Grabación

OS Acoustics DB7, empezar por todo lo alto

Nueva marca en el mercado de monitores de alta gama, OS Acoustics se estrena desde Gran Bretaña con el modelo DB7. No debe ser fácil arrancar de esta forma, toda una aventura. A más (bastante más) de 3000 euros la pareja, estos monitores con woofer de 6,5" y tweeter de 1" necesitan fuertes argumentos para vencer los miedos ante lo desconocido, para colmo en pleno auge del desconcierto 'Brexit' y sus consecuencias.

OS Acoustics BD7
BD7
os-acoustics.co.uk

La amplificación, clase D, es de 500+150 W(RMS) y muy ágil para producir y controlar los transitorios finales, respetados por la extrema ligereza (0,2g.) de la compensacion de resonancias mecánicas en el tweeter.

La caja (con doble puerto de salida de graves) ha sido diseñada con un estudio profundo de su respuesta del que se dice que ha consiguido reducir 'a la mitad' la vibración del panel frontal (una concesión publicitaria, dado que no se dice a la mitad de qué). Datos más concretos son una sujección muy firme del woofer, o el hecho de que el corte de las piezas se realice con muy estrictas tolerancias con máquinas de corte bajo control de ordenador.

OS Acoustics BD7
BD7
os-acoustics.co.uk

Pero más allá de esas cuestiones, uno de sus argumentos estrella pasa por el uso de un DSP interno. La señal es tratada de forma digital internamente (24b/96kHz mediante conversores Cirrus Logic) y cada monitor es ajustado configurando en su DSP una respuesta específicamente diseñada para él, dejándolos perfectamente calibrados y planos. Nada de respuestas promedio, sino estudio singular de cada ejemplar que se monta, para definir los coeficientes de su filtro compensador. De esa forma todos ellos ofrecen una misma respuesta, a pesar de las diferencias inevitables que existen siempre entre series e incluso unidades de cada driver que se aloja en un monitor. Además del carácter plano, se gana con ello una mejora de la presentación estéreo, sin diferencias entre ambos canales.

Son 8 las respuestas tipo que ofrece, que van desde la máximamente plana a otras con diferente coloración. Independientemente de ellas, se puede elegir aplicar una corrección para habitaciones de pequeñas dimensiones. Pero además la corrección puede realizarse de forma que la respuesta final global del monitor sea de tipo 'fase lineal' y por tanto con idéntico retardo para todas las frecuencias.

Interesante cuestión que viene a compensar la presencia del doble 'bass port'. Esas salidas de refuerzo de graves, como cualquier entorno 'bass reflex' consiguen sí un refuerzo de presencia de graves que extiende el extremo grave, pero que normalmente viene acompañado de cierta 'rotura' en el tiempo: los bass port añaden más señal grave, pero la añaden algo retrasada respecto a la que emana de los propios woofer y emborronan el aspecto temporal de la señal aunque aporten una aparente mejora frecuencial.
Al activar en los DSP los coeficientes que logran que la respuesta conjunta sea 'fase lineal' esta acción dilatadora en el tiempo de los bass port se ve compensada y el resultado neto es una respuesta impulsiva sorprendentemente concentrada.

Lo muestran estas dos figuras, con y sin esa compensación de fase. Sin ella hay evidentes trazas de actividad en la respuesta impulsiva que se extienden durante todo un milisegundo y más allá (lo cual de hecho no es un mal resultado, comparando con monitores de gama más baja) pero la activación de esa compensación reduce a una o dos décimas de milisegundo la huella de la respuesta impulsiva. Con tiempos tan breves, la presencia de preeco no parece especialmente relevante.

OS Acoustics BD7 y sus respuestas impulsivas
Respuestas impulsivas de BD7
os-acoustics.co.uk

El precio a pagar (y no hablo de los euros) para esa excelente compensación, es, lógicamente, la latencia. En ese modo fase lineal el sonido emana de los DB7 5ms retrasado respecto a la entrada. Nada que normalmente vaya a ser preocupante en labores de mezcla/mástering, dado que es perfectamente compensable, pero que sí es importante recordar. Por ponerlo en contexto, incluso trabajando en audio para imagen, se trata de un retardo ocho veces inferior al típico tiempo entre cuadros (25 cuadros por segundo). De hecho, como decíamos, en situaciones en que pueda interesar trabajar sin latencia, la respuesta final sigue siendo igualmente atractiva, aunque renuncie a esta máxima concentración.

Más información | os-acoustics.co.uk

OS Acoustics BD7, panel trasero
Panel trasero de BD7
os-acoustics.co.uk

 

Pablo Fernández-Cid
EL AUTOR

Pablo no puede callar cuando se habla de tecnologías audio/música. Doctor en teleco. Ha creado diversos dispositivos hard y soft y realizado programaciones para músicos y audiovisuales. Toca ocasionalmente en grupo por Madrid (teclados, claro).

¿Te gustó este artículo?
4
Comentarios

Regístrate o para poder comentar