Informática musical

Anaglyph, un plugin VST gratuito para audio 3D

El gancho falaz del 8D ha volado como la espuma en las redes, pero como la espuma se difumina: es realmente audio 3D. No es espuma, sino algo más serio este Anaglyph pensado para generar sensaciones 3D en nuestras pistas.

Anaglyph, un plugin gratuito para audio 3D
Anaglyph, un plugin gratuito para audio 3D
upmc.fr

Nace de un proyecto de investigación entorno a la capacidad de generación de sensaciones 'binaurales' con las que ubicar las señales dentro del campo ampliado de una escucha espacial tridimensional. Combina la aplicación de ITD (interaural time difference), ILD (interaural level difference), modelos HRTF (head related transfer function), y otras técnicas ya conocidas desde hace muchos años en este campo.

Reunidas estas técnicas en un interfaz fácil de entender, con controles directos que afectan a la elevación, azimut y distancia, además de otros muchos parámetros para mejorar, personalizar y adaptar los resultados, permite ubicar las distintas fuentes/pistas en un espacio acústico 3D. Algo que tiene desiguales resultados en función de muchas cuestiones, no sólo la calidad de los algoritmos aplicados sino también el tipo de material audio que estemos tratando. Por ejemplo, suelen ser más llamativas y exitosas las ilusiones de movimiento (una fuente que se desplaza dentro de las 3D), porque la ubicación en un punto fijo (como de hecho sucede en la escucha al natural) es más ambigua.

Siendo como es un plugin VST gratuito, supone una ocasión por tanto de contar a precio cero con lo que parece (no lo hemos probado: encantados si compartís vuestras impresiones) una interesante opción para iniciarse en el mundo 3D. El hecho de ser un resultado lateral de un proyecto de investigación y no algo pensado de origen para su comercialización, hace que tenga algunas características en su versión actual que podrían mejorarse en el futuro. Por ejemplo, la orientación sólo VST que deja fuera a quienes necesiten AU y otros tipos de plugin. O el que está pensado y parametrizado para tratar con audio grabado a 44,1 kHz. En el caso de usarlo en proyectos a 48 u otras velocidades se ve obligado a realizar un 'remuestreo' interno que consume recursos y tiempo. Tal vez futuras versiones ofrezcan ya registradas internamente las funciones de transferencia a todas las velocidades más convencionales y no sólo a una.

 

Más información y descarga | anaglyph.dalembert.upmc.fr

 

Pablo Fernández-Cid
EL AUTOR

Pablo no puede callar cuando se habla de tecnologías audio/música. Doctor en teleco. Ha creado diversos dispositivos hard y soft y realizado programaciones para músicos y audiovisuales. Toca ocasionalmente en grupo por Madrid (teclados, claro).

¿Te gustó este artículo?
13
Comentarios

Regístrate o para poder comentar