Altavoces ultradelgados

Un innovador altavoz nuevo, de menos de 0.25 mm de espesor, ha sido desarrollado por ingenieros de la Universidad de Warwick, utilizando una tecnología que, aseguran, podría marcar el comienzo del fin para los altavoces convencionales.

Ligeros y económicos para fabricar, al ser tan delgados y flexibles estos altavoces pueden estar ocultos dentro de azulejos o pegados al techo en el interior de un automóvil, o imprimirles un diseño para colgarlos en la pared como un cuadro. El FFL (Altavoz Delgado y Flexible, Flat Flexible Loudspeaker) es ideal, dicen, para espacios públicos, ya que ofrece ondas de sonido direccionales, que se proyectan más allá del sonido de los altavoces convencionales.

Steve Couchman, CEO de Warwick Audio Technologies, afirma que "esta es una tecnología verdaderamente innovadora. Su tamaño y flexibilidad significa que se puede utilizar en todo tipo de áreas donde el espacio es una prioridad. Las empresas audiovisuales están investigando su utilización para crear carteles inteligentes en los puntos de venta y los fabricantes de automóviles están especialmente interesados en ella por su ligereza y delgadez, lo que significa que puede ser incorporada en el interior de la carrocería de automóviles, en lugar de más abajo en el interior."

La tecnología FFL es un montaje cuidadosamente diseñado de materiales ultradelgados, conductores y aislantes, que resultan en un laminado flexible que cuando es excitado por una señal eléctrica vibra y produce sonido.

El altavoz laminado, aseguran, funciona como un perfecto pistón resonador. Todo el diafragma, por lo tanto, irradia en fase, formando un área fuente. El frente de onda emitida por la superficie vibrante es coherente en su fase, produciendo una onda plana con una alta directividad y gran precisión sonora.

"Otra gran aplicación es en los sistemas PA para espacios públicos", indica Steve. "El sonido producido por el FFL puede dirigirse directamente al público destinatario. El volumen del sonido y la calidad no se deteriora al igual que en los altavoces convencionales, lo que significa que el anuncio público en terminales de pasajeros, por ejemplo, podría ser más claro, nítido, y más fácil de escuchar".

El FFL fue primero desarrollado por el Dr. Duncan Billson y el profesor David Hutchins de la Universidad de Warwick, con los primeros ensayos usando sólo dos hojas de lámina de estaño y una capa aislante de papel para horno para producir sonido. Desde entonces, su diseño ha evolucionado y la tecnología ya está listo para la explotación comercial.

Según informan en su sitio web, Warwick Audio Technologies, la empresa que continua el desarrollo de esta tecnología, cuenta con el apoyo de la Universidad de Warwick, y se encuentra actualmente en negociaciones para lanzar su primer producto comercial próximamente.

¿Te gustó este artículo?
0
Comentarios

Regístrate o para poder comentar