DJ

Review del Numark NVII, controlador integral con pantallas

A Numark hay que reconocerle ciertos méritos: fue una de las primeras marcas en lanzar un reproductor musical de precio no desorbitado que admitiera cargar música desde unidades USB y además sirviera como controlador con el iCDX –adelantandose al CDJ-400 de Pioneer–, y cuando todo el mundo estaba pendiente de si Native Instruments iba a sacar un controlador con pantallas, Numark se adelantó unos meses con su NV.

Casi dos años después de ser los pioneros en lanzar un controlador con pantallas a todo color integradas, y de haber lanzado otros productos similares empleando esta tecnología –todos para Serato DJ– Numark vuelve con una evolución del NV, y siguiendo la tradición de la marca se llama NVII.

Sensación de déjà vu

Lo primero que piensas al ver el NVII es que es idéntico al NV. Tras observar el aparato con mayor detenimiento  adviertes que aunque tiene el mismo diseño, construcción, conexiones, y controles con respuesta capacitiva e idéntica posición de los mismos, hay algunas diferencias estéticas, diferencias en las funciones de algunos controles, y finalmente con el uso adviertes que hay diferencias internas en algún que otro aspecto del aparato. Todo esto recuerda a lo que ya pasó en su momento con los controladores S4 y S4MK2 de Native Instruments, que apenas tenían diferencias, aunque lo cierto es que en este caso los de Numark han tenido un lapso de tiempo mucho más corto para evolucionar el producto. Y además este NVII ha salido por un precio de venta al público ligeramente inferior que la primera versión.

El producto sigue siendo un controlador para DJs diseñado específicamente para Serato DJ, con capacidad para controlar físicamente 4 canales completos de mezcla y controles para dos decks simultaneos –puedes alternar del 1 al 3 y del 2 al 4–, controles completos para los dos bancos de efectos de Serato DJ y dos pantallas integradas con completa información de las pistas en reproducción, la representación gráfica de las formas de onda y la navegación por la librería musical. Tiene las mismas entradas y salidas que el anterior modelo, y sigue siendo class compliant, con lo que no hacen falta drivers y se puede usar hasta con un iPad –aunque las pantallas sólo tienen provecho en Serato DJ–. En definitiva, dadas las grandes similitudes entre esta versión y la anterior del dispositivo, y para no repetirme en descripciones detalladas de aspecto, construcción y distribución de los controles, lo primero será pediros que le peguéis una lectura rápida a la review que publicamos sobre el primer Numark NV en este enlace. Y partiendo de lo que en aquella ocasión analizamos, vamos a establecer las diferencias con este nuevo producto.

Diferencias estéticas

Aunque el NVII tiene un trabajo de pintura casi calcado al del primer NV, esta vez le han puesto unas serigrafías en forma de líneas oblicuas paralelas de color gris claro en la zona del pitchfader y de los pads; esta misma decoración la podemos encontrar también alrededor de las pantallas. La numeración de los canales del controlador está serigrafiada con un fondo rojo para los canales 1 y 2, y gris para 3 y 4. La parte metálica de los jogwheels es ahora de color negro, un simple detalle que hace mucho más elegante el aspecto final del controlador.  

Lo que nos muestran las pantallas

El NVII resuelve algo de lo que se quejaron algunos usuarios de la anterior versión: no mostraba los beatgrids de las canciones. Ahora los beatgrids aparecen marcados en forma de líneas verticales cortas encima y debajo de las formas de onda, y además vemos numerados los compases.

Cuando las pantallas nos muestran la librería ahora tenemos la posibilidad de que la tercera columna de información que antes siempre mostraba los BPM, muestre en su lugar la duración de la canción o su tonalidad. Esto lo logramos pulsando Shift+D.View (Column), cada pulsación va haciendo rotar la información de la tercera columna. Además, podemos reordenar los crates para que las canciones queden organizadas en orden por tonalidad, BPM, artista o nombre de la canción. Para esta función, se han eliminado las funciones secundarias de edición de beatgrids en los botones alrededor de las pantallas –algo que era absurdamente innecesario tenerlo ahí porque tenías que mirar la pantalla del ordenador– y se han sustituido por las diferentes funciones de ordenación. Muy bien resuelto este asunto por parte de Numark, ya que mejora en gran medida la visualización de la librería y le da así mayor sentido a la integración de las pantallas.

Respecto a los controles alrededor de las pantallas, destacar también que ahora la carga de canciones se realiza con el mismo encoder pulsable con el que navegas por la librería –tiene más lógica y es más rápido que pulsar otro botón– y aprovechando botones que se habían quedado sin función por los cambios que habíamos comentado antes, en la botonera de la pantalla de la derecha tenemos el botón para activar globalmente la función de cuantización, en la botonera de la pantalla de la izquierda el botón que activa la función Beatjump.

Pads más amigables

En el anterior NV los pads había que golpearlos con cierta fuerza para que respondieran, algo que comentamos en la review. No hemos debido de ser los únicos que acabaron un poco agotados de esos pads, porque en el NVII Numark ha decidido ajustar la presión mínima que deben recibir los pads para responder. Tampoco es que la diferencia sea radical –si fueran demasiado sensibles podrías disparar un hotcue accidentalmente y destruir tu mezcla– pero se nota que no hay que emplear tanta fuerza.

Antes comentaba que disponemos en el controlador de un botón para activar la función Beatjump, y esto está directamente relacionado con los pads. En el primer NV, si querías usar la función Beatjump debías activar la opción “Mostrar los controles de Beatjump” en los ajustes de Serato DJ, y al poner los pads en modo Autoloop los cuatro pads de abajo quedaban reservados para la función Beatjump y los de arriba para los loops. Ahora el botón para activar y desactivar la función Beatjump lo que hace realmente es activar o desactivar la opción antes comentada, de manera que si necesitas los 8 pads para loops automáticos puedes en un momento desactivar la visualización de Beatjump, para después volver a activarlo y cambiar la configuración de los pads en caso de que vuelvas a necesitar la función.

Hay un detalle negativo en el tema de los pads, y es algo que se arrastra desde el modelo anterior. Aunque el controlador tiene mapeados los pads y los controles Parameter Adjust de al lado para poder usar la función Flip de Serato DJ, no hay serigrafía alguna que indique que esos controles sirven para eso. Tienes que saber de memoria la combinación de botones para entrar en el modo Flip con los pads y recordar lo que hace cada botón. Entiendo que la función Flip es opcional y se compra aparte, pero creo que no les costaba tanto indicar sobre el panel donde están las funciones.

Jogwheels ¿inteligentes?

Los jogwheels son aparentemente iguales a los del anterior NV salvo por el cambio de color de la parte metálica, pero Numark asegura en su contenido promocional que ahora “aprenden” del uso que se hace de ellos y se “adaptan” al estilo del DJ. Cierto es que siguen siendo como en el anterior modelo unos jogwheels muy sensibles y con una respuesta realmente precisa y rápida, pero no he conseguido notar que nada cambiara en su respuesta por más que los he utilizado. Le he dado mil vueltas a la documentación existente y no he logrado encontrar más detalles sobre esta característica.

Más refinamiento que evolución

Tras haber estado probando el NVII, uno cae en la cuenta que realmente más que una evolución del producto, lo que ha tratado de hacer Numark es perfeccionar el concepto que lanzó hace casi dos años puliendo una serie de detalles que aunque puedan parecer nimios, en conjunto dejan como resultado un controlador algo más bonito, con una integración y acceso a funciones más racional, así como una notable mejora en el aprovechamiento de las pantallas. Quizá este NVII debiera haber sido el primer NV que Numark lanzara al mercado.

¿Merece la pena que los que compraron el primer NV compren ahora este? Sinceramente creo que no, y de hecho creo que incluso Numark podría tratar de integrar algunas de las mejoras en el modelo antiguo –las referidas a cuestiones de visualización en pantalla– mediante alguna actualización de firmware. Sin embargo, aquellos que se estuvieran pensando el comprar un NV, deberían ahora adquirir sin pensarlo el NVII, ya que casi todo lo mejorable del primer modelo se ha corregido en esta unidad. Y por supuesto sigue siendo un dispositivo con buen sonido, acabados decentes, buena respuesta de los controles tanto físicos como táctiles…

Por otra parte el NVII es claramente el contrapunto a la propuesta de Native Instruments; la compañía alemana ofrece controladores con pantalla auxiliar pero ha decidido eliminar los jogwheels, mientras que Numark también apuesta por las pantallas pero manteniendo los clásicos jogwheels.

Lo mejor:

  • Buena construcción y acabados. Estética mejorada.
  • Acertadas mejoras en el uso de las pantallas y los controles adyacentes.
  • Se agradece que hayan bajado el umbral de sensibilidad de los jogwheels, los hace más usables.

Lo peor:

  • Lo mismo que sucede con todos los dispositivos con pantallas de Numark: no se pueden aprovechar las pantallas con la expansión de vídeo de Serato DJ.
  • Los controles asignados a la función Flip no tienen serigrafía alguna para identificarlos.
Teo Tormo
EL AUTOR

He trabajado como productor musical y discjockey. Desde hace años investigo y analizo la tecnología musical aplicada al DJ, buscando siempre las herramientas más innovadoras y observando su impacto en la industria musical.

¿Te gustó este artículo?
2
Comentarios
  • #1 por Inxu el 13/09/2016
    "fue una de las primeras marcas en lanzar un reproductor musical de precio no desorbitado que admitiera cargar música desde unidades USB"

    Y que ha pasado con esto ?=?= tengo por aqui un stanton SCS4dj y aunque tengo ganas de jubilarlo no veo una alternativa que no me cueste un riñon :bua:
    1
  • #2 por djkeel el 13/09/2016
    Yo no me lancé a por ella porque me parece demasiado pequeña. No entiendo como en esta nueva versión no han aprovechado para hacer los jogs un poco más grandes, los pads, meterle indicadores en el mixer.... Algo más parecido a la MCX8000 pero sin ser autónomo y salvando las distancias claro.
  • #3 por pepehouse el 13/09/2016
    Esto se llama "restyling" en el mundo del automóvil y ahora también en el de los controladores parece... :)