Todas las categorías
  • Todas las categorías
  • Guitarras y bajos

Réplica Les Paul decente y económica, muchos extras. Envío incl.

Por Mestre_Oldschool75 el 21/05/2018 en Valencia
Expiración: 23/09/2018 | Visto 323 veces
220 €
El usuario ha marcado este anuncio como vendido
Réplica Les Paul decente y económica, muchos extras. Envío incl.
  • Réplica Les Paul decente y económica, muchos extras. Envío incl.
  • Réplica Les Paul decente y económica, muchos extras. Envío incl.
  • Réplica Les Paul decente y económica, muchos extras. Envío incl.
  • Réplica Les Paul decente y económica, muchos extras. Envío incl.
  • Réplica Les Paul decente y económica, muchos extras. Envío incl.
  • Réplica Les Paul decente y económica, muchos extras. Envío incl.
  • Réplica Les Paul decente y económica, muchos extras. Envío incl.
  • Réplica Les Paul decente y económica, muchos extras. Envío incl.
  • Réplica Les Paul decente y económica, muchos extras. Envío incl.
  • Réplica Les Paul decente y económica, muchos extras. Envío incl.
  • Réplica Les Paul decente y económica, muchos extras. Envío incl.
  • Réplica Les Paul decente y económica, muchos extras. Envío incl.
Hola, camaradas guitarreros. Tengo que vender algunas cosas y espero que os interesen.

Os presento una réplica de LP Standard buena (no es una japonesa de primera pero está muy bien por ese precio), bonita (tremenda panza de arce acolchado / "quilted maple") y barata (teniendo en cuenta su precio nueva y los extras). Es de un buen amigo que quiere reducir arsenal y me ha pedido que la anuncie por él. Tanto si te interesa esta guitarra como si no, te recomiendo que sigas leyendo porque hablaré de algunas modificaciones que permiten sacar lo mejor de cualquier LP con postes del puente en métrica ocho (típicos en las Epiphone y cualquier otra réplica de Gibson por debajo de los 600 €).

Esta LP Standard presenta características interesantes que os describiré a continuación. Ya sé que la marca "Santander" no suena muy glamourosa (tampoco es que "Tokai" o "Caparison" sean pa echar cohetes, ¿no?) pero lo que cuenta es cómo esté construida y siempre le puedes poner encima el logotipo que te dé la gana.

- Mástil de caoba con diapasón de palorrosa que no es brasileño (tampoco lo va a ser en ninguna Gibson que no sea de altísima gama) pero sí mejor que el que se suele ver. Los inlays son de tipo celuloide, no plástico de mechero. La pala tiene la inclinación correcta (en réplicas económicas es más plana) y eso da un mejor ángulo de las cuerdas sobre la cejilla. El mástil es de dos piezas con "scarf joint" o pala encolada (presente en casi todas las guitarras por debajo de los 600 €) que da mayor resistencia frente a roturas porque la veta de la madera corre en la dirección de la pala (en mástiles de una pieza la veta es corta en esa zona y por eso todas las guitarras tipo Gibson mueren por el mismo sitio). El grosor del mástil es tipo '59 (intermedio) con un perfil agradable, muy todo-terreno (no es un ladrillo ni una baguette). Si cargas el pulgar arriba como Santana o Hendrix no importa tanto el grosor, porque solo tocas el dorso cuando haces acordes de cejilla. La pala no tiene la forma típica de Gibson pero se parece más que la pala de una Epiphone (cuyas esquinas "capadas" me parecen una atrocidad comparable a volarle los g****s al David de Miguel Ángel a golpe de garrote). Es la misma forma que se puede ver en las Samick, las Hohner antiguas y algunas vintage japonesas.

- El mástil va encolado al cuerpo, como es de ley en toda réplica de Les Paul que se precie. La unión es del tipo "medium tenon" (más corta que el long tenon pero al menos llega a la cavidad de la pastilla del mástil, dando mayor solidez y mejor sonido). Está bien enrasado, sin huecos, cosa que no se puede decir de algunas guitarras caras. En la mayor parte de las Gibson que se venden en torno a los 1.500 € en tiendas online el talón del mástil ni siquera llega hasta la abertura de la pastilla, queda "ciego" dentro del cuerpo, y esa aberración explica que jamás me compraré una de esas aunque me lloviese el dinero (solo teneis que buscar en eBay alguna que se venda desmantelada para completarla a tu gusto... las fotos que permiten ver la zona del encaje ya lo dicen todo).

- Cuerpo de caoba en apariencia de una sola pieza, porque emplea la misma técnica que algunas guitarras vintage en las cuales se aplicaba una lámina uniforme de caoba sobre la trasera (solo se nota la discontinuidad de la veta si miramos muy de cerca). En el borde de la culata se puede apreciar que son tres piezas (lo más habitual en guitarras de gama media como muchas Greco y similares que se cotizan por encima de los 600 €). El bloque central es de mayor tamaño que los laterales (mejor así, porque es donde encaja el mástil). La panza de la guitarra está acabada en un vistoso "quilted maple" o arce acolchado, más raro de ver que el arce liso ("plain maple") o flameado ("flamed maple") típico de las Les Paul icónicas. Se trata de una lámina o "veneer" cuyo espesor es de unos pocos milímetros, pero simula perfectamente la apariencia de dos tochos centrados y emparejados en plan "bookmatched" (quien espere encontrar una tapa de arce noble con un grosor "reglamentario" en un instrumento por debajo de los 1.000 € necesita una buena dosis de realidad, pues solamente la tapa suelta ya costaría más que esta guitarra entera). Muchas vintage japonesas de gama media-alta con tapas de arce flameado presentan la misma construcción que esta guitarra (únicamente los modelos más caros, que pueden costar más de 1.300 € a día de hoy, tienen toda la tapa en arces nobles). Es difícil captar la belleza de esa madera con pocos medios y conocimientos de fotografía, pero vista al natural es imponente (con un intenso efecto de profundidad en el dibujo que varía con el ángulo de incidencia de la luz) y queda tan propia para tocar estilos clásicos como para sonidos más agresivos. Otro detalle importante, al menos para maniáticos como yo: el cuerno del cutaway no es del tipo picudo o "florentino" tan común en las réplicas por miedo a un pleito de los abogados de Gibson; en este caso es más fiel al diseño original, y eso siempre se agradece.

- La guitarra pesa 3,85 Kg según mi báscula digital de mano para equipajes (margen de error de 5g). No está nada mal para una réplica actual de LP, porque la mayoría rondan los 5 Kg más que otra cosa (el peso medio de las LP originales de los 50 es de 4 Kg y las mejores LP que he catado estaban en torno a ese peso... más ligeras son más resonantes pero les falta "chicha", y más pesadas tienen más pegada pero no son tan resonantes).

Cabe detallar los extras que se le han añadido, muy importantes para cualquier réplica de LP que pretenda ser mínimamente seria. Esto entroncaría con el texto del "anuncio / tratado" que publiqué sobre una Yamaki YLP-450 vendida hace algún tiempo, pero como ya no está visible debería resumirlo y publicarlo en forma de artículo (hablaba de las características que hacen que una LP de la era dorada suene tan bien y sea tan diferente de todo lo que se nos ha ofrecido de un tiempo a esta parte, incluyendo modelos "históricos" de la marca original con muy poco respeto a nivel de herrajes y complementos). Haciendo un esfuerzo de síntesis, se quedaría en lo siguiente: toda LP "bien parida" debería tener, aparte de maderas y ensamblaje correctos (mástil encolado, por supuesto) unos clavijeros vintage ligeros con postes de latón + puente ABR-1 con base de zinc y selletas de latón sobre postes de latón roscados directamente al cuerpo + cordal de aluminio sobre postes de acero roscados en bushings de acero + cejilla de hueso + pastillas con imanes AlNiCo, a ser posible no demasiado cafres (baja impedancia / salida moderada). Todo esto es de rigor si uno quiere un sonido lo más parecido posible al de un buen ejemplar de los 50 (usados tal cual venían de fábrica hasta bien entrados los años 70, cuando empezó el tema de las pastillas y herrajes de repuesto para tunear al gusto). En mi humilde opinión, incluso para tocar en plan trallero me suena mejor (más definida y más equilibrada) una LP con esas características tan "retro" que un engendro con clavijeros elefantiásicos, cejillas o selletas de pastiches de grafito, pastillas EMG con auténtico sonido a videojuego de bolsillo con las pilas muertas y pijotadas por el estilo. Pero bueno, "pa gustos se hicieron los colores", "yo soy gallineja y a las doce dicen misa", etc.

Mi amigo consiguió esta guitarra hará cosa de unos diez años a través de una tienda online holandesa, le costó 250 € incluyendo los gastos de envío pero le valió la pena porque le encantó ese arce acolchado tan raro de ver y le gustó aún más la pala del mástil con la inclinación correcta (no pudimos encontrar ni una sola alternativa en torno a ese precio). En su momento le mejoramos algunas cosas como cejilla y clavijeros, pero más adelante fui profundizando en el tema de los complementos "históricamente correctos" en mis guitarras y tras hablarlo con él en varias ocasiones, decidió que con la suya seguiría mi criterio en algunos aspectos y probaría alternativas interesantes en otros puntos. De esa manera, fuimos incluyendo las siguientes mejoras:

- En un primer asalto le puse una cejilla de hueso vintage sin blanquear (tiene un color precioso y además es autolubricado por su contenido en grasa animal) y sometí los trastes a un proceso de rectificado y recoronado para dejarlos todos al mismo nivel (aunque venían bastante bien puestos de fábrica siempre hay alguno que sobresale un poco) pero bien redondos y pulidos, no planos como los suele dejar más de un chapucero del gremio "y si cuela, cuela". Ya puestos, cambiamos los clavijeros originales (tipo Kluson "vintage tulip" aceptables en cuanto a estética, pero no demasiado precisos) por unos Kluson de tipo sellado con un sistema de anclaje adecuado para no tener que realizar nuevos orificios en la parte posterior de la pala. No soy partidario de las re-ediciones de Kluson de sus famosos "vintage tulip" (creo que hay mejores opciones por un precio similar o ligeramente superior) pero en cuanto a clavijeros sellados / modernos me parecen la mejor opción en relación calidad / precio (precisos, estables y más ligeros que otros modelos). Mi amigo, antiguo peón del metal ya retirado y mañoso para este tipo de faenas, se atrevió con la electrónica y le puso un selector de pastillas y unos potenciómetros decentes (hechos en Japón y de calidad comparable a los de la marca Alpha). Los controles de tono llevan condensadores Sprague Orange Drop, un clásico en estos casos. También pusimos unos botones de correa anchos con un tornillo más largo y robusto (son super seguros y los instalo en todas mis guitarras). Como complemento estético, le hice una tapa a medida para el alma del mástil con la típica forma de campana como en las LP originales (la de serie era de tres orificios, y con una tapa sujeta únicamente por dos tornillos tiene mejor presencia y parece un instrumento mucho más caro... siempre que uno entienda de estas cosas, claro).

- Más adelante convertí una réplica de LP con puente tune-o-matic de poste ancho (eje de 8mm roscado en un bushing incrustado en la tapa del cuerpo, una birria de anclaje y de transmisión sonora) a puente tune-o-matic de poste estrecho (espárragos de latón métrica cuatro roscados directamente en la madera del cuerpo, como en las LP primigenias). Este cambio es imprescindible para acabar de perfilar el sonido de acuerdo con la receta clásica, y además permite la instalación de cualquier tune-o-matic tipo ABR-1 decente que funcione con postes estrechos (existen postes adaptadores de métrica ocho a métrica cuatro, pero si no eliminamos el bushing incrustado en el cuerpo solo estamos resolviendo parcialmente el problema: sigue habiendo un "cuerpo extraño" de aleación precaria entre el poste y la madera, y siguen existiendo entre ambas partes holguras que comprometen la transmisión sonora). Para llevar a cabo esta "mod" hay que taponar los agujeros que alojan los bushings de los postes del puente con una madera dura de calidad aceptable, donde posteriormente realizamos los taladros adecuados para enroscar el poste estrecho de métrica cuatro. Los luthieres extranjeros utilizan madera de arce para realizar estos tubillones a medida, pero una opción perfectamente válida si no tienes acceso a madera de arce preformada de tal manera (o un taco de arce y una fresa talladora de tubillones, en su defecto) consiste en utilizar un tubillón de madera de haya de 12mm de diámetro (fácilmente localizable en tiendas profesionales de bricolaje). Se cortan dos tacos algo más largos que la profundidad de los orificios del cuerpo, se encajan en él y se rebaja el sobrante a base de cuchilla hasta dejarlos al ras (o un poco más bajos que la superficie de la tapa, si queremos embellecer la madera después de taladrar los orificios para los nuevos postes con un poco de tinte y SuperGlue para darle un acabado más profesional). A nivel de sonido dudo que haya una gran diferencia entre usar tubillones de arce o de haya: son maderas emparentadas, de hecho algunas guitarras vintage tienen mástiles de haya y suenan estupendamente. La modificación de mi guitarra salió tan bien que mi amigo se animó a hacer otro tanto con la suya, y le quedó muy logrado para ser su primer intento (tantos años de trabajo manual dan mucha habilidad). Yo me encargué del acabado de los tubillones y creo que el resultado es más que aceptable (solo se nota el cambio de color si miramos bajo el puente a corta distancia, pero normalmente quedan ocultos por las ruedas de ajuste de la altura pues son algo más grandes).

- Cuando realizo esta modificación siempre utilizo los metales que dicta la receta original de la Gibson Les Paul: puente de zinc con selletas de latón, postes del puente y ruedas de ajuste en latón, cordal de aluminio y postes del cordal en acero. Mi amigo no quiso gastar mucho dinero en herrajes y tras plantearnos diversas opciones optó por tomar un camino diferente para terminar, poco más o menos, con la misma respuesta tonal: instalamos postes de acero (más resistente que el latón frente a golpes y torsiones) para el puente y les dimos una longitud de 5 cm (de ese modo penetran también en la base de caoba del cuerpo, no solo en la tapa como los postes de serie que miden 3 cm en total, y eso mejora la respuesta en frecuencias medias y graves). El puente es un Sung-il hecho en Corea, excelente opción en relación calidad / precio (esa factoría produce para muchas marcas conocidas de repuestos como Wilkinson, y las Epiphone más decentes por decir algo presentan puentes Sung-il pero de poste ancho, no como este modelo que es para métrica cuatro). Descartada la idea de gastar dinero en un cordal de aluminio, decidimos aprovechar el original de zinc pero emparejándolo con unos postes de latón de la marca Gotoh (impecables y asequibles). Como había un poco de holgura entre el cordal y los postes, cambiamos el cordal original por otro que tenía a mano que enrasa perfectamente con los postes Gotoh. Apreté firmemente los postes del cordal contra el cuerpo, a fin de dotar al instrumento de la mayor transmisión sonora posible. Tal como esperábamos, cuando probamos la guitarra vimos que el resultado es satisfactorio y bastante parecido al que hubiésemos obtenido haciendo uso de un puente y un cordal más caros (no es exactamente lo mismo pero queda realmente cerca sin meterse en tanto gasto, y como se suele decir "bueno es saberlo").

- Visto que en el apartado de herrajes habíamos pasado la prueba con buena nota y un gasto relativamente bajo, mi amigo quiso cambiar las pastillas de serie por otras mejores. Como los jubilados de este país no tienen unas pensiones "pa echar cohetes" (cuando menos los que han sido proletarios toda la vida) decidí regalarle unas pastillas de confección casera (construidas mezclando piezas de pastillas ya existentes) que hice tiempo atrás para que se las instalase él mismo. Son una réplica más o menos descarada de las apreciadas Lindy Fralin "Unbucker" (bobinas ligeramente descompensadas en cuanto a impedancia, para obtener un sonido más parecido al de las míticas humbucker de los 50... por mi parte suelo llevar el desfase de impedancias mucho más allá, unos 3 K de diferencia, de modo que cancelan algo menos de ruido pero dan un sonido muy abierto y definido). Esas pastillas dieron vida, literalmente, a una guitarra que ya prometía bastante tal como vino de fábrica e iba revelando todo su potencial conforme le íbamos haciendo mejoras a nivel de herrajes. Tanto le gustaron que cuando decidió vender esta guitarra las puso en otra LP que quiere conservar, y nos tuvimos que plantear opciones para instalar en la Santander. Le aconsejé unas humbucker con imanes AlNiCo V de marca blanca por su excelente relación calidad / precio, las instaló en esta guitarra y aunque no suenan tan refinadas como las pseudo-Unbuckers la verdad es que dan la talla y siguen siendo mejores que las AlNiCo que traía de serie (decentes pero con un sonido bastante "plano" o empastado).

Otro detalle que se ha tenido en cuenta, aunque sea secundario, es la inclusión de "pointers" o indicadores en los potenciómetros de la guitarra. De ese modo el ajuste de los controles es más sencillo y preciso, y para mi gusto los punteros le dan más presencia o autenticidad a cualquier réplica tipo Gibson.

Las cuerdas que lleva puestas esta guitarra son unas D'Addario 10-46 (prefiero las Pyramid, pero no tengo mala opinión sobre esa marca). El calibre 10-46 me parece un buen compromiso entre sonido y comodidad de ejecución, es el que uso y recomiendo siempre.

Como se puede apreciar en las fotos, esta guitarra está muy bien conservada porque apenas ha visto mundo (prácticamente ha ido del estuche a las manos y de las manos al estuche, sin conciertos ni nada parecido). Tiene alguna marca muy leve en sitios difíciles de ver, y un pequeño arañazo en la espalda que tampoco canta mucho. El dorso del mástil y la pala están impecables, al igual que los trastes. El mástil está recto (en rigor, está ajustado con la holgura recomendable de 0,25 mm en el traste 12 para no fundirnos los trastes si le arreamos con un poco más de ganas) y el alma tiene márgen de ajuste en ambos sentidos. Ninguna rotura, grieta o reparación.

Resumiendo un poco todo lo dicho: ¿quieres tener una LP decente y asequible sin ir a morir a las Epiphone, que cada vez tienen peor fama y no sin razón? Entonces dale una oportunidad a esta guitarra y siempre que no esperes obtener algo a la altura de una vintage japonesa de primera fila (eso francamente no sería realista, por algo las de gama media oscilan entre los 600 y los 800 € a día de hoy) creo que no te defraudará. Teniendo en cuenta el precio de la guitarra (250 €), la inversión en materiales añadidos y lo que hubiese costado pagar a un luthier por hacer todas esas mejoras (cambios de herrajes, electrónica y pastillas, cejilla de hueso vintage, rectificado de trastes que ya vale unos 100 € como poco si lo haces a conciencia) se puede decir que mi colega la está vendiendo por la mitad de lo que cuesta realmente y está como nueva a estrenar (mejor que eso: ya estrenada y con su rodaje hecho, pero bien cuidada).

El precio incluye envío a toda la península. No incluye estuche ni funda porque le compré la que usaba con esta guitarra, pero será embalada concienzudamente (con una caja de cartón robusta y rellenando todos los huecos con papel de periódico arrugado, el mejor material con diferencia para embalar objetos delicados). La mayoría de guitarras que he enviado han llegado todavía afinadas a su destino, creo que no hace falta decir mucho más a ese respecto :-).

Nada más que añadir sobre la guitarra. Solo diré que estoy vendiendo más cosas (podeis ver mis otros anuncios) y probablemente iré anunciando más en lo sucesivo. Gracias por vuestra atención y para cualquier pregunta, ya sabeis dónde encontrarme.

Salud y buena música!!!
Comentarios

Regístrate o para poder comentar