Sintetizadores

Behringer Edge, síntesis semimodular de percusión en la línea de Crave

Con un aspecto que emparenta bien con el sintetizador Behringer Crave, Edge ofrece un parecido concepto pero enfocado a la creación de sonidos y secuencias de percusión o línes de bajo desgarradas, dando réplica al Moog DFAM como Crave se la daba al Mother-32. Por supuesto son muchas las diferencias, pero hay una semejanza de objetivo final evidente.

Como es propio de estas series analógicas en la marca, el interfaz MIDI, tanto vía USB como vía DIN 5 puntas, admite el control de notas, sincronización, y ajuste de algunos parámetros internos, pero no edición vía MIDI con la que reemplazar el uso de los controles de su panel. No es un tampoco un diseño com memorias digitales ni presets. Es una máquina para 'manosear', en el buen sentido, sus abundantes potenciómetros.

Behringer Edge
Edge
behringer.com

El diseño de la voz ofrece dos osciladores con ondas pulso y triangular, dotados de envolvente común de caída de tono pero cuya profundidad es regulable individualemnte sobre cada oscilador. Hay posibilidad de hard sync y modulación FM entre ellos. Puede añadirse una fuente de ruido con sabor blanco o rosa a elegir. Se puede usar una segunda envolvente asociada a un VCA dd congrol de nivel, para regular la evolución y duración de los sonidos que produce. Hay también un filtro resonante con modos paso bajo y paso alto, de nuevo con su propia envolvente, que sería la tercera disponible. El VCA ofrece dos modos, normal y veloz, para asegurar un mejor desempeño en sonidos de transitorios muy marcados cuando se necesiten.

Pero además de esas características, lo más llamativo es su diseño abierto al ser semimodular. Con 15 entradas y 10 salidas disponibles en minijack, al estilo Eurorack, es fácil intervenir de formas mucho más atípicas, con los propios recursos que Edge ofrece o interconectando con otros módulos y sistemas analógicos.

El secuenciador de a bordo permite regular dos líneas de 8 pasos, destinadas a generar la información de 'pitch' (nota o altura) y de 'velocity' (aplicable a diferentes destinos vía cableado). Abundando en ese caracter experimental al que aludíamos, es un secuenciador que puede usar un multiplicador en su base de tiempos para llegar a generar el equivalente a unos 10000 bpm (sí, 10000). Un valor no destinado a ser aplicado como sensación de pulso de una frase, sino para poder introducirse en un terreno mucho más fuera de lo convencional que interviene en el timbre alterando a toda velocidad parámetros sonoros.

Se anuncia un precio oficial de 219 dólares USA, que tendremos que ver en qué se convierte en tiendas ya en euros.

Behringer Edge
Edge
behringer.com

Pablo Fernández-Cid
EL AUTOR

Pablo no puede callar cuando se habla de tecnologías audio/música. Doctor en teleco. Ha creado diversos dispositivos hard y soft y realizado programaciones para músicos y audiovisuales. Toca ocasionalmente en grupo por Madrid (teclados, claro).

¿Te gustó este artículo?
22
Comentarios

Regístrate o para poder comentar