Review del Kontrol Z2

29/01/2013 por Teo Tormo

 

El Kontrol Z2 es un producto que para Native Instruments supone muchas cosas importantes. Es su primer mixer, y encima de características profesionales, lo que le permite entrar de lleno en un mercado al que hasta ahora la marca alemana no tenía acceso. Pero además incorpora un interfaz de audio certificado para Traktor Scratch Pro y encima tiene funciones de controlador, tanto para Traktor como para cualquier otro software, lo que permite que NI entre también en otra categoría de producto que le permite competir de tú a tú con su némesis, la neozelandesa Serato, y digámoslo desde el principio, el precio es inmejorable a la par que una declaración de guerra, en muchas tiendas puede encontrarse por debajo de los 800€.
Hemos tenido la oportunidad de probar durante unos días el Kontrol Z2, y te contamos lo que nos ha parecido.

Mixer acorazado

Al igual que con casi todos los productos de NI, desempaquetar el Kontrol Z2 es todo un placer. Produce cierta pena ir quitando precintos del cuidado packaging y también cierto... cansancio. Mover y girar la caja con ese mixer dentro de más de 5kg te hace darte cuenta de que no estamos ante otro controlador más de NI, ese volumen y peso tiene “algo más”. Tras retirar del interior de la caja la cubierta de porexpan en la que vienen encajados los nuevos vinilos y cd’s de código de tiempo (versión MK2) descubrimos el mixer, y tras quitarle el plástico protector, colocarlo sobre una mesa y comenzar a tocarlo, te das cuenta de que NI ha creado algo realmente sólido y que su publicidad no mentía. Chasis de aluminio, laterales de tacto “gomoso” con el logotipo de la marca en bajorelieve, parte superior con laterales en aluminio y parte central en grueso plástico negro brillante, frontal en aluminio con “Traktor” pintado bien en grande. El color negro del conjunto da un aspecto elegante y sobrio. Controles con el tacto firme que ya hemos disfrutado anteriormente en el hardware de la marca, puede que incluso más. Absolutamente ninguna pieza está mal encajada, chirría o se nota “suelta”, aunque hay dos piezas que se pueden soltar: los dos laterales de aluminio de la parte superior están sujetos magnéticamente al mismo estilo que el frontal de las nuevas Maschine, así que NI no tardará mucho en comercializar laterales de colores con los que personalizar el Z2. Si la gente personaliza su móvil, ¿por qué no personalizar el mixer?.
Al comenzar a inspeccionar las conexiones de la parte trasera nos llevamos dos alegrías, la primera es que la fuente de alimentación está integrada en el mixer (esto también explica en parte el peso del aparato) y la segunda es que además de la conexión USB tipo B para conectar la unidad al ordenador contamos con dos conexiones USB tipo A donde conectar lo que nos apetezca sin tener que emplear conexiones del ordenador. Es evidente que esas conexiones vienen realmente bien para complementar el conjunto con un par de Kontrol F1, por ejemplo. Respecto a las conexiones de audio, contamos con cuatro pares RCA para las conexiones de linea y phono de cada canal, así como un par adicional junto a una entrada de micro TRS que comparten canal auxiliar. En cuanto a salidas contamos con una salida principal con conexionado XLR (balanceada) y otra con conexionado RCA (no balanceada), de monitoraje en cabina (booth) contamos con una salida con conexionado TRS. En el frontal del mixer tenemos las salidas para auriculares, tanto de ¼ de pulgada como de ⅛. Por si no habéis caído en la cuenta, no hay entradas ni salidas digitales, ni conexiones auxiliares para FX externo, así como tampoco conexiones de control para funciones de fader start. Estas ausencias, aunque notables (especialmente la ausencia de in/out digitales en un mixer digital) pueden llegar a entenderse desde una doble justificación, en primer lugar aunque el mixer pueda usarse como elemento independiente y como mixer tradicional su principal enfoque conceptual y comercial es ser el núcleo central de un sistema construido en torno al software Traktor, así pues las conexiones de efectos no son necesarias puesto que de los FX se encargará Traktor, las entradas digitales para conservar la calidad de sonido tampoco son especialmente necesarias ya que será habitual que directamente cargues un archivo digital en Traktor y las salidas digitales para grabar tampoco las necesitarás ya que Traktor hará el trabajo de grabación. En segundo lugar la ausencia de todo esto permite tener el precio de la unidad en una posición más asequible. A pesar de todo, no dejan de ser ausencias notables para un mixer que aspira a jugar en primera división del mercado actual.

Controles y controles

Repasemos ahora los controles de que disponemos en el mixer. En la parte central tenemos los controles principales de cada canal, un selector phono/linea en la parte superior de cada canal y junto a el un botón con el logo de Traktor, dicho botón hace que cada canal funcione o bien con una fuente externa o bien como controlador de Traktor. Bajo esto los típicos controles de ganancia y tres controles de EQ, debajo el control de filtro y después dos botones de asignación de efectos y a continuación unas pequeñas pantallas al estilo de las del Kontrol F1 en las que podemos ver información sobre tamaño de loops, calibración, origen de loops para los remix decks... seguidos de los faders de cada canal y abajo el crossfader. Entre los controles de los dos canales tenemos, de arriba a abajo, botones para activar las funciones de snap y quantize, así como un botón para activar funciones de configuración del código de tiempo, configuración de vúmetros y de cambio de layout, debajo tenemos el clásico control rotativo para movernos en el browser de Traktor y bajo el los botones de carga para el deck A y el B, después los controles de volumen y mezcla de preescucha así como de activación de la misma en cada canal. Debajo tenemos los botones para seleccionar en cada canal si queremos activar el uso de reproducción interna o de timecode, la segunda función de estos botones es la de Play/pause, por último tenemos los controles de Sync de cada canal y el habitual Shift para las segundas funciones de los controles. Entre los faders tenemos ubicados los vúmetros, tanto el del Master como el de cada canal.

En los laterales tenemos, más controles, es igual en ambos lados salvo en la parte de arriba, donde los dos primeros knobs tienen funciones distintas en cada lado. En la parte de la izquierda sirven para el volumen y tono del micrófono, en la parte derecha son los knobs de volumen maestro y volumen de monitoraje. Debajo tenemos dos knobs para cada uno de los bancos de efectos, un knob de dry/wet y otro que controla un único parámetro global, así como un botón ON. Tan solo hay dos knobs en lugar de los cuatro habituales que tienen otros controladores de NI ya que estos controles de FX están pensados para usarse con los Macro FX, que combinan varios FX en uno solo y únicamente tienen el parámetro dry/wet y el parámetro global. ¿Es esto un error? Bueno, tiene varias lecturas posibles, por una parte te encaminan a usar esa función del software que está bastante bien, por otra parte NI se asegura de que aunque hayas comprado un Z2 y tengas cierto control sobre los efectos en algún momento pueda interesarte comprar su controlador X1 para tener un control total sobre los FX.
Siguiendo con los controles laterales, tenemos a continuación en cada lado un knob, cada uno sirve para el volumen de los decks C y D y después unos controles rotativos que sirven para loops automáticos de tamaño variable y como segunda función moverte por las pistas. Bajo ellos dos botoncitos rotulados como A y C en la izquierda y B y D en la derecha, bajo estos botones hay cuatro pequeños pads en cada lado que cuentan con iluminación por leds RGB tipo Kontrol F1. Inicialmente estos pads se pueden usar para marcar cuatro hot cues en cada deck, si activamos los botoncitos de arriba podemos emplearlos para otras funciones (su función exacta debe configurarse en las preferencias), como cambiar a otro banco de hot cues y disponer de cuatro hot cues más, usarlos para disparar loops automáticos cortos (tipo roll) o largos, usarlos como controles manuales para loops o bien para realizar beatjumps. Pero lo función más interesante es poder usar esos pads para capturar loops y enviarlos a remix decks que tengamos cargados en los decks C y D para depués usar los mismos pads para disparar los loops, pararlos o borrarlos, incluso podemos cambiar el color de cada loop y nos cambiará el color del pad. Por tanto el Z2 es el segundo equipo diseñado por NI para interactuar con los remix decks, aunque solo de manera “ligera”, ya que no puede ni de lejos realizar las mismas funciones que un F1. En la parte final tenemos los botones para activar el modo Flux del que ya hemos hablado en Hispasonic y que es tan similar al modo Slip de las unidades de Pioneer.
En el frontal del aparato tenemos el control para invertir el crossfader y el knob para ajustar la curva del mismo. Este knob apenas sobresale del mixer y además es duro de ajustar. Entiendo que es un knob que no debe cambiarse por accidente en mitad de una sesión, pero lo han querido hacer tan seguro que cuesta un poco cambiar el ajuste.

Innofader por triplicado

Es totalmente necesario hablar detenidamente de los faders y el crossfader que monta el Z2. Los tres elementos son una versión especial del famoso Innofader Pro de la empresa Audio Innovate, concretamente se llama mini-innofader y es una versión OEM (original equipment manufacturer) pensada para que fabricantes de mixers y controladores lo monten en sus unidades de fábrica. Esta versión del Innofader, a diferencia de la versión Pro, no dispone de la posibilidad de realizar ajustes internos y vienen con la tensión preajustada según los requerimientos del fabricante. Los dos empleados para los fader de cada canal vienen preajustados con mayor tensión mientras que el empleado para el crossfader emplea muy poca tensión. Elliot Marx, ingeniero fundador de Audio Innovate trabajó con el feedback que le dió Native Instruments para ajustar y mejorar todo lo posible el rendimiento de los mini-innofader a las necesidades del Z2. Curiosamente, el proyecto del Z2 fue llevado tan secretamente que Marx pensó que trabajaba en un mini-innofader para una actualización del S4 hasta que un mes antes del anuncio del Z2, Native Instruments le mostró un prototipo de la unidad.
El resultado son unos elementos de una suavidad espectacular. Los faders se mueven de forma precisa empleando muy poca fuerza y el crossfader vuela con solo mirarlo. A pesar de que quien escribe estas líneas no es turntablista (para mi vergüenza) y mis acrobacias con el vinilo y el crossfader son las justas como para dar el pego cuando algún amigo me pregunta, debo decir que no había probado hasta el momento nada con semejante suavidad, tanta que realizar mis vergonzosos scratches con el Z2 me supuso bastante menos sudor de lo habitual. No se me ocurre mejor forma de explicarlo siendo un DJ de mezclas.

En uso

Podemos emplear el Z2 como un mixer normal sin depender del ordenador (modo directo, según el manual)  en cuyo caso produce un poco de lástima ver como su enorme cantidad de botones y controles quedan apagados y únicamente se iluminan los vúmetros . Al emplearlo de esta manera la EQ del mixer corresponde a la EQ “P900 Kill” y el filtro corresponde al “Z” de Traktor. Personalmente me ha encantado encontrarme esa configuración de filtro en el modo directo del mixer, ya que permite hacer mezclas con transiciones filtradas muy suaves e interesantes. El filtro curiosamente conserva una de las funciones por software, y es que mientras oprimamos el botón Shift del mixer y estemos girando el filtro, hasta que no soltemos Shift el filtro no comenzará a actuar, con lo que podemos crear cambios súbitos de filtrado usando el mixer en modo directo, además como todo es digital no escucharemos chasquidos como ocurre en otros mixers cuando activas los filtros.
Emplear el mixer en conjunción con Traktor Scratch Pro (del cual la unidad incluye una licencia) es otro mundo, todos los controles del Z2 pasan a ser controladores del software y este funciona en modo interno, así que podrás emplear la grabadora de Traktor para registrar todo lo que ocurra en tu show con el Z2. Todo es además una fiesta de colores, la gran cantidad de botones, pads y visores retroiluminados te hace darte cuenta de que puedes hacer muchas cosas con lo que tienes frente a ti. Las tareas básicas como moverte por el browser de Traktor, cargar canciones, ponerlas en marcha, marcar y saltar a hot cues con los pads laterales, activar efectos, loops automáticos... es realmente fácil e intuitivo. Otras tareas como cambiar de layout o emplear los pads con los remix decks ya requiere pararse a mirar el manual y tratar de memorizar donde tienes que tocar y que lucecita tiene que estar encendida o parpadeando. Usar timecode es realmente sencillo, incluso más de lo normal, ya que conectas los platos directamente al mixer y te ahorras una buena cantidad de cableado molestando encima de tu superficie de trabajo, además al detectar Traktor el Z2 se configuran automáticamente las entradas y salidas. Si aprendes a hacerlo puedes incluso calibrar el timecode usando los controles del mixer.
Cuidado con los pads laterales, cuando uno los ve parece que su cerebro recibe una invitación instantánea a realizar algo de “controllerism”, cosas tales como hacer ritmos usando cues o muestras que se disparan con los pads, incluso te puedes atrever con redobles, pero el pequeño tamaño de estos pads te puede hacer meter la pata y pulsar el pad anexo al que quieres apretar o incluso algo peor: pulsar en los botones superiores y cambiar de banco o incluso de función de los pads, según como lo tengas configurado. Así pues, aconsejo practicar bastante con estos pads para acostumbrarse a su tamaño antes de hacer acrobacias en directo.
En contra de lo que muchos creen, el Z2 no incorpora en su interior un interfaz de audio como los que Native Instruments viene comercializando los últimos años, se trata de un interfaz con algo menos de resolución, concretamente a 24bits y 48khz. No llega a los 96khz habituales en sus interfaces, a pesar de seguir incorporando conversores Cirrus Logic. Con todo, el sonido del mixer es bastante nítido y tiene muchísima pegada, con unos graves muy bien definidos. Es evidente que NI ha decidido emplear conversores de menor resolución para poder mantener ajustado el precio de la unidad, y sinceramente, teniendo en cuenta que la mayoría de la gente que adquiera este mixer será para que reproduzca directamente archivos digitales que como máximo serán wavs a 16 bits y 44khz... no creo que el interfaz de audio se quede corto.

Algunas reflexiones al respecto del Z2

El Z2 no es el primer mixer de dos canales con interfaz certificado para un sistema DVS que llega al mercado, pero sí es el primero que lo hace con un precio tan competitivo y dando una calidad apabullante. Pioneer año y medio antes lanzó su DJM-T1, un producto muy similar y de muy buena calidad también aunque a un precio de salida de unos 1.800€, encima la licencia que incluía era de Traktor Scratch Duo. No tuvo un buen éxito comercial, era caro para DJs aficionados y caro hasta para un club, ya que cualquier club que se plantee poner una instalación de un sistema DVS con Traktor se plantería por esa cantidad de dinero optar por instalar cualquier mixer convencional conectado a una interfaz de audio certificada de NI, obtendría por una cantidad de dinero aproximada más canales y más modularidad. Rane por su parte ofrece desde hace tiempo los mixers 61, 62 y 68 certificados para Serato Scratch Live, pero parten de los 1.400€... sí, está claro que Rane juega en otra división por la calidad de su hardware, pero ¿es necesaria toda esa calidad en todo tipo de clubes y en casa de todo tipo de DJs?
¿A donde nos lleva todo esto? Pues que NI está ofreciendo un producto muy bueno y de características profesionales que permite que en clubs pequeños y grandes puedan tener una instalación fija de un sistema DVS, o simplemente un sistema basado en ordenador, a bajo coste. Incluso la gente puede permitirse tenerlo en su propia casa. Además es “ampliable” puesto que puedes añadir elementos como el F1 o el X1 para dar mayor control y posibilidades al sistema, y que son controladores que además también se han hecho populares por una buenísima calidad de construcción. Claramente NI está tratando de crear un nuevo standard digital para DJs basado en ordenador y si las ventas y la implantación del Z2 van bien quizá no tardemos demasiado en ver un Z4. Y me temo que no van a conceder certificaciones para otros mixers con interfaz en una temporada. Native Instruments va a por todas.

Conclusiones

Lo que nos gusta:
- Construcción sólida y elevada calidad general a precio muy ajustado, algo acorde a los tiempos actuales.
- Personalizable.
- Versátil.
- La inclusión del mini-innofader.
- Ideal como centro de control de un sistema modular profesional.
Lo que no nos gusta:
- Pads muy pequeños.
- Solo dos knobs para cada FX. 
Calificación global: 9
Alternativas: Para Serato está disponible la Rane 61 y la Rane 62 a 1.400€ y 2.000€ respectivamente, son igualmente de 2 canales y a 32 bits y 48khz. Para Traktor Pioneer ofrece actualmente su DJM-T1 por un nuevo precio rebajado de 700€, es a 24 bits y 48khz pero solo viene con Traktor Scratch Duo. Mackie lanzó su D2Pro en 2008 por 800€, también de dos canales y con una interfaz firewire a 24/96 certificada aunque no funcionaba como controlador, actualmente solo se puede conseguir de segunda mano.
 

Especialista en la escena DJ de vanguardia. Fundador de Hellfire Producciones y el podcast “The House Factory”. Responsable hasta 2011 de Dejota.net y el sello digital Debug Music, en el que se lanzaron múltiples referencias de música house, tech-house y progressive house.

@selectormusical

18
Comentarios
  • #1 por tantee el 29/01/2013
    Muchas gracias por compartir tus impresiones sobre este controlador, sin lugar a dudas has hecho un trabajo impecable.
    un saludo
  • #2 por Jonassss el 29/01/2013
    Muy bueno, los productos de NI no defraudan tipico de empresas Alemanas. !
  • #3 por MestasDeejay el 29/01/2013
    yo la tengo desde que salio y no puedo estar mas contento. es perfecta para mi, lo que no quiere decir que lo sea para todo el mundo.
  • #4 por djnathan el 29/01/2013
    gracias por el trabajo, así da gusto a la hora de tener en cuenta el mixer!
  • #5 por Casurdazpal el 29/01/2013
    El único defecto que le veo al mixer,es lo de no tener line out,o salida,en teoría quiere decir que no podría grabar una sesión con vinilos de batalla,por ejemplo,a no ser que esos vinilos los grabe en un tocadiscos con usb al ordenador,y pasarlo a archivo digital para emularlo en los code,pero es muy engorroso,aunque,como bien describe el autor del hilo,este mixer no está pensado para lo puro analógico.Por lo demás,lo encuentro perfecto,con innofader,el único y verdadero rival de los faders magnéticos de Rane.
  • #6 por Netz el 29/01/2013
    tienes una salida de monitores....ademas el master tiene salida doble...
  • #7 por Spyn el 29/01/2013
    Con los precios actuales de las 2, me quedo con la Pioneer DJM-T1.
    Gracias por la review!!!
    Saludos.
  • #8 por Casurdazpal el 29/01/2013
    Iyo es verdad,en qué pensaba
  • #9 por WEEEICH! el 29/01/2013
    Excelente review, y no es por que me guste mucho la Z2.

    WEEEICH!
  • #10 por crazyfinalside el 29/01/2013
    Muy Buen Reportaje;Yo También La Tengo,Aunque Recién...Porque Me Llegó La Semana Pasada Y Aún Estoy Investigándo Cositas De Ella Pero Es Espectacular. !Saludos Y Gracias. :yuju:
  • avatar
    #11 por --479596-- el 30/01/2013
    yo la tengo, simplemente es una pasada recomendable para los que aman hacer scratch.
  • #12 por Casurdazpal el 30/01/2013
    #11 ,y el Wet/Dry,¿qué tal?
  • #13 por VuMM el 30/01/2013
    Osea, que si quieres la eq hard tiene que ser en modo externo, si no ajo y agua no?
  • #14 por xabi vide el 30/01/2013
    Genial review! Y la verdad que parece un cacharrito espectacular, ganas de testarlo.
  • #15 por pepehouse el 30/01/2013
    Ya me deshice del S4, por ese feeling a "plastic fantastic" y esos faders penosos, esta se parece mucho, nunca mais, prefiero una Denon, aunque sea la 600, que creo que es la que me voy acabar comprando y que vale 200 y pico napos menos y hace casi lo mismo y lo que no hace lo compensa con el módulo de efectos hardware y de todas formas lo puedo tener con un X1 de segunda mano.

    La revisión tremenda, aunque al igual que me pasó a mí cuando anunciaron el S4, te dejas llevar por la excitación que producen estos calculados lanzamientos de productos "bomba" para marear al personal y que piense que necesita gastarse 1000 pavos en un cacharro para que sus sesiones suenen mejor, en vez de poner mejor música.
  • #16 por Casurdazpal el 31/01/2013
    ¿Que estos faders se parecen mucho a los del s4?En esta mesa estamos hablando de innofader,el único rival de los faders de inducción magnética de Rane...no se,eh...a mi me parece una gran mesa de turntablism,obvio que no mejor que una 61 ó 62,pero una gran mesa.
  • #17 por Teo Tormo el 31/01/2013
    #15 respeto tu opinión, pero te aseguro que el feeling de los faders y el cross del Z2 no tienen absolutamente nada que ver con el S4.
  • #18 por Casurdazpal el 31/01/2013
    #15 ,En eso estamos,no hay color con el S4,más que nada porque no tiene nada que ver una con otra,en una mesa de batalla,el tacto de los fader y el cross,es lo mas elemental,date cuenta que es lo que más uso le dan los turntablistas.
  • #19 por pepehouse el 31/01/2013
    #16 #17 Son exactamente iguales por fuera, de plástico e igual de cortos, evidentemente si les han puesto aunque sea una versión "de baratillo" del Innofader van a mejorar ya que si ella, en el S4, el tacto y el deslizamiento es tan penoso que cualquier otra cosa es mejor.

    El panel central también es exactamente igual que el del S4, de plástico y glossy brillante, que sólo con mirarlo se ensucia y se ralla.

    Será que me estoy haciendo viejo pero a mí la presencia, sensación y el tacto que le da el plástico a todos estos productos DJ que salen a patadas todos los días no me convence, imagino que cuando has probado algo mejor ya no tragas con nada inferior.

    Las de Rane tampoco me gustan, con todos esos botones de colorines tan pequeños, parecen de plástico también, lo son?
  • #20 por Casurdazpal el 31/01/2013
    No se,tendré que creerte,yo es que aún no palpé su material de plástico como dices,a ver si más peña que haya probado el z4 nos puede decir...

    Rane si lo probé,no tengo mucho que decir,Rane es lo mejor,su hardware es lo mejor,sus faders...qué decir que no se sepa ya.De todos modos,si no te gustan sus colorines,siempre podrás pillar los modelos 56 o 57,que siguen siendo pura canela y han bajado mucho los precios,lo que no se si estarán descatalogados o en proceso...
  • #21 por pepehouse el 31/01/2013
    No me creas, vete a una tienda con exposición y "palpa" como tu dices una A&H, eso si son mesas, pardiez! :mrgreen: A mí dame "Heavy Metal".... :guitarraelec: :desdentado:
  • #22 por Casurdazpal el 31/01/2013
    No no,no te lo digo de mal rollo eh,es eso,que aún no pude palpar.Ya te digo,A&H lo mejor,sobre todo para mezcla,yo estoy enamorado de la DB4,esa hasta trae innofader también.Y la Rane 56 es puro Heavy Metal King of big shit también,bajo mi punto de vista,cada una en su territorio
  • #23 por pepehouse el 31/01/2013
    No, si ya sé que no iba de mal rollo, no te preocupes, te lo digo porque como probar uno las cosas y sacar tus propias conclusiones no hay nada por mucho que te cuenten, con la DB2 ya vale....
  • #24 por Casurdazpal el 31/01/2013
    Ya...pero por pedir!
  • #25 por Mechanork el 31/01/2013
    #19 Hombre, si el esqueleto de las Ranes 61 y 62 es igual que el de la 56, que lo es, estamos hablando de metal...Y obviamente, en cuanto a los potenciometros, los knobs de los faders y el resto de botones...han de ser de plastico duro o blando, silicona, o cualquier otro material apropiado para el tacto y la presión. Esto es así en las Ranes, en las Pioneer, en las Xones...y en cualquier mesa de mezclas...y por supuesto no resta cualidades a la mesa, al contrario.

    En cuanto a la Z2, el crossfader es corto porque es una mesa de batalla. Y por este precio...(caro, porque me niego a aceptar que no lo es)...esta más que requetebién...recuerda que es un mixer, con tarjeta incorporada y muchas funciones de control del software, que en calidad-PRECIO patea a la verguenza de la Pioneer DJM-T1, por mencionar un producto similar.

    Cada producto esta enfocado a un concepto en concreto (pese al uso que luego pueda darsele)...no se puede comparar una Xone DB4 con una Rane-62!

    Saludoss! :)