Todo sobre Órganos de Tubos

#2131 por ovidius el 09/08/2013
buenos dias
una pregunta, sabeis si en barcelona o alrededores se imparten clases individuales para organo?

no soy capaz de encontrar informacion...

gracias
Subir
Estimados Amigos, vuelvo hasta vosotros para traeros un órgano muy interesante, pero como siempre "El Clero Todopoderoso" pasando del tema. Se trata del Órgano Histórico de la Parroquia de Santiago el Mayor de Utrera (Sevilla) <ESPAÑA> os dejo fotos para que juzgueis por vosotros mismos y un documento al unísono. El Órgano fue construido por el Organero Francisco Pérez de Valladolid a mediados del Siglo XVIII, adaptado a la corriente Romántica por el Organero Valentín Verdalonga en el Siglo XIX, y más tarde destrozado por el mal llamado organero Enrique Alonso de Sevilla en el Siglo XX, desde que se hizo el instrumento ha estado más de 200 años descuidado y cuando me pongo en contacto con el Párroco advirtiéndole de que puede perderlo para siempre, se niega a darme acceso al interior, se niega a darme acceso a los archivos, se niega a que se toque en las misas, se niega la feligresía a que el organo suene en los cultos, y los unicos interesados, los hermanos de la cofradía del cautivo que tienen alli sus imagenes, pero que no tienen una economia alta y ponderada para invertir en el órgano. ¡¡¡ QUE POBLACIÓN DE CATETOS Y CEPORROS !!! Estoy francamente dolido y muy cabreado, comparto con vosotros mi decepcion, y os escribo así mismo en este foro el escrito que he realizado junto con algunas pequeñas investigaciones.



ÓRGANO DE LA PARROQUIA DE
SANTIAGO EL MAYOR


UTRERA (SEVILLA)


Francisco Pérez de Valladolid (1,753)
Valentín Verdalonga (1.890)
Enrique Alonso (1.916)



FRANCISCO DE ASÍS GARCÍA DE LUNA
PROFESOR SUPERIOR DE ORGANO
DOCTOR EN MUSICOLOGÍA
AGOSTO DE 2013

El Órgano, es un instrumento de Evangelización, es el único instrumento con el que cuenta la Iglesia para la Evangelización en muchos países del mundo en el mundo de hoy. El único que puede atraer a gentes budistas, confucionistas a una Iglesia, para que esta gente vea por lo menos la cara de un crucificado por nosotros y de una Virgen Madre que ofrece a su hijo por nosotros. Atraídos por la música de órgano, y si la Evangelización es cosa de toda la Iglesia, no sólo es cosa del clero, es de todos. Esto la Iglesia ya lo está haciendo pero todavía en España aún nos queda mucho por recorrer, tenemos que abrir los Órganos de las Iglesias, sobre todo Catedrales, a los organistas competentes. Aunque es mucho más cómodo para los sacerdotes, que haya alguna persona o algún sacerdote, aunque sea autodidacta, crea menos problemas, pertenece al gremio, y sirve a la liturgia. Hay mucho por hacer, mucho por recorrer, y yo espero que esta idea llegue a buen puerto. Veremos si con el esfuerzo de todos y la unión de todos, nos concienciamos más sobre la utilidad del órgano para la liturgia y de la utilidad del órgano como medio de Evangelización que como obligación que tiene la Iglesia de transmitir su patrimonio y su cultura.

Los Organistas nos encontramos con dificultades, dificultades económicas, casi todas las grandes Iglesias tienen o deben de tener su Organista pero después hay muchísimos órganos en todas las diócesis que no encuentran Organista para darle vida a aquel órgano, y por lo tanto de darle vida, a la asamblea litúrgica de cada sacramento, la música como componente de la liturgia tiene un valor prácticamente insustituible. Sin embargo falta mucho por hacer, Yo particularmente reflexionando mucho puesto que va mi vida en todo esto, siento en mis propias carnes, el que se haya suspendido la música en todos los planes de estudio de los Seminarios y Noviciados, y lo siento inmensamente porque los sacerdotes que salen sin formarse en música y que luego al ser responsables de las iglesias, lo son de los órganos de las Iglesias y de los archivos de esas Iglesias, así después pasa lo que pasa, y no hablo en teoría. En la propia Utrera, el Órgano de Santa María de la Mesa, completamente destrozado, el de los Salesianos vilmente saqueado, y el que nos ocupa con un rumor de perderse en la noche de los tiempos.

Desgraciadamente, los organistas en España estamos pasando por horas muy bajas, la falta de estudiantes de órgano en los conservatorios, la carencia de los organista litúrgicos y desgraciadamente nuestros instrumentos se están dejando de utilizar. Un instrumento como un Órgano que se deja de utilizar lamentablemente se pierde para siempre. No sólo se pierde su sonido, se pierde su integridad en la sociedad, su constancia con los fieles, su audición con el público que lo esté escuchando por eso es importante esta reflexión para que todo el mundo se dé cuenta de que son instrumentos y parte de nuestro patrimonio que tenemos que conocer y valorar.

Tenemos que concienciarnos y darnos cuenta de cosas fundamentales como por ejemplo que el Órgano no es un juguete, merece el respeto para hacerlo sonar y que la música que suene sea sagrada, algo que ya en la Iglesia cada vez ocurre con menos frecuencia, debido principalmente a la incursión de los coritos post conciliares y la inclusión de los instrumentos de carácter “flamenco” que no están autorizados por la liturgia, y que desestiman aun más si cabe consiguiendo desvencijar a los Órganos y apartar a los Organistas. Tenemos que darnos cuenta que los Templos no son Casetas de Feria ni Casas de Hermandad para meternos con calzador los Coros Rocieros. Y por supuesto apartar de toda idea de que aficionados, Pianistas con Titulación o similares se acerquen a los Órganos.

La Música lo decía San Agustín, era una oración doble por el sentimiento y por la expresión, las personas que logramos entrar en el espíritu de la música hemos encontrado un camino de la oración evidente, es un sentimiento que nos une, que nos eleva, que nos invita, que hace posible la oración, que señala con su poderosa voz, la majestad divina del Templo de Dios.

Hoy el órgano gracias a Dios lo vemos mucho más revalorizado, hoy nuestros Organeros están a la altura de los Mejores pudiendo competir con lo mejor de Europa.

Nuestros Organistas gracias a Dios, pueden salir al extranjero, siendo ya muchos los que lo han hecho, y han finalizado sus estudios superiores, algo que en mi época ya era conocido pero con muchísima menos frecuencia que la de hoy en día. También hoy tenemos la posibilidad de traer los grandes organistas de fuera para darnos clases y esto ya se está organizando en muchas partes de España, por lo que los organistas estamos perfectamente preparados, saliendo de los conservatorios titulados, para realizar –no solo la función litúrgica- sino para conocer el órgano y divulgarlo.

Tenemos grandes profesionales del mundo de la investigación musicológica y del mundo de la restauración, ahora es el momento de iniciar el camino que nos lleve a que nuestro Órgano recupere el esplendor y su luz sonora perdida.

Según los historiadores Fernando de la Villa Nogales y Esteban Mira Caballos, en su obra: Documentos inéditos para la historia del arte en la provincia de Sevilla: siglos XVI al XVIII. Publicado en Sevilla en 1993, páginas 212 a la 213, consta de que el Órgano de la Parroquia de Santiago fue construido por el organero antequerano Francisco Pérez de Valladolid, maestro mayor de órganos del arzobispado de Sevilla en el año 1.753, por lo tanto es este y no Verdalonga el autor original del primitivo órgano de la Parroquia de Santiago el Mayor, si bien sólo se conserva la Caja del Instrumento, ya que la Tubería es en parte de Verdalonga y en parte de Enrique Alonso.

El órgano que diseñara Francisco Pérez de Valladolid ya no existe. Quizás el mal estado de conservación a comienzos del siglo XIX, unido a las nuevas corrientes y a la irrupción de Valentín Verdalonga en el contexto sevillano, hicieron que se optase por prescindir de este instrumento y colocar en la misma tribuna, y aprovechando la caja existente, uno nuevo más acorde con el gusto del momento.

Cuando me propuse la idea de llevar a cabo personalmente la Dirección para la Restauración del Órgano de la Parroquia de Santiago de Utrera (Sevilla), me encontré con algunos factores lamentables de conservación, a los que di debida cuenta al Párroco del Templo.
Un órgano de unas Grandes Proporciones en los que el Polvo y el Cascote que caen de las Bóvedas de la Iglesia se han dejado notar, el abandono por parte de los diversos responsables de la Parroquia, y el mal uso de indebidas manos han achacado aun más si cabe, las deficiencias sonoras y mecánicas del instrumento.

Según mis investigaciones sobre las obras que se conservan de los organeros Francisco Pérez de Valladolid y Valentín Verdalonga, es notorio de que el instrumento original ha sufrido unos cambios importantes de mano del mal llamado Organero Enrique Alonso, quien entre comillas “Restaura el Órgano”, en 1916 quitándole al órgano toda la personalidad en la construcción de Verdalonga de 1.890 Siendo estos cambios principalmente los siguientes:

Supresión de la Cadireta de Espalda, conduciendo todo el material sonoro incluido en una Caja Expresiva al fondo del Órgano, y destrozando la Cadireta para convertirla en un mero trono superficial para que el Ejecutante tenga más sitio para poder sentarse.

Supresión del Lleno de 3 hileras de la Mano derecha incorporándole a la mano derecha los registros de Violón 16’, Viola de Gamba 8’, y Voz Celeste 8’, rompiendo el plenum tradicional del Órgano ibérico que construyera Verdalonga.

Sustitución de los teclados originales –probablemente fabricados en marfilina y ébano- por teclados de Armonio.

Inlclusión de una Palanca colocada a la derecha de las Contras -no originales- para abrir el mecanismo de la caja expresiva.

Desaparición de los Tiradores originales sustituyéndolos por tiradores de armonio con la cabeza de plástico y los nombres en tinta de muy mala calidad.

Desaparición de la reducción del Sistema mecánico de varetas de madera de los teclados manuales, sustituyéndolas por otras de aluminio con muelles dotando a ambos manuales de un touché bastante pesado y desagradable, produciendo así el endurecimiento considerable de los teclados manuales, junto a una reducción maltrecha.

Sustitución de las Contras Originales, por un Pedalero Corto con sus teclas en suspensión bajo un pozo abierto expresamente para ello.

Al sustituir los Secretos Originales, la tubería se encuentra en muy mal estado y muy mal repartida por el interior de la caja, en muchos casos con postajes, debilitando la tubería por el no uso de los Panderetes correspondientes.

En los dos inventarios que se realizaran por el Centro de Documentación Musical de Andalucía, reza claramente que la tubería del órgano esta completa, cosa que es completamente falsa, faltan tubos en la Trompetería de Batalla, correspondientes a los Orlos 8’ de mano izquierda y algunos tubos más del Bajoncillo-Clarín 4’/8’.

La Consolidación de la Trompetería de Batalla es aceptable pero peligrosa en cuanto a peso se refiere, ya que, recordamos que los Graves se encuentran en los laterales del instrumento de forma oblicua volando los pabellones desde la nave central a las naves laterales. Hay pabellones sordos que carecen de lengüetas y otros que están desoldados.

El Interior de la Caja se encuentra débil en las estructuras de consolidación general, puesto que esta atacada por los xilófagos. Han desaparecido así mismo las escaleras de acceso a la planta superior del órgano, y el motor ventus ha sido manipulado, hasta conseguir que se oiga el flujo del aire rotativo en la nave del templo.

La inclusión de bombillas de bajo consumo con pantallas realizadas con cajas alumínicas y cilíndricas donde habitualmente se despachan los pollos asados, aparecen taladradas en el mueble del instrumento, tanto en la cadireta de espalda como en el órgano mayor.

La Fachada del Mueble del Órgano Mayor así como el de la Cadireta de Espalda, aparecen mates, sin brillo, invadidas por polvo abundante y grasas aceitosas. Ha perdido casi toda su policromía original probablemente debido al humo de los cirios de las Cofradías que allí tienen su sede canónica, y de los cultos internos de la Parroquia, así como de la quema de las resinas propias litúrgicas como pueden ser el incienso y la pezrubia.

Mi opinión profesional, es que es un Órgano de un gran valor histórico, que tenemos la obligación de hacer lo imposible para recuperarlo para la inserción en la Sagrada Liturgia y para que sea un referente concertístico en la Ciudad de Utrera, en la Provincia de Sevilla, en Nuestra Comunidad Autónoma Andaluza y en la Geografía Musical y Cultural Española. Ahora estamos a tiempo de hacer esta buena Obra, sin duda el órgano se lo merece.

El Organero que debe encargarse de estos trabajos es Don Luis María Moreno Barbero, natural de Cádiz y afincado en Málaga, por muchos motivos a mi juicio profesional bien relacionados:

- Conoce perfectamente la Obra del Organero Verdalonga
- Es un Profesional y un referente de la Organería Andaluza de este siglo.
- Cuenta de entre sus trabajos con obras de restauración de algunos de los órganos andaluces más notables, como el de la Catedral de Jaén, Real Santuario de la Victoria de Málaga, etc.

Con todas estas premisas no puedo ni por menos imaginarme el órgano bien restaurado tal y como lo concibiera Verdalonga, ya que por desgracia no se conserva la disposición del órgano que construyera Francisco Pérez de Valladolid, en los archivos de la Parroquia de Santiago de Utrera, ni siquiera en alguna vaga referencia del Archivo de Protocolos de Sevilla, o en el Archivo Histórico del Arzobispado de Sevilla.

Francisco de Asís García de Luna
Profesor Superior de Órgano y Doctor en Musicología
Archivos adjuntos:
9109796_l.jpeg
BBCode:
46054047.jpg
BBCode:
traslado xto buena muerte paso 08.jpg
BBCode:
utrera_parroquia de santiago_organo.jpg
BBCode:
CIMG3864.JPG
BBCode:
ORGANO PARROQUIA DE SANTIAGO DE UTRERA (SEVILLA) (3).jpg
BBCode:
ORGANO PARROQUIA DE SANTIAGO DE UTRERA (SEVILLA) (2).jpg
BBCode:
CIMG4124 - copia (2).JPG
BBCode:
CIMG3862.JPG
BBCode:
CIMG4124.JPG
BBCode:
CIMG4126.JPG
BBCode:
CIMG4124 - copia.JPG
BBCode:
CIMG4125.JPG
BBCode:
CIMG3821.JPG
BBCode:
CIMG3820.JPG
BBCode:
CIMG3819.JPG
BBCode:
CIMG4127.JPG
BBCode:
CIMG4128.JPG
BBCode:
CIMG4129.JPG
BBCode:
CIMG4130.JPG
BBCode:
CIMG4131.JPG
BBCode:
CIMG4132.JPG
BBCode:
CIMG4133.JPG
BBCode:
CIMG4134.JPG
BBCode:
Subir
#2133 por pe1976 el 29/08/2013
franciscodeasis.garciadeluna escribió:
Tenemos que concienciarnos y darnos cuenta de cosas fundamentales como por ejemplo que el Órgano no es un juguete, merece el respeto para hacerlo sonar y que la música que suene sea sagrada, algo que ya en la Iglesia cada vez ocurre con menos frecuencia, debido principalmente a la incursión de los coritos post conciliares y la inclusión de los instrumentos de carácter “flamenco” que no están autorizados por la liturgia, y que desestiman aun más si cabe consiguiendo desvencijar a los Órganos y apartar a los Organistas. Tenemos que darnos cuenta que los Templos no son Casetas de Feria ni Casas de Hermandad para meternos con calzador los Coros Rocieros. Y por supuesto apartar de toda idea de que aficionados, Pianistas con Titulación o similares se acerquen a los Órganos.


Cuento mi historia: me encantan los órganos, estoy estudiando piano por mi cuenta, voy por segundo, terminando. Me enteré de que en una iglesia cercana había un órgano de tubos (no soy natal de la ciudad en la que vivo y no las conozco todas), me presenté una tarde para verlo y me dijeron que podía tocarlo por las tardes si quería. Así lo hice.

Mi padre es desde hace muchas décadas organista del pueblo (ha impartido clases de piano hasta sexto curso y lleva más de 50 años siendo el organista y llevando el coro, por cierto, tampoco tiene la carrera), y me empezó a facilitar partituras de misa para tocar cosas acordes al lugar, no iba a tocar cualquier cosa aunque no fuera en misa.

Una tarde mientras ensayaba una señora me propuso que le dijeramos al cura que tocara en las misas, así lo hiciemos y le pareció bien.

El órgano llevaba dos años sin usarse, ahora toco los sábados y toda la iglesia canta, estoy aprendiendo y poco a poco vamos perfeccionando el tema. Intento abordar este servicio con toda la seriedad que puedo y me preparo a conciencia para cada sábado.

El órgano tiene cinco registros, de los cuales 2 no van, y ahora el cura se ha animado a repararlo, ya tenemos el presupuesto aprobado y en espera de que lo reparen.

No soy ni siquiera pianista, pero trato al órgano con todo el cuidado y cariño que puedo. Si no estuviera yo no se habría arreglado el órgano.
No creo que haga ningún mal sino todo lo contrario. En una iglesia con pocos feligreses no se pueden permitir un organista pagado, y sólo pueden tener música si cuentan con voluntarios.

Me encantaría algún día cursar los estudios oficiales, pero mientras intento servir lo mejor posible a mi parroquia.

Un saludo a todos.
Subir
1
#2134 por buxtejor el 29/08/2013
Estimado Don Francisco de Asís,
Leo su post con gran atención y según leo voy estando cada vez más de acuerdo y compartiendo su indignación, hasta que leo lo siguiente: "Y por supuesto apartar de toda idea de que aficionados, Pianistas con Titulación o similares se acerquen a los Órganos". No puedo estar más en desacuerdo con esa afirmación e incluso me parece que se contradice con sus argumentos anteriores en los que afirma que la falta de uso aboca al órgano a su desaparición.
Creo que habría que diferenciar dos casos, el puesto de trabajo de organista y el uso del órgano. Por supuesto creo que todos estemos de acuerdo en que para un puesto de trabajo se exija una titulación que acredite las aptitudes necesarias para llevarlo a cabo correctamente. Sinembargo querer impedir el simple uso de un órgano a quien no tenga el título no tiene ningún sentido. Si el "no titulado" toca muy mal el propio cura o la feligresía ya le dirán que no vuelva y mientras no se toqueteen los tubos veo pocas maneras de que manos inexpertas puedan destrozar el órgano (por cierto, no sería el caso del primer organista titulado que se carga tubos).
En cualquier caso, en mi parroquia a lo largo de las últimas décadas el órgano ha sonado de contínuo siempre bajo manos "inexpertas" ¿cual ha sido el resultado?. Gracias a que alguien tocaba el órgano (no he visto a ningún titulado venir a pedir tocarlo) los curas apostaron por él y éste se ha ido manteniendo y ha pasado de un estado en el que solo se podían usar un par de registros y en el que el pedalero estaba inutilizado a poder usarse por completo. En resumen, si se hubiese vetado el acceso a los llamados "tocateclas", este órgano simplemente ya no existiría.
Como puede ver en el comentario de pe1976 este no es el único caso y muchos órganos de parroquias medianas y pequeñas hoy día no existirían si no fuese por esa gente que pretende expulsar de los órganos.
¿Es esa su intención?
Por otra parte si se veta el acceso al órgano a quien no tenga ya el título no es de extrañar que por desconocimiento del instrumento cada vez haya menos gente que se anime a cursar estudios oficiales. Mi intención es hacerlo, pero si no me hubiesen dejado tocar uno previamente, no me hubiese enamorado del intrumento como he hecho.
Subir
1
#2135 por pe1976 el 29/08/2013
Quiero compartir con todos vosotros, esta noticia, sobre un interesante proyecto promovido por una organista:

http://www.elnortedecastilla.es/20130119/mas-actualidad/cultura/avalancha-custodiadores-201301192344.html

Un saludo.
Subir
1
#2136 por pe1976 el 29/08/2013
Si lo habéis leído habréis visto que es un proyecto originado por organistas titulados, que ven que la mejor forma de mantener los órganos es que se utilicen, y con esa pequeña formación quiere tener a personas voluntarias para que los toquen y así no se echen a perder.

Quería remarcar que son organistas titulados los que han promovido esto, para que no parezca que este tema que ha surgido es una guerra entre titulados-no titulados, ya que el tema es más profundo.
Subir
1
#2137 por johannesgeorgiusleeb el 29/08/2013
El caso que del órgano de Utrera que nos exponen és realmente terrible y lamentable. Por supuesto hay que mantener alejados de los órganos a los que hagan reparaciones y restaruaciones sin la acreditada profesionalidad y experiencia, siendo de lamentar que en España no esté regulado el oficio de organero.

Pero respecto a lo de tocarlos, hacerlos servir y sonar, no entiendo el problema que hay en que lo toque una persona sin titulación superior o con conocimientos escasos. Alguien que tenga una titulación superior podrá abordar el gran repertorio. Alquien que tenga sólo unos cursos tendrá un repertorio más reducido y una técnica menos depurada, pero el instrumento sonará y además podrá hacer su uso dentro de las funciones litúrgicas. Tampoco creo que haga falta tocar Messiaen o Frank para una misa de domingo.

Puedo aportar la experiencia de uno de los pocos órganos que quedan de Jean-Pierre Cavaillé, en un pequeño municipio de 300 habitantes. Es un órgano privilegiado, con el organero que lo está acabando de restaurar muy cerca, que lo mantiene en perfecto estado, y un vecino, buen pianista, que lo hace sonar cada domingo.

Ya sabemos que un pìanista en un órgano es sacrilegio y delito de lesa majestad. No saben articular, y si no aprenden que han de tocar suave pueden desajustar la mecánica. Pero lo de tocar suave se aprende pronto, y lo de articular acaba siendo cuestión de gusto musical.

Le entiendo perfectamente en su argumento de que el órgano debe protegerse de manos inexpertas en sus arreglos, pero en lo que es tocar.., pues que quiere que le diga, incluso si un niño se acerca a la consola perplejo por su complejiidad es bonito dejarle tocar.

Ah! ¿qué opina de que un organista pueda afinar alguna trompeta cantona? ¿Mandamos llamar al organero que venga desde 200 km o la sufrimos hasta que toque la próxima afinación?

No obstante, le felicito por su magnífico reportaje y le sigo animando a que luche por recuperar el instrumento. Afortunadamente queda el mueble, los tubos y buena parte de la mecánica. En otros pueblos no fuimos tan afortunados en el 36.
Subir
2
#2138 por buxtejor el 30/08/2013
Como podemos ver en esta reseña de un concierto de hace un año, hay más gente que valora a aquellos que mantenemos los órganos sonando e incluso se aprovecha un concierto (protagonizado por un autodidacta y un estudiante de conservatorio mano a mano, apoyándose y no poniendose trabas) para reconocer esta labor
http://pablosiana.blogspot.com.es/2012/08/tributo-los-organistas-anonimos.html
Subir
1
#2139 por pe1976 el 30/08/2013
Efectivamente. En mi caso, a mí me animaron dos organistas profesionales que conozco de mi ciudad, antes de tocar en misa les dije que me gustaría hacerlo, y ambos, por separado, me dijeron que si me gustaba lo intentara.

Y conozco otro caso que viene al pelo: una Catedral, con dos órganos históricos, y los mandos eclesiásticos pidieron a un amigo mío aficionado, que si podía tocar los domingos. Él dijo que era sólo aficionado, y le dijeron que no había nadie interesado en tocar. Y gracias a él los órganos siguen sonando.
Subir
1
#2140 por Iker Gonzalez Cobeaga el 01/09/2013
Hola a todos

El tema que se trata es realmente peliagudo y es muy difícil generalizar. Diría que más de un 90% de los organistas (aficionados o incluso de carrera) han empezado con el piano. Lo de la articulación supongo que será más notorio en los órganos barrocos, yo estoy más acostumbrado a tocar en románticos y si bien la técnica no es igual (sustituciones de dedos) para acompañar misas tampoco la veo tan inadecuada.

Creo que a los aficionados hay que dejarles tocar (yo lo soy je,je,j) pero siempre que muestren interés por aprender. Más de una vez he ayudado a gente (pianista o acostumbrada a tocar en harmonios) a la hora de registrar. No entiendo lo de "tocar suave porque si no se desajusta la mecánica". Quizás se refiera a los barrocos que tienen unos teclados "más delicados" pero ya les digo que en el Stoltz que toco (romántico, en consola con dos teclados y sin máquina Barker) hay que hacer un poco de fuerza para tocar (y en el Cavalle-Coll de la Basílica de Loiola ni les cuento).

Una vez fui a tocar a un santuario y me encontré una tabla sobre dos tacos colocada en el pedalero. Inmediatamente la quité para poder tocar con los pies. Me dijeron que la pusieron porque vino un pianista en una vista se puso a tocar y dejo una nota sonado (supongo que se pondría de pie sobre el pedalero...). En el mismo sitio me han dicjo: "Tocas mucho". No es cierto pero está claro que cuando tocas con pedal, jugando con los teclados la expresión y los registros parece otra cosa. Algo que un pianista de los que "no quieren aprender" no hará nunca.

Es necesario que los órganos se toquen, el tema de la iglesia es terrible. Por suerte nunca me he encontrado en esas situaciones pero algunas similares he visto y no entiendo lo cerrados que pueden llegar a ser. Igual el problema es que "no tienen competencia". En Alemania las diferente parroquias (católicos, protestantes...) cuidaban mucho la música. Además de que el nivel musico-cultural es distinto me da que en ese sentido el "pique" venía bien.

Saludos

Iker
Subir
#2141 por johannesgeorgiusleeb el 01/09/2013
Iker Gonzalez Cobeaga escribió:
Lo de la articulación supongo que será más notorio en los órganos barrocos, yo estoy más acostumbrado a tocar en románticos y si bien la técnica no es igual (sustituciones de dedos) para acompañar misas tampoco la veo tan inadecuada.
Contaré como lo veo yo. Dado que soy aprendiz agradeceré cualquier aclaración o rectificación. Una cosa es el legato articulado con el que se tocaba toda la música anterior al 1800 (acotación de tiempo completamente aproximada). Otra es la articulación, la "respiración" que exige el órgano para el fraseo dado que en éste no se puede marcar con los matices de forte piano,

Iker Gonzalez Cobeaga escribió:
No entiendo lo de "tocar suave porque si no se desajusta la mecánica". Quizás se refiera a los barrocos que tienen unos teclados "más delicados" pero ya les digo que en el Stoltz que toco (romántico, en consola con dos teclados y sin máquina Barker) hay que hacer un poco de fuerza para tocar (y en el Cavalle-Coll de la Basílica de Loiola ni les cuento).
Simplemente me refería a que no hay que hacer más fuerza que la necesaria. Imagino que una mecánica de un órgano nuevo no ha de tener problemas.
Subir
#2142 por Iker Gonzalez Cobeaga el 02/09/2013
Hola Johannes

En los órganos no se puede hacer lo matices forte-piano en función de la fuerza que imprimamos a la tecla ya que lo único que hace es abrir un conducto de aire en el secreto. Creo que había intenciones de hacerlo en algún órgano pero no sé el resultado del mismo.

Para realizar esos efectos hay que tirar de registros (añadir-quitar) con la consiguiente variación en el timbre (lo mismo ocurre al cambiar de teclado) o jugando con el pedal de expresión. En los órganos románticos y posteriores (también algún registro en órgano barroco denominado en ecos) hay teclado dentro de la caja expresiva y podemos realizar cresc o decrescendos abriendo o cerrando las persianas de la caja expresiva.

Respecto a lo de la fuerza, nunca hay que hacer más fuerza de la necesaria. Por dos razones, no hay que dañar el instrumento ni al intérprete por un lado. Por el otro, cuanto más fuerza hacemos, perdemos agilidad. En estos órganos que comentaba a diferencia de los barrocos, los teclados están en consola y no en ventana, con lo que las transmisiones son más largas y complejas, lo que endurece los teclados

Saludos

Iker
Subir
#2143 por buxtejor el 02/09/2013
Iker Gonzalez Cobeaga escribió:
Creo que a los aficionados hay que dejarles tocar (yo lo soy je,je,j) pero siempre que muestren interés por aprender.

Hola Iker, creo que has dado en el clavo, quizás lo que debe mirarse es que quien acceda al órgano muestre interés y respeto por el instrumento. Está bien que se impida el acceso a alguien a quien el instrumento y su cuidado le importe un bledo, pero incluso en el caso de un pianista que no haya visto uno en su vida está bien que pueda tocarlo y quien sabe, puede que al enfrentarse al instrumento descubra todo un nuevo mundo.
Subir
1
#2144 por fglez el 03/09/2013
Saludos, Iker y demás foreros; Al sentarse delante del teclado de un órgano, efectívamente lo primero es mostrar respeto hacia el instrumento y, si se hace para solemnizar un acto litúrgico, respetar al propio acto y a la asamblea. Dicho esto, está claro que hay que saber las propias limitaciones de cada uno para no estrellarse y echar luego la culpa al órgano; hay que intentar documentarse sobre lo que se va a tocar, porque siempre habrá alguien a quien se le ocurrirá tocar esta ó aquella composición porque le guste más ó menos. Alguien le podrá indicar qué obras son más apropiadas para ese órgano ó celebración, cómo registrar ó qué recursos del órgano irán bien para las obras a interpretar, aunque esto no se hace en 10 minutos, y prepararlo bien para que no salga una chapuza. Youtube está lleno de audaces que han destrozado algunas obras y con ello los actos a los que se pretendía solemnizar. Y lo de que es preferible un organista formado académicamente a un pianista, pues no cabe duda de que sería deseable, pero una misa no sólo es conocer los recursos del órgano y tocar piezas de concierto en los momentos en que la liturgia lo permite; la música durante una misa consta de sus propias formas que hay que conocer, tanto al acompañar al pueblo como al sacerdote; hay que tener cierto oficio para que en el caso de acompañar a algún coro de aficionados les lleves al redil sin que se desmanden, hay que conocer las aclamaciones que pronuncia el sacerdote y lo que el pueblo reponderá y cómo has de entonarlo tú, saber en qué partes puedes tocar música de concierto sin sobrepasar el tiempo... En fin; todos unos pequeños detalles que en los conservatorios no se aprenden, pero que al oyente que escucha al organista en una misa, no le dé la sensación de al organista le falta el tufillo a incienso, tal como lo define un amigo mío, refiriéndose a la falta de experiencia durante el acompañamiento a la asamblea en una misa, por ejemplo. Por supuesto que si no se encuentra un organista puede desempeñarlo un pianista suficiente motivado; y si una persona pianista quiere llegar a tocar en un órgano, alguna vez ha de ser la primera; de ahí el que se documente y sepa lo que se va a llevar entre manos. Y sobre lo que se ha dicho anteriormente sobre las particularidades de los teclados de los órganos según su tecnología, no me resisto a escribir aquí lo que el legendario maestro José Manuel Azcue me dijo al acabar un impresionante concierto en el Cavaillé-Coll de La Merced antes de quemarse. Le preguntamos al acabar el concierto de la Misa Luterana de Bach, hora y cuarto de concierto, sobre la dureza del teclado del órgano, famosa entre los intérpretes, y Azcue respondió: "....bueno, si es igual; unos son mecánicos, otros son eléctricos, y otros neumáticos..." O sea, que en ciertos niveles, el que toca, toca; y el que no, pues a Alemania, que se decía antes. Lo importante es llevar las piezas con la mayor seguridad posible; de ahí lo que yo decía sobre el respeto al instrumento y a los que le escucharán.
Subir
1
#2145 por Iker Gonzalez Cobeaga el 09/09/2013
Hola

Está claro que ser organista "concertista" (no me refiero a los que dan conciertos sino a los que solo tocan obras "con partitura") u organista "litúrgico" es muy distinto. El primero tiene que buscar lo más parecido a lo "el compositor quería", algo que también tendrá que hacer el litúrgico cuando interpreta obras de órgano, pero a veces tendrá que tomarse licencias. Por ejemplo a nadie se le ocurriría corta una obra a la mitad pero a veces tienes que hacerlo. Otro tema "a tratar" es lo que hacen "los del altar" que más de una vez terminando una pieza van y empiezan a hablar...

Quizás los organistas litúrgicos tengan que ser menos estrictos con las métricas a la hora de acompañar (no a la hora de tocar obras escritas), lo digo porque a veces el pueblo "hace lo que quiere" y siempre es el organista el que toca mal.

Felipe, menudo ejemplo que pones. A Azcue no se le movía un pelo a la hora de tocar, lo hacía todo con una facilidad pasmosa. Como nos pidan tocar así ya me voy retirando je,je,je

Saludos

Iker
Subir

Hilos similares

Respuesta rápida

Regístrate o para poder postear en este hilo