Sintetizadores

Erica Synths Syntrx, inspiración EMS desde Letonia

El EMS VCS3 y su versión 'maletín', el Synthi A y poco después AKS, son la más que evidente base para el diseño de Syntrx por Erica Synths, analógico salvo por incluir una versión con control digital y memorias de la matriz de conexiones analógicas. Hace tiempo ya que hay imágenes e incluso vídeos y reviews de este sintetizador, pero es ahora cuando se anuncia su disponibilidad. Eso sí, a un precio tan elevado como grande es la leyenda a la que imita. Claramente 2500€ (más IVA) no lo hacen asequible a las masas.

Erica Synths Syntrx
Synths Syntrx
ericasynths.lv

EMS fabricaba enormes sintetizadores modulares, principalmente para centros de investigación y composición musical o universidades. El VCS3, en un formato mucho más pequeño y portable pero todavía concebido con la idea de un laboratorio sonoro, encontró abrigo tanto en ese entorno de las músicas 'de vanguardia' como en el pop/rock, con grupos tan diversos como Pink Floyd o Roxy Music. Su filosofía no era la del Minimoog, en el que tanto la arquitectura como la presencia del teclado hablan de una orientación mucho más 'conservadora' en lo musical. El VCS3 era un excelente productor de ruidos y ambientes, a poco se se complementara con alguna unidad de efecto, o bien sacando provecho de su reverb de muelles, para matizar su bravura natural, propia de los analógicos más descarnados. Una versión en maletín, llamada Synthi A, precedió al Synthi AKS que añadía teclado de membrana y secuenciador.

De esa saga es de la que nace Syntrx, que recupera el formato y arquitectura común a aquellos tres mosqueteros. Dice adiós esta versión que propone Erica Synths desde Letonia al colorido de los capuchones para los potenciómetros que acostumbramos a recordar haber visto en los originales de EMS y que era una característica muy llamativa y singular. Sin embargo los VCS3 se vendieron también sin ese despliegue de color, en una configuración a la que este homenaje/recreación es mucho más cercana. La disposición de los controles es muy del estilo Synthi A / AKS, pero el acabado, colores y laterales de madera evocan al VCS3.

La presencia de la matriz digital programable puede para algunos restar la agilidad de reconfigurar sobre la marcha las conexiones insertando 'pinchos' en la matriz original, pero a cambio se gana la posibilidad de tener memorizadas diferentes configuraciones y pasar de unas a otras con todavía mayor agilidad.

Erica Synths Syntrx
Synths Syntrx
ericasynths.lv

Otras ventajas claras frente a los VCS originales son las propias de cómo ha evolucionado y mejorado la eletrónica desde aquellos años pioneros. Sobresale la capacidad de los tres osciladores para ofrecer un buen seguimiento nota a nota sobre 8 octavas. El resto no es desconocido para los amantes del VCS3/AKS: sync en VCO2, generador de ruido con control 'color', filtro paso bajo resonante, 3 VCAs, envolvente ASR/AD con opción bucle, modulador en anillo, reverb de muelles, circuito S&H con su propio reloj dedicado, controlador tipo 'joysitck', doble entrada audio con control de ganancia, doble salida audio, un medidor de aguja que puede reflejar en nivel de señales CV o actuar como vúmetro audio, y los dos altavoces que aparecían en los Synthi A/AKS para completar su filosofía portable.

Hay MIDI In y Thru sobre DIN 5 puntas (nada de USB), y una entrada gate y dos CV disponibles en el panel trasero.

Más información | ericasynths.lv

Erica Synths Syntrx
Synths Syntrx
ericasynths.lv
Pablo Fernández-Cid
EL AUTOR

Pablo no puede callar cuando se habla de tecnologías audio/música. Doctor en teleco. Ha creado diversos dispositivos hard y soft y realizado programaciones para músicos y audiovisuales. Toca ocasionalmente en grupo por Madrid (teclados, claro).

¿Te gustó este artículo?
8
Comentarios

Regístrate o para poder comentar