pequeño tutorial de microfonia en español

#1 el 05/09/2006
Publicidad
:D hola chicos aqui va MAGIX

Aparte de la importancia de conseguir un sonido natural para cada instrumento y el sonido ambiental sean naturales, también es importante utilizar el tipo micrófono adecuado para cada instrumento.

Vale la pena intentar ser lo más profesional posible en la realización de tus grabaciones, puesto que conseguirás así facilitar el proceso de edición y masterización al tiempo que conseguirás mejores resultados. Hablando de profesionalidad, la mayoría de los micrófonos que te recomendamos aquí son modelos profesionales que ofrecen altas prestaciones y que, por ello, resultan en su mayoría bastante caros. Simplemente queremos mostrarte las mejores opciones que hay en el mercado y dentro de cada categoría te indicamos también una opción significativamente más barata que te servirá para cumplir con tus propósitos si el presupuesto no te da para más. Un ejemplo de un micrófono bueno y económico es el Shure SM-57, que te servirá en varias ocasiones.

Ten en cuenta que no es necesario grabar cada instrumento por separado. La separación acústica se puede conseguir a menudo colocando en el estudio de grabación cada instrumento de forma adecuada con el micrófono correcto.

Antes de entrar en la colocación para cada instrumento y micrófono de forma individual, vamos a ofrecerte un resumen de los diferentes tipos de micrófonos y sus características individuales

Qué es exactamente un micrófono? ¿Y qué relación tiene con las características de directividad o cardioides? Si todavía no conoces la respuesta a estas preguntas, has llegado al lugar adecuado. A continuación te ofrecemos la principal información que necesitas:


El micrófono es, seguramente, el componente de grabación más básico, es un transformador de sonido. Su función es transformar ondas de sonido en señales eléctricas.

Información básica

Todo micrófono contiene una membrana integrada que se estimula mediante movimientos en el aire. El movimiento de esta membrana se convierte en una señal eléctrica. El modo de conversión de este movimiento es, básicamente, lo que marca la diferencia entre los distintos tipos de micrófonos. Existen dos tipos de micrófonos de especial importancia. En ambos casos, la directividad desempeña un papel importante:

Un micrófono de condensador es, básicamente, el clásico micrófono de estudio. Representa el tono/sonido de una forma muy clara y natural y con una calidad excelente. Posee una calidad de grabación realmente alta en altas áreas de frecuencia y ofrece una mejor respuesta de frecuencia que los micrófonos dinámicos.


Micrófono de condensador


El micrófono de condensador funciona según el principio electrostático (por ello, se llama también "micrófono electrostático"). Prácticamente no hay distorsión y, si la hay, es a causa del amplificador del micrófono.

Por ello, los micrófonos de condensador se utilizan con frecuencia como micrófonos ambientales (overhead) para, por ejemplo, grabar hi-hats para los sets de batería. También se utilizan para captar "ambiente"

Cómo funciona un micrófono de condensador? Las ondas de sonido que crean los instrumentos o la voz humana llegan hasta el micrófono y ponen la membrana antes mencionada en movimiento. La membrana consiste en una lámina con sólo unos 1-10 micrómetros de grosor, con capacidad conductiva, que puede ser de diversos tamaños. (Un micrómetro es = milésima parte de un milímetro y se representa con el símbolo "µm"). La membrana, junto con un electrodo fijo, forma un condensador.

El electrodo se encuentra a la vez a unos 5-50 micrómetros de un segundo electrodo ("contraelectrodo"). Cuando la membrana se pone en movimiento, la capacidad entre ambos electrodos varía, produciendo así diferentes señales eléctricas.

De ahí viene también el nombre "Micrófono de condensador". Sin embargo, este micrófono tiene una desventaja frente al micrófono dinámico: ambos electrodos deben cargarse constantemente. Esto se puede hacer mediante una batería interna o utilizando una fuente externa. Ambos métodos resultan en todo caso poco prácticos. Hoy en día, lo más común es cargar los micrófonos de condensador mediante la llamada "alimentación fantasma", es decir, directamente desde la mesa de mezclas.



Micrófono dinámico

Los micrófonos dinámicos funcionan según un principio de inducción electromagnética y, por ello, se les llama también electrodinámicos. Son capaces de producir una presión acústica significativamente mayor a la de los micrófonos de condensador y por esta razón se utilizan a menudo para la grabación a corta distancia de percusión, donde se produce una gran presión acústica.

Los micrófonos dinámicos funcionan según el principio de inducción, dicho principio describe cómo se produce (=induce) un voltaje a través de un conductor situado en un campo magnético variable. Existen dos tipos principales de micrófonos dinámicos, según el tipo de conductor utilizado:


-El micrófono de cinta (ribbon). Aquí el conductor es la membrana del micrófono.
-El micrófono de bobina móvil. Aquí el conductor consiste en una bobina móvil fijada en la membrana.

Tipo 1: Micrófono de cinta (ribbon)

La membrana del micrófono en este caso tiene una anchura de 2-4 milímetros y un par de centímetros de longitud, y se conoce como la "cinta". Se encuentra fijada entre dos imanes y sólo se puede mover dentro de un margen de unos pocos micrómetros.

Gracias a la membrana tan ligera, la sensibilidad del micrófono es muy buena y la calidad del sonido se puede comparar a la de un micrófono de condensador, al menos, cuando no hay viento que pueda causar interferencias en el movimiento de la cinta. Ejemplos de micrófonos de cinta utilizados comúnmente son el Beyerdynamic M160 o el M130 del mismo fabricante

Tipo 2: Micrófono de bobina móvil

La bobina móvil situada junto a la membrana se encuentra también dentro de un campo magnético. Cuando las ondas de sonido llegan a la membrana, mueven la cinta dentro del campo magnético. Por ello, la membrana en los micrófonos de bobina y, en concreto, sus dimensiones, influyen de modo importante sobre el tipo y el modo en el que se transmitirá la señal de sonido.

Los micrófonos de bobina móvil presentan, en comparación con los micrófonos de condensador o los de cinta, una peor conductividad. Asimismo, la respuesta de frecuencia no resulta tan lineal como en otros tipos de micrófonos.

Aún así, los buenos micrófonos de bobina móvil se utilizan a menudo en los estudios profesionales, puesto que ofrecen una buena calidad de sonido, no provocan mucha distorsión incluso a altos niveles y son bastante robustos. Para las grabaciones sobre el escenario o en exteriores se utiliza, casi exclusivamente, este tipo de micrófonos.

Los fabricantes desarrollan a menudo micrófonos de bobina móvil para su utilización en un área concreta, entre otras cosas, por no poder conseguir una respuesta de frecuencia lineal. Por ello el modelo D112 de AKG o el M380 de Beyerdynamic resultan especialmente idóneos para la grabación de instrumentos con sonidos profundos (bajo, batería). El SM58, por contra, es un micrófono para voz y el Shure SM-57 resulta adecuado para la grabación de distintos instrumentos

Directividad

Seguramente conoces esta característica por la TV: imagina que se entrevista a un deportista nada más acabar su ejercicio, el periodista le acerca el micrófono y cuando llega el turno de formular la siguiente pregunta olvida volvérselo a acercar a él mismo, con lo que no podemos percibir claramente su pregunta. La explicación de este fenómeno reside en la característica de directividad del micrófono.

La directividad describe el tamaño, el alcance y la forma del área dentro de la que el micrófono es capaz de percibir ondas de sonido. Dicho de otro modo: un micrófono reacciona ante ondas de sonido en diferentes formas y direcciones.

Además del tipo de micrófono, también es importante saber qué micrófono es el adecuado para la grabación de cada instrumento determinado. La directividad de un micrófono viene determinada, entre otras cosas, por la construcción del mismo y puede variar sólo dentro de unos límites concretos.

Según la característica de directividad se puede diferenciar entre varios tipos de micrófonos como, por ejemplo, los micrófonos sin directividad, es decir, que captan sonido desde cualquier dirección y, por ello, se llaman también omnidireccionales.

Luego están los Micrófonos con directividad, que a su vez pueden subdividirse en los siguientes tipos:


--Micrófono Cardioide. Recoge preferentemente el sonido procedente de una determinada dirección, también se le conoce como micrófono unidireccional. El sonido que viene desde la parte de detrás del micrófono no se registrará. Es probablemente el tipo de directividad más común.

--Micrófono Supercardioide o Hipercardioide. Son micrófonos unidireccionales similares a los cardioides, pero con mayor sensibilidad en el área frontal y con una pequeña área de sensibilidad en el área posterior.

--Micrófono Bidireccional o en forma de 8. Recoge sonidos procedentes desde dos direcciones, normalmente opuestas.


Otros factores a tener en cuenta durante el trabajo con micrófonos

En la grabación de música en un estudio de música virtual, además de la utilización de los instrumentos y micrófonos adecuados y de calidad, es también importante la sonoridad de la sala. Por ejemplo, la percusión no se percibe igual en salas grandes o abiertas que en otras más pequeñas.



Percusión I: Bombo y caja

Más que con cualquier otro instrumento, resulta muy importante en el caso de la grabación de percusión que la sonoridad de la sala sea buena. Hay que saber qué es todo lo que ocurre al rededor de la batería: ¿es el sonido limpio y claro o hay demasiada reverberación?, ¿con qué intensidad rebota el sonido de, por ejemplo, los platillos, desde las paredes y techo?

Lo mejor sería una sala con techo alto, con al menos dos metros de distancia entre los platillos y el techo. Así se puede reducir el eco indeseado y los micrófonos recogen mejor el sonido de los platillos. Por otra parte, una sala tampoco tiene que resultar demasiado "seca", es decir, reduciendo demasiado el eco. Por ello, es también el suelo muy importante. Para salas con techos altos, aconsejamos, a ser posible, suelos de madera preferentemente a suelos con moqueta. Si no se cuenta con un suelo de madera, también puede servir una placa del mismo material.

En salas con techo bajo se tendrá que amortiguar en todo caso el techo, el suelo no es necesario, puesto que este refleja características importantes del sonido que, de otro modo, no se recogerían. En cualquier caso, deberás escoger adecuadamente la posición de la batería, también probando diferentes posicionamientos dentro de la misma sala. Se puede obtener un buen sonido cuando los tambores se encuentran a diferentes distancias de la pared, es decir, en posición asimétrica. En general, se puede decir que para música pop son más adecuadas salas más "vivas" donde se percibe más eco, que salas más "secas" que resultan más apropiadas para jazz.

Además, la batería (como cualquier otro instrumento) deberá estar bien afinada, ¡no sólo los tambores entre sí, sino también todos ellos con respecto el resto de instrumentos!


Posicionamiento de los micrófonos

Al igual que ocurre con el resto de instrumentos, también en el caso de la batería cada tambor necesitará un micrófono por separado. A menudo se producen interferencias entre los diferentes canales de micrófonos, es decir, reciben influencias unos de otros. (Si esto sucede, el sonido de un instrumento se puede escuchar en el canal del micrófono de otros instrumentos.) Por ello, es también muy importante utilizar los micrófonos adecuados para los diferentes instrumentos de percusión y colocarlos en la posición correcta.

Cada micrófono se colocará, dicho de forma muy general, muy cerca de uno de los tambores. De este modo, la presión del sonido contra el micrófono será muy alta, de ahí que se recomiende la utilización de micrófonos dinámicos para tambores grandes, mientras que para los platillos resulta más adecuado un micrófono de condensador.

Por ello, aconsejamos para la grabación de batería, sobre todo para los timbales y la caja, micrófonos dinámicos, puesto que estos perciben la presión acústica en menor medida que los micrófonos de condensador. Para los platillos se utilizan mayoritariamente micrófonos de condensador (como micrófonos overhead).


Bombo

Por supuesto, esto también se aplica al bombo que, muy a menudo, constituye la base de las bajas frecuencias para la grabación. Este tambor produce bajas frecuencias pero un alto nivel de sonido (hasta 150dB).

Por ello, lo mejor en estos casos es utilizar un micrófono dinámico con una membrana grande. Dicha membrana grande la tienen micrófonos como, p. ej., el ElectroVoice RE20 o el U47fet de Neumann. Otras posibilidades serían el D112 de AKG o el M380 de Beyerdynamic.

¿Dónde, pues, se tiene que posicionar el micrófono? Cuanto más cerca se encuentre el micrófono de la piel del tambor, más "impacto" tendrá en el sonido; mientras que si el micrófono se coloca lejos de la piel, el sonido será mucho más amplio.

Si el micrófono se encuentra alejado del bombo, el sonido sonará más espacioso, a la vez que se confundirá con el resto de instrumentos.

Los mejores resultados se consiguen, normalmente, con la combinación de dos micrófonos, colocando uno cerca de la piel del tambor y el otro dentro mismo (ver ¡Consejo! más abajo). El lugar exacto donde debes colocar estos dos micrófonos lo tendrás que descubrir tú mismo, prueba diferentes posibilidades, puesto que el sonido depende de muchos otros factores, como el tamaño de la sala, la calidad del suelo, etc.

Sin embargo, podemos decir de forma general que el micrófono delantero (cercano a la piel) debe estar situado a unos 15 centímetros de distancia y en un ángulo de 45 grados. Para esta combinación de micrófonos se pueden utilizar, por ejemplo: el EV RE20 para dentro y el Shure SM57 delante de la piel.

En los casos normales, se pierden determinadas áreas de frecuencia al utilizar la combinación de dos micrófonos, puesto que se produce una superposición. Sin embargo, si ambos micrófonos se colocan a una distancia de entre 40 a 50 centímetros, sólo se perderá el sonido dentro de un margen de 800 hercios, lo que no supone una alteración importante en el sonido del bombo.


Tres consejos más para obtener un sonido mejor

1-Escoge antes de la grabación una configuración adecuada para el ecualizador. De este modo, conseguirás una optimización del sonido y podrás durante la grabación reducir ligeramente los sonidos dentro de un área de entre 250 hasta 500 hercios, o aumentar los incluidos en un área entre 60 y 170 hercios.

2-Haz un agujero en la piel del bombo, si todavía no lo tiene, para conseguir un sonido más completo y corto. Este agujero no debería ser más grande que un pequeño platillo y ha de situarse en la esquina inferior derecha, a alrededor de 2,5 cm del borde.

3-El sonido del bombo también se puede amortiguar y hacer más amplio poniéndole cojines o almohadas dentro.


Caja

Puedes encontrar un par de dificultades a la hora de buscar el sonido perfecto para la caja de la batería. Resulta prácticamente imposible conseguir una posición óptima para el micrófono debido a la falta de espacio, a lo que hay que añadir la dificultad de la interferencia con el hit-hat.

Para evitar estos problemas, intenta variar la posición del micrófono hasta que consigas captar el sonido adecuado. En todo caso, el micrófono debería situarse a una distancia de alrededor de 4-10 cm desde la piel del tambor en un ángulo de 45 grados.

La mejor opción para una caja es, probablemente, un micrófono dinámico supercardioide como el MD-441 de Sennheiser. El ángulo del micrófono, junto con sus características supercardioides permite la minimización del sonido ambiental. Una alternativa sería la utilización de un micrófono dinámico cardioide como el Shure SM57.

Al igual que en el caso del bombo, se puede utilizar un segundo micrófono para la caja, que se tendría que colocar debajo, cerca de la cadena, para poder registrar el sonido clásico de la caja. No obstante, deberás asegurarte de que el primer micrófono no quede eliminado por el segundo. También en este caso, es importante que pruebes con diversas posiciones hasta conseguir el sonido adecuado.


continuara..... :lol:
Subir
#2 el 05/09/2006
Gracias Jerri
:)

No me haré mayor, me haré vintage, que queda más decoroso

https://soundcloud.com/tecnosintesis
http://bricostudio.blogspot.com/

Subir
#3 el 05/09/2006
timbales

El posicionamiento de los micrófonos en los timbales es similar al de la caja. Aunque cada timbal debe tener su propio micrófono. Lo que es importante es que cada uno de estos micrófonos sea del mismo tipo y del mismo fabricante. Esto es así, porque cada micrófono tiene su sonido propio y si se utilizan diferentes tipos de micrófonos, resultará imposible conseguir un sonido de timbales homogéneo. Los modelos a tener en cuenta son el Shure SM57 o el Sennheiser MD-441.

Uno de los micrófonos se debería colocar por encima del timbal, entre cinco y diez centímetros de distancia desde el borde del tambor. De este modo, el micrófono captará el sonido del propio timbal junto con el sonido del compás. Si los timbales están colocados cerca de los platillos, la directividad de los micrófonos será muy importante.

Si se utiliza un micrófono cardioide (SM57), se minimizará el sonido que viene desde la parte posterior y también el procedente desde una dirección de 180 grados. Sin embargo, el resultado es completamente diferente si se utiliza un micrófono supercardioide como el MD-441, que minimiza el sonido procedente de un ángulo de 135 grados. También en este caso, la mejor opción es probablemente probar con diferentes configuraciones para intentar encontrar la mejor para tus propias circunstancias. Puede que incluso sea necesario que modifiques completamente la posición de los platillos o los timbales.

Con respecto a la configuración del ecualizador, una reducción a una frecuencia de 400Hz puede resultar aconsejable. En general, el sonido de los timbales debería combinar bien con el resto de los tambores. Para canciones más suaves, puedes intentar una reducción de la gama 310-600Hz y, en otros casos, una reducción de la banda 800Hz.


hi-hat

La correcta elección de un micrófono para hi-hat depende del estilo de música que quieras tocar o del estilo propio de cada baterista. Si se trata de un estilo más suave o de un sonido más "duro", los micrófonos de condensador son la mejor opción, el Neumann KM84 o el AKG C 451 B, por ejemplo. Los micrófonos de cinta son también una opción. .

Si las canciones tienen una estructura más tosca pero deberían sonar más suaves, sobraría con un micrófono dinámico, como el Sennheiser MD-441 o el sustancialmente más barato Shure SM57.

El micrófono se debería colocar a unos 5-10 cm de distancia del plato hi-hat superior, asegúrate de que el sonido de la caja se escuche lo menos posible y de que puedas tocar el hi-hat de forma cómoda. Si colocas el micrófono apuntando a los dos platillos, sólo conseguirás un sonido distorsionado. Es importante que para el hi-hat desaparezcan todas las frecuencias por debajo de 600Hz.


Platillos

A diferencia de todos los tambores que hemos comentado hasta ahora, que requieren micrófonos en un área más cercana, los micrófonos para los platillos se tienen que colocar relativamente alejados de los mismos y por encima de ellos, es decir, como "overhead". La posición ideal sería a unos 180-200 cm sobre el kit de percusión.

De este modo, no se podrá evitar el sonido contaminante procedente de otros instrumentos, puesto que los dos micrófonos overhead recogen obviamente el sonido general de toda la batería. Junto con el resto de micrófonos, sirven para producir un efecto estereofónico general.

Para los estilos rock o dance el mejor micrófono para platillos es el micrófono de condensador, mientras que para pop o jazz se puede utilizar también un micrófono dinámico. En cuanto a la posición y configuración, existen varias posibilidades. Dos de las más habituales son Estereofonía AB y Estereofonía XY que, obviamente, tienen en cuenta la directividad de los micrófonos.

En el caso de la configuración AB, cada uno de los micrófonos se coloca directamente sobre el borde de cada patillo, mientras que en la configuración XY el micrófono de la izquierda apunta al platillo de la derecha y el micrófono de la derecha apunta al platillo de la izquierda.

En las siguientes páginas encontrarás información sobre los micrófonos que puedes utilizar con el resto de instrumentos de la banda, por ejemplo, la guitarra, el bajo, el teclado y la voz.





Guitarra acústica y eléctrica

A diferencia de la batería, que tiene que estar rodeada de micrófonos, puesto que está formada por diferentes instrumentos de percusión que deben estar afinados entre sí, el resto de la banda lo tiene mucho más fácil en cuanto a micrófonos se refiere. Sin embargo, también en estos casos hay que prestar atención a un par de aspectos. Empezaremos con la guitarra acústica, para luego pasar a la eléctrica.

Guitarra acústica

El tipo y forma en que una guitarra acústica emite su sonido es importante a la hora de escoger su micrófono. Los tonos bajos emiten eco dentro del cuerpo de la guitarra, mientras que las frecuencias altas se emiten directamente desde las cuerdas.

Dependiendo del sonido que desees obtener, deberás posicionar el micrófono de una forma determinada: directamente enfrente del puente o de la boca. La distancia entre el instrumento y el micrófono debería estar entre unos 20 y 50 centímetros.

¿Qué tipo de micrófono resulta en este caso adecuado? Para una grabación óptima del sonido son aconsejables los micrófonos de condensador. Si la membrana es pequeña, se conseguirá un sonido claro y brillante, mientras que si es grande se obtendrá un sonido más profundo.

Una segunda posibilidad sería utilizar un micrófono PZM (pressure zone microphone) que se coloca en el suelo, entre 1 y 2 metros de distancia. La ventaja de esta opción es que los sonidos no deseados procedentes de las cuerdas no se recogerán, proporcionando así un sonido más espacioso.

También puedes trabajar con una combinación de estas dos opciones, es decir, utilizando dos micrófonos omnidireccionales, uno delante del puente y el otro como micrófono espacial. Al mezclar la pista, el micrófono espacial tendría que estar unos 20dB por encima del micrófono del puente.

Guitarra eléctrica

Si tu guitarra no se puede conectar directamente a tu ordenador mediante una interfaz de audio USB (como la Tascam US-122, por ejemplo) existen otras posibilidades más "tradicionales" para grabar tu guitarra eléctrica.

Esto resulta especialmente útil cuando no quieres distorsionar el sonido auténtico de tu guitarra eléctrica, aunque dicho sonido se puede simular casi de forma perfecta mediante el efecto de audio "Amp Simulation".

Para la grabación de sonido "original" es también importante saber qué micrófonos utilizar y cómo colocarlos. A diferencia de la guitarra acústica, la eléctrica obviamente no se graba cara a cara con el instrumento, sino que el micrófono se tiene que colocar delante del amplificador.

El lugar exacto donde se coloca el micrófono (en el centro o a un lado del amplificador, cerca o alejado del mismo) es especialmente importante para las guitarras eléctricas con sonido distorsionado, puesto que las frecuencias más altas se encuentran estrechamente relacionadas. Por regla general, cuanto más cerca se encuentre el micrófono al amplificador, más importante será la dirección. La distancia desde el micrófono hasta el amplificador debería encontrarse entre los 5 y 20 cm.

Si tu guitarra no tiene distorsión, puedes colocar el micrófono enfrente del centro del altavoz. Sin embargo, puesto que las altas frecuencias de una guitarra distorsionada sobrecargan la mayoría de los micrófonos, es recomendable colocar el micrófono al borde del amplificador.

La elección del tipo de micrófono depende del nivel general de volumen de tu amplificador. Si el nivel de volumen es normalmente bajo o medio, lo mejor será un micrófono de condensador. Sin embargo, si el amplificador suena muy fuerte, necesitarás un micrófono más resistente, como el micrófono de condensador con membrana grande Audiotechnica 4050 o el Neumann TLM 103.

Puede que quieras intentar colocar un micrófono cerca del amplificador y otro a unos 2-4 metros de distancia en dirección hacia el amplificador, para así poder registrar un sonido espacial completo. También en este caso, lo más aconsejable es simplemente intentar diferentes combinaciones para ver con cual se obtiene mejor sonido. A parte de los micrófonos que ya hemos mencionado, puedes probar también con los micrófonos Sennheiser MD-421 o el Shure SM-57.

Con el ecualizador no puedes realizar correcciones drásticas en tu guitarra eléctrica. Te aconsejamos que reduzcas ligeramente la gama de 60-170 Hz. Si el sonido que obtienes resulta todavía demasiado "fino", intenta variar nuevamente la posición del micrófono delante del amplificador, puede que se encuentre demasiado hacia el centro, si es así, llévalo ligeramente hacia uno de los bordes del amplificador o reduce ligeramente la gama 3 KHz del ecualizador.



Bajo acústico y eléctrico

Existen diferentes posibilidades para grabar un bajo, puesto que existen también diferentes tipos de bajo.


Bajo acústico / Contrabajo

Entre las diferentes modalidades de bajo, se encuentra el bajo "old school", el bajo acústico y el contrabajo (utilizado normalmente para las grabaciones de jazz). El contrabajo tiene la desventaja de ser un instrumento muy pesado y de grandes dimensiones, que hace la grabación difícil, sobre todo si se trata de un escenario pequeño.

Afortunadamente, en el estudio no tenemos este problema, así que los micrófonos se pueden colocar de forma óptima para obtener una grabación adecuada. En el caso del bajo acústico, el sonido producido depende del lugar exacto donde el músico puntea las cuerdas. Esto puede dar resultado a una gran discrepancia en la resonancia (de +3 a +6 dB).

En cualquier caso, la distancia al micrófono no debería ser muy grande, unos 20 cm si el instrumento se está punteando. Sin embargo, si se están rasgueando las cuerdas, la distancia debería aumentarse hasta 55-70 cm. Naturalmente, la clave está en experimentar y probar diferentes posiciones.

Los micrófonos apropiados son los de condensador con grandes membranas y características cardioides, aunque los omnidireccionales también pueden funcionar (prueba con el U-87 o el KM-89). Para las grabaciones de jazz, normalmente son más aconsejables los micrófonos dinámicos, las diferentes posibilidades son el MD-421 y el MD-441 para un sonido más brillante

Bajo eléctrico

Básicamente, la posición del micrófono para el bajo eléctrico es la misma que para la guitarra eléctrica (ver más abajo). Micrófonos adecuados para bajo eléctrico son el Sennheiser MD-421 (dinámico) o el 441. Otras posibilidades son el EV RE-20 o el AKG C414. Todos ellos se pueden también, obviamente, utilizar para guitarras eléctricas.



Piano

En estudios profesionales normalmente te encontrarás con un piano de cola, preparado para ofrecerte una grabación de alta calidad. Sin embargo, desgraciadamente este no es siempre el caso y, en ocasiones, encontrar un piano de cola puede suponer todo un reto. En caso de no poder disponer de uno, un piano vertical podría ser una solución de emergencia. Otra de las alternativas a cualquier piano, puede ser un teclado electrónico con altas prestaciones, que normalmente contiene diversos pianos.



Otra de las ventajas de los teclados es que cuentan con una interfaz de audio electrónica y se pueden conectar directamente a tu ordenador mediante la entrada line-in y, al mismo tiempo, Sin embargo, si prefieres el sonido real, podemos darte un par de consejos que te resultarán de provecho. Para poder registrar todo el sonido de un buen piano, necesitarás dos o incluso tres micrófonos. La dirección y distancia de los micrófonos determinarán el sonido final. Por ello, deberás intentar diversas combinaciones.

En cualquier caso, la parte de arriba del piano deberá encontrarse abierta y los micrófonos deberán colocarse por encima del instrumento. El primer micrófono se colocará cerca de 20-40 cm sobre el tercio superior de las cuerdas, "detrás" de las sordinas. Para un sonido más duro, puedes colocar el micrófono directamente por encima de los martinetes a una distancia de unos 15-40 cm.

La dinámica general y la grabación del sonido del instrumento puede aumentar en claridad colocando más micrófonos en diferentes posiciones. El sonido será más redondo y completo si se dirige un micrófono a los agujeros en la caja de resonancia a una distancia de unos 30-60 cm.

Para enfatizar las frecuencias de bajo del piano, se tendrá que colocar un micrófono a una distancia corta por encima de las cuerdas, mientras que si el micrófono se coloca a cerca de un metro de distancia se obtendrá un sonido más completo y un sentimiento más "amplio". Todo ello dependerá, por supuesto, del tipo de música que se quiera tocar y de los resultados que se estén buscando

Voz

Gary Baldassari, un mezclador de sonido y productor de música de los EE UU, que ha realizado grabaciones de melodías para Disney y ha mezclado canciones de artistas como Whitney Houston, dijo una vez que existen diversas formas de grabar la voz humana. Con ello, podemos decir lo mismo que para el resto de instrumentos: no existe una única posición correcta en la que se deban colocar los micrófonos.

Hay muchos otros factores, como la sala, la cantidad o la calidad del equipo, que también tendrán una influencia importante. No obstante, también es posible, por supuesto, ofrecerte algunas indicaciones importantes de cómo se debe cantar ante un micrófono.

Para la grabación de canto o voz se utilizan normalmente micrófonos de condensador con una gran membrana. En especial, es muy común el uso del U87 fabricado por Neumann. Aunque tampoco podemos olvidarnos de otros micrófonos de membrana grande como, por ejemplo, el espléndido SCT2000. También se utilizan micrófonos a válvula como el BPM TB-95 o el das Rode Classic. Por último, también es importante qué micrófono suena mejor a los oídos del cantante.

¿Por qué una membrana grande? Si se canta a una distancia de unos 20-40 cm del micrófono, se puede registrar distorsión y ruido molesto, llevando a resultados pobres o, aún peor, a una sobremodulación. Los micrófonos de membrana grande pueden tratar estos problemas mejor que los de membrana más pequeña, puesto que son menos sensibles ante sonidos explosivos como los de la 'p', 'b' y 't'. Para dar una mayor protección al micrófono, se coloca normalmente delante del mismo un disco con una ligera media de nylon. Intenta cantar lo más cerca posible del micrófono, pero, al mismo tiempo, sin acercarte excesivamente. Es aconsejable mantenerse ligeramente apartado del micrófono cuando hay gran cantidad de sonidos explosivos.

Puede que necesites varias pruebas hasta conseguir el resultado adecuado.

Las cuatro posiciones de micrófono más corrientes son:

De frente y cerca - directamente delante y cerca de la fuente de grabación

De frente y algo separado - directamente delante pero ligeramente alejado de la fuente de grabación

Por encima de la cabeza - justo por encima de la fuente de grabación

Por debajo del pecho - justo por debajo de la fuente de grabación

La característica de directividad más común es la cardioide, aunque un micrófono omnidireccional proporciona un sonido más redondo y puede ofrecer resultados más interesantes dependiendo de la sala.

concejo
Si el micrófono tiene problemas para captar el sonido de la 's', intenta separarlo de la fuente de grabación y disminuir las bandas de frecuencia más altas en el ecualizador.

Otra explicación ante la obtención de sonidos insatisfactorios, podría ser que el cantante simplemente no da con las notas correctas. Pero no te preocupes, la grabación fuera de tono o desafinada también se puede corregir fácilmente :lol:

Justo como un profesional.


este es un tutorial de magix music

un saludo chicos espero que sirva de algo
Subir
#4 el 05/09/2006
DRMIDI @ 05 Sep 2006 - 03:17 PM escribió:
Gracias Jerri
:)


no hay de que doc, :wink:
Subir
#5 el 05/09/2006
¿"pequeño" tutorial? :P

gracias! :D


saludos peludos

Artículo ventitrés, cada uno es como es...

Subir
#6 el 05/09/2006
meidei @ 05 Sep 2006 - 03:26 PM escribió:
¿"pequeño" tutorial? :P

gracias! :D


saludos peludos


no hay de que hermano :wink:
Subir
#7 el 05/09/2006
joooooooooooooder......imprimiendo.
Subir
#8 el 05/09/2006
sapristico @ 05 Sep 2006 - 03:29 PM escribió:
joooooooooooooder......imprimiendo.


:lol: hola sapris
Subir
#9 el 05/09/2006
Muchas gracias Jerriman,s , si que sirve...
Subir
#10 el 05/09/2006
Qué tío!!

Plataforman, la mejor salsa es el hambre.

Subir
#11 el 05/09/2006
jerry me has copiao los apuntes :D

muy bueno, nunca viene mal recordar estas cosas...y algunas que no sabia ejjejeje

We all are the same nation under the rhythm.
Mi My Space
"El arte esta hecho para ser sentido y no para ser comprendido. P

Subir
#12 el 05/09/2006
undercore @ 05 Sep 2006 - 06:36 PM escribió:
jerry me has copiao los apuntes :D

muy bueno, nunca viene mal recordar estas cosas...y algunas que no sabia ejjejeje


:wink:
Subir
#13 el 05/09/2006
manuelerman @ 05 Sep 2006 - 06:31 PM escribió:
Qué tío!!


que pasa manu

un saludo :wink:
Subir
#14 el 05/09/2006
Saludos jerri :D

Plataforman, la mejor salsa es el hambre.

Subir
#15 el 05/09/2006
hombreruyn @ 05 Sep 2006 - 06:26 PM escribió:
Muchas gracias Jerriman,s , si que sirve...


me alegro poder ayudarte colega

un saludo :wink:
Subir
Respuesta rápida
El topic está cerrado y no se admiten respuestas