Sintetizadores

Behringer UB-Xa no estará solo: se anuncia un UB-X

Los Oberheim OB-X y OB-Xa eran parecidos en el nombre y en buena parte de su concepto, pero no en su 'materia prima' y sus resultados. El diseño con componentes analógicos discretos del primero será también clonado por Behringer.

Behringer anuncia un UB-X
Se anuncia el UB-X
behringer.com

Entre los sintes analógicos, los primeros monofónicos acostumbraban a estar basados en lo que llamamos diseños 'discretos', para referirnos a que están basados en componentes electrónicos simples tanto pasivos (resistencias, condensadores, bobinas...) como activos (transistores de diferentes tipos, entre otros). Cuando el uso de los sintetizadores salió de unos pocos centros de investigación/creación musical, las crecidas cifras de producción llevaron a una industrialización algo más profunda. Y dentro de ella apareció como alternativa el uso de circuitos integrados analógicos que resolvían a través de un 'chip' lo que antes eran complejas interconexiones de múltiples componentes para resolver cada módulo.

Sin los integrados que encapsulaban un oscilador, o los que aportaban un filtro, o los destinados a servir como VCA, no hubiéramos visto nacer tantísimos modelos como existieron. EN especial con los polifónicos, muchos fabricantes acudieron a la facilidad y mayor homogeneidad de comportamiento que posibilitan los chips. La destreza requerida para un diseño analógico 'discreto' es mucho mayor que la de una mera integración de chips que ya atienden esas funciones elementales.

Todo este rollo de entrada es para ayudar a entender porqué Oberheim OB-X y OB-Xa son diferentes. Una diferencia que no es poca en los resultados de cómo suenan, y que ha hecho a más de uno sentir cierta lástima al ver que Behringer iba a por el 'fácil' y se centraba en desarrollar su UB-Xa.

Para esos amantes de los pura sangre 'discretos', Behringer ha anunciado hoy en su facebook que lanzará un UB-X, clon del OB-X y basado, no podía ser de otra forma sin faltar a la idea de clonar, en un diseño discreto.

El polifónico OB-X y su diseño discreto fueron el modelo de partida del que más tarde se llegaría, en esa 'industrialización' a la que me refería, al OB-Xa. Las mejoras de precio, de estabilidad (y cabe suponer que de costes) eran más que bienvenidas. Pero a día de hoy, y con la vuelta a lo analógico poniendo el foco en el sonido, la idea de un UB-X será más que tentadora para muchos. Eso sí, comentan también que se trataría de un modelo de 8 voces con precio de 1200 dólares USA. Un precio y un número de voces que refleja esa complejidad propia de los diseños discretos.

Se hace posible, dicen, por haber reclutado a un experimentado diseñador analógico con especial conocimiento sobre este modelo de Oberheim, y cuyo nombre no han querido desvelar... todavía. A su alrededor está creado ya un grupo de trabajo dedicado solo a la recreación de este modelo.

Lo demás, el tiempo lo dirá. Algo a lo que ya nos tiene acostumbrados la marca.

Pablo Fernández-Cid
EL AUTOR

Pablo no puede callar cuando se habla de tecnologías audio/música. Doctor en teleco. Ha creado diversos dispositivos hard y soft y realizado programaciones para músicos y audiovisuales. Toca ocasionalmente en grupo por Madrid (teclados, claro).

¿Te gustó este artículo?
17
Comentarios

Regístrate o para poder comentar