Sintetizadores

Dreadbox Komorebi, un chorus y flanger analógico con hardware BBD

Antes de fabricar sintetizadores, Dreabox se dedicaba a los efectos. Una línea que continúa y da lugar a Komorebi: un retardo modulado analógico basado en tecnología BBD. Buscando ofrecer la mayor limpieza posible, usa una fuente continua de 15V que permite a la electrónica analógica interna un mayor márgen dinámico frente a otros valores más reducidos.

Pensado en un formato que pueda valer tanto a sintesistas como a guitarristas, la entrada de señal admite los niveles pequeños propios de pastillas de guitarra tanto como los mucho más elevados que puede entregar un sintetizador modular. Incluso asoman 3 puntos de conexión modular en jack 3,5mm para quienes quieran buscar ese tipo de interacción. Por el rango de tiempos de retardo que permite, confinado entre 2 y 30 milisegundos , se trata de una unidad no pensada para ecos ni generación de canon, sino estrictamente orientada a chorus/flanger.

Con tiempos muy cortos de retardo se provocan acciones de filtrado peine que dan lugar a la característica sonoridad del 'flanger', especialmente cuando incrementamos la realimentación y variamos el tiempo de retardo de forma regular. Con ello el realce en peine se va trasladando hacia diferentes frecuencias. Pero igualmente puede usarse con ajustes fijos para filtros peine estáticos. La capacidad de controlar vía CV (control por tensión) el tiempo de retardo a través de la entrada 'static' ofrece la posibilidad de automatizar externamente los cambios, generando secuencias de filtrado peine con distintas aberturas. También permite usar señal externa para las variaciones sin depender del caracter cíclico del LFO interno.

Con tiempos algo más elevados y con nula o mínima realimentación, la sensación es la de escuchar la señal doblada y si se varía el tiempo de retardo la voz retrasada sufre variaciones de afinación y se obtiene el clásico sonido de 'chorus'.

El LFO interno que genera las variaciones del tiempo de retardo ofrece tres formas de onda (rampa ascendente y descendente y triángulo). Los controles son pocos y clásicos de un chorus/flanger: tiempo medio de retardo, realimentación, y control de la velocidad y la intensidad de actuación del LFO sobre el tiempo de retardo. La señal del LFO se entrega al exterior en un conector jack 3.5mm, y la velocidad del propio LFO puede variarse con el tercer punto de conexión modular.

Dreadbox Komorebi
Komorebi, un retardo para chorus/flanger
dreadbox-fx.com

Si queréis conocer/recordar qué son los retardos basados en BBD podéis leer nuestro tutorial al respecto. Se trata de sistemas analógicos que realizan un muestreo continuo (sin digitalización) a base de una cascada de condensadores por las que fluyen tensiones analógicas capturadas de la entrada. Tienen características propias como el que los mayores o menores tiempos se controlan por la velocidad a la que circulan las tensiones por la cadena, haciendo en la práctica que la velocidad de muestreo difiera con la duración. Como resultado con duraciones cortas tiene a haber una mayor limpieza y con duraciones largas la distorsión y el ruido aumentan.

El precio es de 189€ y estará disponible en febrero.

Más información | dreadbox-fx.com

Pablo Fernández-Cid
EL AUTOR

Pablo no puede callar cuando se habla de tecnologías audio/música. Doctor en teleco. Ha creado diversos dispositivos hard y soft y realizado programaciones para músicos y audiovisuales. Toca ocasionalmente en grupo por Madrid (teclados, claro).

¿Te gustó este artículo?
5
Hispasonic en InstagramSíguenos
Comentarios

Regístrate o para poder comentar