Día internacional de concienciación sobre el ruido

Hoy se celebra el Día Internacional de Concienciación sobre el Ruido, con el propósito de promover a nivel internacional el cuidado del ambiente acústico, la conservación de la audición y la concienciación sobre las molestias y daños que generan los ruidos, para lo cual se propone a las 12 horas mantener 60 segundos de silencio.

Las actividades relacionadas con el Día Internacional sin Ruido están organizadas desde hace años en España por la Sociedad Española de Acústica -SEA-, con la colaboración de distintas organizaciones y entidades públicas y privadas.

A propósito de esta fecha, la SEA informa que actualmente el impacto del ruido en la audición, la salud y la calidad de vida está totalmente aceptado y demostrado por un gran número de estudios científicos y médicos.

El ruido está considerado como un agente contaminante del mundo moderno, el agente contaminante “invisible”, y hoy día los individuos y las comunidades no aceptan que el ruido sea un producto “natural” del desarrollo tecnológico, y en consecuencia, afirma la Sociedad Española de Acústica, se debe regular y controlar.

El ruido, como otros agentes contaminantes, produce efectos negativos en el ser humano, tanto fisiológicos como psicosomáticos y constituye un grave problema medioambiental y social.

Algunos efectos del ruido sobre la salud:

  • Enfermedades fisiológicas: Se pueden producir en el trabajo o ambientes sonoros en torno a los 100 decibelios, algunas tan importantes como la pérdida parcial o total de la audición.
  • Enfermedades psíquicas: Producidas por exceso de ruido, se pueden citar el estrés, las alteraciones del sueño, disminución de la atención, depresión, falta de rendimiento o agresividad.
  • Enfermedades sociológicas: Alteraciones en la comunicación, el rendimiento, etc.

La Sociedad Española de Acústica propone que la lucha contra el ruido tiene que ser una acción individual y colectiva. "El ruido no lo hacen solo los demás, sino que lo hacemos todos. La lucha contra el ruido, precisa, por tanto, de la concienciación y colaboración ciudadanas, así como de una implicación decidida y eficaz de las administraciones competentes, con una legislación y normativas adecuadas."

¿Te gustó este artículo?
0
Comentarios

Regístrate o para poder comentar