012
    En su día llegué a hacer experimentos de todo tipo, grabar time code en cds, en cintas, en minidisk... y meterlo por linea de la tarjeta interna del portátil que tenía entonces, para nada porque después no lo usaba pero vamos que con vdj siempre funcionaba mas o menos bien jjajaj. No se porqué tenía entendido que el tc que se usa es Midi time code o está basado en él, algo así recuerdo.
  • #21 por Irwin J. Cespedes el 27/12/2012
    Magnífico artículo altcala! :teclear: =D>

    Interesante el hecho de ver como un software paso a ser parte de la revolución actual del mundo del DJing.

    Y habalando de memorabilia, que tal ver a John Acquaviva demostrando a Final Scrtach en las maquinas VAIO, http://www.youtube.com/watch?v=f8HzprRrSiw, http://www.youtube.com/watch?v=zFyOJGVlbdo

    Par de vídeos muy interesantes, el primero por ver a Carl Cox totalmente ilusionado con el artilugio, y el segundo por ser un dossier de la época...
    1
  • #23 por flat el 27/12/2012
    ¡¡¡Joderrrr, fantastico articulo, eres un maquina, gracias por aportar tanto brother !!!
  • #24 por Frank Sinrrata el 28/12/2012
    5* al autor del post,entre este y los de traktor se merece mis dies!!
  • #25 por Mr Cliff el 29/12/2012
    Un apunte entre el Traktor Final Scratch y Traktor Scratch hubo una versión llamada Traktor DJ Studio, que ya incorporaba algún efectillo y se podían hacer mapeos midi. Manejar aquel sofware con la Ecler Nuo4 era lo que hoy se hace con los control X1 pero en plan primitivo...

    Muchas gracias Teo, siempre en la pomada.
  • 1
  • 2