Informática musical

Elka-X, Cherry Audio recupera el 'bonito cadáver' del Synthex en plugin

Cherry Audio amplía su línea de sintes clásicos simulados en software con un plug-in que recupera el espíritu del Elka Synthex, cuya corta vida comercial no impide su leyenda. 'Vive deprisa, muere joven y deja un bonito cadáver', lema que James Dean cumplió ejemplarmente al volante de su Porsche. Algo parecido podríamos aplicar al Elka Synthex.

Atraída por el emergente mercado de los sintetizadores polifónicos que ya se estaban convirtiendo en populares, Elka se embarca en crear su propia propuesta y nace el Synthex muy a comienzos de los 80. Demasiado cercano al momento en que los nuevos sintetizadores digitales que estaban por llegar arrasaran el mercado y arrinconaran los modelos analógicos y su limitada y sobreexplotada paleta sonora. Algo que afectó a la fabricación del Synthex, cuyas primeras unidades ni siquiera contaban con MIDI, aún inexistente. El interfaz MIDI se incorporó para las últimas series, pero no impidió la desaparición de este sintetizador. Y es que los 'dinosaurios' de los sintes padecieron, como aquellos gigantescos animales prehistóricos, un despiadado exterminio masivo.

Elka-X, en Synthex en versión Cherry Audio
Elka-X, un Synthex en plugin
cherryaudio.com

Como corresponde a un teclado que tenía que competir desde una marca 'recien llegada' a los polifónicos en un mercado ya establecido con nombres prestigiados, Elka decidió incorporar cosas que otros polifónicos no ofrecían, y que lógicamente retiene la versión de Cherry Audio. En particular la sección de filtrado permite usar varios modos diferentes. No faltan el clásico paso bajo de 4 polos (24 dB/oct), pero ofrece también modo paso alto de 2 polos, e incluso paso banda de 1 y 2 polos.

La presencia de un secuenciador de 128 pasos, para la época, también otro plus, aunque ya comenzaban a verse esas cifras grandes en pasos al abandonar los secuenciadores 'analógicos' en favor de los digitales. El carácter bitímbrico, compartido con modelos como el Jupiter-8, por ejemplo, le aseguraba estar entre los grandes. Inevitable la presencia de un chorus, muy bien logrado en este caso, como efecto.

Un precio elevado no contribuyó a hacer del Synthex un sinte para las masas, con lo que su leyenda está crecida por los nombres de quienes lo usaron: los ya consolidados grandes de las teclas, desde J.M. Jarre, a S. Wonder o Geoffrey Downes, así como figuras emergentes en aquel momento como Nick Rhodes de Duran Duran.

Cherry Audio ofrece con su Elka-X la posibilidad de recuperar el espíritu del Synthex, manteniendo la arquitectura y controles para la generación de los sonidos, y con un precio de lanzamiento de 39 dólares USA, que serán 51 como precio normal, aunque estas ofertas suelen volver con casi cualquier excusa de cuando en cuando. Se puede probar durante 30 días, en versión demo.

La versión de Cherry Audio, siendo software, añade como extras, entre otros, respuesta a la velocidad, mayor número de caminos de modulación preestablecidos, nuevos efectos (como no: reverb y retardo/eco), mayor polifonía, modos mono y unison, o arpegiador, entre otras novedades sobre el diseño original. Y desde luego una colección enorme de presets que supera el medio millar, para poder usarlo incluso sin necesidad de crear sonidos propios.

Más información | cherryaudio.com

Pablo Fernández-Cid
EL AUTOR

Pablo no puede callar cuando se habla de tecnologías audio/música. Doctor en teleco. Ha creado diversos dispositivos hard y soft y realizado programaciones para músicos y audiovisuales. Toca ocasionalmente en grupo por Madrid (teclados, claro).

¿Te gustó este artículo?
10
OfertasVer todas
Comentarios

Regístrate o para poder comentar