DJ

Tutoriales de iniciación DJ: Software y controladores

Si algo ha revolucionado la escena DJ en los últimos 10 años ha sido el software y los controladores dedicados para DJs. Lo que comenzó siendo un conjunto de herramientas de uso minoritario entre DJs, se ha convertido hoy por hoy en algo casi imprescindible. Los modelos más económicos de controladores se han convertido en la puerta de entrada al mundillo DJ para muchísimos jóvenes aficionados en todo el mundo. Los controladores de gama alta, combinados con las últimas versiones de los programas actuales, no tienen nada que envidiar a los sistemas autónomos tradicionales, y se han convertido en la solución preferida de muchos profesionales.

La finalidad de este tutorial es aclarar algunos conceptos generales acerca de software para DJs y controladores para DJs a los más novatos. Seguramente sea poco trascendental para gente que lleva años pinchando, pero los que empiezan quizá encuentren aquí aclaraciones a algunas dudas. También es importante destacar que el artículo contiene referencias y enlaces a artículos anteriores dado que algunas cosas ya se han explicado con anterioridad. Es importante leer con detenimiento los manuales de cada programa y controlador, actualmente los desarrolladores redactan (e incluso traducen a varios idiomas) con mucho cuidado sus manuales para que sean sencillos de entender y prácticos como herramienta de consulta.

El software y su historia

La finalidad del software para DJs es tratar de emular las funciones de los sistemas autónomos de reproducción musical profesional, compuestos normalmente por platos giradiscos y reproductores digitales conectados a mixers. Con el paso de los años y las sucesivas evoluciones en microprocesadores, gestión de memoria y capacidad gráfica que han ido sufriendo los ordenadores, el software para DJs ha podido también evolucionar y pasar de emular las funciones más básicas como reproducción con control de tempo y mezcla de dos reproductores, a funciones avanzadas como pitch lock, mezcla de 4 reproductores, sincronía automática, efectos o grabación de sesiones. El software para DJs tradicionalmente se ha empleado con archivos MP3, pero gracias al aumento de capacidad de los sistemas de almacenamiento, hoy es posible utilizar archivos sin compresión como WAV o AIF (que soporta metadatos) sin ningún problema y sin pérdida alguna de calidad.

Uno de los primeros programas en ver la luz fue desarrollado en España, y se trató de DeejaySytem Pro, un sencillo programa que en 1998 emulaba un reproductor profesional Denon y que funcionaba en Windows. El programa se manejaba mediante el ratón, no permitía usar controladores MIDI, no emulaba las funciones de mixer ni de efectos… pero ciertamente hacía bien su trabajo. A pesar de ser uno de los programas pioneros, no sufrió grandes evoluciones, aunque llegó a soportar reproducción de diferentes formatos de video.

En 1999 llegó al mercado PCDJ, software que ya emulaba dos reproductores completos y un mixer. PCDJ fue innovador porque tuvo el primer controlador oficial para DJs, el DAC. A pesar de ello PCDJ hoy por hoy ha perdido toda su relevancia en el mercado de productos para DJs, sus últimas versiones además están basadas en tecnología licenciada a DJ Decks, un software independiente absorbido por Atomix Productions hace poco tiempo. Precisamente Atomix Productions sacó en el año 2000 el programa AtomixMP3, con capacidad para acompasar de manera automática dos canciones pero con una interfaz de juguete…

Entre los años 2000 y 2003 es cuando se inicia la auténtica revolución del software. Por un lado la empresa alemana Native Instruments, popular en aquel momento por el software Generator (que luego sería Reaktor) sacó a la venta Traktor, un software para DJs bastante completo, con una interfaz de aspecto serio y una estabilidad bastante aceptable. Traktor tiene buena repercusión y en poco tiempo mucha gente habla del software. Por otra parte en 2002 se lanza al mercado Final Scratch, un software para DJs basado en el control por vinilo codificado (del que luego hablaremos un poco) que a pesar de que tiene una buena acogida, flaquea un poco en la parte de software del sistema. En 2003 todo estalla, Native Instruments se alía con Stanton para que su software sirva para mover Final Scratch, lo cual termina de dar una enorme popularidad a Traktor, por otra parte Atomix Productions lanza Virtual DJ, una evolución más seria de su primer software AtomixMP3.También en 2003 la compañía francesa Mixvibes saca Mixvibes DVS, otro software que además permite control por vinilo. En 2004 llega el último actor importante a escena, Serato en conjunción con el fabricante de hardware Rane lanza Serato Scratch Live, otro software para DJs, también controlado mediante vinilos.

En los últimos años, Serato lanzó Itch, otro software para DJs pero basado en controladores, que ha evolucionado y ha fusionado funciones con Scratch Live hasta convertirse hoy por hoy en Serato DJ. Traktor, Serato DJ, Virtual DJ y Cross (el nombre actual del soft de Mixvibes) son los actores principales de la escena de software para DJs. Junto a ellos se podría incluir a Deckadance, desarrollado por Image Line (creadores de Fruity Loops), cuya primera versión fue idea del fallecido desarrollador español Arguru (homenajeado por Deadmau5) y también Djay, un software desarrollado por Algoriddim exclusivamente para Mac que se ha vuelto bastante popular por su aspecto fotorrealista y su sencillez de uso.

Muchos opinan que Live, desarrollado por Ableton, debería considerarse un software para DJs, aunque yo no lo creo así. Desde mi punto de vista Live es un software orientado a la producción musical y a la interpretación de música electrónica en directo, y que dadas sus características de funcionamiento ha servido para que algunos DJs adapten su forma de pinchar para emplear el programa en directo como herramienta principal o como elemento auxiliar.

Funciones habituales

Actualmente los programas para DJs tratan de emular las funciones de los reproductores, mixers y unidades de efectos más avanzadas. Se suele emplear una interfaz gráfica que trata de recrear los controles de manera similar a como son en la realidad, con una disposición también parecida. Los controles se pueden accionar con el ratón, aunque por lo general puede usarse el teclado del ordenador o un controlador MIDI. Por lo general los programas actuales emulan cuatro reproductores digitales autónomos con todas sus características. Ya explicamos las funciones habituales de los reproductores digitales en nuestro anterior tutorial, así que puedes dirigirte ahí y consultarlas. También puedes repasar el tutorial de esta misma colección sobre el mixer de DJ para conocer las funciones habituales de un mixer, que son las mismas que encontrarás en cualquier programa.

Donde sí debemos hacer un alto en el camino dentro de las funciones para explicar un par de cosas es en la librería. Una correcta y ordenada gestión de la librería musical del software es clave para realizar un buen trabajo como DJ. Cada software para DJs, una vez instalado genera una base de datos a la que se añadirá la música que le indiques que tienes disponible en el ordenador. Normalmente para añadir música basta con arrastrarla y soltarla sobre la librería del programa, si arrastras una carpeta los programas analizan todo su contenido. Cada canción será analizada y se realizarán las siguientes acciones:

- Se analizará el audio para generar una representación gráfica de la forma de onda que luego podrás ver desplazarse mientras pinchas.

- Se establecerá también el tempo de la canción en BPM (golpes por minuto). Si la canción (o canciones) tiene previamente indicado en sus metadatos los BPM muchos programas permiten que se use directamente ese dato ignorando el análisis. Actualmente hay tiendas online que venden la música con el metadato de los BPM ya indicado.

- Excepto Serato DJ y Deckadance, todos los programas tienen ya la capacidad de analizar la tonalidad. Este dato también puede darse en los metadatos del tema e ignorar el del análisis.

- Se leeran todos los metadatos referentes a nombre de la canción, autores, fecha de lanzamiento, etc. y se incluirá en la base de datos. Estos datos generalmente pueden editarse en el programa si están incompletos.

- Se establecerá lo que se conoce como beatgrid. El beatgrid es una guía (el usuario lo ve como una rejilla superpuesta a la forma de onda) que indica al programa la localización de los golpes rítmicos de la canción. Se establece en base a los BPM que se detectan. El usuario puede editar el beatgrid en caso de que el programa lo haya definido incorrectamente por una mala detección del tempo o porque tenga cambios de tempo. Es importante consultar el manual del programa que uses para saber editar el beatgrid correctamente, cada programa emplea herramientas distintas para la edición del beatgrid.

La mayoría de los programas permiten importar playlists de iTunes, e incluso algunos permiten abrir las librerías musicales hechas en otros programas para DJs. Aquí es importante destacar que en el caso concreto del programa Djay apenas se puede interactuar mucho con su librería, ya que este programa emplea la librería de iTunes como librería propia, así que para realizar cambios debes hacerlos en iTunes. Cada programa almacena la librería en un lugar distinto de tu disco duro y ofrecen diferentes recomendaciones para las copias de seguridad, consulta el manual del programa.

La sincronía automática, conocida popularmente como “Sync”, es una función integrada actualmente en todos los programas que permite que dos canciones de manera automática se acompasen, o dicho de otra forma, realiza la técnica de beatmatch pulsando un botón. Para sincronizar las dos canciones el programa emplea algo de lo que antes he hablado, el beatgrid. Si el beatgrid está bien establecido las dos canciones permanecen acompasadas sin problemas. La velocidad a la que se acompasan depende de la canción marcada como “master”, cuyo tempo es tomado como referencia. Traktor da la opción de que el tempo al que se sincronizan las canciones sea establecido por su reloj MIDI interno. Si quieres profundizar en la sincronía automática, publicamos hace unos meses en Hispasonic un tutorial sobre como llevarla a cabo con Traktor https://www.hispasonic.com/tutoriales/tutorial-sincronizacion-automatica-traktor-pro/37556

Otra función que se ha ido incorporando a los diferentes programas para DJs son los samplers. Más allá de ser meros reproductores de muestras cortas, los samplers que actualmente integran los programas para DJs son completos mini-reproductores que incluso llegan a soportar también las funciones de sincronía automática. El ejemplo más destacable son los Remix Decks de Traktor, nombre bajo el que se esconde un completo sampler que puede manejar 64 muestras por unidad y que cuenta con un controlador diseñado especialmente para su uso, el Kontrol F1 y para el que ya se comercializan paquetes de muestras. En Hispasonic ya por cierto hemos regalado paquetes de muestras para los Remix Decks, si te interesa puedes descargarlos aquí, aquí y aquí. Serato DJ cuenta con el SP-6 un sampler bastante más básico aunque muy funcional, y Cross cuenta con un sampler a medio camino entre el de Serato y el de Traktor.

El interfaz de audio para el DJ

Para emplear un software para DJs de manera eficaz no nos bastará con el dispositivo de audio que trae integrado nuestro ordenador, es necesario adquirir un interfaz de audio multicanal. Normalmente los DJs emplean interfaces externos debido a que suelen emplear portátiles en directo, los interfaces pueden ser autónomos o estar integrados en controladores para DJs (esto lo veremos luego). En el caso de los interfaces autónomos hay que indicar algunas cosas:

- Es necesario que el interfaz disponga por lo menos de 2 salidas estéreo (o 4 mono).

- Si deseas utilizar funciones de control por timecode el interfaz debe tener por lo menos 2 entradas estéreo (o 4 mono) y es recomendable que integre previos phono. No obstante, tanto Traktor como Serato solo permiten el control por timecode empleando dispositivos de audio comercializan sus desarrolladores o a los que han otorgado una certificación.

- Existen dos maneras de configurar el interfaz con el software. La primera sería en caso de mezclar internamente el audio (con el mixer virtual del programa), en cuyo caso una de las salidas estéreo del interfaz debería tener enrutado la salida principal del software, mientras que la otra salida estéreo debería tener enrutado el audio de la preescucha. La segunda sería en caso de usar un mezclador externo, en cuyo caso cada salida estéreo debería tener enrutado el audio de cada reproductor virtual. En caso de usar 4 reproductores virtuales, necesitarías un interfaz de 4 salidas estéreo, evidentemente.

- De la calidad del interfaz de audio, de los drivers que entregue el desarrollador y del ordenador con el que se emplea todo dependerá la latencia con la que funcione el programa. La latencia se expresa en milisegundos (milésimas partes de un segundo) y es el tiempo que tarda el programa en procesar la señal de audio que percibe el usuario desde que da una instrucción, cuando la latencia es muy alta se percibe un pequeño retardo entre la pulsación de un botón o el uso de un control y la manera en que la función invocada afecta al audio, algo que dificulta el trabajo y que puede llegar a limitar la creatividad con la que el DJ ejecuta su trabajo. Aumentando o disminuyendo el tamaño del buffer del driver del dispositivo de audio (esto se puede hacer desde el panel de preferencias del software o desde el panel de preferencias del propio driver del dispositivo) se puede reducir la latencia, pero cuidado, latencias muy bajas para el dispositivo y el ordenador pueden hacer que el audio se entrecorte, se pare momentáneamente, que aparezcan ruidos o que el programa directamente se cuelgue o cierre.

¿Qué interfaz de audio comprar? La principal recomendación que suelo dar es adquirir siempre que sea posible un interfaz de audio de 24 bits y con capacidad para al menos reproducir a 48khz. La relación señal/ruído que proporcionan hace que estos interfaces sean más apropiados para trabajar en directo, especialmente en entornos de mucha presión sonora. Además suelen lograr una mejor apertura de la panorámica estéreo y una definición apropiada en las frecuencias altas del espectro sonoro. Por lo menos debe disponer el interfaz de cuatro entradas, cuatro salidas y una salida independiente de auriculares. Leer reviews y consultar foros de soporte es una buena manera de informarse de los diferentes dispositivos y conocer sus virtudes y defectos.

Control por vinilos codificados

Una de las alternativas que ofrecen los programas para DJs para el control de la reproducción, es el uso de vinilos codificados por código de tiempo. Este sistema se hizo popular gracias a que permitía que los DJs que habían aprendido a pinchar con vinilos pudieran seguir empleando la técnica y herramientas que ya conocían para seguir pinchando pero empleando un ordenador y archivos digitales de música. En lugar de emplear un vinilo tradicional, se emplea un vinilo que lleva grabada una señal sonora portadora con una señal codificada que indica al ordenador la posición exacta de la aguja sobre el surco, esa posición es la que el programa usa como punto de reproducción de la canción que se está usando.

Se podría decir que hay dos clases de programas que emplean control por vinilo, los cerrados y los abiertos. En los cerrados podríamos incluir a Traktor y Serato, que exigen emplear un interfaz de audio comercializado por los desarrolladores para usar el control por vinilo. En los abiertos podemos incluir a Cross o a Deckadance, que permiten usar cualquier interfaz de audio.

Hay dos modos de emplear el control por vinilo, el absoluto y el relativo, en el absoluto se usa la posición concreta de la aguja sobre el surco, de manera que podemos levantar el brazo del plato y colocarlo más adelante en el surco haciendo así que la reproducción de la canción en el ordenador salte a ese punto de tiempo concreto. En el modo relativo el programa solo tiene en cuenta si la reproducción avanza, retrocede o se para. Si estás interesado en profundizar acerca del control por vinilos codificados puedes leer el completo reportaje monográfico que se publicó en Hispasonic hace unos meses en este enlace https://www.hispasonic.com/reportajes/monografico-sobre-control-vinilo-codificado/37701

Controladores para DJs

Si el software para DJs trata de emular con un ordenador los sistemas autónomos de reproducción, los controladores tratan de dar soporte físico a esa emulación. En lugar de tener que coger un ratón y moverlo para hacer click sobre un botón que pone “Play”, el controlador te ofrece un botón que pone “Play” que al pulsarlo realiza la misma función. Y así con todo el resto de controles y funciones que el programa tiene representados en su interfaz. Los controladores para DJs cuentan con botones para las funciones de transporte, faders y knobs para las funciones de mezcla y efectos, jogwheels para las funciones de scratch y pitchbend… También incorporan controles para gobernar funciones como navegar por la librería musical o editar los beatgrids.

Los primeros controladores para DJs eran meros controladores sin interfaz de audio, que debía comprarse aparte. Durante los últimos cinco años han aumentado los controladores que incorporan interfaz de audio hasta convertirse en algo habitual. No obstante, siguen existiendo controladores para DJs que no incorporan interfaz de audio, suele tratarse de lo que se podría denominar “controladores auxiliares”, que están destinados a controlar de manera específica una única parte del programa, como el Kontrol X1, destinado a controlar los efectos, transporte y hot cues de Traktor o el DDJ-SP1 destinado a controlar el sampler de Serato DJ. En los últimos años han surgido algunos controladores que podríamos llamar híbridos, ya que además de servir como controlador e interfaz de audio, pueden emplearse también como mixer. Un ejemplo de esto podría ser el Numark N4, controlador de 4 canales que con el ordenador apagado sirve como mixer autónomo de 2 canales, o el Pioneer DDJ-SX, que funciona como mixer autónomo de cuatro canales e incluso sus filtros se pueden emplear en este modo de funcionamiento.

MIDI y HID

MIDI es el protocolo de comunicación que emplean la mayoría de controladores para DJs. El protocolo MIDI se desarrolló hace 30 años pensando en instrumentos musicales electrónicos como el sintetizador. A lo largo de la historia de la producción musical este protocolo se ha empleado como medio de comunicación de instrumentos, equipamiento de estudio y ordenadores, los controladores para DJ emplean también este protocolo de comunicación. Cada control de un controlador puede enviar varios tipos de mensajes, mensajes “control change” con valores entre 0 y 127 (el valor indica la posición) normalmente usado por faders y potenciómetros, aunque también muchas veces los botones o pads envían mensajes equivalentes a las notas musicales de un teclado. Actualmente la mayoría de los programas para DJs traen de serie configuraciones que permiten emplear de manera directa los controladores más populares del mercado. Estas configuraciones se conocen como mappings o mapeos, y son básicamente una tabla en la que se asigna cada mensaje de cada control del controlador con una función del software. Los mapeos pueden ser modificados por los usuarios si desean utilizar el controlador de una manera alternativa o que consideren más creativa, y hay en internet auténticas comunidades de intercambio de mapeos.

Un caso especial es el de Native Instruments y el de Serato. NI comercializa controladores para su software Traktor que no emplean realmente el protocolo MIDI, en su lugar emplean una variante propia del protocolo HID llamada NHL que ofrece una resolución 4 veces mayor al MIDI, con lo que se puede obtener una mayor flexibilidad y precisión. Los controladores de NI también pueden usarse con otros programas que soporten MIDI gracias a que el driver del controlador convierte el protocolo propio en MIDI. Serato en colaboración con varios fabricantes de controladores utilizó también un protocolo propio de mayor resolución que el MIDI para su software ITCH, estos controladores también eran capaces de enviar datos MIDI normales, aunque no necesitaban la instalación de un driver para ello (la mayoría). Actualmente en su software Serato DJ no han desvelado si los controladores soportados emplean también un protocolo propio, aunque se sospecha que sí ya que este software no permite remapear los controles.

Diferencias entre controladores

Mucha gente tiene dudas a la hora de adquirir un controlador, especialmente los principiantes. La gran cantidad de modelos existentes en el mercado y sus múltiples características hacen dudar, muchas veces por simple desconocimiento. Mucha gente cree que al comprar un controlador barato con el mismo aspecto externo que uno caro se está llevando el mismo producto y paga menos porque el caro es de una marca popular. En parte es cierto que algunas marcas populares son más caras, pero puede haber muchas otras diferencias detrás del precio:

- La construcción externa de los controladores baratos habitualmente está realizada en plástico. Los controladores más caros suelen ser de componentes metálicos más resistentes.

- El interfaz de audio de un controlador barato suele ser de 16 bits y 44khz, además de ser interfaces algo ruidosos, incluso muchos no cuentan con salidas balanceadas. Esto está bien para pinchar en casa y en clubs pequeños, pero que puede no dar la talla en instalaciones de miles y miles de watios. Los controladores más caros suelen contar con interfaces de 24 bits y resolución de 48 o hasta 96khz.

- Algunos elementos de controladores baratos como faders o potenciómetros no tienen un movimiento suave al emplearlos y además un tacto a plástico barato. En los controladores de precio más elevado el tacto suele ser más suave, lo que facilita los ajustes de precisión, y el tacto es mejor al emplearse materiales de tacto gomoso.

- Muchos controladores baratos se alimentan directamente del puerto USB. La baja potencia eléctrica con la que funcionan ocasiona que la salida de auriculares tenga poca fuerza y en ambientes de alta presión acústica no se pueda realizar una adecuada preescucha.

Al igual que en los interfaces de audio, el mejor consejo es informarse bien a través de internet sobre lo que comprar. Es muy recomendable también probar la ergonomía del controlador, muchas veces un buen aspecto nos engaña y no vemos que el controlador puede ser incómodo de usar por la posición de algunos controles, el tamaño de nuestras manos… incluso el color de los knobs puede hacer que en condiciones de baja iluminación no veamos bien en qué posición está.

Final

Aquí termina el cuarto de los tutoriales de iniciación para DJs. Los cuatro documentos que se han publicado en Hispasonic hasta el momento abarcan el equipamiento con el que generalmente un DJ se encuentra: mixer, platos, reproductores digitales y software/controladores. Quizá este último tutorial ha sido el menos específico y técnico de todos los de la serie ya que hay por lo menos cinco programas diferentes de uso habitual entre DJs y decenas de controladores disponibles en el mercado, es muy complejo dar instrucciones concretas sobre algo tan extenso y heterogéneo. Espero en algún momento volver a seguir con los tutoriales de iniciación pero desde el punto de vista de las técnicas de mezcla. Espero también que los más novatos, que es para quienes están dirigidos estos tutoriales, encuentren algún tipo de utilidad en estos documentos.

Teo Tormo
EL AUTOR

He trabajado como productor musical y discjockey. Desde hace años investigo y analizo la tecnología musical aplicada al DJ, buscando siempre las herramientas más innovadoras y observando su impacto en la industria musical.

¿Te gustó este artículo?
28
Comentarios

Regístrate o para poder comentar