Audiovisual

Sonic Water: Agua, sonido y cimática

Conoce Sonic Water, un proyecto de investigación y arte en torno a la visualización del sonido desde las formas que toma el agua a partir de diversas frecuencias y estructuras vibratorias.

El proyecto se basa en estudios de cimática, una disciplina que deambula entre lo científico y lo artístico, basada en el hecho de estudiar la forma y visualización del sonido y la vibración mediante la interacción de las ondas sonoras en diversos compuestos y materiales, de los cuales se obtienen reacciones específicas que resultan en figuras de todo tipo. Hoy en día abundan los experimentos en torno a esto y gran parte de la medicina sonora moderna en un plano científico y de investigación, se basa en la forma de interacción del sonido con los elementos de la naturaleza. Es sorprendente ver como el sonido altera y rige tantos aspectos en los organismos, sus elementos constituyentes como la células, los huesos, los líquidos y obviamente los espacios mismos.

En el caso de Sonic Water, la exploración no se limita a un estudio científico si no también a una forma de llevar la práctica experimental de la cimática a la interacción, mediante una obra artística presentada como una instalación donde los visitantes pueden ir a explorar cómo es visualizado el sonido en un laboratorio construido para observar las múltiples reacciones que tiene el agua a partir de la manifestación sonora. Como los mismos creadores lo dicen, con el agua ocurre algo especial porque es un medio muy flexible a partir del cual el sonido se manifiesta en 3D tomando todo tipo de formas.

La instalación está dividida en dos partes:

En la primera se encuentra una instalación funcionando de forma continua, donde se reproducen diversos tipos de frecuencias sonoras en un altavoz que hace contacto con un plato donde está el compuesto líquido. Mediante una cámara que amplifica el contenido microscópico del agua y lo envía a una pantalla donde se proyecta la imagen ampliamente, se pueden observar los fascinantes resultados que se obtienen desde la transformación del material. Vamos al vídeo:

En una segunda sala de muestra, se propone un taller DIY donde los visitantes pueden experimentar creando sus propias figuras y paisajes. En el laboratorio se ofrece el mismo sistema de reproducción y captura que se tiene en la sala continua, pero en este caso es el visitante quien decide el sonido a ser reproducido en el sistema, pudiendo elegir entre su propia voz, un microKORG o simplemente conectar su reproductor o teléfono móvil y reproducir algún archivo sonoro para observar la forma que toma el agua a partir de este. Puede apreciarse en el siguiente vídeo:

Si que es bien interesante y aunque no es propiamente nuevo, la instalación muestra algo que no se había antes compartido de la misma forma, brindando al público una opción de experimentación e interacción muy especial. El fenómeno de la cimática es un terreno en el que probablemente continuarán las exploraciones y se encontrarán muchas sorpresas. Desde cientos de años se vienen haciendo varios experimentos y hay una buena cantidad de pruebas, documentos científicos y teorías en torno a esto que van desde los antiguos experimentos de Ernst Chladni, hasta las figuras modernas del doctor Hans Jenny, la conocida y controvertida investigación de Masaru Emoto, las teorías de Alfred A. Tomatis, los experimentos fotográficos de Alexander Lauterwasser, o las extensas investigaciones en el campo de la microbiología y las entidades científicas privadas. En territorios del arte visual, audiovisual y sonoro también son varios los artistas que exploran el sonido desde tales concepciones y claro está, a partir de la tecnología también se logran procesos de visualización similares, aunque no de la misma forma.

Quizás para muchos no tenga sentido buscar que el sonido pueda ser conocido de forma visual o explorado desde manifestaciones diversas de la materia, pues claramente la experiencia sonora no depende de ese tipo de estímulos, pero si es cierto que la visualización del sonido es algo que hoy en día llama mucho la atención y proporciona un sin fin de herramientas a la hora de estudiar, comprender, admirar o conocer desde otras perspectivas la manifestación de la vibración en sus tantos alcances. Incluso quienes trabajamos con tecnología, vemos el sonido de muchas maneras todo el tiempo, cosa que por un lado nos hace dependientes de la herramienta visual y por el otro nos permite ahondar en muchos aspectos hasta el punto de convertir la visualización de lo que creamos y registramos sonoramente en una herramienta totalmente enlazada a la creatividad y desarrollo de nuestros proyectos y experiencias de escucha.

A fin de cuentas por más que se investigue, se visualice y se conozca el sonido desde nuevas formas y representaciones, este no dejará de ser fiel a su naturaleza y se seguirá manteniendo tan misterioso y fascinante como lo ha sido siempre.

Web oficial de Sonic Water.

Miguel Isaza
EL AUTOR

Miguel es un investigador que relaciona la filosofía, el arte, el diseño y la tecnología del sonido. Vive en Medellín (Colombia) y es fundador de varios proyectos relacionados con lo sonoro, como Éter Lab, Sonic Field y Designing Sound.

¿Te gustó este artículo?
8
Comentarios

Regístrate o para poder comentar