Concurso Margaret Guthman de instrumentos musicales atípicos

El concurso Margaret Guthman de instrumentos musicales atípicos acumula ya suficientes ediciones para que haya alcanzado un importante renombre. Hace tiempo que no lo traemos a portada (desde la edición de 2010), pero año tras año va actuando de escaparate de la mezcla de ingenio y de locura que alimenta las candidaturas.

El próximo día 20 se celebrará la final del presente 2015 a la que acuden en Georgia los 20 finalistas. Podéis acceder aquí a imágenes de los 20 intrumentos que llegan a esta final. Entre ellos se encuentra 'Buildacode', proyecto de la española Mónica Rikic, que combina un desarrollo en puredata y 24 coloristas cubos de tela infantiles para crear un entorno de interacción para niños que les permita combinar la contrucción con cubos y la síntesis de sonidos (casi una especie de Lego musical de enormes dimensiones).

Hemos seleccionado algunas imágenes para que podáis ver el amplio espectro de propuestas que llegan a la final, desde acústicas a electrónicas, desde simples a complejísimas, desde diminutas a mastodónticas, que tienen cabida en este curioso concurso para los nuevos luthiers. 2015 es además la primera ocasión en la que se abre una sección para proyectos de estudiantes, algunos de los cuales también han recibido la invitación para acudir a Georgia con los gastos de transporte cubiertos.

Si el año próximo te animas a participar en el concurso (hasta ahora, la participación ha sido siempre gratuita), no dejes de contárnoslo. Al fin y al cabo todo es cuestión de ponerse manos a la obra, o en este caso al instrumento. No están aún las bases, pero a tenor de lo vivido otros años, suele cerrarse en noviembre el plazo de admisión. En el jurado de esta edición 2015 hay muestras del eclecticismo de este concurso. Lo forman Joe Paradiso (del MIT Media Lab, diseñador de sintes y sistemas MIDI), Graham Marsh (multiinstrumentista, productor y quinientas cosas más con varios premios Grammy), y DJ Hurricane (productor, DJ y rapero conocido por su labor con los Beastie Boys).  

 

Más información | Concurso Margaret Guthman

Pablo Fernández-Cid
EL AUTOR

Pablo no puede callar cuando se habla de tecnologías audio/música. Doctor en teleco. Ha creado diversos dispositivos hard y soft y realizado programaciones para músicos y audiovisuales. Toca ocasionalmente en grupo por Madrid (teclados, claro).

¿Te gustó este artículo?
9
Comentarios
  • #1 por sapristico el 12/02/2015
    Me encantan los cacharros sui generis éstos que siguen creando algunos...me flipa que en nuestra era se reinvente el lutherismo a lo modenno...aún con electrónica básica... Yo a veces sueño extraños conciertos de auditorio para quinteto en 360 efectos, frenadas de tren y colchones de armónicos, y un zumbatrontwitgambón o una balalangstroffindrumatuba...por poner algo.
    2
  • #2 por Pepepito el 12/02/2015
    Pues si. Estamos en una época en la que la tecnología creativa podría cambiar el aspecto de algunos instrumentos musicales. La electrónica no es tan cara y la relación entre músicos y máquinas puede dar sorpresas debido a la interacción cada vez más directa entre creador y máquina. Me encantan estas iniciativas. :cascos:
    1
  • #5 por puggo el 13/02/2015
    si os gustan estas cosillas echadle un vistazo a los cacharros que fabrica peter blasser (ciat lonbarde). pura artesanía sonora :)
    2
  • #6 por Julio_djs el 15/02/2015
    Genial Unas Obras de Arte Sonora. Va mas allá de lo estrictamente musical.
    2