Informática musical

iConnectMIDI2+ y 4+: los límites de la magia

Hace ya tiempo iConnectivity anunciaba su segunda entrega del concepto iConnectMIDI original, en forma de iConnectMIDI2+ e iConnectMIDI4+. Se ha tardado en llegar a verlos disponibles, así que tenía ganas atrasadas de probarlos.

Más que MIDI

En ambos sus capacidades para MIDI resultan generosas e interesantes. Cada uno cuenta con conexiones MIDI DIN 5 puntas que le dan apariencia de un interfaz MIDI – USB pero van mucho más allá. Hacen honor a su nombre ‘yo conecto MIDI’: ruteo inteligente entre un sorprendentemente alto número de puertos MIDI en diversos formatos que pueden estar sobre DIN5P, USB o como puertos reales o virtuales sobre ‘hosts’ Win y Mac o incluso iPad/iPhone, incluso remotos vía sesiones Ethernet/Wifi.

Pero no es MIDI sino audio la principal y muy atractiva novedad en estos 2+ y 4+ : la función ‘Audio pass Thru’ permite transferir audio digitalmente entre dos máquinas ‘host’ como pueden ser dos ordenadores o un ordenador y un iPad. Y funciona en ambos sentidos simultáneamente.

Con ese añadido, 2+ y 4+ ofrecen una ocasión extraordinaria para integrar sintes o efectos iPad (o en un segundo ordenador) con un entorno DAW principal. Tanto las señales MIDI como las señales audio pueden viajar vía USB, por medio de uno de estos nuevos iConnect, entre los dos hosts, y con la tranquilidad de que el audio no abandone el terreno digital. Las aplicaciones van por tanto mucho más allá de la mera interconexión y tratamiento MIDI.

Aunque unos y otros son aspectos que admiten otras soluciones, el tamaño, precio y variedad de funciones combinadas que atiende iConnectMIDI2+/4+, lo hacen un ‘solucionador de interconexiones’ bien concebido.

La diferencia entre 2+ y 4+ es lineal en precio (unos 80 euros el 2+ que casi se triplican en el 4+) pero exponencial en características. Aún así lo que ofrece ya la versión 2+ tiene suficiente atractivo y capacidad para contentar a muchos. Las ausencias menos entendibles en el 2+: la de un puerto para conectar dispositivos MIDI USB directamente, sin mediar un ordenador/iPad, y la no inclusión del alimentador (que sí viene de serie con el 4+).
Las pruebas las he realizado con el 2+, pero os indicaré los extras del 4+.

Funciones MIDI

Cuentan con una matriz de conexiones MIDI configurable e inteligente. La matriz es de 10x10 puertos en el 2+, que 4+ eleva a 64x64, cada uno con sus 16 canales. Al final es posible hacer intervenir conjuntamente un gran número de dispositivos y aplicaciones MIDI en distintos entornos, tanto HW como SW y rutar mensajes MIDI entre ellos. Tanto 2+ como 4+ pueden ejercer funciones inteligentes de filtrado (por tipos de mensajes y por canales), ‘merging’ (combinar varios flujos MIDI hacia un destino), y mapeo de canales y controladores.

El reparto de estos puertos en cada uno de ellos es como sigue:

En cuanto a conexiones MIDI In y Out estándar sobre DIN 5 puntas encontramos 2+2 en la parte trasera del 2+, que suben a 4+4 en el 4+, con un juego disponible en el panel delantero.

Junto a ellas, sólo en el 4+, hay un conector ‘device’ USB que permite enganchar directamente (sin mediar ningún ‘host’) dispositivos MIDI USB que sean class compliant (lo que incluye la mayoría de los equipos de unos años a esta parte). Aunque es un único conector usando un hub (mejor alimentado) pueden conectarse hasta 8 pares in/out, ya sean de múltiples dispositivos, de dispositivos multiinterfaz o combinaciones que no superen ese cardinal. Exclusivo también en el 4+ un puerto Ethernet que permite transferir MIDI por red de datos a distancia, ya sea vía cable o conectando a ese puerto un router wifi, si es que alguien está dispuesto a asumir el consiguiente incremento de latencia frente a la excelencia en prestaciones de una red Ethernet por cable (del uso de redes para transferir MIDI mediante el protocolo rtpMIDI).

Hay puertos dedicados (2 en 2+ y 3 en 4+) para conexión directa de ordenadores Mac, Win, o también iPad/iPhone (uno de los dos puertos del 2+ es compatible iOS, mientras en el 4+ lo son dos de los tres disponibles). Conectar directamente dos host vía USB es algo ‘prohibido’, pero iConnectMIDI hace ver a cada uno de los host (Mac, PC, o iPad) un grupo virtual de interfaces con varios puertos in y out. Concretamente cada ordenador verá 4 pares In/Out con el 2+, y 16 con el 4+. A esos puertos virtuales podemos dirigir puertos reales o de aplicaciones que residan en ese host, con lo que se convierte en un negociador de conexiones entre las aplicaciones y con el resto de equipos unidos por una u otra vía a iConnectMIDI o a los hosts que se conectan a él.
No hay problema en organizar múltiples sesiones/conexiones MIDI entre los host, sus programas, o con otros dispositivos hardware/software que estén a la vista de iConnect.

Queda más claro con un ejemplo: podemos encaminar MIDI desde un teclado conectado a un ordenador hacia un arpegiador ejecutado en iPad, grabando las notas producidas por el arpegiador de vuelta en una pista de un DAW que tengamos en ejecución en el ordenador. Eso es flexibilidad.

Experiencia de uso para MIDI

Tanto usando ordenadores Mac como Win así como iPad, iConnectMIDI ha funcionado sin problemas de forma excelente para toda la gestión MIDI que es capaz de realizar.

Desde luego en cuestiones de rutado MIDI, un 10. No he necesitado siquiera medir la latencia. No se nota el paso por iConnect de los mensajes MIDI más de lo que pueda ser por cualquier otro, despreciable.

En la parte de funciones de filtrado y mapeo siempre habrá quien desee algo más de alcance, pero no dejan de ser un extra para apoyos ocasionales. Hay dos tipos de filtrado: por tipos de mensaje y por canal. En cuanto a mapeo se pueden mapear canales y se pueden mapear controladores (lo típico de reconvertir un mensaje de un pedal en uno de breath controller u otro). Para funciones más enrevesadas, puede invocarse alguna utilidad en ordenador o en iPad y realizar las rutas necesarias (por ejemplo MIDI Bridge de iPad es la que yo suelo tener a mano para las raras ocasiones en que la necesidad aprieta).

En cuanto a MIDI no son necesarios drivers ni en Win, ni en Mac, ni en iOS. Trabaja íntegramente haciendo uso del éstandar USB MIDI class compliant, soportado en cualquier sistema operativo reciente. Automáticamente se muestran las 4 o 16 conexiones In y otras tantas Out que iConnectMIDI ofrece a cada host. Y usaremos las opciones propias del sistema operativo y las aplicaciones de ese host para recibir/enviar hacia esos interfaces. Sencillo, sin drivers, y funcionando OK a la primera.

Teniendo en cuenta que en mi caso mantengo aún muchos equipos estrictamente MIDI (no USB) no me importaría nada ver la aparición de un nuevo hermano de la saga que ofrezca más de 4 juegos de puertos en DIN 5 puntas. Pero no es menos cierto que si los 4 juegos del 4+ se quedan justos, hay la posibilidad de conectar en su puerto ‘device’ un interfaz MIDI multipuerto con hasta 8 parejas más.

Es importante también considerar ante una posible compra las situaciones de uso previstas en cuanto al ruteo MIDI con los host. Los 4 In y 4 Out hacia cada host en el 2+, multiplicados por los 16 canales MIDI implican 64 enlaces, pero la comodidad de gestionar sin tener que andar repartiendo y configurando canales, puede dar valor a los 16+16 puertos que monta en cada host el 4+.

Audio pass thru

No pocas veces, al menos en los estudio ‘caseros’, tenemos un punto débil en la interconexión de los sintes o efectos iPad, con aquel otro ‘host’ que usamos como ordenador principal y en el que estamos ejecutando nuestro DAW preferido. La conexión ‘de auriculares’ en el iPad es una pobre salida que en muchos casos desmerece del sonido que algunas de sus apps pueden conseguir.

También cuando tenemos dos ordenadores es tentador liberar de carga aquel que ejecuta el DAW, delegando en un ‘segundo’ ordenador algunos plugins o sintes software. Y en ese caso usar una salida audio de un ordenador para acabar grabándolo en otro da también mucha rabia, por las degradaciones varias que puede acarrear frente a una solución enteramente digital.

Audio pass Thru aborda precisamente esos escenarios.

iConnect a ese respecto se comporta como un juego de interfaces audio en cada host más una matriz de interconexión digital programable. Se las apaña para aparecer ante cada host como un dispositivo audio con entradas y salidas, y permite configurar internamente las rutas con los que conectarlas, consiguiendo así transferir audio entre dos máquinas host.
Ofrece varias posibilidades de configuración en cuanto a nº de canales, velocidad de muestreo y profundidad en bits, con un máximo de 8 canales (4in y 4 out) en el caso de usar 16 bit y velocidad 44100 o 48000. Con velocidad de 96 o profundidad de 24 bits bajan el nº de canales, pero en muchos casos dos canales en cada sentido puede ser todo lo que estemos buscando.
Desactivar el manejo del audio in o out es posible en cada puerto y permite en dispositivos iOS mantener sonando el micro y/o el altavoz/conector interno, que por defecto es ‘robado’ por iConnect de forma automática.

iConnect no realiza ningún tipo de conversión de velocidad de muestreo, así que es requisito para ‘Audio pass Thru’ que los host estén operando a la misma velocidad. Una pequeña restricción que no lo es tanto en situaciones realistas, en las que siempre conviene minimizar la aparición de conversiones de velocidad con sus consiguientes efectos sobre la señal.

Audio pass thru y drivers

La instalación para audio es sin drivers en el caso de Mac y de dispositivos iOS, pero que en el caso de Win exige montar ASIO4ALL. Una elección que no gustará a todos, porque ASIO4ALL es un poco ‘excluyente’. Si montáis (obligados por iConnect) ASIO4ALL, no podréis usar los drivers de tipo ASIO específicos de otros productos que tengáis en uso en ese host. Podréis seguir usándolos pero a través de ASIO4ALL.

Pruebas de latencia con audio

Lógicamente, al tener que realizar un tratamiento de audio, aunque limitado a la interconexión/enrutamiento, iConnect tiene sus propios ajustes de buffering (con las correspondientes diferencias en latencia). En el caso de PC están adicionalmente los ajustes de ASIO4ALL, y en general con cualquier aplicación o sistema operativo hay que retocar aquí y allá.

Esta es la razón principal por la que tenía especial interés en probar un equipo que sobre el papel resultaba tan atractivo. No dudaba (y así ha sido) de su excelencia para la interconexión MIDI, pero el audio es otro mundo y no sabía si la magia de ‘audio pass thru’ tenía gato encerrado o no.

De hecho, mi primera tentativa fue decepcionante. Tanto que no podía ser real… los más de 350ms de latencia que observé en ella estaban muy lejos de ser un comportamiento adecuado y hacían totalmente inútil la función de transferencia de audio. Algo tenía que estar fallando, sin duda. Ya os adelanto que finalmente he podido llegar a cifras muy razonables (unos 8 ms., sólo 4-5 de ellos achacables a audiopassthru).

El entorno para todas las pruebas ha sido similar: Un iPad2 ejecutando un sinte soft (Sunrizer), un ordenador con Cubase AI y entre medias iConnectMIDI2+, tanto para hacer llegar al iPad las notas MIDI registradas en un patrón de una pista MIDI de Cubase, como para retornar el audio del iPad hacia una pista audio en Cubase. Pulsar ‘record’ y luego observar la distancia en tiempo entre los mensajes de ‘note on’ y el audio correspondiente ha sido la forma de evaluar la latencia ‘realista’.

En la primera prueba (la del susto de los 350 ms.) el ordenador era un PC Win muy básico, con un XP antiguo, etc. Harto tras trastear un tiempo con los diversos ajustes implicados aquí y allá en la latencia, finalmente abandoné y preferí probar con un Mac reciente, un entorno con ajustes más fáciles de realizar, pues están más visibles y claros los puntos donde actuar.

Efectivamente, fue sencillo dejar unos ajustes que permitían obtener una medición que rondaba los 8 ms. en total. En ese caso la grabación por vía analógica del audio del iPad ya ofrecía una medida de 3-4 ms, así que el paso a usar audiopassthru sólo estaba añadiendo unos 4-5 ms. Perfectamente en línea con otros muchísimos equipos y admisible para usos en tiempo real.

Destacaré el excelente servicio de atención y soporte por parte de iConnectivity. Sin haberme identificado como redactor de una review, respondieron con agilidad a varias preguntas que les realicé en sucesivos contactos y me enviaron documentación adicional de apoyo para resolver la configuración en entorno PC, con recomendaciones y experiencias que resultaron muy enriquecedoras y me ayudaron a obtener también esas mismas cifras en entorno PC.

El soft iConnect de configuración

Para configurar las tripas (rutas, filtros de mensajes, y demás parámetros) de iConnect es necesario usar un software que está disponible para Win y para Mac, y también para iOS, que es la versión que yo usé desde mi iPad. Supuestamente es una versión algo más incómoda y tosca (aunque completa en alcance) respecto a las Mac/PC, pero pude navegar por ella con facilidad y encontrar y ajustar todo lo necesario sin tener que acudir constantemente al manual o la ayuda.

Os dejo algunas imágenes de la versión Mac.

Uso ‘stand-alone’

Los ajustes que realizamos con el soft de iConnect deben guardarse en la memoria flash del hardware iConnectMIDI. A partir de ese momento el dispositivo es autónomo y funciona por sí mismo realizando todos sus encaminamientos, etc. Pero esos ajustes son fijos. Lamentablemente sólo una configuración puede residir en esa memoria.
Ciertamente el soft de iConnect permite guardar ficheros con varias configuraciones tipo, pero se necesita el concurso del ordenador/iPad para poder realizar la transferencia hacia la Flash. Hubiera sido buena idea ofrecer aunque sólo fuera media docena de configuraciones guardadas internamente para poder tener diferentes entornos de conexión disponibles sin mediar el uso de un ordenador o iPad. Pienso en mi caso en la diferente disposición que uso cuando enciendo toda la artillería (incluido ordenador con DAW) o cuando simplemente enciendo teclados y módulos para tocar/componer.

Diferencias 2+ / 4+ (y los 2+L y 4+L)

Completo algunos detalles sobre las diferentes versiones de iConnectMIDI+.

El 4+ incluye un alimentador que hay que comprar aparte en el caso del 2+. El alimentador garantiza que el dispositivo iOS conectado pueda ser recargado, cosa imposible sin él.

Se incluye de serie un cable que permite conectar un dispositivo iOS. Ese cable puede ser para dispositivos iOS 30 pin (versiones 2+ y 4+) o para dispositivos iOS con conector lightning (versiones 2+L y 4+L). Otros cables , de uno y otro tipo, pueden adquirirse aparte, pero tienen un importe elevado (aprox 40 euros). También se incluye de serie un cable USB para conectar con un ordenador.

En los 2+ y 2+L tenemos 2 pares In/Out MIDI y 2 conectores hacia host (uno de ellos compatible con dispositivos iOS) que dan lugar cada uno a 4 pares MIDI In/Out. Eso totaliza los 10x10 puertos que puede conectar su matriz MIDI. Soporta la función ‘audiopassthru’.

En los 4+ y 4+L tenemos 4 pares In/Out MIDI y 3 conectores hacia host (dos de ellos compatibles con dispositivos iOS) que dan lugar cada uno a 16 pares MIDI In/Out. Adicionalmente hay un puerto USB para dispositivos compatibles USB MIDI con un máximo de 8 juegos In/Out. También hay un puerto Ethernet con capacidad para definir 4 sesiones MIDI (4 juegos In/Out). Eso totaliza los 64x64 puertos que puede conectar su matriz MIDI. Soporta la función ‘audiopassthru’.

Acabo recordando que aunque ya va camino del año el anuncio del nuevo iConnectAudio4plus, en línea con lo que sucedió con sus hermanos, aún no hay siquiera fechas previstas de disponibilidad. Seguiremos atentos, porque, como estos MIDI2+ y 4+, tiene pinta de ser un equipo interesante.

Pablo Fernández-Cid
EL AUTOR

Pablo no puede callar cuando se habla de tecnologías audio/música. Doctor en teleco. Ha creado diversos dispositivos hard y soft y realizado programaciones para músicos y audiovisuales. Toca ocasionalmente en grupo por Madrid (teclados, claro).

¿Te gustó este artículo?
15
Comentarios

Regístrate o para poder comentar