Informática musical

Integrar un sinte iPad en un entorno MIDI

Ante la imparable cantidad, variedad, y últimamente calidad que ofrecen algunos sintes iPad, integrarlos en un entorno ‘convencional’ MIDI (teclados, ordenador…) se vuelve atractivo. Damos algunos consejos sobre cómo realizarlo (incluso sin cables).

En este tutorial repasaremos cómo integrar una app de síntesis en un entorno que nos permita control y edición desde un teclado, así como el secuenciamiento desde una pista de un programa en ordenador. Consideraremos algunas opciones y sus pros y contras.

Introducción

Cuando adquirí mi primer iPad mis objetivos no pasaban por usarlo como un sinte. Sin embargo últimamente estoy interesándome por el uso ‘serio’ de ciertos sintes de iPad. Esencialmente porque algunos de ellos tienen un carácter propio importante (que no es fácil encontrar en otros productos) o una calidad destacable que rivaliza perfectamente con sistemas tanto hard como VST y soft en general.

Varios de los primeros sintes y aplicaciones que adquirí no pasan de ser juguetes y se han quedado arrinconados y cogiendo ‘polvo’ en algún lugar de la memoria de mi iPad. Pero otros me han convencido para integrarlos como herramienta en mi arsenal sonoro.

iPad y MIDI sobre DIN de 5 puntas

Una posibilidad simple para la integración sería la de considerar el iPad como un módulo MIDI más. Si la integración va a ser con un teclado MIDI usando el clásico conector DIN de cinco puntas, la cosa es simple. Podemos usar

  • el Apple Camera Kit y un interfaz MIDI a USB
  • otros interfaces MIDI específicos para iPad (iRig, Yamaha, Roland…)
  • o incluso montar el iPad en un ‘dock’ con conexiones MIDI (como el de Alesis o el de Steinberg).

Con ello el MIDI out del teclado puede llegar al iPad y podremos ejecutar sobre el sinte iPad desde un teclado estándar de piano (en la configuración de la app sintetizador podremos definir a qué entrada y canal MIDI debe responder, etc.).

Pero hay que tener en cuenta algunas cosas. Un Camera Kit (oficial o clónico) nos permite conectar dispositivos USB, pero iOS no reconocerá cualquier dispositivo USB. Respecto a lo que nos interesa, sí reconocerá dispositivos MIDI y Audio (por ejemplo interfaces MIDI o Audio) pero sólo si son estrictos cumplidores de la especificación ‘USB MIDI Class Compliant’ o ‘USB Audio Class Compliant’, la definición ‘oficial’ respectivamente de transporte de MIDI o Audio dentro de USB.

Un interfaz básico MIDI USB Class Compliant tiene un precio muy asequible (a día de hoy se encuentran en el entorno de los 20 a 30 euros). Sumado con el precio del propio Camera Kit, puede llegar a ser semejante al precio de un interfaz dedicado.

Los interfaces específicos para iPad aseguran de partida la compatibilidad y existiría la ventaja de que hay menos elementos que conectar. Pero el interfaz dedicado sólo sirve para una función, y en general están algo ‘sobrepreciados’ frente a la opción Camera Kit + Interfaz Class Compliant.

En mi caso he preferido la opción del C. Kit + Interfaz por que resulta más versátil (el interfaz lo puedo usar en otras labores si surge la necesidad, y el Camera Kit también ofrece conectividad para ‘otros’ dispositivos, no exclusivamente MIDI).

Un problema con este tipo de conexiones (común al Camera Kit y a los interfaces específicos) es que tienen cierta facilidad para desconectarse al mínimo tirón o movimiento. Debéis de tenerlo en cuenta para el uso en directo. Más vale tener el iPad y los cables y conectores bien anclados.

Precisamente para evitar esto último, me interesé por los ‘docks’. Sólo tengo experiencia con uno: lamentablemente el ioDock de Alesis mutila toda la información SysEx (y, si me conocéis por mis artículos, eso yo lo veo como un sacrilegio). Sencillamente no transmite ni recibe SysEx y por esa sola razón devolví el que tuve.

[Por cierto, si alguien ha probado otro dock (como el de Behringer) comentadnos si sufre o no de algún límite parecido. De momento y hasta confirmar ese aspecto, sigo usando el Camera Kit (otra opción que veremos más adelante es usar una conexión WiFi).]

iPad y MIDI sobre USB (sin usar DIN 5P)

Muchos teclados tienen actualmente interfaz USB por la que pueden intercambiar la información MIDI hacia/desde un ordenador. Algunos incluso han suprimido las clásicas conexiones MIDI en DIN de cinco puntas y sólo ofrecen la alternativa de USB. ¿Podemos conectar entonces directamente estos teclados a un iPad con el Camera Kit?

Hemos de volver a lo que decíamos antes. Cualquier dispositivo USB necesita un ‘driver’ en el ordenador o iPad que actúe de ‘host’. Según cómo haya sido diseñado el teclado, el driver puede ser específico del fabricante/modelo (y necesitaremos descargarlo e instalarlo desde la web del fabricante si nuestro sistema operativo no lo incorpora de origen), o puede ser que el fabricante haya hecho que sea compatible con un driver estándar (‘USB MIDI Class Compliant’). No intentéis buscar ‘drivers’ de los teclados para iOS, no los encontraréis (sí los veréis para OSX, para Win, Linux, etc., pero no para iOS). Es a la inversa: hay que asegurar que los dispositivos sean compatibles con iOS, y eso (en cuanto a interfaces MIDI y Audio) se llama ser ‘Class Compliant’. Es lo que tiene el que el sistema iOS sea tan ‘cerrado’.

Por ejemplo uno de mis pianos tiene dos modos de trabajo en USB. Uno de ellos es class compliant, el otro es específico de Roland, y lógicamente sólo el primero funciona directamente conectado por USB al iPad (lo que resulta mucho más cómodo que montar adicionalmente un interfaz MIDI y sendos cables MIDI para entrada y salida).Estudiad también ese tipo de configuración si la hay en vuestros teclados, por si alguno de los modos resulta ser ‘class compliant’.

En todo caso recordad que el que un teclado tenga una conexión indicada como ‘USB MIDI’ no significa que sea Class Compliant. Puede ser un USB MIDI específico y necesitado de drivers particulares, en cuyo caso olvidaros de conectarlos directamente al iPad por USB. Toca por tanto estudiar los manuales antes de la compra para asegurarse del carácter ‘class compliant’. De lo contrario tendremos que volver a usar las conexiones MIDI DIN 5 puntas, y montar un buen lío de interfaces y cables, que hubiera quedado más sencillo mediante un único cable USB. Por ejemplo mi querido módulo Roland SonicCell, tan excelente en otros aspectos, emplea drivers específicos de Roland y no cuenta con un modo ‘Class Compliant’ (por lo cual, pese a tener USB lo tengo que conectar con el iPad vía un interfaz MIDI).

Otra cuestión que también debéis conocer es que si el equipo es de los que se puede alimentar vía USB desde un ordenador, no siempre va a poder encontrar suficiente poder de alimentación desde el iPad vía USB. Es posible que tengáis que usar un alimentador al usarlo con iPad. Lógicamente cuanto más básico (y con menos ‘display’ y ‘retroiluminación’ ) sea el teclado más fácil será que pueda alimentarse desde el propio iPad (aunque esto también reducirá la duración de la batería). Por ejemplo, un Korg NanoKontrol puede alimentarse, un Novation Remote no. Me ha pasado también con algún interfaz MIDI ‘complejo’ (multipuerto e inteligente). Y en general, con los teclados necesitaréis alimentación (salvo los muy simples y sin pantalla).

Finalmente, recordad que muchos teclados y controladores que llevan USB y MIDI pueden configurarse de forma que la conexión USB se comporte como varios puertos MIDI: uno para uso por el propio teclado/controlador y otro para lo que quiera que conectemos en sus DIN de 5 puntas. En ese caso el teclado/controlador nos valdría simultáneamente como un interfaz MIDI independiente hacia el exterior, simplificando el montaje (y aliviando el bolsillo), pero de nuevo sólo si mantiene ese comportamiento en forma de ‘class compliant’ (algunos para adoptar el modo ‘class compliant’ simplifican ese tipo de cosas, y sólo ofrecen esos extras con drivers específicos).

Unir iPad y ordenador (en cuanto a MIDI) vía WiFi

Conectar un teclado (como comentábamos en el apartado anterior) es interesante para ‘tocar’ las aplicaciones de síntesis. Pero si además queremos grabar, editar, etc. mediante MIDI lo más habitual será que necesitemos unir el iPad a un ordenador en el que se ejecuta una aplicación de secuenciador o DAW con MIDI.

El conexionado será el habitual, salvo por la cuestión de hacer accesible el iPad en alguna pista del secuenciador.

Puede parecer tentador unirlos por USB (al fin y al cabo uno y otro tienen USB –en el caso del iPad mediante la adición del Camera Kit-). Pero encontraréis una dificultad: se trata de dos ‘host’, en principio ninguno de ellos quiere ser ‘esclavo’ del otro, los dos tienen ganas de mandar. Es más, esta dificultad se manifiesta también en los cables. Pensadlo por un momento ¿qué cable podríais usar para realizar la conexión? Se trata del mismo conector, y salvo que os hagáis con un cable macho-macho no podréis. Y ese tipo de cable no está normalmente a la venta, precisamente para evitar el error de conectar dos hosts directamente.

Queda la opción engorrosa de volver a los DIN de 5 puntas (un interfaz MIDI Class Compliant en el iPad, y otro cualquiera en el ordenador, dos cables MIDI,…).

Pero queda también otra opción muy práctica: resolver la conexión por vía inalámbrica (WiFi), con lo que además quitamos algo de cableado (no viene mal).

En ese caso se trata de dos máquinas (iPad y ordenador) que conviven en la misma red WiFi, y contamos con un protocolo (rtp MIDI) que permite encaminar señales MIDI entre equipos conectados a una misma red (en este caso WiFi, puesto que es la red que soporta iOS).

La conexión puede hacerse tanto con Mac como con PC Win y no dudo (aunque no lo he probado) que también con Linux. La latencia no crece de forma preocupante.

El protocolo rtp MIDI está incorporado de forma nativa en el sistema operativo de los Mac y de los iPad (hace la conexión particularmente fácil). En el caso de los PC Windows no, pero hay una implementación gratuita de rtp MIDI para Win de Tobias Erichsen (http://www.tobias-erichsen.de/software/rtpmidi.html). Como hace tiempo que no uso Linux, no os puedo contar, pero en su día se estaba desarrollando una implementación (que ya debería estar lista).

La implementación para Windows ha sido comentada recientemente en https://www.hispasonic.com/tutoriales/entorno-para-sesiones-musicales-remoto/38081. Podéis aprovechar lo que allí se cuenta en relación a la instalación y configuración de rtp MIDI para Windows (ese artículo describe otras piezas y cuestiones hasta completar un entorno que permite a dos músicos interactuar en directo desde posiciones remotas, os recomiendo su lectura).

La instalación de rpt MIDI en Windows es sencilla y la configuración es muy semejante a la que se realiza en Mac, aunque (como es habitual) en el caso de Mac es ligeramente más simple.Aquí mostraré el uso de rpt MIDI sobre Mac (y así los dos artículos nos completamos el uno al otro en cuanto a la cuestión rtp MIDI). Incluso para los que uséis Win el vídeo os será útil puesto que la pantalla de configuración en PC es casi idéntica (tenéis un tutorial de instalación y uso para PC en http://www.tobias-erichsen.de/software/rtpmidi/rtpmidi-tutorial.html).

En esencia se trata de que (en Mac desde la utilidad que existe para configurar las conexiones MIDI del ordenador y en PC desde el software de Tobias Erichsen) generemos una sesión (una conexión) MIDI vía WiFi. En el Mac (como veréis en el vídeo) es sencillo. Una vez creada la sesión en el ordenador, podemos asociar a ella nuestro iPad (que aparecerá como un posible destino de conexión sólo cuando hayamos abierto en él alguna app Core MIDI).

Además, al final del vídeo os muestro un plugin VST gratuito (VSTizer) que podéis encontrar en http://www.kissbox.nl/products_midi.html y que permite incluso evitar la necesidad de crear esa sesión o conexión (el propio plugin lo resuelve, creándola él mismo). En el caso del Mac no le veo mayor interés, la verdad; pero si os amedrenta la configuración del rtp MIDI de Tobias Erichsen para PC Win, quizá este plugin os resulte un poco (sólo un poco, no creo que merezca la pena) más cómodo.

Aquí tenéis el vídeo:

¿WiFi MIDI sin ordenador?

Si no vais a usar ordenador en vuestro montaje de sintes y MIDI, pero sí queréis llevar el iPad ¿estamos esclavos del Camera Kit (y sus fáciles ‘desconexiones’ al mínimo tirón o movimiento en los cables y conectores) o de los voluminosos ‘dock’ (que hacen de un ipad que era portátil algo más grande incluso que un portátil)?

No necesariamente. Algunos teclados están apareciendo recientemente que (precisamente para facilitar la conexión con iPad como argumento de venta) contienen un sistema WiFi y montan el protocolo rtp MIDI. Pero eso no soluciona la papeleta si no usamos esos todavía pocos teclados.

Otra opción (está sí más abierta a todos, aunque exige aflojar el bolsillo): existen ya disponibles interfaces MIDI con WiFi que implementan las especificaciones de RTP MIDI y que podrían comunicarse con el iPad (y de paso con nuestros ordenadores en el estudio) de forma inalámbrica. No puedo comentaros experiencia directa, aunque es un tema que me interesa y seguramente pruebe algunos próximamente.

Entre los que me gustaría probar, por ejemplo el WIDI de UMX o alguno de KissBox. Lo importante sería confirmar que su implementación es realmente rtp MIDI (y no alguna solución propietaria que exija drivers específicos), así como valorar qué grado de latencia tiene. Con la latencia no creo que haya mayor problema, pero la compatibilidad con iPad exigiría el que usen rtp MIDI y no soluciones propietarias.

Con un interfaz de ese tipo el engorro de los cables y el riesgo de sus desconexiones en vivo cuentan con una alternativa.

Conectar varios equipos MIDI al iPad

Desde hace tiempo me acompaña un hub USB conectado al Camera Kit: funciona como forma de poder conectar varios interfaces o equipos MIDI a un único iPad.

Posteriormente, en cada aplicación podéis decidir de cuál de ellos debe recibir MIDI o a cual debe extraer MIDI. Aunque mi recomendación (si utilizáis este tipo de montajes complejos) es que probéis MIDI Bridge, una app que os permitirá definir el conexionado entre las apps MIDI y los equipos e interfaces externos de forma gráfica y con otras muchas utilidades interesantes en esas situaciones.

Conectar varios iPad a un único ordenador

Sólo para afortunados: si tenéis varios iPads (lo cual empieza a no ser descabellado, para poder tener varios sintes ‘ricos’ ejecutándose cada uno de ellos en un iPad para no caer en problemas de falta de capacidad de computación), podéis perfectamente usar varias ‘sesiones’ inalámbricas, configurada cada una para ‘conectar’ con cada uno de los miembros de vuestra ‘iOrquesta’.

Desde el punto de vista de la ocupación de la red WiFi, una sesión MIDI es ridícula. No hay apenas tráfico significativo y ‘caben’ más sesiones de las que podáis necesitar (siempre y cuando no estéis pretendiendo a la vez ver a través de Internet una película de pago en alta definición por la misma red WiFi).

Eso sí, no está de más pensar si hacéis este tipo de usos de WiFi para intercomunicación entre equipos MIDI (o aún más en caso audio) el que montéis una WiFi ‘aparte’ de la que uséis para salida a Internet. El coste de un router o estación base WiFi es muy bajo y evitar compartir la misma red con otros usos nos garantizará un mejor rendimiento.

¿Y el audio?

Este artículo sólo se centra en la integración MIDI. El audio de momento lo extraigo directamente del iPad con una conexión hacia a la mesa o una entrada audio del ordenador, etc. o bien a través del Camera Kit y una tarjeta ‘USB Audio Class Compliant’.

Las pruebas que he realizado para poder compartir el audio con un ordenador por una conexión de datos WiFi (para evitar así el paso por el dominio analógico y los conversores internos del iPad) no han resultado satisfactorias para un uso en tiempo real por problemas de latencia excesiva (de hecho medible en segundos más que en milisegundos), pero habrá que seguir atentos por si llega alguna novedad al respecto. Por ahora cualquier intento de bajar el tamaño de los búferes de transmisión audio para reducir la latencia desemboca (mucho antes de tener una latencia suficientemente baja) en efectos audibles.

Pablo Fernández-Cid
EL AUTOR

Pablo no puede callar cuando se habla de tecnologías audio/música. Doctor en teleco. Ha creado diversos dispositivos hard y soft y realizado programaciones para músicos y audiovisuales. Toca ocasionalmente en grupo por Madrid (teclados, claro).

¿Te gustó este artículo?
27
Comentarios

Regístrate o para poder comentar