Magacín

Artistas que pasan de cobrar poco a pagar a la discográfica

Decía el abogado David Bravo ayer en su blog:

Cuantos más contratos discográficos leo, más me sorprende que no prevean los latigazos que recibirá el artista si llega tarde a las plantaciones de algodón. Decir que son abusivos es, hoy en día, una obviedad aceptada casi pacíficamente. Los que no lo saben, lo intuyen.

[...] En virtud de los contratos discográficos [...], cada seis meses el artista recibe una carta de la discográfica mediante la que le pagan sus royalties por los discos vendidos durante ese semestre. A su vez, el artista manda una carta a la discográfica con la que le paga a ésta el porcentaje que ahora le ha de abonar por conciertos. Pues bien, como cada vez se venden menos discos, la cantidad que recibe el artista va decreciendo paulatinamente, mientras que, como se dan más conciertos, la que recibe la compañía tiende a aumentar. [...] Ahora [los artistas] no cobran poco por su trabajo. Ahora pagan.

El post termina con una reflexión sobre SGAE:

Extraña guerra por los derechos de los músicos es la que libran ciertas entidades de gestión, que se sientan en la mesa para trazar planes de ataque con los mismos que deberían ser sus mayores adversarios.

El texto completo, en Espacio Fílmica.

¿Te gustó este artículo?
0
Comentarios

Regístrate o para poder comentar