Magacín

El VII grado disminuido

Para cerrar estos capítulos introductorios sobre las principales funciones de los acordes de la escala mayor sólo me queda hablar de la función del acorde disminuido que se forma sobre el VII grado de esta escala. La percepción de este grado no ofrece lugar a dudas ya que el VII grado tiene la misma función de dominante que el V. De hecho podríamos sustituir uno por el otro en la mayoría de canciones en las que aparecen y el escenario sobre el que actúa la melodía apenas se vería afectado.

Obviamente existen diferencias entre ellos y dependiendo del contexto en el que nos movamos serán más o menos notables. Pero sobre un tema sencillo con acordes mayores y menores que no cambie de tonalidad, que no module, la diferencia que existe entre el VII y el V es prácticamente la misma que entre el V y el V7 (en tono de Do el acorde Sol 7) la cual, funcionalmente hablando, es muy poca. La razón es porque el V7 (Sol7 en tono de Do)incluye todas las notas del VII (acorde Si disminuido en tono de Do).

Antes de continuar quiero resumir que un acorde con séptima es un acorde de tres notas al que se le ha añadido, a una distancia de siete notas (por ello lo de séptima…), un cuarto sonido a partir de la nota principal del acorde.

En canciones ligeras es poco probable encontrar un acorde de VII grado, en cambio es muy habitual ver el acorde de Dominante con la séptima incluída (V7). En la música clásica y en el Jazz son algo más habituales los acordes disminuidos como el VII.

El análisis del acorde VII, sus dos terceras menores, así  como el tritono que forma su intervalo completo, nos llevara además a entender otros capítulos de armonía futuros. Adelantaré que la disonancia producida entre la las notas si y fa que forman una quinta disminuida (ver árticulo sobre intervalos) tiende a “cerrarse”.  Partiendo del ejemplo de los acordes anteriores,  la nota Si tiende ir a Do y la nota Fa tiende ir a Mi. Las notas Do y Mi se encuentran en los acordes Do (I grado – Tonica ) y Lam (VI grado – Tónica secundaria) (ver entradas sobre el VI grado).  Por lo cual, tanto el acorde de VII grado como el V7 refuerzan la función de dominante.

Hemos hablado de las funciones tonales de todos los grados de la escala, desde la base “el ying y el yang” (I y V), las funciones intermedias (subdominantes) y funciones secundarias. A partir de aquí, dentro del sistema tonal, lo que viene en esencia  va a ser “más de lo mismo”. Con el detalle de que ese “más de lo mismo” amplia nuestras posibilidades creativas probablemente sin límite.

Unos buenos ejercicios que podemos realizar y que resulta muy útil, al margen de crear obras utilizando en cada una de ellas los conceptos de los que hemos estado hablando, consiste en realizar un tema y a continuación intercambiar acordes que representen la misma función o similar. Por ejemplo, cambiar un IV por un II, un I por un VI, un V tal vez por un III… etc. Esto nos ayudará a conocerlos mejor  y a ayudarnos a encontrar nuevos caminos.

 

Como mencionaba en las introducciones al blog, el sentimiento musical, el lenguaje musical y sobre todo el que más nos tiene impregnados que es el tonal, no se basa en la emisión de sonidos individuales fuera de contexto si no en el juego entre cada uno de los personajes que intervienen e interactúan, bien sea entre sonidos, factores rítmicos o forma.

Esto es muy interesante conocerlo no solo para entender este lenguaje sino también para comenzar a entender otros que nos resultan más extraños o lejanos e incluso también para la generación de sistemas nuevos (o sistemas paralelos a los más conocidos) que puedan ser entendibles o asumibles por el receptor, nuestro público.

Como ejemplo he realizado un tema usando el VII grado en el mismo contexto de los ejercicios anteriores. Este grado aparecerá a continuación del V y el V7 para que se pueda apreciar las sutiles diferencias que existen entre ellos. Escuchareis que la diferencia entre el V7 y el VII, si se aprecia, consiste en una especie de mayor aspereza en el VII (algo así como una disonancia más desnuda) y en una mayor “necesidad” de resolver este acorde sobre el de tónica.

El tema está en Sol mayor. Con lo cual los grados tonales son los siguientes:

Gracias de nuevo a Monica Montagud, cantante de Mei Ming, por prestarme su dulce voz. También agradezco a Carolina Coronado (poetisa del romanticismo español) por “cederme” el texto de uno de sus poemas.

Otros enalces para comprender mejor esta entrada:

El acorde séptima de dominante.

 

Juan Ramos.

¿Te gustó este artículo?
1
Comentarios

Regístrate o para poder comentar