La educación del oído

mod
#1 por Mikolópez el 21/10/2014
Copio un texto que escribí hace años con motivo de unas clases que di de educación auditiva. Creo que podíamos ir comentando en este hilo recursos, ejercicios, ideas, métodos y sus críticas, etc. Ahí va:

_____________________

El oído musical atento

A la conocida expresión "oído musical", se ha añadido deliberadamente la palabra "atento" que nos recuerda la necesaria disposición para la escucha de la música. Sin atención suficiente no es posible la comprensión del discurso musical. Dicha atención es una mezcla de absoluta concentración y un amplio conocimiento que provee de los necesarios parámetros con que analizamos lo oído.

El significado de "oído musical" se antoja aún algo impreciso y produce en quien no lo posee una gran admiración. Pero el que cuenta con el cúmulo de habilidades que supone dicho "don" sabe bien que oír música está más allá de la mera acción sensorial y que implica una toma de conciencia del efecto del sonido en nuestra percepción auditiva. Y es precisamente durante esa toma de conciencia cuando el conocimiento de la teoría musical básica entra en juego.

Así lo decía Clemens Kühn[1]: "Sería una simplificación indebida contemplar el dominio de un ejercicio de oído como un mero acto de audición pura" y añade algunas de las condiciones obligadas en dicha actividad:

· Dominio de la escritura de las notas, hasta el punto de poder visualizar la representación escrita de lo que se oye como de producir una "imagen" sonora a la vista del papel.
· Entendimiento de los procedimientos compositivos y de cómo se organizan estructuralmente los sonidos (armonía, contrapunto, formas musicales, etc.)
· Dominio de algún instrumento, con preferencia por la voz y el piano: una para la vivencia física de la altura y el otro para la comprensión de la armonía. Dicha competencia permite además experimentar también el ritmo con el cuerpo.
· Conocimiento de un amplio repertorio, que sirve en la mayoría de los casos de referente para audiciones de piezas por primera vez.

Si hubiera que sintetizar las habilidades básicas necesarias para una "audición musical atenta" con lo dicho hasta ahora éstas serían: concentración, para una óptima escucha; memoria (auditiva, motriz), que permiten identificar y registrar; e inteligencia, con la que analizamos, comprendemos e inferimos.

Sin embargo nada es tan fácil, y no basta presumir de un oído sano y haber adquirido el suficiente entrenamiento teórico/práctico para poseer un oído entrenado. A menudo se dan casos de instrumentistas que no han profundizado hasta lo esencial de su arte. Han tomado la partitura como una lista de instrucciones de ejecución en el instrumento y usan su oído para una práctica ajustada en conjunto y adaptarse así a la agógica, la dinámica y la entonación de los que le rodean en el mejor de los casos.

Si preguntáramos a uno de estos intérpretes, por ejemplo, qué nota del acorde toca en tal o cual compás de su papel, lo pondríamos en un aprieto, teniendo que reflexionar más tiempo del debido acerca de ello y hasta desconociendo la respuesta. Si lo invitáramos a improvisar, o a tocar un fragmento de memoria en otro tono o a hablar de la forma o estructura de la pieza pasaría más o menos lo mismo.

[...] Siempre es más coherente la interpretación del músico que conoce bien la obra a la de aquel que no repara en los detalles de su construcción.
_______________________________________________
[1]Kühn, Clemens: "La formación musical del oído" 2003 Idea Books

Boreal Project. Vendo Piano Kawai MP11

Subir
7
#2 por Javiondo el 22/10/2014
Yo no tengo nada que debatir sobre esto, es cierto. Está más que demostrado la diferencia entre oír y escuchar.
Agregaría que la música se disfruta con todo el organismo humano y toda su percepción, jamás solamente intelectualmente, ni solamente físicamente ni solamente emocionalmente sino con todo. Una música muy buena pero muy mal interpretada (osea intelectualmente bien y emocionalmente también pero físicamente mal) a 10 bpm cuando es a 100 es obvio que no va a sonar bien.

[...] Siempre es más coherente la interpretación del músico que conoce bien la obra a la de aquel que no repara en los detalles de su construcción.[/quote]
Añado algo de R. Wagner en su arte de dirigir la orquesta:

Pedí un día a uno de los viejos músicos y camaradas más notables de Mendelssohn (a aquel a quien ya he aludido a propósito del tempo di menuetto de la octava sinfonía) que interpretase el octavo preludio y fuga de la primera parte de El clave bien temperado (mi bemol mayor), porque este trozo ha producido siempre en mí un mágico efecto; rara vez he experimentado, lo confieso, tal estupor, como cuando hubo accedido graciosamente a mi petición. No fué cosa de recordar entonces el sombrío gótico germánico ni otras niñerías por el estilo; al contrario, el trozo fluía de las manos de mi amigo sobre el teclado con una «serenidad griega»; a fuerza de candor, yo no sabía donde me hallaba y me veía inconscientemente tranportado a una sinagoga neogriega, de donde se habían eliminado cuidadosamente todos los enérgicos acentos del Antiguo Testamento de la liturgia musical. Esta interpretación singular me resonaba aún en los oídos cuando, un día, pedí al fin a Liszt que purificase mi sentimiento musical de la penosa impresión: interpretó el cuarto preludio con fuga (en do sostenido menor). Yo no sabía muy bien lo que podía esperar de Liszt al piano; pero lo que oí entonces no lo hubiese esperado del mismo Bach, a pesar de que yo conocía bien las obras del viejo maestro. Comprendí entonces lo que es el estudio en relación con la inspiración: en la interpretación de esta fuga única, Liszt me reveló a Bach por completo, y desde entonces se infaliblemente a qué atenerme con respecto al gran maestro; desde este punto de partida, abarco su gigantesca obra en todas sus partes, y creo poder resolver vigorosamente la menor vacilación, la menor duda que sobre él se suscite. Lo que sé también es que los otros no comprenden nada del Bach que guardan celosamente como de su propiedad; a quien lo dude, no haré sino decirle: ¡Hacedles que interpreten a Bach!
Subir
#3 por vagar el 22/10/2014
Otro hilo sobre el tema que a su vez contiene enlaces a otros hilos:

http://www.hispasonic.com/foros/pueden-cantar-melodias-cappella-forma-afinada/466747

Pero me temo que la contribución de un foro al aprendizaje de esta materia está más o menos a la altura de su utilidad para el aprendizaje instrumental: más bien poca.

Lo mejor, como siempre, encontrar un buen profesor que señale el camino.

Si no se puede: transcribir, transcribir y transcribir. Es como estudiar un idioma yéndose a vivir al país en el que se habla y buscándose la vida. No se adquieren las bases de forma tan rápida y sólida como con un estudio metódico, pero se acaban desarrollando espontáneamente asociaciones y recursos.

Algunos consejos para transcribir:

1) Usar el oído interno (evocar el recuerdo del sonido) y un instrumento de afinación fiable: piano afinado regularmente o teclado. No cantar o silbar, perjudica la concentración en el oído interno, y usar el instrumento sólo como último recurso (al principio será casi siempre, cuanto antes se pueda prescindir de él mejor).

2) Ir desarrollando la memoria: al principio aprenderse de memoria un compás y escribirlo. Luego dos compases, luego cuatro, etc.

Los programas de reconocimiento de intervalos no merecen la pena, mucho tiempo y poco resultado.

Asociar principios de canciones a intervalos no solo no ayuda, sino que es contraproducente.

Ars longa, vita brevis.
Mi colección de enlaces web en diigo.

Subir
2
mod
#4 por Mikolópez el 22/10/2014
lgarrido escribió:
Pero me temo que la contribución de un foro al aprendizaje de esta materia está más o menos a la altura de su utilidad para el aprendizaje instrumental: más bien poca.
Mi idea no es esa. La contribución en la que pienso es justo la de promover la idea de la importancia de la educación auditiva y el comentario de..., me cito mejor:

Mikolópez escribió:
recursos, ejercicios, ideas, métodos y sus críticas, etc.


Podemos dejar dicho de entrada que ningún ejercicio que podamos mencionar es útil sin revisión del profesor, porque de hecho estoy de acuerdo con esto. Pero no me parece mal que los que ya tengan un recorrido al respecto puedan comentar lo mencionado arriba (de nuevo: "recursos, ejercicios, ideas, métodos y sus críticas, etc."), porque aunque existe poco material, al menos existe.

Algunos contienen CDs: son prácticos como tantos dictados comercializados o difundidos por la red, así que al menos contienen un elemento de comprobación.

Otros tantos describen el proceso bastante bien (como tú mismo en tu blog que por cierto aquí enlazo ;-) http://vagar.org/wordpress/?tag=educacion-del-oido&lang=es), por lo que puede dar una idea de lo complejo del aprendizaje autodidacta.

Yo eduqué mi oído sólo. Una calculadora cuyos números eran los grados de do mayor y un afán desmedido por tocar las melodías que oía en la tele incluso teniendo que transportar, con lo que, precisamente por ello, aprendía los grados naturalmente (tónica=1, supertónica=2...).

¿Recomiendo una calculadora...? No, no podría. La niñez es un mundo de tiempo infinito, curiosidad extrema y juego constante. Son ingredientes perfectos para que se den al menos algunas de las habilidades descritas por Kühn.

Hablando de Kühn. Su libro (en alemán) se titula, traducido literalmente: "La formación del oído en el estudio autodidacta" (Gehörbildung im Selbststudium) Algún texto crítico he encontrado por ahí (ahora no sabría decir dónde), en el que se desmonta la propia intención de Kühn. Sin embargo el mismo autor de aquella crítica, hacía muy buenas recomendaciones al estudio autodidacta.

En general a mí me rodea una experiencia generalizada de buenos oídos relativos entrenados por pura práctica de improvisación armónica. Desarrollar la imaginación sonora es fundamental para el improvisador, cuya mente debe ir un milisegundo por delante del dedo. Cantar y tocar es una misma cosa para un jazzista (o debería serlo) y no tengo muy claro que todos los jazzista que he conocido hayan pasado por una sola vía de entrenamiento.

Yo aún me cuestiono si es posible avanzar sin profesor con un progreso "razonablemente" rápido, porque es evidente que como con un buen profesor el progreso es inigualable, pero tampoco tengo tan claro que sin él sea un suplicio...

Boreal Project. Vendo Piano Kawai MP11

Subir
1
#5 por vagar el 22/10/2014
Mikolópez escribió:
Yo aún me cuestiono si es posible avanzar sin profesor con un progreso "razonablemente" rápido, porque es evidente que como con un buen profesor el progreso es inigualable, pero tampoco tengo tan claro que sin él sea un suplicio...


Claro que es posible y no es un suplicio. También se puede a aprender a tocar un instrumento, un idioma o a reparar automóviles de forma autodidacta. Con la salvedad de que para esas otras tres actividades suele haber más recursos de autoestudio publicados.

Ars longa, vita brevis.
Mi colección de enlaces web en diigo.

Subir
--499859--
#6 por --499859-- el 22/10/2014
Lo he mencionado en otro hilo, pero este sin duda es mucho más adecuado, así que me limito a copiar/pegar el texto:
yo sí quiero aportar un recurso didáctico susceptible de ser trabajado en casa de modo autónomo. "Nuevos dictados progresivos", de Antonio Zamorano. 6 libros, equivalentes a los 6 cursos. Viene con los ejercicios en Cd y las soluciones en un librito. Entretenido ? Pues no. Efectivo ? Totalmente. Educa el oído sí o sí.

A título personal decir que, con estos libros y en mi casa, avancé infinitamente más en unos pocos meses que en el los dos soporíferos años que pasé estudiando con profesores en escuela.
Subir
#7 por supertorpe el 22/10/2014
He encontrado un blog con información acerca de la educación auditiva y el oído interno: http://educacionauditivagermanromero.blogspot.com.es

El autor es Germán Romero y tiene un libro con DVD titulado "Formar el oído: metodología y ejercicios". Se puede descargar un extracto para echarle un vistazo desde aquí.

Estudiando piano desde 01/03/2010 hasta 2015.
Mis cosillas
https://www.diigo.com/user/supertorpe

Subir
1
#8 por pablofcid el 22/10/2014
No creo que aporten gran cosa, pero me engancho al hilo con algunas casi más anécdotas que otra cosa. Referencias de libros sobre la cuestión no os puedo dar, pero estaré muy atento a las que vais dando. Así que aquí va una de experiencias.

Más que educación del oído, yo habría titulado 'de los oídos' no porque tengamos dos orejas, sino porque la audición, especialmente la musical, es multidimensional. El típico debate oído melódico/armónico, otras veces oído absoluto/relativo, sin dejar de lado el oído 'tímbrico',... Muchas cosas que educar. O eso es lo que me sugiere la primera intervención de Miko abriendo el hilo.

Un violinista me contó una vez que en su aprendizaje musical les insistían en 'pensar' internamente cualquier ejercicio de lectura musical escuchando la nota que define la tonalidad. Como si siempre estuviera presente, para así ir ganando la sensación de qué aporta cada nota. Casi 'cantando dos voces', me decía: una mentalmente la otra con la garganta.
Hacían ejercicios primero haciendo sonar ese pedal y luego ya retirándolo pero reteniéndolo mentalmente. Parece ser que él escucha siempre 'a dos voces' desde entonces.
Me hizo gracia (no lo había escuchado antes), por lo que tiene de intentar ya desde los primeros pasos de la lectura musical, hacer una escucha que ya vaya enfrentando al menos a intervalos, a sensaciones de contraste/interacción entre notas simultáneas y no sólo sucesivas. Más la escucha del conjunto que del salto / sucesión.
Puede pensarse en ampliar esa aproximación haciendo que el pedal no sea fijo, sino que haya que escuchar creando 'sobre la marcha' una línea de bajo ficticia, lo que supone un trabajo de análisis y creativo que ayude a resaltar por dónde camina la estructura del tema. Como si al escuchar una melodía fuese casi una obligación ir escuchando el esqueleto / bajo que la fundamenta, a la búsqueda de una estructura simplificada en la que anclar el dibujo melódico, y por tanto realizando ya un análisis.

Con mi hijo mayor (oído absoluto) desde siempre los dictados melódicos pan comido. Cada nota le suena a su nombre y las distingue de forma natural. Pero la simple adición de una línea de bajo en dictados a dos voces ya le supone un reto en el que esos colores que aprecia en las notas sueltas no son útiles. Desaparecen en la fusión de sonidos. Ahora mismo estamos en plena reeducación, intentando que aprenda a separar voces con agilidad y seguridad. Jamás pensé que le pudiera costar tanto, aunque en buena medida tiene que ver con cómo lo ha venido trabajando hasta ahora. Lo voy tratando de enfocar haciéndole distinguir los roles de las líneas: ¿qué línea actúa como 'base y estructura' (generalmente el bajo) y cuál es la de 'floreo y dibujo'? para pasar entonces a centrarse en establecer la base y luego montar sobre ella la otra, descubriendo cuándo y cómo interactúan.
Hacemos también ejercicios cantando los 5 primeros grados sobre cualquier nota, después escuchando las alteraciones como algo 'fuera de', y algo tan simple como eso parece que le ayuda a irse situando a la hora de escuchar notas simultáneas.

Quizá haya tenido demasiado foco en lectura de melodías un tanto abstractas y 'desacompañadas', con libros llenos de líneas de puro ejercicio y difícilmente 'cantables' en los primeros años. Han avanzado mucho en complejidad de lectura pero a una voz. Me parece que han tardado mucho en comenzar con dictados de dos voces. Para cuando llegan a ellos ya dominan muchos recursos de escritura / lectura, pero el salto a dos voces rompe en exceso con lo que están acostumbrados.
Como ya manejan bien la lectura a una voz, los dictados a dos voces tienen ya ciertas complejidades que pasan a ser un salto en magnitud cuando hay que aprender a escucharlas en el contexto de dos voces. Personalmente (y así lo haré con mi segunda hija) creo que los dictados incluso tempranos deberían enfrentarles a las dos voces. Vale, que escriban sólo la melodía, pero oyéndola en un contexto acompañado (con un bajo o con un acompañamiento mayor). No sé cómo lo veis, pero creo que lo abordaré así con ella.

Curiosamente, es a medida que avanzan (y no en los primeros cursos) cuando sí están acudiendo a libros con ejercicios que no son sólo técnicos de lectura, sino con un mensaje musical. Estos otros libros de lectura musical ahora llevan casi siempre CD con una base de acompañamiento y se hace poco (para mi gusto) uso de él. Se sigue leyendo demasiado 'al aire', sin referencias.

En definitiva, que me parece que habría que introducir tanto la entonación como el dictado desde muy temprano en un contexto acompañado.

Y estoy dejando fuera totalmente cualquier mención a un tercer oído que me gusta especialmente, que es el 'tímbrico' y que casi nunca se trabaja, pese a ser importantísimo. Es como la diferencia entre la sucesión de letras en un texto literario o teatral y su lectura revitalizada con una buena prosodia que le dé vida. Si no se mima el sonido, mal andamos. Y eso, de nuevo, parece que tardamos en educarlo.

Respecto a libros/ejercicios, el año pasado estuvimos trabajando en casa el de 'Dictados pianísticos a dos voces' de Lola Fernández y otros. Con CD. Los primeros ejercicios son más simples y con más información de partida. Sólo los grados I, IV, V, dejando indicadas algunas notas de la partitura, o algunos motivos rítmicos... Luego va retirando esa información extra y complicando la armonía con la aparición de más grados, de dominantes relativos,... y la melodía también con notas de adorno cada vez más frecuentes y extrañas. Baratito y amigable, pero como siempre el libro por si sólo con mi hijo lo hubiera aprovechado a medias. Yo intentaba ir resaltando qué es lo que se aprendía/practicaba en cada ejercicio y ligándolo con la teoría.

Pablo Fdez-Cid

http://www.cicloquintas.es (formación en síntesis y tecnologías para la música)
http://www.hispasonic.com/pablofcid/articulos (artículos sobre música y tecnología)

Subir
2
#9 por vagar el 22/10/2014
#7

¡Vaya hayazgo! Tiene buenísima pinta, cuando tenga un rato para leérmelo me lo pillo. La temporización de los contenidos me parece de un optimismo rayano en la ciencia ficción, supongo que metida con calzador en los típicos cuatro años de un B.A. o similar. Yo apuntaría más bien a unos 6-8 años, y no la estructuraría exactamente así, habría también que coordinarlo con el estudio de la armonía tonal.

Pero coincido en gran medida con los principios que el autor expone en la introducción del libro y el post del blog: una voz muy a tener en cuenta.

Ars longa, vita brevis.
Mi colección de enlaces web en diigo.

Subir
#10 por marcianus el 22/10/2014
Me apunto el seguimiento del hilo, que me interesa mucho. Como "sordo" musical y en una edad , ya, estooo, etc, etc agradeceria consejos sobre como empezar a !aprender".

lgarrido escribió:
Los programas de reconocimiento de intervalos no merecen la pena, mucho tiempo y poco resultado.

Asociar principios de canciones a intervalos no solo no ayuda, sino que es contraproducente.


Y me gustaria que desarrollarais esto, por favor. Por que?
Subir
#11 por supertorpe el 22/10/2014
lgarrido escribió:
La temporización de los contenidos me parece de un optimismo rayano en la ciencia ficción


Seguramente, aunque él habla de 3 clases por semana con una duración de 2 horas cada una, que no es moco de pavo.

Estudiando piano desde 01/03/2010 hasta 2015.
Mis cosillas
https://www.diigo.com/user/supertorpe

Subir
Baneado
#12 por Entremúsica el 22/10/2014
Hola

Yo también soy seguidor del hilo y también he leído una frase que al igual que un compañero me gustaría que se elaborara el porqué
marcianus escribió:
lgarrido escribió:
Los programas de reconocimiento de intervalos no merecen la pena, mucho tiempo y poco resultado.

Asociar principios de canciones a intervalos no solo no ayuda, sino que es contraproducente.



Y me gustaria que desarrollarais esto, por favor. Por que?


Muchos son los guitarrístas que dicen de pensar de manera interválica y no son pocos los profesores que recomiendan el Ear master o algo así,pero no me gusta mucho lo virtual digamos,También me ha chocado que se haya comentado que no se aconseja cantar o silbar,otro impacto que he leído del compañero Igarrido

lgarrido escribió:
No cantar o silbar, perjudica la concentración en el oído interno, y usar el instrumento sólo como último recurso (al principio será casi siempre, cuanto antes se pueda prescindir de él mejor).


Entonces que es lo que hay que hacer,memorizar todo de manera instrumental digamos y después tocarlo.Quiero expresarme un poco mejor.

De la misma manera que aprendemos una letra de una canción y la memorizamos,¿deberíamos aprender a memorizar los sonidos,la música instrumental y después llevarla al instrumento?

Buen hilo,muy interesante a mí parecer
Subir
#13 por vagar el 22/10/2014
marcianus escribió:
Y me gustaria que desarrollarais esto, por favor. Por que?


http://www.hispasonic.com/foros/ejemplos-canciones-para-aprender-intervalos/80299

supertorpe escribió:
Seguramente, aunque él habla de 3 clases por semana con una duración de 2 horas cada una, que no es moco de pavo.


En mi experiencia esto no es efectivo, sería como dar también 6 horas de instrumento. Aunque siempre hay casos excepcionales, normalmente hay un límite a la velocidad a la que se puede progresar. No es sólo conocimiento en bruto, como una clase de historia, sino que implica el desarrollo de unas habilidades cognitivas que necesitan asentarse. Yo recibía una clase de 2 horas a la semana y salía hecho polvo por la concentración y con trabajo para casa, no ya para una semana, sino para un mes.

Quizá lo que propone el Sr. Romero es dar toda la información en 4 años, aunque no se asimile a esa velocidad, con vistas a que el alumno siga trabajando por su cuenta tras terminar los estudios. Es una posibilidad, si tienes la limitación de integrarte en la programación de una titulación de esa duración, pero es una pena no poder trabajar las cosas a su ritmo.

Ars longa, vita brevis.
Mi colección de enlaces web en diigo.

Subir
1
#14 por m0squis el 22/10/2014
Yo soy otro sordo, pero como es un tema sobre el que me he interesado os pongo los programas que he encontrado para ayudar a los que, como yo, quieren empezar a destapar los oídos.

Para Android: https://play.google.com/store/apps/details?id=com.binaryguilt.completeeartrainer
Enfocada a un entrenamiento por pasos tipo juego en el que se van desbloqueando niveles según vamos respondiendo acertadamente.

Para Android: https://play.google.com/store/apps/details?id=com.evilduck.musiciankit Muy completa con gran cantidad de ejercicios y muy configurable.

Y para Windows http://www.earmaster.com/es/
Tiene una versión de 7 días de prueba, costando la completa 47€. No la he probado así que no puedo opinar sobre ella.

You can't touch music, but music can touch you. Regular Show.

Subir
#15 por vagar el 22/10/2014
Perbes escribió:
De la misma manera que aprendemos una letra de una canción y la memorizamos,¿deberíamos aprender a memorizar los sonidos,la música instrumental y después llevarla al instrumento?


Exacto. Y, lo antes que se pueda, omitir el instrumento y llevarla directamente al papel.

Ars longa, vita brevis.
Mi colección de enlaces web en diigo.

Subir
Respuesta rápida

Regístrate o para poder postear en este hilo