Informática musical

Música creada por máquinas: inteligencia artificial y MIDI

A.I. Duet de Google Creative Lab te permite utilizar tu portátil o teclado MIDI —con la funcionalidad Web MIDI de Chrome— para crear música y experimentar con la inteligencia artificial. Al estar basado en código abierto no sólo te servirá para tocar música: si tienes conocimientos de programación, podrás manipular el código y adaptarlo a tus intereses. Detrás de la idea está Yotam Mann, al que ya conocíamos por su Infinite Drum Machine.

Aparte de diversas herramientas del proyecto Magenta, A.I. Duet está construido con Tensorflow, una librería de software que hace análisis numérico a partir de gráficas de flujo de datos. También con Tone.js, un framework Web Audio que permite crear música interactiva en el navegador, con funcionalidades típicas de un DAW —como controles de transporte, sintetizadores y efectos—. Tone.js resultará atractivo para desarrolladores familiarizados con Max/MSP, ya que ofrece "bloques de construcción" y módulos DSP para crear tus propios sintes y procesadores.

En el MoogFest del año pasado, Doug Eck de Google explicó los objetivos del proyecto Magenta. Uno de ellos es la creación de una herramienta de código abierto que reúna a los artistas y desarrolladores en un mismo espacio colaborativo para crear música y arte. Como parte de esta iniciativa, Google dará soporte de audio y vídeo, herramientas para usuarios MIDI y plataformas que harán más sencilla la conexión entre los artistas y el machine learning.

El proyecto Magenta generó su primera canción simplemente introduciéndole unas pocas notas:

Para entender mejor de qué va todo esto podéis visitar todos los experimentos de Google AI, que no sólo abarcan la música.

Pero Google no es la única compañía que ha creado experimentos musicales con inteligencia artificial. Sony y sus Flow Machines también pretenden "investigar y desarrollar sistemas de inteligencia artificial para generar música de forma autónoma, o en colaboración con artistas humanos".

Este es un ejemplo de una armonización de Bach utilizando deep learning:

Convirtiendo un estilo musical en un objeto computacional, este proyecto de Sony —financiado por el European Research Council (ERC)— puede crear música en diversos estilos. Aquí tenéis otro ejemplo generado por Flow Machines, al estilo de los Beatles —del que ya hablamos más a fondo—:

¿Y qué relación hay entre la inteligencia artificial, la música y el MIDI? Muchas de estas "máquinas" que aprenden solas se alimentan con datos MIDI. Por ejemplo, en el proyecto Magenta se introdujeron 8.000 archivos MIDI, que luego fueron analizados por una red neuronal buscando patrones.

¿Te gustó este artículo?
6
Comentarios

Regístrate o para poder comentar